Inicio / Estudios Biblicos / Portaos varonilmente

Portaos varonilmente

Estudios Biblicos

1ª Corintios 16:13

El hombre sufre de cobardía. Hoy se habla mucho del “machismo” y que “yo soy el mero, mero”. Pero en realidad, hoy más que nunca el hombre no sabe lo que es ser varonil.

En los hogares y las iglesias en los Estados Unidos sucede lo mismo. Los verdaderos hombres y verdaderos padres se están acabando. Ya casi no hay. Están por extinguirse. Necesitamos protegerlos como se protege celosamente a las cosas que están cerca de extinción.

Muchos hombres se han distanciado y son espectadores en 2 áreas muy importantes en su vida — su hogar y la iglesia. Ya no son los que llevan las riendas, no dirigen; no son los ejemplos que eran, evaden su responsabilidad. Huyen del compromiso y resisten la obligación; quebrantan las promesas que hicieron a sus esposas, hijos, iglesia y a Dios.

I. ¿Cuáles son los efectos?

Los efectos de esta falta de hombría de paternidad – ESTA falta de verdaderos hombres ha dañado nuestras familias, sociedad e inclusive nuestras iglesias.

Hay 25 millones de niños (36.3%) que no viven con sus padres. El 40% de ellos no han visto a su padre en 1 año, el 50% de ellos no conocen la casa donde vive su padre.

Porque falta un hombre que sea ejemplo en el hogar, en los últimos 30 años han: Aumentado un 550% los crímenes violentos Han incrementado un 400% los nacimientos ilegítimos Han aumentado un 200% los embarazos de niñas Los suicidios han aumentado un 300% entre los adolescentes Más del 70% de los jóvenes en reformatorios o cárceles estatales vienen de hogares donde el padre está ausente.

El 63% de los suicidios entre los jóvenes son por aquellos que no tienen padre. El 85% de los niños que tienen problemas de comportamiento en la escuela son de hogares sin padre. El 80% de los violadores vienen de hogar sin padre.

El 71% de los que abandonan la preparatoria (high school) vienen de hogares sin padre. El 75% de todos los adolescentes fármaco dependientes vienen de hogares sin padre. El 85% de los que están la prisión vienen de hogares sin padre. El 72% de los americanos encuestados recientemente dijeron que el problema más serio que enfrenta las familias es la ausencia física de los padres y en segundo lugar la ausencia emocional del padre.

El daño en la iglesia no es menos alarmante. Muchas veces las iglesias se estancan o se mueren porque los hombres se acobardan en el trasfondo de las paredes. Temen ponerse en acción, temen ser líderes, temen aceptar responsabilidad.

Muchas de las veces carece la iglesia del liderazgo que Dios estableció para el hombre; y la mujer es la que ha tenido que tomar las riendas y enfrentarse a lo que venga porque no hay quien se porte varonilmente. Son las mujeres que trabajan arduamente, se comprometen, cumplen y conocen más de Dios que los hombres.

Cuantas veces he escuchado a los pocos varones que hay en la iglesia acobardarse ante un trabajo diciendo, “No quiero estar al frente, pero puedo ayudar de cualquier otra manera”. En otras palabras están diciendo, no quiero responsabilidad, no quiero dirigir.

Hay un problema serio en nuestra sociedad – los hombres brillan por su ausencia – se están acobardando de la responsabilidad que Dios les ha dado de su hogar y la iglesia.

Y no solo brillan por su ausencia, pero están agonizando. A pesar del movimiento feminista, la realidad es que el hombre está agonizando. Las estadísticas nos muestran cuánto sufre el hombre. El 88% de los que conducen un carro ebrios son hombres.

El 83% de las personas detenidas por crímenes serios son hombres. El 85% de todos los homicidios son cometidos por hombres. Un hombre tiene 25% de riesgo de terminar en la prisión que una mujer. La probabilidad de desarrollar úlceras, morir de cáncer, pulmonía, de enfermedad del hígado, derramen cerebral, problemas de las arterias o paro cardiaco es más grande en un hombre. El 75% de todos los suicidios son cometidos por hombres

Lo que he dicho hasta hora recalcan el hecho de que hay un problema serio. Creo que están de acuerdo conmigo.

Dios ha ordenado al hombre que gobierne su hogar y sea líder en la iglesia. El hombre debe dirigir. Si han de ser líderes, con ello viene la responsabilidad. Pero son muchos los que han abandonado sus puestos de líder. Han abandonado sus puestos y el daño que esto ha causado es grave y grande.

II. ¿Qué se puede hacer?

Estoy convencido que la única manera de reparar el daño y los estragos causados por este problema es que los hombres se porten varonilmente. ¿Qué significa “portaos varonilmente”? ¿Dónde encontramos un ejemplo de esto?

Hay mucha confusión en nuestra sociedad, y mucha es causada por la influencia del humanismo, feminismo y la falta de atención a la Biblia acerca de la enseñanza de la hombría. Tenemos muchos ejemplos en la sociedad como:

Rambo y Steven Segall. Que el mundo de fantasía los muestra como hombres porque pueden matar sin detenerse, pueden destruir sin mostrar dolor ni remordimiento por sus acciones.

Está Magic Jonson, uno que fue jugador de baloncesto y muy hábil, o los protagonistas de las tele novelas que según ellos son machos porque tienen muchas conquistas femeninas.

Por otro lado están Al Bundy o Dan Arnold, hombres que son la burla de su esposa y sus hijos, juegan un papel de tontos en las comedias del televisor. Hay otros que son admirados como Donald Trump quienes definen su masculinidad por cuanto dinero tienen en su cuenta bancaria.

¿Dónde pues podemos encontrar a un verdadero hombre?

Piensa un poco. Cuando se compra un televisor nuevo, se recibe un libro de instrucciones. Al comprar un carro, también te dan un libro de instrucciones; al comprar una lavadora y etc. Todo viene con un manual de instrucciones. ¿Sabías que hay un libro con instrucción para la vida? El hacedor y diseñador conoce bien como se puede vivir mejor, cómo funciona esto que se llama vida.

Acerca A. Adrián Olivas D.

Pastor de Templo Betesda, Asambleas de Dios. Localizado en: Templo Bethesda De Dios 7118 E Whitmore Ave, Hughson, CA 95326. Para más información llame al: (209) 537-9380

Revise también

Estudios Biblicos - Yo si puedo

Yo si puedo

Estudios Biblicos - La fe no se demuestra con teorías, sino con práctica, con resultados concretos (Santiago 2:26), con acciones que logran impacto, con la conquista de nuevas bendiciones y la expansión constante de lo que hacemos.

2 comentarios

  1. MUy bonito el tema, Dios le bendiga,sinceramente son pocos los hombres que piensan y se comportan así.

  2. Pstor Joel Córdova Rodriguez

    Dios le bendiga. Gracias por esta enseñanza sobre lo varonil, que tanta falta hace en medio de este mundo que va siguiendo corrientes equivocadas. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *