Inicio / Mensajes Cristianos / ¿Qué significa la palabra muerte?

¿Qué significa la palabra muerte?

Mensajes Cristianas – Predicas Cristianas

Muerte; ¡esta palabra es muy profunda!

Todos le tenemos miedo a dicha palabra y al acto mismo; pero ¿por qué genera miedo?

El miedo es porque no conocemos exactamente las dimensiones de esa palabra y acto.

Cuando realmente lo entiendes, entonces sabrás que morir es ganar. Vamos a explicar esto.

Cuando Jesus fue a la tumba donde habían enterrado a Lázaro se puede observar que ya no se dirigen a él como Lázaro, sino como el muerto.

Una persona al fallecer pierde todo; todo físicamente hasta el nombre prácticamente hablando, de hecho ni siquiera la justicia o ley puede hacer algo en contra de un cadáver, ni así haya dejado cuentas pendientes, ni así haya tenido un matrimonio, incluso ni así que fuera llevado en ese momento a la cárcel, ya ahora no tiene ya nada sentido en contra de ese cadáver.

¿Qué nos quiere decir esto?

Bueno para que puedan entender acerca de morir al pecado:

“…Que en cuanto a vuestra anterior manera de vivir, os despojéis del viejo hombre, que se corrompe según los deseos engañosos…” Efesios 4:22

Y en Romanos 6:4 dice: “…Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva…”

¿Qué nos quiere decir esto?

Al morir al pecado por medio del arrepentimiento y creer en Jesus como nuestro Señor y Salvador, entonces se experimenta una muerte prácticamente.

Veamos Mateo 16:25: “…Porque el que quiera salvar su vida (su alma), la perderá; pero el que pierda su vida (su alma) por causa de mí, la hallará…”

Esta es una forma en la cual nosotros podríamos realmente perder nuestra vida, pero por la causa correcta y de la única en la cual más bien ganaríamos la verdadera vida.

Pierdes algo viejo y ganas algo nuevo, o sea que puedes perder aquí lo que perece y ganas lo que no perecerá jamás

Esta es la razón por la cual una vez que una persona muere a sus deseos propios, y toma el camino de la cruz cargando su propia cruz y siguiendo el camino de Cristo, entonces ya no podrían afectarle todas las consecuencias que genera vivir egoístamente para sí mismo.

Así como en la muerte física ya no puede un deudor cobrarle ninguna deuda aunque en su corazón quiso pagarla, pero él no podría pagar, esta librado completamente de toda culpa, incluso al morir su cónyuge, el que queda vivo ya no está sujeto al que ahora está muerto físicamente, queda prácticamente libre, ahora sí la ley le dice que ya no tiene sujeción a su cónyuge, o sea que la muerte es algo clave en todo.

Por eso Pablo dice en Gálatas 2:20 “…con Cristo estoy juntamente crucificado y ya no vivo yo, más vive Cristo en mí y lo que ahora lo vivo en la carne, lo vivo en la fe del hijo de Dios el cual me amó y se entregó así mismo por mí…”

Este versículo Pablo nos describe que ahora él está escondido en Cristo, su vida ya no le pertenece, el viejo Pablo ya murió a sus deseos egoístas, ahora está bien claro que sólo vive por la Fe en Jesucristo, quien ya se ha había entregado por él y por todos nosotros mucho antes, y lo único que queda es entregarse por completo sin reservas a Jesús para poder ganar algo que nunca perderé.

En Cristo Jesus está escondida la vida que nadie puede ver hasta que realmente experimenta un cambio al entregarse por completo a Cristo.

Esta persona que lo hace realmente experimenta un cambio que nadie podría explicar, incluso ni él mismo puede explicar, solo sabría que es algo dado desde arriba, y esa oportunidad es la que Dios quiere que se comparta con otros, para que también lleguen a experimentar eso, no se trata de religión, de hecho la religión evita que puedas dejar tu propio ego, y más bien lo aumenta.

Por eso ni la ley del Antiguo Testamento puede tener efecto sobre una persona que ha experimentado el morir en Cristo, o sea estar crucificado en Cristo, pues ya la ley mosaica o de Moisés no puede tocar un cadáver, ya no tiene efecto alguno sobre él, pues está viviendo ahora para Cristo, pero para eso tuvo que morir antes a su ego y arrepentirse, y ahora experimentar ese nuevo vivir en Cristo, sin temor a nada, más bien con un gozo que el que no lo experimenta no lo puede saber.

Si no das tu vida, no puedes encontrar en Jesús la otra que te tienen preparada.

© Dr. Mauricio Loredo. Todos los derechos reservados. 

Acerca Dr. Mauricio Loredo

Me convertí a Cristo en mi cuarto año de medicina. Decidí en ese año darle mi carrera al Señor todopoderoso. Soy otorrinolaringologo por la Gracia De Dios, y servimos con mi familia activamente en la actualidad en la iglesia Local Betania.

Revise también

¿Estás preparado para el final de los tiempos?

Los pasos del anti Mashiaj

Mensajes Cristianos - Con la venida del Mesías en su establecimiento milenial tendrá lugar el concepto de sublimación, en su grado mas pleno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *