Inicio / Mensajes Cristianos / El de repente de un nuevo comienzo

El de repente de un nuevo comienzo

Mensajes Cristianos.. Predicas Cristianas

“…Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos juntos en el mismo lugar. 2 De repente, vino del cielo un ruido como el de una violenta ráfaga de viento y llenó toda la casa donde estaban reunidos…” Hechos 2:1-2

La palabra de repente aparece unas 560 veces en la biblia y en cada una de ellas se marca un tiempo.

Eclesiastés 3:1 “…Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora…” Dígale a alguien, tu no estás lejos de tu tiempo.

Nuestra posición de hijos de Dios nos lleva a conocer que Él desea hacer una obra continúa en nosotros, y que el tiempo, por más difícil o distante que se vea, no es algo distante ni difícil para Él. Nuestro Padre es Eterno, cuando Él nos mira, Él solo ve dos cosas nuestro principio y nuestra continuidad. Diga conmigo, mi Padre es Eterno y yo camino en su eternidad.

Juan 10:10 “…El ladrón sólo viene para robar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia….”

Dígale alguien, mi Padre domina los tiempos, mientras yo camino en su tiempo.

Daniel 2:20-21 “…Habló Daniel y dijo: «Sea bendito el nombre de Dios de siglos en siglos, porque suyos son el poder y la sabiduría. 21 Él muda los tiempos y las edades, quita reyes y pone reyes; da la sabiduría a los sabios y la ciencia a los entendidos…”

En la Palabra de Dios existen tres clases de tiempos:

a. Tiempo general o tiempo calendario. En griego es “kronos” Hechos 1:7 “TIEMPOS’ “…Les dijo: No os toca a vosotros saber los tiempos o las ocasiones que el Padre puso en su sola potestad…”

b. Tiempo oportuno o determinado. En griego es “kairos” Hechos 1:7 “sazones”; “…No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones…”

c. Tiempo del cumplimiento En griego es “pleroó” Gálatas 4:4 “…Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la Ley…”

Declare conmigo, yo creo hoy por mi tiempo pleroo.

Diga, llego mi tiempo de repente.

Yo sé que a muchos le cuesta repetir esto por la lucha y el dolor que esta atravesando, pero quiero ayudarte a entender esto desde lo natural. Yo sé que existen tiempos en nuestras vidas donde las cosas no salen bien, se originan conflictos, problemas, se atraviesan tiempos de sequía espiritual, infertilidad y falta de resultados, ataques severos del enemigo, pruebas.

Y hasta cierto modo diríamos que no son los buenos tiempos que todos esperamos, pero también, hay gloria de Dios en esto, y hay que aprender a dar gloria por eso, porque como les dije horita existe un tiempo especifico y determinado por Dios para recibir sus bendiciones.

Pero escúcheme bien, y usted que es madre me va entender, cuando se va acercando la fecha de parto, es donde comienzan los dolores de parto ese es el tiempo (kairos), pero allí no termina la cosa, dígale a alguien hay no termina la cosa. ¡En realidad recién comienza! Pues falta el momento exacto del alumbramiento del bebe (este es el tiempo pleroó). Algunos de ustedes están preñados de palabra a punto de dar a luz esperando, el tiempo pleroo para dar a luz tu milagro, lo que pasa es que muchos en la espera se han debilitado, y han descuidado su buena alimentación espiritual, pero como quiera que sea, el Espíritu Santo esta a punto de abrir tu vientre para hacer una cesaría.

Dígale a alguien, algo esta apunto de acontecer.

La espero solo desespera al que no sabe esperar, pero la biblia me dice Isaías 40:31 “…pero los que confían en el renovarán sus fuerzas; volarán como las águilas: correrán y no se fatigarán, caminarán y no se cansarán…”

Alguien debe alinearse para correr, alguien aquí debe alinearse para volar, alguien debe alinearse para dar a luz su milagro, hoy el Espíritu Santo te visita de repente. Un de repente es un nuevo despertar, todo cambia cuando el tiempo tan deseado llega. Unas de la experiencias más maravillosas que he podido experimentar después de entregar mi vida, no ha sido el hecho de recibir bendiciones. Las bendiciones las he disfrutados pero muchas de ellas son pasajeras.

Pedro, Juan, María, Santiago y muchos de los que estaban en el aposento alto habían experimentado bendiciones, habían visto milagros, habían tenido el privilegio con el dueño y creador del universo, pero todavía esperaban con ansias la promesa.

Usted se dará cuenta que en algo de esto nosotros también nos parecemos, hemos visto milagros caminamos con Cristo en el espíritu tenemos bendición, promesas hasta tenemos problemas.

Dígale alguien, tenemos de todo.

En Hechos 1:15 leemos que los que estaban esperando eran alrededor de ciento veinte. Según los historiadores se supone que eran como 500, si hacemos una resta matemática de 500-120 = 380 personas. La pregunta es ¿dónde estaban las 380 personas el día de Pentecostés?

La respuesta es sencilla: ¡Se cansaron de esperar y se fueron! Diga conmigo, pero cuando llegó.

Hechos 2:1-4 “…Cuando llegó el día de Pentecostés estaban todos unánimes juntos. 2 De repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban; 3 y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos. 4 Todos fueron llenos del Espíritu Santo y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablaran…”

Dígale a alguien, el reino de los cielos es para valientes.

Solo los valientes lo arrebatan, solo los valientes saben esperar, este texto me enseña que los más importante que nosotros debemos anhelar hoy más que nunca, es el ser llenos del Espíritu Santo. Escúcheme bien amado, tu milagro descansa en el poder del Espíritu Santo, ser lleno de Él es ser lleno de poder, es llenar todas nuestras expectativas.

El mejor milagro que te puede suceder es que el Espíritu Santo se apodere todo de ti para que en cualquier circunstancia salgas victorioso. Dígale a alguien, tu de repente lo activa el Espíritu Santo.

Conclusión

Prepárate a un nuevo despertar en tu vida: Amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley. Diga, viene tu de repente.

Hechos 16:25-26 “… A eso de la medianoche, Pablo y Silas se pusieron a orar y a cantar himnos a Dios, y los otros presos los escuchaban. 26 De repente se produjo un terremoto tan fuerte que la cárcel se estremeció hasta sus cimientos. Al instante se abrieron todas las puertas y a los presos se les soltaron las cadenas…”

  • El Salmos 25:3 dice: “…Ciertamente ninguno de cuantos confían en ti será confundido…”
  • El Salmos 31:24 dice: “…Esforzaos todos vosotros los que esperáis en Jehová, y tome aliento vuestro corazón…”
  • El Salmos 33:22 dice: “…Sea tu misericordia, oh Jehová, sobre nosotros, según esperamos en ti…”

© 2016, Luis M. Cintron.

Acerca Luis M. Cintron

Senior Pastor Ministerio Guerreros del Reino.

Revise también

¿Estás preparado para el final de los tiempos?

Los pasos del anti Mashiaj

Mensajes Cristianos - Con la venida del Mesías en su establecimiento milenial tendrá lugar el concepto de sublimación, en su grado mas pleno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *