Inicio / Mensajes Cristianos / El Dios de los tres tiempos

El Dios de los tres tiempos

Mensajes Cristianos:

¿Como construir nuestro FUTURO en Dios?

Hebreos 13:8; Hebreos 11:10

El tiempo de la vida se define en 3 tiempos “pasado, presente, y futuro”. Este día abordaremos el último mensaje en relación al Dios de los tres tiempos; el mejor conocido como “futuro que para muchos es un misterio”.

ALGUNAS PERSONAS LO INTERPRETAN COMO EN EL CASINO:

  • Es una moneda al aire donde “todo puede suceder…”
  • Un juego de cartas “ganara el mas astuto”
  • Es una apuesta en la ruleta “te lo llevas todo o no te llevas nada”

Y PARA ALGUNOS CREYENTES ERRÓNEAMENTE ES ALGO SEMEJANTE

Yo creo que hay una realidad muy marcada, y es que muchos creyentes, a pesar de que saben que Dios tiene su futuro en sus manos. Se encuentran con el paso de los años, la vida cristiana parece que no es lo que les predicaron los primeros años de su conversión. Y todo esto tiene una explicación…

¿POR QUÉ NO VEO MI FUTURO CRISTALIANDOSE?”

Para ello quisiera mencionar varios errores comunes que se tiene en relación a un futuro en Dios:

  • Un futuro en Dios NO se construye, intentándolo una vez…
  • Un futuro en Dios NO se construye, con buenos deseos solamente…
  • Un futuro en Dios NO se construye limitando tu fe…
  • Un futuro en Dios, NO se construye quejándote…

ES DIOS EL ARQUITECTO; DE NUESTRAS VIDAS

Pero la vida cristina, jamás hace esas comparaciones, o pensamientos “aleatorios o misteriosos” Dios a través de su palabra se presenta a sus hijos y les dice: que él es quien ya CONSTRUYO nuestra vida: “YO SOY TU ARQUITECTO” Es impresionante que, para un arquitecto, solo basta un pedazo de tierra, y ellos pueden imaginar, construir y dar vida a una estructura.

Así que abordaremos algunos episodios de la vida de Abraham que el Autor a los Hebreos inspirado por el Espíritu Santo dijo: “Abram esperaba la ciudad que tiene fundamentos, cuyo arquitecto y constructor es Dios (Hebreos 11:10) para entender como Dios CONSTRUYE NUESTRO FUTURO. Así que Dios, ya tiene un futuro, “escrito diseñado, y autorizado” para cada uno de nosotros.

PARA QUE NUESTRO FUTURO EN DIOS SE CONSTRUYA BIBLICAMENTE DEBEMOS CONFIAR PLENAMENTE EN SU PALABRA

Génesis 12:1pero Jehová había dicho a Abram…

Abram para este entonces vivía en Ur de los Caldeos, en una ciudad pagana, donde tenían su propia adoración a sus dioses; sin embargo, él escucho la voz de Dios. ¿Habrá sido fácil para Abram dejar su ciudad actual? Me imagino que no, porque hay se encontraba su familia, su trabajo, su herencia, “inclusive su futuro” humanamente hablando. Así que Él tuvo que tomar una decisión.

Un problema que veo yo en muchos creyentes es que “ya no creen a la palabra de Dios”

  • La palabra de Dios no es un libro que se va “descontinuando” sino todo lo contrario, sus consejos son eternos. (Salmos 33:11)
  • No es palabra de hombres la que se expone, sino palabra de Dios a través de hombres (1 Tesalonicenses 2:13)
  • Es un libro inspirado por Dios (2 Timoteo 3:16)

Cuando dejas de creer a la palabra de Dios, ya no la lees, no la consultas y no la obedeces, por lo tanto, tu futuro se compromete.

Un cristiano debe leer la palabra para ser “guiado al futuro construido por Dios” y así caminar conforme a su “etapas en la vida”

Anécdota: conozco personas que “creen en los ovnis” y leen mucho acerca de este tema. Ven documentales, asisten a conferencias, defienden este tema al grado que se convencen y se nutren de estos temas. Un hijo de Dios debe creer mas que estos temas porque Dios es el creador de TODO. Cree a la palabra de Dios, que es la voz de Dios y obedece y podrás abrir brecha para que tu futuro se construya en su palabra.

PARA QUE NUESTRO FUTURO EN DIOS SE CONSTRUYA BIBLICAMENTE DEBEMOS APROPIARNOS DE SUS PROMESAS

Génesis 12:2 “…y hare de ti una nación grande…”

¿Porque debemos de apropiarnos de las promesas de Dios?

1. Ninguna de las promesas de Dios, son poquiteras, miniaturas, miserables o mediocres. Al contrario, en la Biblia encontramos que todas las promesas de Dios, son grandes, son maravillosas, son poderosas, son inmensurables y poderosas.

En una ocasión salió de su palacio a dar un paseo, Alejandro Magno, y paso cerca de un “mendigo” y le dio varias monedas de oro de tal manera que sus manos no las podían sostener, a lo que su general le dijo: Mi rey, este mendigo solo con una moneda le hubiera bastado. A lo que él le contesto, si, pero para mí no es suficiente una moneda solamente.

¡Dios contesta igual, él no te da solo un poco, él quiere darte a manos llenas!!

¿Porque debemos de apropiarnos de las promesas de Dios?

2. Porque cuando nos apropiamos de ellas, se pueden: “enraizar, incrustar, clavar, cicatrizar, las promesas de Dios en nuestra vida de tal manera que cuando vengan los días malos. Podremos decir como el profeta Habacuc:

  • “aunque la visión tardare” yo estaré confiando, (Habacuc 2:3)
  • Aunque la higuera no florezca… (Habacuc 3:17-19)

¿Porque debemos de apropiarnos de las promesas de Dios?

3. Nos dan protección ante todo mal y también dará bendición a quien nos bendiga. (Génesis 12:3)

¿Habrá sido fácil para Abram “apropiarse de la promesa? Me imagino que no, él parece que era un hombre rico, asentado en tierras y ya con prestigio y a donde se dirigía era tierra desconocida, por lo que se exponía a saqueos, nuevos negocios con gente que no conocía o que lo traicionara y le robara sus bienes. Sin embargo, estaba la promesa de que si dejaba que Dios construyera su futuro y se apropiara de la palabra de Dios “haría de el una nación grande” era una seguridad que nada mal le sucedería.

Nuestra confianza debe estar en Dios que, al apropiarnos de su promesa, vendrá acompañada de protección divina y ningún mal nos sobrevendrá.

PARA QUE NUESTRO FUTURO EN DIOS SE CONSTRUYA BIBLICAMENTE DEBEMOS TOMAR NUESTRA FAMILIA Y HACERLO UNIDOS

Génesis 12:5 “… tomo pues, Abram a Saraí su mujer…

Es interesante saber que toda promesa de Dios, no tiene un solo nombre y apellido, sino que Dios incluye a la familia completa, por esa razón, tomo Abram a Saraí su mujer y sus pertenencias. Tenía la seguridad que Dios haría de su “familia” algo grande y tomo a su familia y fue a donde Dios lo quería llevar…

Nuestro futuro en Dios se construye con “hijos” esposa, esposo, los dos como matrimonio, Él quiere que tu familia completa alcance la bendición del futuro que ya trazo para nosotros. Todos deben considerar que van para el mismo lado, todos quieren ser bendecidos por Dios.

  • No remes para el lado contrario de tus padres joven
  • Mujer, no remen en contra de sí mismos
  • Varón, tu eres el sacerdote y líder del hogar, pónganse de acuerdo

Sabrán que, al paso del tiempo, tus hijos, tu matrimonio y tus bienes, serán prosperados en gran manera porque Dios, construye tu futuro, ya que Él es el mejor arquitecto por excelencia, y en él no hay sobra de variación.

¡Bendiciones!!

© Saul Castanon. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones: Mensajes Cristianos

Acerca Saul Castanon

Pastor y Maestro

Revise también

Mensajes Cristianos.. ¿Por qué se aleja mi corazón de Dios?

¿Por qué se aleja mi corazón de Dios?

Mensajes Cristianos... ¿Qué hacer para evitar que mi corazón se aleje de Dios? Dios no soporta de la cobardía de entregarle al diablo de nuevo lo que nos dio, a través de la vida de su hijo..

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *