Inicio / Mensajes Cristianos / Prudencia es saber mantenernos al margen

Prudencia es saber mantenernos al margen

Sucedió como muchas cosas que jamás esperamos: el día menos pensado y a la hora menos oportuna. Y comenzó con un vistazo a la calle para percatarse de qué ocurría. Lo sorprendió la escena. El hombre agredía a su esposa ante la mirada inerme de los espectadores. Le dolió el incidente. Nadie podía sustentar sus opiniones fundamentado en la violencia.

Y se lo dijo:

–Suéltela, respétela, es su esposa—vociferó, asomado a la ventana.

Anuncios

–Y a ti ¿Qué te importa?—respondió el agresor, mientras apretaba fuertemente el brazo de su cónyuge.

Nadie decía nada. Tampoco perdían el más mínimo detalle. Poco a poco aumentaba el número de curiosos.

–Lo único que me preocupa es el trato a su familia—volvió a intervenir.

Y entre frase y frase, el problema pasó de ser entre marido y mujer. Ahora era entre los dos. Afortunadamente los separaron a tiempo. Nada pasó, salvo unos rasguños. Lo curioso es que, terminada la gresca, la esposa volcó sus esfuerzos para curar a su esposo, el que minutos antes la estaba agrediendo. Volvió la mirada a su vecino y con tono de reproche en la voz le gritó:

Anuncios

–Y la próxima vez no se inmiscuya en problemas ajenos–.

Con frecuencia nos vemos inmersos en dificultades de otros. Entramos a discutir o proferir opiniones sin que las hayan pedido. Una actitud así necesariamente trae dificultades. Lo aconsejable es permanecer al margen de situaciones que no nos atañen.

¿Qué hacer en el caso específico del relato? Sin duda pudieron darse muchas otras alternativas. Hablar en tono conciliador pudo ser una de ellas. El error radica en inmiscuirse como si fuera un problema personal. Frente a circunstancias así, un proverbista de la antigüedad escribió: “No entres apresuradamente en pleito, no sea que no sepas qué hacer al fin, después que tu prójimo que haya avergonzado” (Proverbios 25:8).

En adelante usted debe medir sus actos antes de proceder a tomar una decisión o a actuar de determinada manera. En particular cuando se trate de dificultades entre terceros. La prudencia cristiana se refleja en callar a tiempo y guardar la calma en momentos difíciles…

Acerca Fernando Alexis Jiménez

Fernando Alexis Jiménez es periodista, profesión que ha ejercido por más de treinta años en radio y prensa de su país. Cursó su formación eclesial en el Seminario Bíblico Alianza de Colombia, en donde recibió la Licenciatura en Teología. Ha realizado otros estudios, a nivel superior, relacionados con la Comunicación Social y Ciencias Religiosas. Junto con su esposa, Lucero, son fundadores de la Iglesia Misión Edificando Familias Sólidas (Colombia).

Revise también

Mensajes Cristianos .. Predestinados por Dios

Predestinados por Dios

Mensajes Cristianos... Somos renacido por la palabra de Dios, pero la palabra de Dios no es la biblia, la palabra de Dios es la simiente incorruptible, Cristo.

2 comentarios

  1. Formidable palabra me gustaria recibir un mensaje para la juventud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *