Inicio / Mensajes Cristianos / Señales de una Iglesia Verdadera

Señales de una Iglesia Verdadera

Mensajes Cristianos

Texto: Mateo 16: 13-20

Introducción:

No deberemos medir una iglesia verdadera por lo grande que sea, por lo bien que toca su grupo de alabanza en la adoración, o por cuán grandes son los programas de los niños, etc. Debemos medirla por lo bien que se predica y enseña la Palabra de Dios, por el crecimiento de los creyentes en santidad delante de Jesús, si están haciendo discípulos, y cuánto honran al Señor Dios a través  de la persona de Cristo.

La Iglesia no existe por casualidad. Dios la instituyó para que comunicaran el mensaje del evangelio a toda criatura. Hoy desgraciadamente las iglesia ha tomado otro rumbo.

El evangelio de la prosperidad,  falsas doctrinas y otras corrientes teológicas han llevado a la iglesia a desenfocarse de su misión, visión y propósito. Tenemos que luchas a toda costa para que nosotros como Cuerpo de Cristo seamos una agencia sanadora para la comunidad y el mundo.

¿Cuáles son las señales de una iglesia verdadera?

Se enfoca en la obra de Cristo en la cruz:

1ª Corintios 1:23: “pero nosotros predicamos al Mesías crucificado, para los judíos ciertamente tropezadero, y para los gentiles, necedad”.

La obra redentora de Cristo se consumó en la Cruz, donde Jesús venció a la muerte y al pecado para danos vida. La cruz es un símbolo de sacrificio, pero también de victoria.

Lo que para mucho es locura para nosotros es el regalo de alguien que ocupo nuestro lugar. La cruz no es un amuleto o tropezadero para el hombre. Es un puente para llevarnos a Dios.

Enseña gracia y no legalismo

Romanos 6:14: “Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros, pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia”.

El evangelio nos trae libertad desatando las ligaduras del pecado para hacernos libres en Cristo. La iglesia verdadera disfruta de ese regalo que no ha hecho libre en Cristo que se llama Gracia.

La gracia no está basada en tradiciones humanas, más bien la gracias es el deseo soberanos de Dios de salvarnos y apartarnos de todo aquello que impedía nuestra relación con Dios.

Enseña la verdad de la Palabra de Dios y su doctrina sin compromiso.

1ª Timoteo 4:6: “Indicando estas cosas a los hermanos, serás buen ministro de Jesús el Mesías, nutrido con las palabras de fe y de la buena doctrina que has seguido de cerca”.

Enseñar la  sana doctrina es una responsabilidad y un privilegio para la iglesia de hoy. Una iglesia que permanece y que es verdadera jamás compromete su mensaje y sus creencias.

Lo que hace que una iglesia se mantenga firme es cuando ella vive y predica fielmente en mensaje auténtico de la Palabra de Dios. Nuestra única regla de fe.

Enseña a la congregación a crecer en santidad:

Gálatas 5:16-18, 22-24: “Digo, pues: Andad en el espíritu, y no satisfagáis los deseos apasionados de la carne. 17 Porque la carne tiene deseos contrarios a los del espíritu, y el espíritu a los de la carne, y éstos se oponen entre sí para que no prosigáis haciendo lo que deseáis. 18 Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley.” 

“22 Pero el fruto del espíritu es amor, gozo y paz; paciencia, benignidad y bondad; fidelidad, 23 mansedumbre y templanza; en contra de tales cosas, no hay ley. 24 Pues los que son del Mesías crucificaron la carne con las pasiones y deseos”.

La santidad es un mandamiento olvidado  para la iglesia de hoy. La santidad es el resultado de  cuando nos separamos y dedicamos nuestras vidas a obedecer y servir a Dios y no al pecado.

Para una iglesia verdadera servir y  obedecer a Dios no es una opción, es más bien una prioridad que la mantiene viva y enfocada en el propósito por el cuan se edificó.

Conclusión:

La iglesia verdadera es una iglesia que realmente permanecerá hasta la eternidad. Nos toca a nosotros como Cuerpo de Cristo contribuir a esta realidad que debemos obedecer y seguir en cualquier circunstancia.

© Jose Duanys Gutierrez. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Mensajes Cristianos

Acerca Rev. Jose Duanys Gutierrez

El Pastor Jose D. Gutiérrez creció en el seno de una familia humilde y de muy buena educación. Conoció al Señor en su adolescencia, entregándole su vida a Dios. Fue bautizado en la Iglesia Bautista de su pueblo natal, sintió el llamamiento de Dios de una forma especial al ministerio pastoral. En el 1999 ingresó en el Seminario Teológico Bautista de La Habana. En el 2003, contrajo matrimonio con María Elena, su amada esposa y en el 2004 se graduó yendo a servir durante cinco años a Pinar del Rio, la parte más occidental de Cuba. En mayo del 2010 emigró junto a su esposa a los Estados Unidos donde han servido al Señor durante los últimos ocho años. Han sido pastores en Miami. Carolina del Norte y ahora, desde junio de 2018 en la Iglesia Bautista “Hay Vida en Jesús” en la ciudad de Orlando, Florida. También sirvió como pastor, misionero, plantador de iglesias y profesor del Centro de Capacitación Bíblica para Pastores. (C.P.I), Golden Gate Seminary y Miami Bible College. Posee una Licenciatura en Teología, Estudios en Ciencias Bíblicas y una Maestría en Estudios Teológicos. Le gusta leer, cocinar y pescar.

Revise también

Predicas Cristianas - El hombre vs. la gracia de Dios

Gracia sobre gracia

Mensajes Cristianos... Recibamos la gracia de Dios y vivamos en la libertad que Él nos dio, por su gran amor que él nos amó, y vivamos una vida ejerciendo..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *