¿Cristo fue una maldición?

Mensajes Cristianos

Mensajes Cristianos Texto Biblico: Gálatas 3:13Cristo nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición (porque está escrito: Maldito todo el que es colgado en un madero)”.

Introducción

El apóstol Pablo está explicando una de las cosas que hizo Jesús por nosotros, que aun siendo pecadores, Cristo se atrevió a hacerse maldición por nosotros, esto fue así porque en la ley todo aquel que es colgado de un madero, esta maldito.

De esta forma, Cristo paga el rescate por nosotros y permite que todas las personas que creen en su sacrificio en la cruz, sean hijos de Dios y puedan compartir su herencia, porque a partir del momento en el que reconocemos lo que hizo Cristo por nosotros, somos hijos del mismo padre.

¿Qué es una maldición?

El diccionario de la RAE lo define “maldición” así: “Imprecación que se dirige contra alguien o contra algo, manifestando enojo y aversión hacia él o hacia ello, y muy particularmente deseo de que le venga algún daño”.

De la misma forma, el diccionario de la RAE define “Imprecar” así: “Proferir palabras con que se expresa el vivo deseo de que alguien sufra mal o daño”.

Con esto podemos entender mejor que es una maldición, es como algunas veces aparece en la biblia o hasta en nuestras propias vidas. Alguien con malos deseos hacia nosotros emite una serie de palabras para hacernos mal.

Un brujo puede producir una maldición, un rey puede producir una maldición, un general puede producir una maldición, un padre puede emitir una maldición, un amigo puede producir una maldición, hasta un vagabundo puede producir una maldición. Las maldiciones no son exclusividad de los magos o de los brujos. Tu mismo puedes producir una maldición, así que ten cuidado con tus deseos y con lo que digas.

El efecto de la maldición es que eso que se dijo con mala intención, pase al plano físico, es decir, si a alguien le arrojaron una maldición de pobreza, es posible que termine siendo pobre o una maldición para no tener hijos, es posible que nunca los tenga, es decir, está condenado a sufrir por causa de la maldición.

El hombre estaba maldito

La especie humana es una raza caída, debido a que nuestros más antiguos ancestros pecaron contra Dios, fuimos maldecidos, morimos espiritualmente y posteriormente pasaríamos a morir físicamente. Destituidos de la gloria de Dios para siempre

Durante un tiempo y de hecho, también en la actualidad, Dios hizo una ley, por medio de la cual, podemos ser salvos (solo si la cumplimos toda), pues el que quiere ser salvo por la ley, si no la cumple toda, será maldición entonces (Gálatas 3:10).

Todos en realidad éramos una gran maldición, porque si le echas un ojo a toda la ley, veraz que existen muchos puntos, y que no la podamos cumplir refleja nuestra imperfección como raza caída.

Nosotros estamos bajo maldición desde el día que nacemos, hasta el día que morimos. Así de fuerte es el asunto, a no ser que cumplamos hasta la última coma de la ley. Lo cual es imposible por cierto, todo esto que decimos, es para que entiendan el estado del hombre sin Cristo. Un estado de maldición eterna.

Lo que hizo Cristo por nosotros

Cristo nació y fue llamado a ser santo (Lucas 1:35). El nunca peco, ni fue llamado a ser una maldición. Cristo fue el único hombre perfecto en este mundo, ningún otro fue como él, ni ningún otro será como él. Cristo es el orgullo de Dios (Mateo 3:17). Y podríamos hablar de todas las virtudes, grandezas y cualidades de Cristo, pero no terminaríamos de leer el mensaje del día de hoy.

Sin embargo, debido a la enorme santidad de Jesús, le tocó pasar por cosas que suelen atravesar los santos en la biblia. Y me refiero a mucho sufrimiento, Abraham, Moisés, David…, muchos de ellos pasaron por varias desgracias, pero al final Dios los glorificó.

De la misma forma, Cristo tendría que pasar por un enorme sufrimiento, tendría que volverse maldición por todos nosotros, es decir, sufrir mucho, para pagar nuestra deuda con el padre. Y Cristo, era el único que podía hacerlo. Al único que Dios le delegó esta tarea fue a él, porque el padre sabía, que sólo Cristo era capaz de pagar por el pecado del mundo (Isaías 53:10).

Conclusión

Cristo nació, creció y se desarrolló en santidad. En él no había culpa, ni había pecado, ni había nada malo. Sin embargo, esto era lo que lo hizo digno para cumplir la tarea de volverse a si mismo maldición para pagar por el rescate de todos nosotros.

¿Cómo te sientes al saber que Jesús te amo tanto que vino al mundo a pagar por tus errores? Jesús fue el único hombre perfecto en el mundo, estuvo dispuesto a pagar por nuestros errores y pago. Solo el es digno de toda gloria y honra.

© Julio Torres. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Mensajes Cristianos

Acerca Julio Torres

Siervo de Jesucristo, y amante de la palabra de Dios.

También Revise

Prédica de Hoy.. Amar a tus enemigos

Amar a tus enemigos

Mensajes Cristianos. Amar a tus enemigos es un milagro. Pero es un milagro al que Cristo nos llama. Si aún no está allí, hay algunas cosas que puede hacer...

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.