Integridad a Dios

Mensajes Cristianos

Mensajes Cristianos Texto Biblico:Júzgame, oh jehová, porque yo en mi integridad he andado;  He confiado asimismo en Jehová sin titubear.  Escudríñame, oh Jehová, y pruébame;  Examina mis íntimos pensamientos y mi corazón.  Porque tu misericordia está delante de mis ojos,  y ando en tu verdad.”(Salmos 26:1-3)

¿Qué significa integridad?

La palabra integridad significa el estado de una persona o cosa íntegra, entera, sin fraccionar, sin que nada falte, sin que tenga características de más que comprometan su esencia.

Una persona íntegra es aquella que siempre hace lo correcto, que siempre hace el bien. Pero en el caso de los cristianos una persona íntegra no es aquella que hace lo que le parece correcto o lo que la sociedad le indica que es lo correcto, sino que se guía por la voluntad de Dios para hacer su voluntad.

Entonces una persona íntegra para Dios es aquella que hace su perfecta voluntad, se encuentra entero delante de Dios, no hace lo malo. Por ejemplo cuando una persona acepta soborno deja de ser íntegra pues acepta algo que no le corresponde por hacer algo o dejar de hacer algo que no debe. Una persona que acepta soborno no tiene entereza moral.

Dios quiere que seamos perfectos. Para la mayoría de personas esto suena a locura, pues nadie puede ser perfecto, pero para Dios es posible. Él puede darnos su mente y su corazón a través del poder de su Espíritu para acercarnos a la medida de la persona que Dios quiere que seamos.

Integridad de Dios

Dios es íntegro, Él es perfecto en todo sentido. Sabemos que Dios se manifiesta a la humanidad por medio de tres personas distintas, pero en realidad Él es uno solo. Esta trinidad se compone del ser perfecto que tiene el control de todo lo que conocemos.

En Dios no podremos encontrar nunca algo indebido, aún así nos pasemos toda nuestra vida buscándolo, porque Dios es perfecto. No se compone Dios de una parte buena y una mala, eso ni siquiera se puede pensar, en Él está toda la bondad, toda la belleza, todo el amor, Dios es perfecto.

Integridad de la humanidad

El ser humano por su lado, ha sido corrompido por el pecado. El ser humano ha dividido su corazón e intenta agradar a Dios pero también agradarse a sí mismo y agradar a los demás. Es por eso que sus acciones son corrompidas por esa división de intenciones.

Para que el ser humano vuelva a ser integro, es necesario que sea unido de nuevo, pero ¿cómo reconstruir algo que está roto? solo a través de Dios podemos tener nuevamente nuestra integridad. Dios vuelve a unir ese corazón roto, Dios vuelve a unir esa mente compartida con el pecado, Dios vuelve a hacernos uno con Él.

El diseño original de Dios es que el ser humano sea su hijo, con quien pueda hablar libremente, con quien pueda darle de su gloria para protegerlo, para bendecirlo y para que fuéramos adoradores de nuestro Dios. Sin embargo, con la llegada del pecado el hombre conoció el mal y se inclinó a hacer lo malo. Pero en el plan de Dios ha estado el restaurar nuestra vida, hacernos nacer de nuevo para que un día seamos de la manera que Dios desde un inicio planeó.

Servir con integridad a Dios

Ahora que hemos conocido al Señor Él pide que le sirvamos con integridad. Dios no quiere que nuestro corazón esté compartido con alguien más. Jesús dijo, que no podemos servir a dos señores pues amará a uno y aborrecerá al otro, Debemos ser íntegros y amar a Dios sobre cualquier otra cosa.

Es muy fácil escribir, leer o decir estas palabras, pero cumplirlas es una cosa diferente. Es necesario que todo nuestro ser, espíritu, alma y cuerpo hagan la voluntad de nuestro padre. Nuestra mente, nuestro cuerpo están corrompidos por el pecado. Es necesario una restauración completa, por eso vino nuestro Señor Jesucristo a este mundo y derramó su preciosa sangre para que por medio de ella tuviéramos vida eterna.

Ahora debemos servir a Dios con integridad, para eso contamos con la ayuda del Espíritu Santo, quien nos lleva hacia todo lo que es de Dios, nos conduce por las sendas de justicia donde Dios está. Con su poder podemos vencer la tentación y mantenernos íntegros delante de Dios. Así podemos decir estas palabras escritas por el salmista y pedirle a Dios que nos escudriñe, que busque en lo profundo de nuestro ser cuáles son nuestras intenciones y pensamientos, porque solo en Dios queremos andar.

Decisión total

Debemos pedirle a Dios que nos limpie de toda maldad y que tenga misericordia de nuestra vida, porque somos débiles. Pero Dios puede fortalecernos, Dios puede perdonar nuestros errores cuando estos son por debilidad, sin meditar en ello. Jesucristo es nuestro abogado delante del Padre y podemos correr a sus pies y confesar nuestros pecados y recibir el perdón de Dios cuando derramamos nuestro ser delante de Él.

Pero nuestra decisión debe ser completa, no podemos intentar engañar a Dios, no podemos pretender servir a Dios a medias, simplemente debemos entregar todo nuestro ser a los pies del Señor. Ninguna reserva debemos tener ante Dios, no debemos reservar nuestro corazón y compartirlo con Dios y algo más, Dios quiere todo nuestro corazón, toda nuestra fe, toda nuestra voluntad rendida ante Él. Cuando nos rindamos por completo, entonces Dios de la misma manera derramará todas sus bendiciones sobre sus hijos amados.

© José R. Hernández.  Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Mensajes Cristianos

Acerca Central de Sermones

Central de Sermones; colección de predicas cristianas, mensajes cristianos, estudios biblicos, y bosquejos biblicos.

También Revise

Mensajes Cristianos.. El conocimiento de Dios

El conocimiento de Dios

Mensajes Cristianos, en el libro de Isaías la palabra de Dios nos habla del cautiverio que pasó el pueblo de Israel, pero es aplicable también a la vida..

Un comentario

  1. Excelente mensaje. Dios los siga usando! Bendiciones para sus vidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *