Salmo 40:1-2 – Tiempo de esperar

Mensajes Cristianos

Prédica de Hoy: Salmo 40:1-2 – Tiempo de esperar

Mensajes Cristianos Texto Bíblico: Pacientemente esperé a Jehová, Y se inclinó a mí, y oyó mi clamor. Y me hizo sacar del pozo de la desesperación, del lodo cenagoso; Puso mis pies sobre peña, y enderezó mis pasos.

Introducción

La paciencia es una de las virtudes más difíciles de conseguir. Todos nos impacientamos por diferentes cosas de la vida y no nos gusta mucho esperar. Esto se incrementa en la actualidad con la rapidez de los medios y la inmediatez de todo que nos promete la publicidad.

El pasaje del Salmo 40:1-2 nos invita a eso, a esperar, a ser paciente. Se cuenta que una vez un hombre perdió un reloj en un granero. El reloj tenía gran valor sentimental para él así que busco ayuda de muchas personas para encontrarlo y prometió una recompensa.

Muchos acudieron al llamado, pero nadie lo encontró. Al final del día, después de que todos se habían marchado, llegó un niño y le pidió que lo dejara también buscar el reloj. El hombre le dijo: la verdad no tiene caso, nadie lo encontró, pero si quieres hacerlo en esa dirección queda el granero.

Poco tiempo después el niño apareció con el reloj. El hombre no lo podía creer, así que le preguntó cómo lo había logrado. Así que, el niño dijo: Solamente, llegué al granero, me senté en silencio y esperé, cuando escuché el tic tac del reloj, busqué en esa dirección y lo hallé

Salmo 40:1-2 – La bendición de esperar en Dios

Estar a la espera de las bendiciones o las repuestas de Dios puede no ser fácil, pero siempre será el mejor camino. Además, son muchas las ocasiones en que como seres humanos abandonamos el camino correcto por la desesperación y la falta de paciencia.

El Salmo 40:1-2 nos muestra un panorama claro de la experiencia vivificante de esperar en Dios. David, desde su vida al lado de Dios nos invita a realizar lo que Él hizo. Esto no es para ponerse como un ejemplo infalible, sino para recordarnos que Dios siempre es fiel y está dispuesto a bendecirnos.

David testifica de lo misericordioso que fue y es el Señor al librarlo de sus dificultades. Sin embargo, para esto él espero pacientemente. No quiere decir que se quedó sentado esperando las bendiciones, nos da a entender que él se mantuvo en oración constante confiando en la respuesta de su Creador.

Al final, su espera tuvo éxito, por eso, el final del Salmo 40:1-2 nos muestra un panorama contrastado. En otras palabras, después de sentirse en el pozo y en medio del lodo que lo absorbía, el salmista ahora se siente afuera con sus pies firmes sobre la Roca.

El pasaje no nos habla de cuánto tiempo estuvo David esperando, simplemente nos dice que espero pacientemente. Literalmente la frase dice “espere esperando,” es decir, fue una espera prolongada y activa. Una espera en la que el creyente no desconfió del poder de su Creador seguro de que en algún momento hallaría una respuesta.

Salmo 40: Tiempo de esperar

Nosotros podemos ser como aquellos que buscaron el reloj y entre el bullicio y el afán de todos no lograron obtener nada. A veces vamos por la vida con diferentes preocupaciones y problemas, pero no hallamos solución porque estamos desesperados por solucionarlo por nuestra cuenta y con nuestras fuerzas.

Al leer hoy el Salmo 40:1-2 debemos recordar que tenemos un Creador dispuesto a bendecirnos. Debemos actuar como el niño que esperó escuchar la señal del reloj para ir en su búsqueda. Nosotros debemos esperar la voz del Señor que nos indique cuál es la salida correcta.

Entre más nos desesperemos y más tratemos de solucionar nuestros inconvenientes por cuenta propia, más nos frustraremos y nos sentiremos ahogados en un pozo sin salida. Por eso, como David debemos alzar nuestra voz en oración y clamar al Único que todo lo puede y esperar confiando que Él nos escuchará y nos restaurará.

El Salmo 27:14 también nos expresa algo similar. Dice: “Aguarda a Jehová; Esfuérzate, y aliéntese tu corazón; Sí, espera a Jehová.” No importa por qué situación estemos pasando o cuánto hayamos esperado una solución a nuestros problemas. El único camino que nos llevará  la salida es Cristo Jesús. Pon todas tus cargas en Él y espera, pue él te escuchará y te pondrá sobre roca firme.

© José R. Hernández. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Mensajes Cristianos

Acerca Pastor Hernández

José R. Hernández
José R. Hernández; educación cristiana: Maestría en Teología. El Pastor Hernández y su esposa son ciudadanos de los Estados Unidos de América.

También Revise

Atrapado entre dos deseos

Atrapado entre dos deseos

Mensajes Cristianos .. ¿Consideras importante el vivir y el morir para Cristo? Cristo es Señor del mundo y todos los que les siguen tienen que vivir y morir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *