Inicio / Mensajes Cristianos / El secreto del éxito

El secreto del éxito

Mensajes Cristianos… Predicas Cristianas

1ª Corintios 9:24-27

Introducción

Durante los juegos olímpicos de París 1924, Eric Liddell, el escocés volador, sorprendió a Inglaterra al negarse a correr los 100 metros, por que la competencia se realizaría en domingo, el día del Señor. Eric se había distinguido por sus marcas mundiales en 1920 y pronto se convirtió en superestrella; la descripción que se hacía de él era: “El atleta más famoso, popular y amado que Escocia jamás había producido. Las carreras de los 100 y 200 metros eran su especialidad, ganando con relativa facilidad durante 1921 y 1923. Eric tenía dos cualidades: una sus característica modo de correr y su interés por los demás.

Cuando se publicó el programa de competencias y Eric vio que la competencia era en domingo se negó rotundamente por tener un profundo respeto por el día del Señor, las autoridades se horrorizaron y lo tacharon de traidor a su país, sin embargo Eric, se inscribió para participar en la competencia de 400 mts., en donde no Eric no era bueno, sin embargo por su perseverancia rompió la cinta de llegada batiendo el récord mundial de los 400 metros dejándolo en 47.6 segundos.

La prensa lo calificó como “el acontecimiento más grande de las Olimpíadas. Aquello coronaba la carrera de Eric Liddell, debido a su duro entrenamiento y perseverancia. (Carros de fuego). Cuando Eric volvió a Edimburgo fue recibido como héroe, en 1925 marchó a China donde sirvió como misionero el resto de su vida.

En 1942, la provincia donde vivía fue invadida por Japón y en 1943 fue internado en un campo de concentración, allí cuido de las necesidades físicas y espirituales de sus compañeros, falleciendo en 1945. Pocas vidas pueden ser de inspiración para a nuestros jóvenes en conseguir el éxito de acuerdo a la voluntad de Dios como la vida de Eric Linddell.

Dentro del maravilloso plan de Dios está conseguir en éxito en las sendas que Él prepara para nosotros, sin embargo la parte que a cada uno de nosotros nos toca debe estar caracterizada por 4 elementos importantes que harán de nuestro esfuerzo un éxito eterno.

Pablo escribe a la iglesia de Corinto y en estos versículos Pablo utiliza para ilustrar esta verdad los juegos ístmicos (parecidos a los olímpicos y de igual importancia por celebrarse cerca de Corinto). Observemos lo que el apóstol Pablo nos invita a reflexionar acerca de ¿cómo lograr el éxito en nuestras vidas?

I. El éxito de Dios se obtiene con pasión (v. 24)

(…corred de tal manera que lo obtengaís…)

Pablo usa uno de los deportes practicados durante los juegos ístmicos, que eran las carreras y habla de un sentimiento que debe prevalecer cuando se quiere obtener algo que se ha soñado. Ha este sentimiento se le llama pasión. Pablo dice al responder a la pregunta que el mismo formula “…de tal manera…” ¿cómo es esta manera de correr? La pasión es el ingrediente principal para conseguir ganar la corona o el premio. La pasión nos mueve a hacer las cosas que más anhelamos y la pasión es

a. El primer paso para la realización; cuando se tiene un gran deseo se tiene una vida por encima de la común y corriente. Es cierto que cuando se tienen deseos débiles se tienen resultados flojos, mientras mas grande sea tu fuego, más grande es el deseo y el potencial.

b. La Pasión aumenta la fuerza de voluntad: La pasión es el combustible de la voluntad.

II. El éxito se mantiene con Dominio Propio (v. 25)

(…se entrenan con mucha disciplina o autocontrol…)

La palabra para dominio de uno mismo procede de la raíz griega que quiere decir “agarrar, o “aferrarse”, lo cual describe la fortaleza de una persona que se apodera de si misma y que es capaz de controlarse. Pablo habla que cuando los atletas se preparan para conseguir la preciada corona, los atletas deben controlar la comida, el sueño y el ejercicio cuidadosamente.

Pablo utiliza esto para decirnos que si queremos ganar la corona de vida que Cristo tiene reservada para nosotros debemos aprender o más bien dejar que el Espíritu de Dios nos controle en nuestras debilidades (glotonería, indiscreción, vicios, deseos sexuales, etc.)

Este elemento es valioso para mantener el éxito en nuestras vidas, pues por pequeñas faltas de autocontrol muchas personas han perdido cosas muy preciadas en sus vidas (matrimonio, estudios, relaciones, amistades, respeto, hijos, etc).

III. El éxito se consigue cuando se va a algo seguro (v.26)

(…corro, no como a la aventurapeleo no como quién golpea al aire…)

Los domadores de leones saben que cuando usan una silla logran dominar y paralizar al más fiero de los leones ¿sabe porque?, las cuatro patas de una silla son para el león un problema diferente o un distractor individual que paraliza al león inutilizándolo.

Cuando nosotros nos atiborramos o no marcamos metas claras en nuestras vidas y nos involucramos en muchas cosas, llegará un momento que no podremos rendir adecuadamente en ninguna. Existe un dicho popular que reza así: “El que mucho abarca poco aprieta” Pablo dice que el emprendió su carrera no a la aventura o a ver quien le deparaba el destino; iba con una meta definida y en ese objetivo Pablo enfocaba todas sus fuerza y recursos; todo con tal de alcanzarla (la corona de vida). Se nos invita a ser así y seremos muchos si así hacemos.

IV. El éxito se pierde por descuido (v.27)

Pablo termina hablando que somete su persona a una dura lucha en la que la pasión por sus metas, el dominio de sus debilidades y enfocarse fuertemente en ello son el secreto del éxito. Pero dice que de no hacer esto entonces está reprobado y es desechado. EL descuido de estas cosas importantes pueden hacernos perder lo mucho que Dios nos permita ganar.

Conclusión

Eric Linddell, fue un hombre de éxito hasta el último día de su vida, para muchos perdedor por retirarse del atletismo y dejarse encerrar en un campo de concentración y morir totalmente solo. Sin embargo el éxito de Eric fue hacer siempre la voluntad de Dios y tener a Cristo como centro de su vida y la meta de su existencia.

© 2012, Gerardo González Cruz

Acerca Gerardo González Cruz

El pastor Gerardo González Cruz nació en México D.F. Estudio la licenciatura en Medicina Veterinaria y Zootecnia en la F.M.V.Z. de la U.N.A.M. y fue allí donde conoció al Señor Jesús a la edad de 23 años. En el año 1999 ingreso al Seminario Teológico Bautista Mexicano campus Zarco graduándose en el año 2002. Pastor en la Iglesia Bautista “Dios es Amor” en Tláhuac desde 1999 a la fecha.

Revise también

¿Estás preparado para el final de los tiempos?

Los pasos del anti Mashiaj

Mensajes Cristianos - Con la venida del Mesías en su establecimiento milenial tendrá lugar el concepto de sublimación, en su grado mas pleno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *