Pedido de auxilio

Predicas Cristianas – Predicaciones Cristianas

Salmo 121

Introducción:

Muchas veces nosotros nos hemos hecho esta pregunta: ¿de dónde vendrá mi ayuda?, el  problema es que ante la desesperación de no saber  que  hacer uno termina yendo a cualquier lado y no solo que no haya socorro, sino  que además  uno queda peor que antes y  seguís buscando en uno y en otro lado y las consecuencias son cada vez peores.

Anuncios

En esta noche vamos a ver a bíblicamente a quien o a quienes no ir en busca de ayuda y a quien ir; ahora Ud. puede estar necesitando ayuda en lo económico, o a nivel salud entre otras cosas, pero en esta noche vamos a  estar centrándonos en la necesidad de ayuda más grande que alguien necesita la espiritual, la necesidad de un salvador, en Dios podes hallar el socorro a todo, pero vamos a ver precisamente adonde dios no quiere que busques ayuda de ningún tipo:

Bosquejo:

1. La gran  pregunta.

A. A quien no ir en busca de ayuda

Anuncios

B. A quien ir en busca de ayuda.

Desarrollo:

Salmos 121:1-8Alzaré mis ojos a los montes;  ¿De dónde vendrá mi socorro? 2 Mi socorro viene de Jehová, Que hizo los cielos y la tierra. 3 No dará tu pie al resbaladero,  Ni se dormirá el que te guarda. 4 He aquí,  no se adormecerá ni dormirá  El que guarda a Israel. 5 Jehová es tu guardador; Jehová es tu sombra a tu mano derecha. 6 El sol no te fatigará de día,  Ni la luna de noche. 7 Jehová te guardará de todo mal;  El guardará tu alma. 8 Jehová guardará tu salida y tu entrada Desde ahora y para siempre.

Salmos 121:1-8A las montañas levanto mis ojos;¿de dónde ha de venir mi ayuda? 2 Mi ayuda proviene del Señor, creador del cielo y de la tierra. 3 No permitirá que tu pie resbale; jamás duerme el que te cuida. 4 Jamás duerme ni se adormece el que cuida de Israel. 5 El Señor es quien te cuida, el Señor es tu sombra protectora. 6 De día el sol no te hará daño, ni la luna de noche. 7 El Señor te protegerá; de todo mal protegerá tu vida. 8 El Señor te cuidará en el hogar y en el camino, desde ahora y para siempre. (Biblia al Día)

Salmos 121:1-8Alzo mis ojos a los montes: ¿de dónde vendrá mi auxilio? 2 Mi auxilio me viene de Yahveh, que hizo el cielo y la tierra. 3¡No deje él titubear tu pie! ¡no duerme tu guardián! 4 No, no duerme ni dormita el guardián de Israel. 5 Yahveh es tu guardián, tu sombra, Yahveh, a tu diestra. 6 De día el sol no te hará daño, ni la luna de noche. 7 Te guarda Yahveh de todo mal, él guarda tu alma; 8 Yahveh guarda tus salidas y entradas, desde ahora y por siempre. (Biblia de Jerusalén).

Anuncios

Salmos 121:1-8Dirijo la mirada hacia los montes: ¿de dónde me llegará ayuda? 2 Mi socorro me viene del Señor, que hizo el cielo y la tierra. 3 No deja que tu pie dé un paso en falso, no duerme tu guardián;» 4 jamás lo rinde el sueño o cabecea el guardián de Israel. 5 El Señor es tu guardián y tu sombra, el Señor está a tu diestra. 6 Durante el día el sol no te maltratará, ni la luna de noche. 7 Te preserva el Señor de todo mal, él guarda tu alma. 8 El te guarda al salir y al regresar, ahora y para siempre. (Biblia Latinoamericana).

Nosotros podemos leer este salmo en diferentes versiones, pero todas las versiones nos llevan a una misma pregunta, ¿de dónde viene mi ayuda?, a veces las personas en diferentes situaciones de la vida se han hecho esta misma pregunta, y en la búsqueda de una respuesta han tomado decisiones equivocadas.

A. A quien no ir en busca de ayuda

Veamos a quien no ir en busca de ayuda, veamos lo que la Biblia dice:

Levíticos 18:21 – …y no des hijo tuyo para ofrecerlo por fuego a Moloc;  no contamines así el nombre de tu Dios.  Yo Jehová.

Levíticos 19:31 – …no os volváis a los encantadores ni a los adivinos;  no los consultéis,  contaminándoos con ellos.  Yo Jehová vuestro Dios.

Levíticos 20:6 – …y la persona que atendiere a encantadores o adivinos,  para prostituirse tras de ellos,  yo pondré mi rostro contra la tal persona,  y la cortaré de entre su pueblo.

Deuteronomio  18:10-12 – …no sea hallado en ti quien haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego,  ni quien practique adivinación,  ni agorero,  ni sortílego,  ni hechicero, 11 ni encantador,  ni adivino,  ni mago,  ni quien consulte a los muertos. 12 porque es abominación para con Jehová cualquiera que hace estas cosas,  y por estas abominaciones Jehová tu dios echa estas naciones de delante de ti

Cuando nosotros leemos estos versículos pensamos que esto es algo antiguo o dicho a Israel, pero si analizamos estos personajes y lo que ellos hacían nos damos cuenta que la gran mayoría de estas cosas siguen estando en la actualidad y causando el mismo daño que antes, analicemos:

Moloc: 21no des tu simiente para hacerla pasar por el fuego a Moloc, etc.  Moloc, o Molec, que significa «rey», era el ídolo de los ammonitas. Su estatua era de bronce, y descansaba sobre un pedestal o trono del mismo material. Su cabeza, semejante a la de un becerro, llevaba una corona, y sus brazos se extendían en actitud de abrazar a los que se le acercaban. Sus devotos le dedicaban sus hijos; y cuando esto se hacía, calentaban la estatua a una temperatura alta por un fuego dentro de la misma estatua, y luego los niños eran sacudidos sobre las llamas, o pasados entre los brazos candentes, como medio de asegurar el favor de la supuesta deidad.

Aquellos adoradores del fuego afirmaban que todos los niños que no eran sometidos a este proceso purificador, morirían en la infancia. La influencia de esta superstición zabiana estaba todavía tan extendida en el tiempo de Moisés, que el legislador divino creyó necesario prohibir tal práctica mediante un estatuto especial. No contamines el nombre de tu Dios — dando el nombre dios a divinidades falsas o pretendidas; o, tal vez, como este mandato queda en estrecha relación con el culto a Moloc, el sentido es más bien: por el acto de dedicar vuestros hijos a él, no deis a extranjeros ocasión para blasfemar del nombre de vuestro Dios como de una deidad cruel y sanguinaria, que exija el sacrificio de víctimas humanas, y que aliente la crueldad entre sus devotos.

Moloc deidad nacional de los [ver=]  amonitas («Milcom» en 1 Reyes 11:5; 2 Reyes 23:13 y Jeremías 49:1, 3), cuyo culto tal vez se basaba en el sacrificio de hombres, especialmente de niños. Las víctimas se colocaban vivas en los brazos enrojecidos por el fuego de la estatua hueca, de bronce, y con cabeza de becerro que representaba a Moloc. La víctima caía en el hoyo ardiente del ídolo al sonido de flautas y tambores.

En vista de lo anterior, no es extraño que en Levíticos 18:21 y 20:2-5 se prohíba terminantemente participar en los ritos de Moloc. En 1 Reyes 11:31-33 se da a entender que la división del reino se debió en parte a la introducción de esta forma de culto por salomón. La frase «pasar a su hijo por fuego» alude al horrible culto de Moloc (2 Reyes 16:3; 21:6; 23:10). Los profetas condenaron severamente esta abominación (Isaías 30.33; 57.5; Jeremías 32.35; Ezequiel 16.20; 20.26; 23.37; Miqueas 6.6, 7).

La historia antigua identifica con este nombre a varias deidades de sus panteones, por ejemplo, los fenicios lo llevaron hasta Cartago con el nombre de Ball, a quien reverenciaban en forma de una colosal estatua de bronce. Cuando la ciudad se veía amenazada de grave peligro, se atribuía a la irritación de Moloc y se preparaba un gran sacrificio para apaciguarle; se encendía una hoguera y se arrojaban allí a los niños, al son de flautas y trompetas. Este culto fue imitado por los hebreos en los últimos días de Judá, y se cuenta que el propio rey de Moab ofreció su hijo y heredero a la divinidad para suscitar su indignación contra el invasor de Israel, país que luego también adoptó el culto a esta deidad.

El centro cultural de Moloc estaba en el valle de Hinom, al sudoeste de Jerusalén. El sitio también se llamaba «Tofet» y fue allí donde Salomón erigió lugares altos a Moloc (1 Reyes 11:7) y donde [ver=]  Acaz y [ver=]  Manasés hicieron «pasar a sus hijos por fuego» (2 Reyes 16:3; 2 Crónicas 28:3; 33:6; Jeremías 32:35). Josías destruyó el lugar (2 Reyes 23:10), pero después se reconstruyó y sirvió como centro de adoración pagana hasta la cautividad. Más tarde el valle llegó a ser el albañal de las inmundicias de la ciudad y los judíos lo llamaron «Gehenna», el [ver=]  infierno o lugar de eterno sufrimiento (cf. mt.. amonitas: amonita antiguo pueblo semítico que habitó en la región situada entre el desierto de Siria y el Río Jordán, en la actual Jordania.

Según Génesis 19:38, eran los descendientes de Ben-ammi, hijo de Lot, y parientes próximos de los moabitas. La civilización amonita comenzó en el siglo XIII a.c. y duró hasta el siglo VI a.c. Su capital era Rabbah Ammon (actualmente Amman, Jordania). Los israelitas estuvieron frecuentemente en guerra con los amonitas.

A comienzos del siglo X a.c. David, rey de Judá e Israel, reprimió a los amonitas (2 Samuel 12:26-31) y los sometió a trabajos forzados. En el 721 A.c., tras la caída del reino de Israel, los amonitas se asentaron en zonas al este del río jordán. El estado autónomo amonita había dejado de existir a mediados del siglo VI A.c. hacia el siglo I A.c., sus territorios fueron incorporados en el imperio romano, y hacia el siglo III D.c., habían sido prácticamente absorbidos por tribus árabes. El lenguaje de los amonitas estaba aparentemente relacionado con el hebreo.

Las inscripciones existentes datan de entre los siglos IV al V A.c.

Inscripción amonita de yerah´azar

Inscripción amonita del teatro

Bibliografía: http://www.proel.org/alfabetos/hebreo.html

Aplicación: en la actualidad sigue habiendo sacrificios humanos.

«Sacrificios humanos en la actualidad»

En nuestra época todavía se dan casos de sacrificios humanos, definiendo como tales al acto de asesinar a una víctima con el objetivo de apaciguar, obedecer, no desagradar o mantener contenta a una deidad.

Los Testigos de Jehová, los cuales tienen como uno de sus principales dogmas la abstención a las transfusiones de sangre, aún cuando les cueste la vida, argumentan que al Dios judeo cristiano Jehová, al cual adoran, le desagradan las mismas.

Sin embargo, este criterio de abstención de sangre también abarca el no aplicarlas a sus hijos, causando hasta la fecha la muerte de muchos jóvenes, bebes y recién nacidos, pues arguyen que a su dios le es desagradable introducir sangre ajena en el cuerpo y que aún cuando el infante muera su dios de todos modos lo resucitara en un futuro paraíso en la tierra.»

En México, EE.UU. y Canadá – se sacrificaron 17 hombres y 4 mujeres en una danza que se llama del sol.

Adivino: hombre que fingía predecir el porvenir por medio de las líneas de la mano.

Agoreros: adivinación por serpientes. Así como agorero es quien presagia desgracias o buena suerte, agüero y augurio (por lo general con los adjetivos «buen»/ «mal») son presagios, anuncios, señales o cosas que indican un porvenir favorable o desfavorable («mal agüero [augurio]»; es decir, mal presagio o mala predicción).  el término hebreo indica todo clase de encantamientos, adivinaciones y augurios.  La Biblia las condena enérgicamente (Levíticos 19:26; 2 Reyes 21:6; 2 Crónicas 33:6; etc.). Entre griegos y romanos se refería a la práctica de predecir los eventos futuros por el vuelo, picoteo y canto de los pájaros.  Véanse adivinación; adivino; hechicero.

Sortílegos: descubrían los acontecimientos desconocidos y futuros haciendo aparecer a los muertos e interrogándolos. El sortílego viene de sortilegio, o leer las suertes. En otras palabras las macias: quiromancia, cartomancia, cafemancia, otras tantas mancias. El sortílego es la persona que hace las adivinaciones de la suerte es decir del futuro. Como vez es una ignorancia decir que el sortilegio (la practica) o el sortílego (la persona) tiene que ver con la lotería.

La prohibición del cristiano de participar en sorteos viene del hecho de poner tu confianza en esas cosas en lugar de dios. Obviamente es muy extremista esta postura y también conozco iglesias que hasta tienen sorteos para reunir fondos. No veo mal el participar en un boleto de lotería. No hay que caer en fanatismos.

Hechiceros: usaban drogas, sahumerios, es el uso de las artes químicas para embaucar al pueblo; también comerciaban con el engaño de la comunicación con difuntos.

Magos: término con que más frecuentemente se designa en la red a quienes practican el ocultismo (Génesis 41:8, 24; Deuteronomio 18:11; Daniel 1:20; 2:2, 10, 27; 4:7, 9; 5:7, 11; Mateo 2:1, 7, 16; Hechos 13:6, 8). Sin embargo, no se usa en forma técnica y consecuente, sino como traducción de diferentes palabras hebreas; por ejemplo, el vocablo traducido por mago en Génesis 41 también aparece en Éxodo 7:11, 22; 8:7, 19 y 9:11, pero aquí se traduce por «sabios» o «hechiceros».

Originalmente los magos eran una tribu de media que ejercía en la religión persa la función sacerdotal. Puesto que estos sacerdotes se interesaban en la astronomía y la astrología, los griegos llamaban magos a los [ver=]  astrólogos. En tiempos de Daniel, el nombre de mago se aplicaba a una tribu sacerdotal o bien a un grupo de sabios de los que Daniel llegó a ser jefe (Daniel 4:9). La habilidad de Daniel procedía de Dios aunque los paganos le consideraban como mago.

La Biblia prohíbe toda práctica de [ver=]  magia (Éxodo 22:18; Levíticos 19:26, 31; 20:6, 27).

En el nuevo testamento mago se refiere tanto a los que tienen sabiduría especial (Mateo 2), como a los hechiceros (Hechos 8:9; 13:6, 8). Los magos de Mateo 2 debieron ser naturales de algún país como Persia, Arabia o Babilonia donde habían vivido judíos desde hacía muchos siglos (cf. 2 Reyes 17:6), y donde se conocería la profecía de la «estrella de Jacob» (Números 24:17), que formaba parte de la esperanza mesiánica del siglo I ([ver=]  estrella de belén).

Levítico 19:31 – …no os volváis a los encantadores… La palabra hebrea, traducida «encantadores», significa el vientre, y a veces una botella de cuero por su semejanza al vientre. En el sentido de este pasaje se aplicaba a los ventrílocuos, que fingían tener comunicación con el mundo invisible; y a los hebreos les fue prohibido consultar con ellos; porque las pretensiones vanas de aquellos impostores eran detractoras del honor de Dios, y subversivas de sus relaciones pactadas con Él como pueblo suyo. «…Ni a los adivinos»… hombres que fingían predecir el porvenir por medio de las líneas en la palma de la mano.

En la actualidad la gente sigue yendo engañada a consultar este tipo de personas, pero sepa Ud. que todas estas prácticas están condenadas por Dios, Él abomina todo esto.  O sea que si nosotros vamos en busca de ayuda a estas personas estamos equivocados. ¿A dónde Ud. busca socorro? ¿A dónde buscamos socorro como creyentes?

B.  A quien ir en busca de ayuda

El salmista nos dice que su socorro viene de Jehová, pero no se queda con eso nos dice que creó los cielos y la tierra, como queriendo decir el Dios que sustenta y cuida todas las cosas me socorre, el Dios que maneja el sol, el resto de las estrellas me socorre, el Dios que esta en cada detalle me socorre, leamos:

Salmos 115:15  – benditos vosotros de Jehová,  que hizo los cielos y la tierra.

Salmos 124:8  – nuestro socorro está en el nombre de Jehová,  que hizo el cielo y la tierra.

En pocos versículos el salmista describe al Dios que lo socorre:

Salmos 66:9 – el es quien preservó la vida a nuestra alma,  y no permitió que nuestros pies resbalasen.

Salmos 16:8  – a Jehová he puesto siempre delante de mí;  porque está a mi diestra,  no seré conmovido.

Salmos 16:8 – siempre tengo presente al señor; con él a mi derecha, nada me hará caer. (Biblia al Día).

En pocas palabras el salmista esta diciendo que su socorro depende del mismo creador del universo, de un Dios que nunca duerme, que siempre esta atento, pendiente de cada detalle. Hasta que llegamos al vers. 7: el guardará tu alma dice allí.

En esta noche podes estar necesitando ayuda de cualquier tipo, tal vez económica, tal vez de salud, pero la ayuda mas grande que necesitas es espiritual; en esta noche podes hacer tuyas las palabras de este salmo, ese Dios creador, que siempre esta, que guarda las almas, esta ahora a tu alcance; lo único que tienes que hacer es buscarle y tienes que buscarle porque las escrituras dicen que todos somos pecadores:

Salmos 53:1-3 – Dice el necio en su corazón: No hay Dios. Se han corrompido, e hicieron abominable maldad; No hay quien haga bien.  2 Dios desde los cielos miró sobre los hijos de los hombres, Para ver si había algún entendido Que buscara a Dios. 3 Cada uno se había vuelto atrás; todos se habían corrompido; No hay quien haga lo bueno, no hay ni aun uno.

Y como todos somos pecadores estamos separados de Dios, nos merecemos la condenación: Juan 3:19 –  y esta es la condenación: que la luz vino al mundo,  y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas.

¿Y sabes quien es esa luz? Jesucristo

Juan 8:12  – …otra vez Jesús les habló,  diciendo: yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas,  sino que tendrá la luz de la vida.

Entonces todos somos pecadores, nos merecemos la condenación o sea el infierno: pero en esta noche podes elegir donde pasar la eternidad: la manera de buscar a Dios es esta:

Juan 3:18 – …el que en él cree,  no es condenado;  pero el que no cree,  ya ha sido condenado,  porque no ha creído en el nombre del unigénito hijo de Dios.

O sea a través de Jesucristo.  Lo único que tenes que hacer es creer; Dios no te pide obras para salvarte porque la obra la hizo Él en la cruz.  Las escrituras muestran que Él murió, fue sepultado y resucitó; Él pagó el precio de tu salvación con Su sangre.

Conclusión

Tal vez buscaste socorro de manera equivocada toda tu vida, ahora tenes la oportunidad de hacerlo con la verdad.

Yo te invito que ahí en el banco le pidas a Cristo que entre en tu corazón, dile con tus palabras que te perdone todos los pecados, que te salve, que te mereces la condenación pero que lo aceptas como Salvador.

Acerca Central de Sermones

Central de Sermones; colección de predicas cristianas, mensajes cristianos, estudios biblicos, y bosquejos biblicos.

También Revise

Predicas Cristianas.. Siembra y cosecha

Siembra y cosecha

Hay dos formas de ver la vida, en pecado o en el Espíritu de Dios. El mundo siembra corrupción, siembra pecado, no piensan que eso que siembran cosechan...

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.