Lecciones del Tsunami en Japón

Predicas Cristianas – Predicaciones Cristianas

En Juan 14:27 Jesús dijo: «La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón ni tenga miedo«. Sin embargo, ¿Por qué permite Dios que haya guerra? ¿Por qué tenemos una situación mundial tan aterradora?

Para empezar quizá debemos recordar acerca de la bomba atómica que estalló sobre la ciudad de Nagazaki, el 9 de agosto de 1945. Se quería definitivamente terminar con la guerra en el Asia, porque ya en Italia, gobernada en ese entonces por Mussolini, había sido derrotada; igualmente Alemania había sido derrumbada, solamente restaba destruir al imperio japonés. Así fue como se decidió poner fin a la guerra, aunque cause horrorosa destrucción y muerte de muchas vidas, con el lanzamiento de las primeras bombas atómicas.

Con la primera bomba lanzada sobre la ciudad de Hiroshima murieron aproximadamente 100.000 personas y la ciudad quedó totalmente destruida. Sin embargo, se creía que harían falta por lo menos 50 bombas más para terminar con la segunda guerra mundial.

Anuncios

El siguiente blanco fue la ciudad de Nagasaki, el principal centro del cristianismo en el Japón. Se soltó la bomba y en pocos segundos gran parte de Nagasaki dejó de existir, 80.000 personas murieron. Ahora Japón sabía que los Estados Unidos habían producido el arma del fin del mundo, por lo que cinco días después Japón tuvo que rendirse y la guerra llegó a su fin.

Japón comenzó su gran proceso de reconstrucción, pasaron 65 años y esta nación vuelve a tener problemas muy graves.

El terremoto y tsunami de Japón de 2011, fue un terremoto de magnitud 9,0 que creó olas de maremoto de hasta 10m de altura. El terremoto ocurrió a las 14:46 hora local del viernes 11 de marzo de 2011. El epicentro del terremoto se ubicó en el mar, frente a la costa de Honshu.

En un primer momento se calculó su magnitud en 7,9 grados que fue posteriormente incrementada a 8,8, después a 8,9 grados por el Servicio Geológico de los Estados Unidos. Finalmente a 9,0 grados confirmado por la Agencia Meteorológica de Japón y el Servicio Geológico de los Estados Unidos. El terremoto duró aproximadamente 6 minutos según expertos.

Anuncios

Dos días antes, este terremoto había sido precedido por otro temblor importante, pero de menor magnitud, ocurrido el miércoles 9 de marzo de 2011, a las 02:45 en la misma zona de la costa oriental. También ese día las autoridades de la Agencia Meteorológica de Japón dieron una alerta de maremoto, para la costa este de ese país.

LECCIONES PARA APRENDER DE ESTA SUFRIENTE NACIÓN

1. LA CALMA

Ni una sola imagen de llanto exagerado o lamentos. El dolor de cada ciudadano ha sido «elevado» a un nivel óptimo.

2. LA DIGNIDAD

Anuncios

Búsqueda disciplinada de agua y comida. Ni una sola mala palabra o gestos rudos.

3. LA HABILIDAD

Increíbles arquitectos. Muchos edificios se vieron afectados pero NO cayeron.

4. LA GRACIA

La gente COMPRÓ sólo lo que necesitaban, así TODOS podrían conseguir algo.

5. EL ORDEN

Ningún saqueo. Ni pitos ni gritos en las carreteras. Sólo entendimiento.

6. EL SACRIFICIO

Cincuenta trabajadores se quedaron para echar agua de mar sobre los reactores nucleares. ¿Cómo podrían algún día pagarles?

7. LA TERNURA

Los restaurantes redujeron los precios. Nadie se aprovechó de la emergencia. Los fuertes cuidando a los débiles.

8. EL ENTRENAMIENTO

Los adultos y los niños todos sabían exactamente qué hacer. Y SIMPLEMENTE LO HICIERON

9. LA PRENSA

Todos los medios mostraron una magnífica moderación en los reportajes. No escandalosos reportajes. Solo calma.

10. LA CONCIENCIA

Cuando la luz se cortó en las tiendas, la gente regresó las cosas a sus estantes y se marchó tranquilamente.

CONCLUSIÓN

La gente se encuentra muy preocupada, científicos y dirigentes mundiales están aterrados ante las perspectivas del futuro. ¿Ustedes creen que ya pasó lo más grave?

Muchos creen que apenas estamos viviendo el inicio de catástrofes a nivel mundial que poco a poco irán acabando con el planeta, terremotos, tsunamis, erupciones volcánicas y muchas otras situaciones que son el inicio del fin del mundo.

Por otro lado unos a otros se advierten que el hombre ya posee los medios para la aniquilación global del género humano. Hay armamento para acabar con el planeta más de 100 veces, y sabemos que con una sola sería suficiente. Todo esto hace pensar que algo imprevisto tiene que ocurrir y pronto, de lo contrario el hombre acabará destruyéndose a sí mismo o las fuerzas naturales acabando con el planeta.

En el año 1961, el entonces presidente de los Estados Unidos, John F. Kennedy, advirtió al mundo diciendo: «Hoy, todo habitante del planeta debe contemplar el día en que éste deje de ser habitable». Luego dijo: «Juntos salvaremos este planeta o juntos pereceremos en sus llamas». A pesar de estas palabras, la carrera de armamentos ha proseguido su curso desenfrenado, tratando de desembocar en la locura de la guerra nuclear. Con la muerte de Osama Bin Laden ustedes habrán escuchado al nuevo líder amenazar a occidente, especialmente a EU.

No faltan por ahí muchos que se burlan porque al parecer todo constituye una fábula, mas se trata de una pavorosa realidad. La historia prueba que toda arma inventada por el hombre ha llegado a usarse alguna vez y hoy tenemos armas que todavía no se han utilizado.

Por otro lado, hay deseos sinceros por salir de esta situación y lo decía expresamente una edición de la revista Visión: «Los problemas mundiales se están arraigando de una manera demasiado profunda como para que puedan resolverse, excepto por la mano fuerte de algún lugar».

Isaías 40:10 dice que esa mano fuerte vendrá: «He aquí que el Señor vendrá con poder y su brazo señoreará«. Entonces, sí hay esperanza de que llegue la paz mundial, el mismo Jesús glorificado regresará con todo esplendor, majestad, poder y gran gloria. Él salvará a la humanidad de su autodestrucción, él pondrá fin a las guerras, al dolor y al sufrimiento humano. Asimismo, traerá bienestar abundante, felicidad, alegría y paz mundial a todo el planeta.

¿No es hermoso? Todo esto fue predicho hace siglos, por eso debemos estar alertas a fin de poder participar en aquella bendición maravillosa que nos trae Jesucristo, pues, el que persevere hasta el fin, éste será salvo.

Acerca Wilson Miranda

También Revise

Adorador o cantantes.. Predicas Cristianas

¿Adorador o cantante?

Predicas Cristianas, ¿donde radica el problema principal de la adoración de una iglesia? En que es una labor espiritual, que debe tener una preparación ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *