El buen pastor

Predicas Cristianas – Predicaciones Cristianas

«Yo soy el buen pastor y conozco mis ovejas, y las mías me conocen.»  Juan 10:14

En este pasaje nuestro señor hace referencia a lo expresado por el profeta Isaías en cuanto al momento en el que había de manifestarse la gloria de Dios (Isaías 40:5) ese preciso momento hacia referencia a la llegada del hijo del altísimo, el cual vendría a salvar a su pueblo, el cual habría de manifestar la gloria eterna del Dios vivo, en este mismo capitulo Isaías hace referencia al poder y la magnificencia de su venida, también contrasta entre el brazo poderoso que reinara y el brazo de amor que reuniría su pueblo (Isaías 40:10-11), pero el pueblo difícilmente podría entender que esto expresado por Isaías se estaba cumpliendo en la persona de Jesús y es en este pasaje escrito por Juan donde se daba cumplimiento a una de las mayores verdades reveladas para el pueblo de parte de Dios, la llegada del buen pastor, el momento había llegado, se encontraba ante sus propios ojos el rey prometido, pero era necesario que Jesús realizara una confesión de tal magnitud y relevancia que retumbara en lo mas profundo de sus corazones, endurecidos y cerrados a la gran verdad.

Hoy en día sucede lo mismo, al hombre le cuesta entender y comprender el verdadero sentido y propósito por el cual Dios lo creo, se ha llenado de tantos conceptos errados y tanta sabiduría distorsionada que sus corazones se han endurecido al mensaje de Dios, mentes enceguecidas y nubladas donde el brillo de la luz de la palabra difícilmente puede alumbrar, pero al igual que hace dos mil años esta confesión cobra validez para todo aquel que este dispuesto a recibirla, pidámosle al espíritu santo de Dios que nos lleve a poder transmitir de la manera mas concreta y eficaz esta poderosa confesión, una de las mas contundentes dadas al pueblo que esperaba la llegada de su Mesías.

Anuncios

Para eso desarrollaremos por unos cuantos minutos de una manera relevante cada uno de los conceptos encerrados dentro de esta poderosa confesión, primero desarrollaremos el maravilloso concepto detrás del buen Pastor, segundo, el buen pastor conoce a sus ovejas y tercero, las ovejas conocen a su pastor.

DESARROLLO

1) EL MARAVILLOSO CONCEPTO DETRÁS DEL BUEN PASTOR «Yo soy el buen pastor…»

Para esto dividiremos en 2 puntos el desarrollo de este concepto, en el primero vemos como en Jesús se ve plenamente cumplida la profecía de la venida de Dios a la tierra en forma de hombre, en la persona de Jesús «Yo soy…»y el segundo la expresión que transformara la vida de todo aquel que desea encontrar dirección y rumbo a su vida.

Anuncios

1.1) la deidad expresada en la persona de Jesús la expresión «Yo soy» fue utilizada por Dios cuando por primera se revelo al hombre a través de moisés ( éxodo 3:14), esta fue la expresión dada por Dios con la cual todo el mundo lo conocería , Yo soy el que soy : Esta frase explica el nombre personal del Dios de Israel, traducido en esta versión como Jehová (éxodo 3:15 ), asociándolo al verbo hebreo hayah , que significa «ser», «existir» y, a veces, también «acontecer».

Según algunos intérpretes, el mismo verbo, al ser repetido, refuerza su significado y adquiere mayor intensidad, de manera que Yo soy el que soy equivale a Yo soy el que existe realmente y por sí mismo, no como los falsos dioses que no son ni pueden nada. Jesús se llamo a si mismo «Yo soy…»Declarando la deidad en su persona, declarando el cumplimiento de la profecía dada por Isaías, pero cuan difícil era para ellos comprenderlo, en pocas palabra les estaba diciendo: «el padre que ha de venir esta en mi y yo en el, y me ha enviado en su nombre para dar cumplimiento a sus promesas»

1.2) el buen pastor

Un buen pastor era aquel que se encargaba de todas las labores de su rebaño, llevarlas por senderos tranquilos y sin peligro para darles de comer y beber, ya que tontamente se desvían, he ahí la necesidad que tiene de siempre ser guiadas, también debía pelear por ellas por su debilidad para defenderse por si mismas, debía tener suma paciencia mientras confiaban en el para seguirlo, debía curar las magulladuras y rasguños que pudieran sufrir en cualquier circunstancia, así como de rescatarlas cuando pretendieran extraviarse haciéndose daño, el es el buen pastor, pero solo podrá serlo de aquellos que deseen hacer parte de su rebaño, el desea hacer esto y mucho mas por cada uno de nosotros, desea guiarnos por el buen camino, desea alimentarnos de su palabra de vida, llenarnos del agua que sacia, luchar por cada uno de nosotros, curar ,sanar, y restaurar cada una de las magulladuras y los golpes que la vida nos haya dada, el es el buen pastor, quien a pesar de extraviarnos sale a rescatarnos, el es el buen pastor que no permitirá que nada ni nadie nos haga daño, cuando una oveja se extraviaba del rebaño, el buen pastor la buscaba hasta encontrarla, luego se la ponía al hombro y la traía de vuelta a casa, y al final del día cada pastor conducía su rebaño a la seguridad del redil, y dormía frente a la puerta para protegerlas, un buen pastor nunca dejaba sola a sus ovejas, el es el buen pastor, y eso, debe permanecer en cada una de las mentes presentes hoy en este auditorio.

2) EL BUEN PASTOR CONOCE A SUS OVEJAS «…y conozco a mis ovejas…»

Anuncios

Los antiguos pastores conocían a sus ovejas por nombre, conocían las costumbres de cada una, sus peculiaridades, sus marcas, sus características, tendencias y comportamientos, conocían a las mas obedientes y las mas desobedientes del rebaño, a las mas ágiles y las mas torpes, a las mas lentas y a las mas veloces, es decir conocían exactamente a cada de las ovejas de su rebaño, sin importar su cantidad cada una era importante para el y dedicaban su tiempo completo para conocerlas aun mas, así mismo Dios nos conoce a cada uno de nosotros con nuestras virtudes y defectos, con nuestras fortalezas y debilidades, con nuestros aciertos y errores, el conoce sus ovejas , las conoce a tal punto que sabe que el mejor para cada una de ellas, como llevarlas, como manejarlas, conoce sus alegrías y sus tristezas, Jesús te conoce tal cual como eres, no hay nadie en el mundo que te conozca mejor que él.

Y hoy te ha traído a este lugar para decirte que desea que hagas parte de su rebaño, no importa como haya sido tu vida hasta hoy, o cuan malo haya sido lo que hiciste ayer, el te conoce y sabe que es lo mejor para ti, el desea guiarte hacia lugares de bendición, pero es necesario que te dejes llevar, algunas veces usara la vara para defenderte, pero otras veces usara su cayado, para evitar que te extravíes, el te conoce bien, y sabe quien eres, delante de el no hay nada que esconder, pues con amor eterno te ha amado, a fin de tenerte entre sus brazos, Dios conoce nuestro paso, sabe cuando nos abruma el sufrimiento, el dolor, y la soledad, sabe cuando sentimos vergüenza y cuando estamos quebrados para no seguir adelante, el sabe cuando tambaleamos frente a circunstancias terribles, y cuando estamos rezagados del rebaño nos reúne y nos rodea de amor, al llevarnos cerca de su corazón, el corazón de un tierno pastor que conoce sus ovejas.

3) LAS OVEJAS CONOCEN A SU PASTOR «…y las mías me conocen.»

En aquel entonces los pastores quitaban a sus ovejas, y ellas, al llamado matutino del pastor caracterizado por un sonido distintivo, se levantaban y lo seguían, incluso cuando dos pastores llamaban a sus rebaños al mismo tiempo, y las ovejas se mezclaban, nunca seguían al pastor errado, durante todo el día las ovejas seguían a su propio pastor, mientras el buscaba praderas cubiertas de hierba y estanques llenos de agua donde sus ovejas pudieran alimentarse y beber en paz, hoy el buen pastor hace un llamado especial a todas aquellas ovejas que deseen hacer parte de su rebaño, y será el espíritu santo quien esta tarde dará testimonio de los que un día el hizo en la cruz del calvario, ese maravilloso espíritu que nos lleva a reconocer la preciosa voz de aquel pastor que fue capaz de dar su vida por sus ovejas para rescatarlas del mal que padecían y darnos la paz que tanto anhelamos tener (Isaías 53:5-6) el buen pastor murió por cada uno de nuestros pecados, por los pecados obvios y los secretos, llevándolos en su cuerpo a la cruz del calvario.

CONCLUSIÓN

La palabra pastor implica ternura, seguridad y provisión, sin embargo no significara nada en tu vida si no puedes decir como un día expreso el salmista «Jehová es mi pastor», Jesús expresó que él era el buen pastor, pero que diferencia produce ese pequeño monosílabo expresado por David, que diferente es que hoy puedas decir, «Jesús es mi buen pastor, me conoce y yo lo conozco».

Martín Lutero observó y expresó que la fe era cuestión de pronombres personales, mi pastor, que bueno es que a partir de hoy puedas formar parte del rebaño, siendo único en tu clase, teniendo toda la atención que el buen pastor te da, y puedas vivir en carne propia este maravilloso versículo, «yo soy el buen pastor, y conozco mis ovejas y las mías me conocen»

Acerca Hollman Sarmiento

También Revise

Estudios Biblicos.. El principio de la adoración

Regreso a la adoración

Dios no mira lo que nosotros vemos, no ve la apariencia de las personas, ni su trasfondo socioeconómico, mucho menos la raza. Dios examina el corazón de cada...

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.