Un encuentro restaurador

Predicas Cristianas – Predicaciones Cristianas

Isa 61:1-3  El espíritu del Señor está sobre mí, porque el Señor me ha consagrado;  me ha enviado a dar buenas noticias  a los pobres,  a aliviar a los afligidos, a anunciar libertad a los presos,  libertad a los que están en la cárcel; [1] a anunciar el año favorable del Señor, [2]  el día en que nuestro Dios  nos vengará de nuestros enemigos.  Me ha enviado a consolar  a todos los tristes, [3] a dar a los afligidos de Sión  una corona en vez de ceniza,  perfume de alegría en vez de llanto,  cantos de alabanza  en vez de desesperación.  Los llamarán «robles victoriosos»,  plantados por el Señor  para mostrar su gloria.

Qué mejor manera de iniciar este mensaje, que con una voz de aliento y esperanza a todos aquellos que en algún momento han sentido la necesidad de alcanzar algo y no lo han hecho, aquellos que caminan a diario buscando como satisfacer las necesidades que este mundo les genera y por las cuales ese diario vivir muchas veces pierde su sentido, que mejor manera de iniciar que con una voz de aliento para aquellos que dia y noche han vivido en aflicción, que se han sentido cautivos, presos de sus propios pecados, que mejor manera de iniciar que con una voz de esperanza a aquel que lo ha perdido todo, a los que hoy están invadidos por la tristeza, y el llanto, que mejor manera de iniciar que con una voz de aliento para aquellos que han estado al borde de la desesperación, después de hoy muchos de ustedes serán llamados robles victoriosos.

Hasta hoy, el mundo entero ha querido ofrecer una perspectiva de Dios similar a como en el somos (Hombres para Dios no Un Dios para los hombres) a través de los años la iglesia ha venido amalgamando a Dios según ha sido  el comportamiento del mundo, y si hay algo difícil, es ver el mundo desde la perspectiva de Dios, por eso hoy quiero que analicemos un poco esta historia que tropecé en mi diario meditar por la palabra de Dios,  ¿Quien es Dios para el mundo de hoy?.

Esta historia en el libro del Apóstol Juan capitulo 4  estremeció las fibras más profundas de mi corazón, me hizo reflexionar acerca de ¿qué clase de Dios la gente conoce y qué clase de Dios le estamos dando a conocer?:

Jesús y la mujer samaritana Juan 4:1-

Jesús sabía que los fariseos se habían enterado de que él hacía y bautizaba más discípulos que Juan (aunque no era Jesús mismo quien los bautizaba sino sus discípulos). Así que se fue de Judea y volvió a Galilea.

En el camino, tenía que pasar por Samaria. Entonces llegó a una aldea samaritana llamada Sicar, cerca del campo que Jacob le dio a su hijo José. Allí estaba el pozo de Jacob; y Jesús, cansado por la larga caminata, se sentó junto al pozo cerca del mediodía. Poco después, llegó una mujer samaritana a sacar agua, y Jesús le dijo:

—Por favor, dame un poco de agua para beber.

Él estaba solo en ese momento porque sus discípulos habían ido a la aldea a comprar algo para comer. La mujer se sorprendió, ya que los judíos rechazan todo trato con los samaritanos. Entonces le dijo a Jesús:

—Usted es judío, y yo soy una mujer samaritana. ¿Por qué me pide agua para beber?

Jesús contestó:

—Si tan sólo supieras el regalo que Dios tiene para ti y con quién estás hablando, tú me pedirías a mí, y yo te daría agua viva.

—Pero señor, usted no tiene ni una soga ni un balde —le dijo ella—, y este pozo es muy profundo. ¿De dónde va a sacar esa agua viva? además, ¿se cree usted superior a nuestro antepasado Jacob, quien nos dio este pozo? ¿Cómo puede usted ofrecer mejor agua que la que disfrutaron él, sus hijos y sus animales?

Jesús contestó:

—Cualquiera que beba de esta agua pronto volverá a tener sed, 14 pero todos los que beban del agua que yo doy no tendrán sed jamás. Esa agua se convierte en un manantial que brota con frescura dentro de ellos y les da vida eterna.

—Por favor, señor —le dijo la mujer—, ¡déme de esa agua! Así nunca más volveré a tener sed y no tendré que venir aquí a sacar agua.

Jesús le dijo:

—Ve y trae a tu esposo.

—No tengo esposo —respondió la mujer.

—Es cierto   —dijo Jesús—.   No tienes esposo   porque has tenido cinco esposos y ni siquiera estás casada con el hombre con el que ahora vives. ¡Ciertamente dijiste la verdad!

—Señor —dijo la mujer—, seguro que usted es profeta.

Analicemos el contexto de la historia, Jesús había estado hacia unos dias en galilea en las bodas de cana, había regresado a Jerusalén en Judea para la fiesta de la pascua en horas de la noche se produce un encuentro con un dirigente judío llamado Nicodemo, luego sale hacia a Enon en el valle del rio Jordán donde tradicionalmente la gente iba para ser bautizada ya que allí  habían manantiales de agua.

Esta narración comienza con una situación que claramente el Señor quiso evadir, y era la confrontación contra los fariseos, los cuales aprovechaban cualquier situación para contender con el Señor a fin de hacerlo errar,  al darse cuenta el Señor que los fariseos se habían enterado de cómo aumentaban sus seguidores,  decide ir de Judea a nuevamente a cana de galilea a compartir sus enseñanzas, luego dice la palabra que le era necesario pasar por samaria, la palabra necesario significa: algo que debe suceder inevitablemente, es decir que no se podía evitar, entendamos algo, su salida no fue una decisión planeada, fue tomada por el para evitar un momento desagradable, pero podía haber ido a cualquier otra parte pero decidió ir a samaria porque era necesario es decir era inevitable ¿Por qué era inevitable?

Cuando existen solo una opción que tomar es inevitable hacerlo porque no hay más, pero cuando existen varios opciones ¿porque una de ellas es inevitable?, más que una necesidad era porque hay propósito. Los propósitos de Dios son inevitables, no se pueden evadir,  dígale al que tiene a su lado, ¡esta noche no estoy aquí por necesidad estoy aquí porque era inevitable!, no se cual fue la circunstancia o circunstancias que has querido evadir, ni contra quienes, pero aquello que has estado atravesando, que ha traído confrontaciones, pleitos, contienda, dolor, ha sucedido solo porque inevitablemente debías estar aquí, porque hay un propósito contigo que va mas allá de lo que tus ojos pueden ver, quizá ahora solo puedes ver un destino y muchos caminos, pero en medio de tu incertidumbre es inevitable que Dios intervenga, hoy he venido a decirte que en medio de tus conflictos es inevitable que Dios intervenga, hoy he venido a decirte que en medio de tu dolor es inevitable que Dios intervenga, hoy he venido a decirte que en medio de la situación que vives que al parecer no tiene solución es inevitable Dios haga algo, no lo puedes evitar, por más que lo dudes es inevitable que los planes que Dios tiene preparados para tu vida se cumplan, hoy he venido a decirte que es inevitable que el propósito de Dios se cumpla en tu vida.

Hay cuatro elementos significativos para meditar en esta historia protagonistas de un encuentro restaurador:

1. Un pozo

2. Una conversación

3. Un regalo

4. Una verdad

1. Un pozo el lugar de la restauración.

Juan 4:5

«En esa región llegó a un pueblo llamado Sicar. Cerca de allí había un pozo de agua  que hacía mucho tiempo había pertenecido a Jacob. Cuando Jacob murió, el nuevo  dueño del terreno donde estaba ese pozo fue su hijo José.»

Este pozo se encontraba en Sicar ciudad de samaria, cerca del terreno que Jacob dio a su hijo José, no lejos del pozo de Jacob. Los antiguos comentaristas suponen que Sicar era una alteración griega de Siquem, viene del original shekem que significa entre los hombros o lugar donde se llevan las cargas.

Vayamos al libro de génesis 34:1-7

Gen 34:1-7  En cierta ocasión Dina,  la hija que Jacob tuvo con Lea,  salió a visitar a las mujeres del lugar. Cuando la vio Siquém,  que era hijo de Jamor el heveo,  jefe del lugar (señor de aquella tierra),  la agarró por la fuerza,  se acostó con ella y la violó. Pero luego se enamoró de ella y trató de ganarse su afecto. Entonces le dijo a su padre: «Consígueme a esta muchacha para que sea mi esposa.»  Jacob se enteró de que Siquém había violado a su hija Dina pero,  como sus hijos estaban en el campo cuidando el ganado,  no dijo nada hasta que ellos regresaron.  Mientras tanto Jamor,  el padre de Siquém,  salió en busca de Jacob para hablar con él.  Cuando los hijos de Jacob volvieron del campo y se enteraron de lo sucedido,  quedaron muy dolidos y,  a la vez,  llenos de ira.

Siquem es el lugar donde el maltrato, donde el dolor del pasado se enseñorea de tu vida, donde la deshonra, la vergüenza se enseñorea de ti, la vida de dina y la samaritana tiene mucho en común, porque siquem es el lugar donde el mundo te  ultraja para quitarte quita tu valor, hay estudios que afirman que alrededor del 70% de las mujeres que han sido abusadas no vuelven a rehacer su vida emocional, a causa de no poder borrar los recuerdos de lo sucedido, este mismo estudio comenta que 1 de cada mujeres 4 sufre en silencio algún tipo de abuso en el hogar o violencia domestica y 8 de cada 10 de los registros de delitos sexuales corresponden a niñas, en su mayoría entre cinco y 14 años.

Las consecuencias del maltrato y el abuso son devastadoras, tanto el maltrato y abuso físico, como el maltrato y abuso emocional, el maltrato y el abuso deja muchas huellas, baja autoestima, depresión, temor, ira, sentimiento de culpa, ideas de suicidio, vergüenza, rechazo.

Además un altísimo porcentaje de los violadores capturados  han confesado haberlo hecho porque fueron maltratados o abusados sexualmente durante su niñez.

Dios se encuentra contigo en Siquem para sanar el dolor, que se ha enseñoreado de ti a causa del maltrato o abuso del que has sido víctima, para sanar tu temor, tu ira, tu sentimiento de culpa por haber maltratado a tus hijos o a tu esposa, para sanar y quitar toda idea de suicidio, toda vergüenza, todo dolor ocasionado por el rechazo de los demás.

Dios se encuentra contigo hoy en el pozo de siquem, donde Jacob murió y el nuevo dueño seria Jose, es decir donde algo tiene que morir dentro de ti para que puedas tener vida y vida en abundancia, si hay algo que hasta hoy te  ha estado deteniendo, es eso que llevas por dentro y que en silencio te hace sufrir.

2. Una conversación el acercamiento a la restauración

Juan 4:6-7 Allí estaba el pozo de Jacob; y Jesús, cansado por la larga caminata, se sentó junto al pozo cerca del mediodía.   7  Poco después, llegó una mujer samaritana a sacar agua, y Jesús le dijo:

—Por favor, dame un poco de agua para beber.

Él estaba solo en ese momento porque sus discípulos habían ido a la aldea a comprar algo para comer. La mujer se sorprendió, ya que los judíos rechazan todo trato con los samaritanos. Entonces le dijo a Jesús:

—Usted es judío, y yo soy una mujer samaritana. ¿Por qué me pide agua para beber?

Jesús cansado por la larga caminata, la palabra cansado es la palabra griega kopos que significa reducción de fuerzas o dolor ocasionado por llevar una carga, la razón que llevo a Jesús al lugar de restauración  era su deseo de encontrarse con esta mujer llena de insoportables cargas a fin de poder quitarlas, durante el camino imagino que solo había algo en su mente, quitar todo aquel dolor  que hasta hoy se había enseñoreado de ella, durante el camino había podido experimentar lo que esta mujer había estado viviendo, había estado llevando la carga con ella, y era el momento de quitársela.

Isaías 53:4

Palabra de Dios para Todos (PDT)

Verdaderamente él soportó todos nuestros sufrimientos y cargó con nuestros dolores.

El momento había llegado para ella, no muy lejos del pozo sino junto a el la palabra junto es el griego houto que significa de la misma manera, es decir se coloco en el pozo de la misma manera como ella lo haría, no la trataría a lo lejos sino que se coloco de la misma manera como ella lo haría, haciéndose igual a ella, mostrándole que no habían diferencias, asi mismo el señor se acerca hoy a tu vida, sin señalamientos ni prejuicios, diciéndote entiendo lo que hasta hoy has vivido, entiendo lo que hasta hoy has sufrido, lo entiendo porque no solo te he visto llevar la carga sino que la he llevado contigo, tu dolor ha sido mi dolor, tu sufrimiento ha sido mi sufrimiento, pero hoy no solo quiero llevarla junto a ti, sino quitarla de ti de una vez y para siempre.

Esta mujer va a mediodía y sola, por lo general las mujeres tenían la costumbre de sacar agua de los pozos a primeras horas de la mañana o avanzadas horas de la tarde y lo hacían en grupos por seguridad, el rechazo y la soledad muchas son consecuencia del maltrato y el abuso, la gente que es maltratada y abusada muchas veces se aísla y busca refugio en la soledad, además empiezan a generar dependencia emocional, se aferran a las relaciones algunas veces en exceso buscando a través de ellas llenar los vacios que otros ha dejado, y cuando estas terminan el dolor se hace mucho mayor y más profundo, estos vacios ocasionados por el abuso y el maltrato  muchos intentan llenarlos con alcohol y drogas.

Entendiendo su situación el Señor se acerca a ella pidiéndole el favor, que le diera un poco de agua para beber, la palabra dame es el griego didomi que significa pedir algo con la palma de la mano extendida, esta no fue una petición cualquiera ¿porque extender la mano para pedir agua? Quienes extienden la mano para pedir por lo general son aquellos que están en extrema necesidad, es un gesto que demuestra algo que se pide con mucha necesidad, El no le estaba pidiendo de esta manera solamente el líquido preciado, el extendió su mano hacia ella tomando su lugar y mostrándole la palma que iba a ser clavada en la cruz por su dolor, dice la palabra que estaba solo en ese momento, no solo se hizo igual en su necesidad sino en su situación, quizás si hubiesen estado todos los discípulos a lo mejor ella no hubiese llegado, pero veía uno igual a ella, sentado de la misma manera junto al pozo, quizás en la distancia al verlo se vio reflejada en el,  la palabra solo es la palabra griega aperkhomai está compuesta por dos aper que significa separar o abandonar, y khomai  que significa ir y venir algo que inicia y termina continuamente, su soledad no era una soledad cualquiera al verla sintió de manera tan profunda su situación que aun su soledad pudo reflejar en el lo que ella sentía por haber sido abandonada no solo una sino muchas veces.

El abuso y el maltrato producen dependencia emocional, las personas que han sido abusadas, maltratadas, heridas, engañadas, tienden a ser inestables emocionalmente, en algunos sus relaciones no son duraderas, en otros lo son pero con demasiada inestabilidad, continuas peleas, y aun cuando el hombre las maltrata y abusa de ellas, al poco tiempo están detrás de el porque no pueden vivir si el,  o viceversa la mujer abusa de el o lo engaña y al poco tiempo como si nada hubiese pasado están nuevamente detrás de ellas, ahí está siquem quitándoles  el valor que tienen, llevándote a lo más bajo, muchas veces a mendigar amor con la mano extendida, pero hoy el Señor te dice no tienes porque sufrir más, fui vendido y colgado en la cruz para darte valor, te compre a precio de muerte y muerte de cruz.

La mujer se sorprendió, por la situación e inmediatamente hace la salvedad usted es judío y yo samaritana, porque me pide de beber, la nueva versión internacional dice:

Pero como los judíos no usan nada en común con los samaritanos, la mujer le respondió: –¿Cómo se te ocurre pedirme agua,  si tú eres judío y yo soy samaritana?

El inconveniente no era el agua pedida por el sino el recipiente que la contendría, ella jamás se hubiese imaginado compartiendo el mismo cántaro con un judío, ellos no compartían ni usaban nada en común con los samaritanos, no solo estaba dispuesto a compartir su cántaro con ella a diferencia de los demás, rompiendo las exclusiones y quitando los impedimentos que el mundo le había colocado, sino que un dia ella compartiría con otros el vino como símbolo de su sangre derramada por todos, claro que se le ocurría porque la cruz reconciliaría a los hombres con los hombres y a los hombres con Dios.

Efesios 2:14-16  Porque él es nuestra paz, que de ambos pueblos hizo uno, derribando la pared intermedia de separación, aboliendo en su carne las enemistades, la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas, para crear en sí mismo de los dos un solo y nuevo hombre, haciendo la paz, y mediante la cruz reconciliar con Dios a ambos en un solo cuerpo, matando en ella las enemistades.

3. Un regalo el medio para la restauración

10  Jesús contestó:

—Si tan sólo supieras el regalo que Dios tiene para ti y con quién estás hablando, tú me pedirías a mí, y yo te daría agua viva.

11  —Pero señor, usted no tiene ni una soga ni un balde —le dijo ella—, y este pozo es muy profundo. ¿De dónde va a sacar esa agua viva?   12  Además, ¿se cree usted superior a nuestro antepasado Jacob, quien nos dio este pozo? ¿Cómo puede usted ofrecer mejor agua que la que disfrutaron él, sus hijos y sus animales?

13  Jesús contestó:

—Cualquiera que beba de esta agua pronto volverá a tener sed,   14  pero todos los que beban del agua que yo doy no tendrán sed jamás. Esa agua se convierte en un manantial que brota con frescura dentro de ellos y les da vida eterna.

Si tan solo supieras el regalo de Dios, lapalabra supieras es la palabra griega optonomai, que significa ver algo extraordinario con los ojos bien abiertos, es decir prestarle atención a entender lo espiritual lo que comúnmente no se puede ver a simple vista, si tan solo abrieras bien tus ojos, para ver el extraordinario regalo que Dios tiene para ti, tú me pedirías pedir es la palabra griega puntanomai que significa solicitar algo con extrema necesidad, no como cuando se pide un favor, no como cuando se solicita algo con una estricta demanda, sino como cuando algo se solicita con una extrema necesidad,  yo te daría,  vuelve y usa didomi es decir extendería mi mano hacia ti para darte agua viva es huetos, agua que viene de la lluvia.

Si vieras con tus ojos bien abiertos el extraordinario regalo que Dios tiene para ti, tú me lo solicitarías con extrema necesidad, y yo extendería mi mano hacia ti para darte no un poco, no un vaso, no un cántaro sino una lluvia permanente que no te dejara volver a tener sed jamás.

Este pozo es muy profundo es la palabra griega Tehom que significa abismo y está ligada a la palabra hom que significa perturbación, destrucción, presión, ella le estaba queriendo decir mi perturbación, mi opresión, mi situación es demasiada para ser sanada por ti, a lo que Jesús le contesta si sigues queriendo saciar tu sed con esta agua que el mundo te da volverás a tener sed una y otra vez, pero los que beban del agua que yo les doy, aca usa otra vez didomi,  extender la mano, pero los que reciben de mi mano extendida lo que tengo para darles su sed será saciada no una ni dos ni tres veces sino permanentemente hasta la eternidad.

Quizas tú pensamiento es el mismo al de esta mujer, que tu situación o lo que te ha estado perturbando, es demasiado profundo y complejo para Dios, quizás piensas que esa pérdida o ese profundo dolor que hay en tu corazón es demasiado profundo para ser sanado, pero hoy Dios te dice mujer es mentira que un clavo saca a otro clavo, el segundo clavo dejara una herida más honda y profunda que el primero, el mundo te ofrece un agua que no sacia, pero cuando recibes de mi mano extendida el agua que yo te doy es suficiente para sanar y restaurar cualquier dolor por profundo que sea.

4. La verdad una decisión para alcanzar la restauración.

15 —Por favor, señor —le dijo la mujer—, ¡déme de esa agua! Así nunca más volveré a tener sed y no tendré que venir aquí a sacar agua.

16  Jesús le dijo:

—Ve y trae a tu esposo.

17  —No tengo esposo —respondió la mujer.

—Es cierto   —dijo Jesús—.   No tienes esposo   18  porque has tenido cinco esposos y ni siquiera estás casada con el hombre con el que ahora vives. ¡Ciertamente dijiste la verdad!

La mujer con sus ojos espirituales bien abiertos,  le dice didomi extendiendo su mano dame de esa agua, para no tener que seguir sufriendo diariamente como hasta hoy lo he estado haciendo.

Luego la confronta con su situación, diciéndole ve y trae a tu esposo, la expone a su continuo dolor, a la razón por la cual se ha sentido rechazada, excluida y humillada,  la razón por la cual su vida es una deshonra, la razón por la cual no se atreve a levantar su rostro cuando camina, la razón de su depresión continua, la razón de su vergüenza, de su baja autoestima, la razón por la que diariamente vive llena de temores, la razón de su soledad, porque para ser restaurado y recibir del agua de vida se necesita reconocer el estado en el que estamos.

No tengo esposo respondió la mujer, reconociendo su condición actual, has estado con cinco hombres buscando llenar el vacío que hay en tu corazón y ni aun con el que ahora estas has podido hacerlo, ciertamente dijiste la verdad, alaitace  significa no has ocultado ni escondido algo, es decir que le dijo ciertamente no has ocultado ni escondido ante mi tu necesidad, esta también tiene relación con alfa la primera letra del alfabeto griego, diciéndole primero has puesto la verdad delante de ti, cuando llegamos al señor con nuestras manos extendidas didomi solicitando con extrema necesidad su intervención en nuestras vidas, y colocamos la verdad delante de el, es suficiente para empezar a derramar su bálsamo sanador.

Dios hoy ha venido de manera inevitable a intervenir en tu vida, diciéndote sé cómo te sientes, conozco tu dolor y tu situación mejor de lo que imaginas, porque junto a ti he caminado y junto a ti he llorado, todo lo que te ha sucedido ha sucedido delante de mí, hoy extiendo mi mano para decirte que del agua que yo doy jamás volverás a tener sed.

Acerca Hollman Sarmiento

También Revise

Predicas Cristianas 2020 | La oración

La oración

Predicas Cristianas, la oración que nunca debe parar es aquella que demanda ser fortalecido en el espíritu para hacer realidad lo anterior y finalmente la que..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *