Recuperando la fertilidad

Génesis 16:1-15

Introducción

Cada persona debe tener claro en la vida, cuál es el rol que le corresponde en la sociedad. Así pues, conforme a Palabra de Dios, el apóstol Pablo, refiere en su epístola al pueblo de Efeso (Capítulos 5 y 6), como en la familia, el esposo, la esposa y los hijos, tiene deberes y responsabilidades que los hacen ocupar sus respectivas posiciones dentro del núcleo familiar, con miras a generar una sociedad basada en principios de respeto, amor y por sobre todo, temor en Dios. Una sociedad fértil y prospera en todos sus entornos. Cuando no se tiene una percepción clara de nuestra posición en las diversas áreas de nuestro desempeño en la sociedad, en la comunidad, en el hogar, en la iglesia, podemos incurrir en el riesgo de la desobediencia y consecuentemente, en la pérdida de autoridad y muerte espiritual, a causa del pecado allí implícito.

Anuncios

Esto es, se formaran desiertos estériles que provocarán en la persona y su núcleo familiar, desordenes contrarios a los propósitos de Dios, en todos los ámbitos de su vida. Vale la pena, entonces, ilustrar tal situación, mediante, la enseñanza bíblica de la Palabra de Dios, contenida en la base escritural, referida en este sermón y para tales efectos, revisaremos dos verdades bíblicas que debemos practicar como hijos de Dios, para que tengamos largura de días y nos vaya bien en todo momento, a saber:

1. Debemos ocupar la posición que Dios nos dio.

El contexto bíblico de esta enseñanza, está basado en la promesa que Dios hizo a Abram de hacerlo padre de multitudes, esta promesa se tradujo en un pacto de entregarle la tierra prometida, recuerde usted que Sarai, la esposa de Abram, no podía darle hijos y ante esta situación, permitió, que Agar, su sierva le diera descendencia (Ismael). sin embargo, la actitud de Agar cuando se vio embarazada de Abram, no es la que le correspondía determinar, siendo sierva de Sara, comenzó a mirar con desprecio a su ama, comenzó a morder la mano de su ama, literalmente hablando, el orgullo toco su corazón y se creía, quizás, la verdadera esposa de Abram, cuando la verdad es que su papel, era el de sierva. Muchas personas al no entender y asumir la posición que Dios le dio en la vida, cometen el error de adoptar un papel o un lugar que no les corresponde, escucha Dios es un Dios de orden , lo primero que hizo El Señor, en su labor Creativa, Fue crear los cielos y la tierra (Gén. 1:1), primero hizo los cielos, es decir el trajo orden a su casa en primer lugar, y desde allí comenzó a desarrollar el resto de la creación ¡Aleluya!

Bajo este principio divino, nadie puede llevar orden a una casa, si primero no ordena la suya, nadie puede ocupar una posición superior, si primero, no ha producido resultados en la posición que Dios le asignó inicialmente, amigo lector, hermano de la fe, no cometas el error de Agar, esto genera consecuencias desastrosas en la persona, trae consigo, esterilidad, soledad, trae desobediencia y trae muerte espiritual. Cuando Sarai, percibió la situación critica, con respecto a esta actitud de su sierva, acudió a su señor, a su esposo y le exhortó a tomar una decisión, y ¿Cuál crees que fue la decisión de Abram? , correcto, la que favorecería los intereses de su familia, de su esposa, la misma que Dios tomaría cuando se trata de su pueblo, Abram la puso en manos de Sarai y ésta la corrió. ¡Escucha!, Dios, siempre inclinará su voluntad cuando el legítimo derecho de su hijo, de su pueblo, pueda ser afectado por aquellos que se resisten a ocupar la posición que en su Señorío, Él les asignó, Dios siempre resistirá a los soberbios, ¡Aleluya!

Anuncios

Acerca Pedro Araujo Lemus

Pedro Araujo Lemus. Comunidad Cristiana Luz y Vida. Mérida Venezuela

También Revise

Predicas Cristianas.. Predicas Cristianas... Serás de Bendición

Dios nunca llega tarde

Predicas Cristianas, ¿llega Dios tarde durante nuestros problemas? Las promesas de Dios no dependen de nuestras circunstancias presentes, por eso, en los...

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.