Eres parte de una selección especial

Predicas Cristianas – Predicaciones Cristianas

«Antes que te formara en el vientre, te conocí, y antes que nacieras, te santifiqué, te di por profeta a las naciones.»  Jeremías 1:5

Aún antes de ser formados en el vientre de nuestra madre, Dios ya nos conocía, Él nos eligió aún antes de que nuestros padres supieran que iban a tener un hijo.

La ciencia asegura que en la unión sexual de un hombre y una mujer normalmente un solo óvulo interviene en la unión que dará lugar a una nueva vida, pero entre 150 a 300 millones de espermatozoides participan de la más importante carrera de la creación, y entre tantos millones SOLO UNO logrará su cometido: llegar en primer lugar y fecundar el óvulo, y su premio será convertirse en un único e irrepetible ser.

TU ERES EL RESULTADO DE ESA CARRERA, tú eres ese premio. De entre 300 millones de potenciales personas, Dios decidió que fueras tú. Tú no eres el resultado de la casualidad, no eres el producto de una selección natural, ni de la supervivencia del más apto, ni siquiera eres el fruto de la voluntad o el amor de tus padres, tú eres el fruto de la divina voluntad y del amor de Dios, de su inmenso e inconmensurable amor. Entre 300 millones de candidatos, Dios te escogió a ti. El te conoció antes de que fueras una persona, en ese principio de tus días El ya tenía un propósito con tu vida.

Hoy estás en tu ciudad, en tu iglesia no por casualidad, tú y yo estamos donde Dios mismo nos ha puesto, porque hay un propósito de Dios en nuestras vidas, estamos aquí porque es nuestro destino. Cuando sales de viaje es necesario que te fijes un destino, pues si no lo haces y sales para cualquier lado, jamás podrás planificar cuales son las mejores rutas y alternativas para seguir y cuanto tiempo te insumirá llegar, además nunca nadie tendrá la certeza de saber dónde estas parado hoy, solamente porque no indicaste cual era tu destino. Pero si lo tienes, si sabes a dónde quieres llegar, todos sabrán dónde estas parado cunado te necesiten, y tú podrás planificar cuál es la mejor manera para llegar a esa meta.

En lo espiritual es igual, debes conocer el destino que Dios planeó para tu vida. ERES PARTE DE UNA SELECCIÓN ESPECIAL POR PARTE DE DIOS, PUES TU TIENES ALGO ESPECIAL PARA DAR, ALGO QUE NINGÚN OTRO TIENE. Es cierto que ninguno de nosotros es imprescindible en la obra de Dios, pero también es cierto que nadie podrá jamás ocupar nuestro lugar en esa obra. Dice Efesios 4:16 que cada uno, como miembros de un cuerpo, tenemos una actividad que nos es propia y que no puede ser hecha por otro miembro. Dios nos ha dado a cada uno el don o la capacidad de hacer bien cierta tarea, según les dice Pablo a los Romanos en el cap. 12, vers. 6. El mismo apóstol nos exhorta a no descuidar ese don que Dios puso en nosotros (1ª Timoteo 4:14), sino que debemos entregarnos por completo a cumplir nuestro deber.

Este es el motivo por el cual Dios, a su tiempo, envió a Jesucristo a morir por nosotros, pagando así el precio de nuestra libertad y nos hizo Sus hijos (Gálatas 4:4). Esta es la razón por la cual nos salvó y nos escogió entre 300 millones de potenciales personas, El nos eligió porque nos encontró aptos para Su obra, no porque lo mereciéramos, o porque desde que lo conocimos hicimos mérito para ganar Su confianza, sino porque desde antes de crear el mundo Dios tenía un plan, el cual consistía en mostrarnos Su amor y bondad a través de Jesucristo. Y si Dios tenía un plan, también escogió de antemano las mejores herramientas para llevarlo a cabo, aquí es donde tú y yo encajamos en ese maravilloso plan.

De manera que compartir con los demás lo que Dios nos ha revelado a cada uno de nosotros no es sólo nuestro privilegio, sino más bien nuestra responsabilidad. Ester llegó a ser reina porque Dios tenía un propósito para cumplir con su vida, salvar a su pueblo de las manos de Amam. Ester tuvo la libertad de optar entre hablar con el rey o callarse, pero el cap. 4, vers. 14 dice: «Si callas en este momento, Dios salvará a su pueblo de otra manera, pero tú y tu familia morirán», de manera que lo que estaba en juego con la decisión que debía tomar Ester era su futuro y el de su familia, pero no estaba en juego el plan de Dios, el cual se iba a cumplir con Ester o sin ella. Si tú y yo decidimos callar, Dios igualmente cumplirá Su plan, pero…¡ay! del que no cumpla su parte.

Si decides no hacer tu parte de la tarea, estarás descuidando el don que Dios te dio, y si descuidas tu don, estas robando:

1º) A DIOS.
2º) A TI MISMO
3º) A LA IGLESIA
4º) A LA CIUDAD
5º) AL PAÍS
6º) A LAS NACIONES

NO DESCUIDES EL DON DE DIOS QUE ESTA EN TI. Dice 1ª de Pedro 4:10: «Dios le ha dado a cada uno de ustedes distintos dones, ¡úsenlos en ayudarse mutuamente!, ¡compartan con otros las multiformes bendiciones de Dios!

No dice que Dios repartió dones para pastores, profetas, apóstoles, maestros y lideres, sino A CADA UNO DE USTEDES.

CUIDA ESE DON, no te metas en pecado. Sabiamente Pablo nos aconseja «TEN CUIDADO DE TI MISMO» (1ª Timoteo 4:16). El hombre ha conquistado el mundo, la tecnología, el espacio aéreo, la naturaleza, pero aún no ha conseguido conquistarse a sí mismo.

Cuando pecamos, somos muy rápidos en echarle la culpa al diablo, pero la Biblia nos advierte: «TEN CUIDADO DE TI MISMO», pues es más fácil prevenir un incendio que apagarlo. Eclesiastés 3 nos enseña que hay un tiempo para cada cosa, yo digo que también hay un tiempo para huir, cuando la tentación es grande HUYE, NO CEDAS, no intentes hacerle frente con tus propias fuerzas, recuerda que somos un vaso frágil, de barro, y que la excelencia que tenemos viene de Dios, por eso se nos advierte en 2º de Corintios 4:7:»Pero este precioso tesoro, esta luz y este poder que ahora brillan en nosotros los guardamos en una vasija perecedera- nuestro débil cuerpo. Por eso es tan obvio que este glorioso poder que está en nosotros es de Dios y no nuestro».

Vigilemos, entonces, nuestras acciones y nuestros pensamientos, mantengámonos firmes y fieles en lo que es justo y entonces, sólo entonces, Dios nos bendecirá y nos usará en la sublime tarea de ayudar a la gente a alcanzar la salvación en Jesucristo, salvación que por Su gracia tú y yo ya hemos alcanzado.

Acerca Daniel Edgardo Colazo

También Revise

La Iglesia vs. el Anticristo | Predicas Cristianas

La Iglesia vs. el Anticristo

Predicas Cristianas.. El anticristo profético es un personaje que siempre acapara la atención de muchísimas personas. Es tema de controversias teológicas y..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *