Inicio / Predicas Cristianas / ¡Es porque te amo tanto!

¡Es porque te amo tanto!

Predicas Cristianas

Juan 11:1-16

Introducción:

De todos los milagros que Jesús hizo durante su ministerio en la tierra, posiblemente éste sea el más dramático y más conocido, la resurrección de Lázaro, justamente porque es uno de los más conocidos, resulta ser uno de los menos entendidos, estamos tan familiarizados con la historia que no nos damos cuenta de los detalles significativos que nos muestran el corazón de Dios.

1. Conociendo el corazón de Dios

Porque te amo, es como si Dios mismo les estuviera hablando y diciendo: Porque te amo, y esta ha de ser la respuesta a algunas preguntas que hoy varios de los aquí presentes tienen en su corazón.

El (verso 1-3) Son mujeres ansiosas y angustiadas por la enfermedad del su hermano, mandan un mensajero con una misión específica, en primer lugar, tenía que anunciar la grave enfermedad y en segundo lugar, tenía que recordarle a Jesús que Lázaro era su amigo. (Vers 4-5)

Hace un énfasis en que Jesús los amaba, es importante este verso porque nos da pie para entender un principio divino que condiciona nuestras vidas, uno pensaría que, dado que los amaba tanto, tenía que dejar de lado toda actividad e ir de inmediato de regreso a Betania para estar con ellos, y eso es lo lógico. (Vers. 6).

La verdad es que eso no tiene sentido alguno, tendría mayor sentido si dijera: cuando oyó de la terrible enfermedad de su querido amigo, quiso ir a verlo, pero debido a los muchos compromisos previos, tuvo que quedarse dos días más.

Lo que vemos en esta narración, son dos diálogos que se están llevando a cabo a la misma vez, dos conversaciones simultáneas, tal vez usted tuvo la experiencia de estar en una conversación en que ninguno de los dos se entendían, aunque hablaban de lo mismo, el contenido de todo este capitulo es la trascripción de dos conversaciones simultaneas, una conversación terrenal y la otra, una conversación celestial.

Todo lo que alguien dice en este capitulo, es terrenal, con la excepción, obviamente, de lo que dice Cristo, todo lo que El dice es espiritual, los que oyeron la conversación, no entendieron ni una palabra, por ejemplo, vemos lo siguiente en el (verso 11) Dicho esto, les dijo después: Nuestro amigo Lázaro duerme; mas voy para despertarle.

¿Dicho qué? Todo lo que dijo en los versos previos eran palabras espirituales y termina diciendo que Lázaro duerme y que va a despertarlo, hablando del hecho que Lázaro estaba muerto y que iba a despertarlo, o sea, iba a resucitar a ese fiambre, los discípulos contestaron hablando en el idioma terrenal y le dijeron: Señor, si duerme, sanará.

Pero Jesús decía esto de la muerte de Lázaro; y ellos pensaron que hablaba del reposar del sueño, entonces Jesús les dijo claramente: Lázaro ha muerto; tontos, no se dan cuenta, eso es lo que les estoy diciendo, y me alegro por vosotros, los que han de tener la gran responsabilidad de evangelizar el mundo entero, de no haber estado allí, para que creáis; mas vamos a él, dos diálogos, dos conversaciones, una terrenal, otra celestial, espiritual.

¿No será que hay dos conversaciones simultáneas que se están llevando a cabo en su vida hoy? ¿No será que todo lo que usted ha estado viviendo, lo ha mirado con los ojos terrenales y no con los ojos espirituales?

¿No será posible que si realmente nos metemos en la Palabra y dejamos que Dios nos hable, hayamos de ver las cosas de otra manera? En vez de ver muerte, vemos dormir, en vez de ver a Jesús tardar en la respuesta, lo vemos hacer algo que al final del día ha de dar la gloria a Dios.

Y cuando oyó, pues, que estaba enfermo, se quedó dos días más en el lugar donde estaba, cuando finalmente llegó a Betania, Lázaro llevaba 4 días muerto, esto es lo que pasó, desde Betania al sitio donde Cristo estaba ministrando, era un día de camino, cuando el mensajero salió de Betania hacia donde estaba Jesús, Lázaro muere, le toma todo un día para llegar a Jesús.

Cuando llega el mensajero, Jesús ya sabía que Lázaro había muerto, luego, Cristo espera dos días más y le toma un día volver a Betania, por eso Lázaro estaba en la tumba 4 días. ¿Por qué hizo eso?

Cuando María, Marta y Lázaro llegaron al cielo, me imagino que tuvieron una pequeña reunión con Jesús y esto es lo que dijeron: Jesús, que bueno verte otra vez, fue realmente un placer conocerte en la tierra, pero cuando llegamos aquí, hablamos con Juan y nos dijo que cuando el mensajero llegó con la noticia de la enfermedad de Lázaro, tú esperaste dos días.

No hay resentimientos porque al final, todo salió bien, pero nos gustaría tener una explicación acerca de tu tardanza. ¿Por qué esperaste dos días? Y Jesús les contesta: Porque te amo. Hoy quiero compartir con ustedes una verdad teológica que cambia la vida de todos nosotros, esta es la verdad, todo lo que Dios hace, lo hace porque nos ama, todo, aún su justicia se basa en su amor.

2. Todo es por amor a ti

Cristo hizo algo para Lázaro que no hizo para nadie más en la historia de la humanidad, no solamente lo resucitó de entre los muertos, algo que hizo para otros, sino que lo hizo después de 4 días, todos los otros que resucitaron, fue en el mismo día en que murieron, porque la costumbre era que uno era enterrado el mismo día de su muerte, por eso Lázaro estuvo en la tumba 4 días, el mismo día de su muerte lo enterraron.

Jesús fue enterrado el mismo día de su muerte, tuvieron que volver después del shabath para terminar de ungirlo porque no tuvieron tiempo de hacerlo en el mismo día de su muerte, el hijo de la viuda de Naín fue resucitado camino al cementerio, el mismo día que había muerto, la niña que fue resucitada, estaba todavía sobre la cama donde ella murió, le mandaron a decir que no viniera porque ella había muerto.

Lázaro fue el único que Cristo levantó de entre los muertos después de ser enterrado 4 días, de hecho, lo que hizo para Lázaro, no lo hizo ni para sí mismo, Cristo resucitó en el tercer día y hay una buena razón porqué lo hizo en ese día, es en el cuarto día que la corrupción, la putrefacción del cuerpo donde empieza su proceso, cuando Cristo dijo: Quitad la piedra.

Marta lo mira con los ojos compasivos de una mujer que trata de corregir a un pobre hombre que no sabe nada y le dice: Señor, hiede ya, porque es de cuatro días, la razón por la que Cristo resucitó el tercer día es porque la Biblia dice: Ni permitirás que tu santo vea corrupción. (Sal 16:10). Cristo llevó a Lázaro hasta la puerta misma de la corrupción y lo resucitó.

¿Sabe porque? Porque era su amigo, quiso hacer algo para él, que no iba hacer ni para sí mismo, cuando llegó el mensajero, Cristo ya sabía que Lázaro estaba muerto, si volvía de inmediato, hubiera estado muerto dos días, El dijo: He de hacer para mi amigo, a quien amo tanto, algo que no he de hacer ni para mí mismo.

Que quede 4 días en la tumba, porque lo amo, y esa es la misma respuesta a las preguntas que tú tienes hoy: ¿Por qué estoy pasando por estas dificultades? Porque te amo, hoy, hemos de hacer preguntas difíciles a Dios, Dios, ¿Por qué creaste el dolor? Porque te amo.

Dios creo el dolor para que no nos dañemos más, vea usted, cuando sentimos dolor, es un aviso que si no paramos lo que estamos haciendo, nos hemos de dañar aún más, el Dr. Paul Brahan, conocido mundialmente por su labor entre los leprosos vivió 20 años en un leprosario en la India, el descubrió algo que nadie había visto en miles de años de existencia de esa enfermedad.

Por milenios todos pensaron que la lepra era una enfermedad que carcomía la carne de tal manera que eventualmente el leproso perdía dedos, manos, pies, no es eso lo que pasa, la lepra causa que los nervios pierdan su función de tal manera que el leproso no puede sentir dolor, como no puede sentir el dolor, no se da cuenta cuando se hiere y esa herida eventualmente ha de infectarse y la infección carcome la carne de tal manera que eventualmente uno pierde parte de su cuerpo, sin ni siquiera darse cuenta.

Acerca Daniel Tomas

Mi nombre es Daniel Tomas y hace más de 35 años sirvo al Señor. He asumido el compromiso de serle fiel cada día de mi vida y de sembrar mi corazón y ministerio en Su presencia y así llevar mucho fruto. Junto con toda mi familia en enero del año 1994 vinimos a Bariloche a servir en la Iglesia Catedral Familiar, de la Unión de las Asambleas de Dios, ministerio el cual amamos y donde Dios nos trajo para así alcanzar Su sueño, que es ver a esta ciudad y pueblos aledaños rendidos a los pies de Jesús.

Revise también

Predicas Cristianas - Regalos a Jesús, Jesús el regalo

Regalos a Jesús, Jesús el regalo

Predicas Cristianas - La Biblia declara que el regalo que nos da Dios, es vida eterna a través de Jesucristo nuestro Señor. El verdadero significado de la Navidad es que este regalo de Dios tiene que ser recibido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *