Dios tiene un Plan

Predicas Cristianas | Predicaciones Cristianas

Josué 2

Introducción

Vivimos en una sociedad estereotipada, es decir en donde solo unos cuantos pueden acceder a ciertas oportunidades, solo aquellos que llenan los requisitos físicos. Pero a la diferencia del mundo, Dios en su divina y perfecta voluntad tiene un plan para todas las personas, Dios es un Dios incluyente, un Dios que tiene un plan, un propósito para cada uno de nosotros. Hoy quiero que juntos descubramos esta verdad a la luz de la vida de una mujer cuyo oficio no le hubiera ayudado a encontrar dignas oportunidades. Han pasado 40 años desde el día que Dios desafío a los israelitas a pasar el río Jordán y tomar posesión de la tierra prometida; sin embargo esto no fue así a causa de la incredulidad de la mayoría del pueblo.

Anuncios

Ahora bajo el mando de Josué, nuevamente el pueblo está a un paso de hacer realidad su sueño de tener una tierra donde vivir; pero antes de eso; Josué decide enviar desde Sitim dos espías a investigar las condiciones de la ciudad de Jericó (v. 1) y es durante ese viaje exploratorio cuando una mujer de dudosa reputación descubre que Dios quiere incluirla en su plan eterno y que sin importar muchos aspectos de su vida la invita a unirse a Él. La vida de Rahab es uno de los casos más emblemáticos de la Gracia de Dios. Vayamos al pasaje y descubramos tres aspectos importantes acerca del plan de Dios para todos.

I. Dios tiene un Plan sin importar tu Historia (v. 1) «…y entraron en casa de una ramera que se llamaba Rahab…»

Los dos jóvenes espías enviados por Josué llegan a Jericó con la misión de descubrir las condiciones de la ciudad y así determinar su estrategia para la conquista. Se nos dice que llegan a la parte norte de la ciudad de Jericó y por estrategia deciden buscar información en casa de una mujer prostituta (v. 1) ¿Por qué es que deciden parar en casa de esta mujer? Que mejor lugar para saber lo que piensan los hombres; pues tenemos que admitir que algunos de los varones de guerra pasaban cierto tiempo en compañía de mujeres de este tipo. Además de que la condición moral de los habitantes de Jericó era muy particular; pues se sabe por los estudios arqueológicos que la sociedad era muy inmoral; pues además de practicar el sacrificio de los niños al dios Moloc, la prostitución tanto femenina como masculina era muy difundida entre ellos, al punto de que los templos de Baal y Astarte se caracterizaban por cultos de adoración compuestos por orgías en donde las prostitutas eran las sacerdotisas. Rahab era el nombre de esta mujer que recibió a los dos jóvenes espías y que por cierto decidieron pasar la noche en casa de Rahab (v. 1), pero no debemos pensar que estos dos hombres también compartieron los favores sexuales de Rahab, pues más adelante se nos aclara que los dos espías descansaban en la terraza u azotea de la casa de Rahab (v. 8) Pues este es nuestro personaje que nos muestra la gracia de Dios; pues muchos creerían que Dios hubiera guiado a los espías a algún hogar piadoso de Jericó; pero al contrario Dios los guió a casa de una mujer con una historia no muy recomendable. Hay quienes quieren hacer pensar que Rahab no era prostituta, sino más bien «mesonera», pues algunos traducen la palabra «zoonah» como mesonera; pues en algunos casos se usaban indistintamente; pero el N.T. al referirse a Rahab lo hace con la palabra «porne» que significa prostituta o ramera. La idea de querer quitarle a Rahab su oficio es la de hacer creer que Dios no pudo congraciarse con una persona de tal inmoral; pero al pensar así lo único que hacen es anular la idea de la Gracia divina; pues esta se refiere a recibir de Dios un favor no merecido; en otras palabras la gente piensa que para acercarse a Dios hay que limpiar la vida primero y después ya limpio acercarse a Él.

Pero esto es contrario a la voluntad de Dios, Él se acerca de nosotros, así como estamos y ya una vez cerca o en nosotros empieza a limpiar nuestra vida. Rahab se dedicaba a la prostitución, se ganaba la vida a través de sus favores sexuales, pero Dios empezó a obrar en su vida, y la miró y decidió acercarse a ella e incluirla en sus poderosos planes. Esta actitud de Dios no ha cambiado, sigue vigente, Él se acerca a las personas sin importarle de entrada el estado de su vida; pues cuanto más pecadores somos, más merecedores de su gracia. Hay quienes no entienden este atributo de Dios, y hay quien hasta lo malentiende; pero podemos ver en Rahab como Dios no toma en cuenta nuestra historia de vida para involucrarnos, para acercarnos a Él. He escuchado decir «primero arreglo mi vida y después busco a Dios»; pero eso es contrario a la voluntad de Jesús, Él dice: «…Los que necesitan del médico son los enfermos, no los que están sanos… Yo vine a invitar a los pecadores para que sean mis discípulos, no a los que se creen buenos» (Mt. 9: 12 BLS) Dios no busca, ni salva a los buenos (por si hubiera uno) sino a lo vil, lo despreciado «…Dios eligió a los que, desde el punto de vista humano, son débiles, despreciables y de poca importancia…» (1 Cor 1: 28 BLS) aquellos con los que puede mostrar su poder; basta echar una simple mirada a la Biblia y darnos cuenta de que Dios no siempre busco a los mejores; por ejemplo: Noé fue borracho, Jacob un mentiroso, Moisés era tartamudo y asesino, Gedeón fue miedoso e incrédulo, Sansón mujeriego, David adultero y violento; el profeta Elías era depresivo y con ideas suicidas, Jonás huyo de Dios, Job estaba enfermo, Juan el Bautista tenía mal carácter, Pedro negaba a sus amigos, Martha era preocupona, María estuvo endemoniada, Zaqueo defraudaba y Pablo era muy religioso. Como podemos darnos cuenta no importa tu historia para Dios, Él tiene un plan especial para ti, Él tiene algo muy bello para tu vida, con seguridad debes dejar eso que a Él no le gusta, pero de entrada no te rechaza; pues su bondad no trabaja en relación a nuestra conducta, sino a su propia naturaleza amorosa. Rahab halló cabida en el corazón de Dios a pesar de su duro oficio.

Anuncios

II. Dios tiene un Plan si crees en Él (v. 11) «…Jehová vuestro Dios es Dios en los cielos…»

Una vez que los espías se hospedad en casa de Rahab, el rey de Jericó se entera y envía mensajeros para averiguar y ordenarle que se los entregue (v. 2, 3) Sin embargo Rahab les miente diciéndoles que los espías ya se han ido y además les anima a seguirlos (v. 4, 5) Una vez sorteado este obstáculo sube a la azotea de su casa en donde los espías se hospedad y les informa de que el rey ya se ha enterado de su presencia pero que ella los engaño para que no los encontrarán (v.6, 7) Después les comparte acerca del sentimiento que prevalece entre los pobladores de Jericó «…el temor de vosotros ha caído sobre nosotros, y todos los moradores del país ya han desmayado por causa de vosotros» (v. 9), dicho temor ha venido a ellos a razón de que las grandes cosas que Dios hizo a favor de los israelitas ha llegado a oídos de los pobladores de Jericó. Y me llama poderosamente la atención la manera en la que Rahab habla de estas cosas, pues inicia su discurso diciendo «Sé que Jehová os ha dado esta tierra…» (v. 9) habla en primera persona, no solo hace referencia a las emociones de otros sino que habla de la convicción de ella acerca del Dios de Israel. De algún modo Rahab se había enterado de todo lo que Dios ha hecho a favor de su pueblo; resulta interesante que en una época sin telefonía fija o celular, sin red de internet, twitter, facebook o Messenger los habitantes de Jericó y en especial Rahab supieran todas esas cosas; pero me sorprende más aún no solo que lo supiera, sino que creyera las cosas que había escuchado, que le dé a Dios el beneficio de su fe. Aunque podemos describir esta fe como algo muy sencillo y primario, la verdad es que es suficiente para que Dios se manifieste.

Hay quienes creen tener la exclusividad de Dios, pero esto no es así, es el mismo Jesús quien dice «Sabemos que Dios no oye a los pecadores; pero si alguien teme a Dios y hace su voluntad, a éste oye» (Jn 9: 31 BLA) Dios ha puesto eternidad en el corazón de los seres humanos, dice Salomón, por eso podemos acceder de manera general y primigenia a Dios. Rahab escucho lo que Dios hace con su pueblo y además lo creyó; Dios estaba trabajando en el corazón de esta mujer, la había elegido para sus planes sin importarle mucho su historia; ella quería conocer más y mejor al Dios de los israelitas, mientras que el rey de Jericó veía esto como una amenaza, Rahab lo veía como una oportunidad. ¿Qué hace falta para que el plan de Dios se revele a nuestras vidas? Que creamos en Él, y que estemos absolutamente convencidos de solo Él puede darnos dirección y ayuda en nuestra vida. He escuchado a algunas personas decir «eso no sirve, porque a mí no me sirvió» pero en realidad lo que pasa es que una cosa es saber cosas de Dios y otra muy distinta es creer en esas cosas que sabemos de Dios. Para allegarnos a Dios y recibir su gracia solo es necesario algo: No estar auto-justificado, es decir debemos acercarnos a él plenamente convencidos de que Él existe y que Él puede hacerlo todo, no es necesario saber mucho, simplemente saber que Él, Dios existe, tal como lo hizo Rahab. En cuantas ocasiones no nos perdemos de ver a Dios en nuestras vidas por pretextar que aunque necesitamos de Él, todavía no estamos tan necesitados como otros, eso es estar auto-justificados. Dios tiene un plan para cada uno de nosotros, pero solamente se hace real cuando nosotros estamos conscientes de que Él existe y que Él puede hacer la maravilla que mi vida necesita. Rahab declaro acertadamente «…Jehová vuestro Dios es Dios de arriba en los cielos y abajo en la tierra» (v.11)

III. Dios tiene un Plan cuando Pactas con Él (v. 18) «…tú atarás este cordón de grana…»

Rahab declara su fe a los dos espías, pero además Rahab hace un trato con ellos «…que me juréis por Jehová, que como he hecho misericordia con vosotros, así haréis vosotros con la casa de mi padre…» (v. 12) Rahab esta pactando con los espías, argumentado que así como ella actúo con bondad, les pide que cuando la ciudad sea conquistada, ellos actúen con bondad hacía ella, y su familia. La palabra que se traduce misericordia o bondad es en arameo «chesed» que significa «lealtad», «fidelidad» o «amor pactado», los espías estuvieron de acuerdo. El día que los espías tuvieron que salir de Jericó y regresar a Sitim en donde los esperaba Josué y el pueblo, los espías cerraron el acuerdo con Rahab, al decirle que ella debe colocar en la misma ventana por donde ellos salieron un cordón escarlata (rojo) como señal de que todos y todo lo que esté en ese lugar no sean tocados por los conquistadores israelitas (v. 16-18) pero si alguien sale de la casa protegida por el cordón escarlata, los espías no se hacen responsables por la vida de aquellos (v. 19) La mujer estuvo de acuerdo, los espías se marcharon y Rahab inmediatamente coloco en la ventana el cordón escarlata, solo quedaba esperar. Una vez que hemos decidido confiar en Dios y su voluntad, debemos dar un paso hacia adelante y es pactar con Dios, Dios es un Dios de pactos, un Dios de acuerdos y compromisos. El cordón rojo era la señal de que Dios tendría misericordia y que daría una bendición especial a esas personas.

Anuncios

Actualmente esto no ha cambiado, y aunque no necesitamos cordones rojos en las ventanas o sangre en los marcos de las puertas si necesitamos de una señal en el corazón que no identifique como merecedores de su bondad. Jesús, el Cristo cumple ahora con esa función, su presencia en nuestros corazones es el nuevo cordón escarlata que simbólicamente nos identifica como beneficiarios de su bondad por siempre. Y así como Rahab fue y coloco el cordón, nosotros debemos pedirle a Jesús que coloque en nosotros su sacrificio en la cruz y nos dé salvación y vida eterna. Ese es el plan de Dios para nosotros, Él quiere estar con nosotros y que nosotros estemos en estrecha comunión con Él, hoy y por la eternidad. Pero para poder disfrutar de esa bondad, debemos pedirle a Jesús que venga a tomar posesión de nosotros y sellarnos con su sangre para que cuando venga el final de los tiempos podamos ir a vivir con Dios en el cielo por siempre. La historia nos dice que el pueblo de Israel entró a Jericó y en una dos por tres la invadió, destruyéndolo todo; respetando solamente una vivienda, aquella que en su ventana ondeaba un cordón color escarlata y que señalaba que los que allí vivían debían ser tratados con bondad. Así fue, una vez terminada la conquista, Josué mando traer a Rahab y su familia y les invitó a vivir entre ellos, el pueblo de Dios, cumpliendo así el anhelo del corazón de Rahab, ser parte de las promesas y las bendiciones de Dios, y todo por haber pactado con Dios a través de los espías.

Desafío

Rahab decidió aceptar el plan de Dios para su vida. A Dios no les importó su historia, injustamente se le sigue identificando como la ramera, pero ya no debiera ser así, pues a nadie le gusta que siempre se haga alusión a nuestra antigua forma de vida. Rahab hallo propósito a su vida cuando acepto el plan que Dios tenía para ella. Viviendo ya entre los israelitas Rahab se enamoró de un príncipe de la tribu de Judá, llamado Salmón, hay quienes piensan que éste fue uno de los dos espías y desde allí había nacido el amor entre ellos; cierto o no, la verdad es que Rahab vino a ser la mujer de Salmón y ambos engendraron a Bozz quien ya adulto se casa con Rut la moabita y a su vez paren a Isaí quien sería padre del Rey David en Israel; pero más aún Rahab vendría a ser parte de la línea genealógica de Jesús (Lc. 3:23-38; Mt. 1: 1-17) Como podemos darnos cuenta Dios tiene un plan para cada uno de nosotros; ¿Quieres integrarte al plan de Dios para el mundo? No importa tu historia, solamente decídete a creer en Él y a pactar con Él, y Dios hará todo lo demás, los cambios, los ajustes, lo que se necesita, tú solamente ten disposición en el poderoso Jesús y Él hará

El pastor Gerardo González Cruz nació en México D.F. Estudio la licenciatura en Medicina Veterinaria y Zootecnia en la F.M.V.Z. de la U.N.A.M. y fue allí donde conoció al Señor Jesús a la edad de 23 años. En el año 1999 ingreso al Seminario Teológico Bautista Mexicano campus Zarco graduándose en el año 2002. Pastor en la Iglesia Bautista “Dios es Amor” en Tláhuac desde 1999 a la fecha.

También Revise

Reflexiones Cristianas... ¿Donde comienza la bendición?

Para ser bendecido

Predicas Cristianas, el deseo del Señor es que todos los hijos de Dios que sean temerosos y obedientes, sean bendecidos. Hoy hablaremos de esa bendición que...

Un comentario

  1. José Torres Murga

    Gracias de tremenda bendicion su reflexión sobre Rahab animando y dando Fe a los creyentes. Saludos desde lima Peru

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *