El orgullo del Rey Asuero

Predicas Cristianas – Predicaciones Cristianas

I. ¿Quién era el Rey Asuero?

Trasfondo bíblico Ester 1:1-8.

Trasfondo histórico Comentario Bíblico: «Asuero (heb. ‘A jashwerosh, «príncipe [rey]» o «león»; persa antiguo, hashayarsha; bab. Ahshiyarshu; en otras lenguas antiguas también aparece escrito de diversas formas).

1. Hijo y sucesor de Darío I Esdras 4:6 Y en el reinado de Asuero, en el principio de su reinado, escribieron acusaciones contra los habitantes de Judá y de Jerusalén.

Fue el que ocupó el trono persa (486-465 a.C.), conocido en la historia como Jerjes

I. Poco antes de tomar el reino aplastó con éxito una grave rebelión en Egipto que había surgido antes de la muerte de su padre. También neutralizó otra peligrosa en Babilonia y destruyó la mayor parte de esta ciudad – especialmente sus fortificaciones, sus palacios y sus templos- después de una 2a rebelión contra su gobierno.

Tuvo así una parte en cumplir las profecías referentes a la suerte de esa ciudad, pronunciadas mucho antes por Isaías y Jeremías. Sin embargo, sus campañas militares contra los griegos terminaron en el fracaso (en las batallas de Salamina, Platea, Micale y Eurimedón). Con todo, Jerjes no se inquietó por estas derrotas, y vivió la vida frívola de un déspota oriental.

La descripción de su personalidad que hacen historiadores contemporáneos concuerda muy bien con la impresión que se obtiene al leer el relato de Ester, su reina. Era débil de carácter y fácilmente influenciable por sus cortesanos y sus esposas. Nos dice que los samaritanos intentaron influir sobre Asuero, identificado por muchos como Jerjes, contra los judíos. Si sus esfuerzos tuvieron éxito o no es imposible saberlo. 114

2. Padre de Darío el Medo.» Daniel 9:1 En el año primero de Darío hijo de Asuero, de la nación de los medos, que vino a ser rey sobre el reino de los caldeos.

II. Carácter del Rey Asuero

1. De carácter inconstante, débil. Ester 3:10 Entonces el rey quitó el anillo de su mano, y lo dio a Amán hijo de Hamedata agagueo, enemigo de los judíos:

A. Como Acab:

1º Reyes 21:4-9 Y vino Acab a su casa triste y enojado, por la palabra que Nabot de Jezreel le había respondido, diciendo: No te daré la heredad de mis padres. Y se acostó en su cama, y volvió su rostro, y no comió. 5 Vino a él su mujer Jezabel, y le dijo: ¿Por qué está tan decaído tu espíritu, y no comes? 6 El respondió: Porque hablé con Nabot de Jezreel, y le dije que me diera su viña por dinero, o que si más quería, le daría otra viña por ella; y él respondió: Yo no te daré mi viña. 7 Y su mujer Jezabel le dijo: ¿Eres tú ahora rey sobre Israel? Levántate, y come y alégrate; yo te daré la viña de Nabot de Jezreel. 8 Entonces ella escribió cartas en nombre de Acab, y las selló con su anillo, y las envió a los ancianos y a los principales que moraban en la ciudad con Nabot.

B. Como Sansón:

Jueces 16:15 Y ella le dijo: ¿Cómo dices: Yo te amo, cuando tu corazón no está conmigo? Ya me has engañado tres veces, y no me has descubierto aún en qué consiste tu gran fuerza. 16 Y aconteció que, presionándole ella cada día con sus palabras e importunándole, su alma fue reducida a mortal angustia. 17 Le descubrió, pues, todo su corazón, y le dijo: Nunca a mi cabeza llegó navaja; porque soy nazareo de Dios desde el vientre de mi madre. Si fuere rapado, mi fuerza se apartará de mí, y me debilitaré y seré como todos los hombres. 18 Viendo Dalila que él le había descubierto todo su corazón, envió a llamar a los principales de los filisteos, diciendo: Venid esta vez, porque él me ha descubierto todo su corazón. Y los principales de los filisteos vinieron a ella, trayendo en su mano el dinero.

REFLEXIÓN:

En nuestro ministerio tenemos que tomar decisiones sabias. No debemos dejar que otros tomen las riendas y sean los que manipulen nuestro discipulado, nuestras células y nuestras vidas. Dios nos ha puesto en el liderazgo para gobernar y dar una dirección clara y específica a los que están bajo nuestro cuidado.

2. Orgullo:

• Arrogancia, vanidad, exceso de estimación propia, que a veces es disimulable por nacer de causas nobles y virtuosas. (DRAE)

Ester 1:4. «Para mostrar él las riquezas de la gloria de su reino, el brillo y la magnificencia de su poder, por muchos días, ciento ochenta días».

A. Como Nabucodonosor: Daniel 4:30 «habló el rey y dijo: ¿No es ésta la gran Babilonia que yo edifiqué para casa real con la fuerza de mi poder, y para gloria de mi majestad?

B. Como Uzías 2º Crónicas 26:14-16 14 «Y Uzías preparó para todo el ejército, escudos, lanzas, yelmos, coseletes, arcos, y hondas para tirar piedras. 15 E hizo en Jerusalén máquinas por inventadas por ingenieros, para que estuviesen en las torres y en los baluartes, para arrojar saetas y grandes piedras, y su fama se extendió lejos, porque fue ayudado maravillosamente, hasta hacerse poderoso. 16 Mas cuando ya era fuerte, su corazón se enalteció para su ruina; porque se rebeló contra Jehová su Dios, entrando en el templo de Jehová para quemar incienso en el altar del incienso.

C. Como Ezequías Isaías 39:2 Y se regocijó con ellos Ezequías, y les mostró la casa de su tesoro, plata y oro, especias, ungüentos preciosos, toda su casa de armas, y todo lo que se hallaba en sus tesoros; no hubo cosa en su casa y en todos sus dominios, que Ezequías no les mostrase.

Moreiba Cabrera, Misionera, Pastora principal de la iglesia Nueva Vida de Madrid. Directora de la extensión de Madrid del Centro de Estudios Superiores de Teología de Asambleas de Dios CSTAD.

También Revise

Predica de Hoy: El Pastor y Su Oveja Perdida

Oveja perdida

Predicas Cristianas. ¿Estás tú rindiéndote a su amor que te busca, o estás alejándote más y más de él? Él ha venido a buscarte; no lo dejes buscar en vano..

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.