Inicio / Predicas Cristianas / ¡Conquistar, Poseer y Ocupar!

¡Conquistar, Poseer y Ocupar!

Predicas Cristianas – Predicaciones Cristianas

Texto: Josué 13:1

Introducción:

Entre nosotros hay personas que ya se han adueñado de su promesa, de su tierra prometida, usted ha orado, ha memorizado versículos de la Biblia, ha hecho todo lo que se le dijo que haga para poder obtener su promesa, usted ha dado a luz, su promesa ya es una realidad, la pregunta es: ¿has tomado posesión de tu propiedad? ¿Estás ocupando tu promesa? Ya tiene la certeza de que la palabra que Dios le ha hablado es una realidad.

Anuncios

1. Haciendo lo que Dios nos ha mandado hacer

a) (Josué 13:1) dice: Siendo Josué ya viejo, entrado en años, Jehová le dijo: Tú eres ya viejo, de edad avanzada, y queda aún mucha tierra que poseer. Esto es lo que le dice Dios a Josué y a nosotros: Lo has hecho bien hasta ahora, pero tienes que acelerar el paso, te estás quedando atrás, ¡Vamos, vamos, vamos Josué, porque hay mucha tierra que poseer!

b) Yo me sentí muy animado por esas palabras porque me doy cuenta que hay mucha tierra que todavía no he poseído, mucho que poseer, a pesar de mi edad, no es tiempo de jubilarse, (Josué 17:11) Tuvo también Manasés en Isacar en Äser a Bet-sean y sus aldeas, a Ibleam y sus aldeas, a los moradores de Dor y sus aldeas, a los moradores de Endor y sus aldeas, y a los moradores de Taanac de Meguido y sus aldeas; tres provincias.

c) Leyendo los versos anteriores nos damos cuenta que estas tres provincias eran la herencia de esta tribu, era de ellos, nadie se la iba a quitar, legalmente, era su territorio, sin embargo, leemos en el (v. 12) Mas los hijos de Manases no pudieron arrojar a los de aquellas ciudades; y el cananeo persistió en habitar en aquella tierra. Legalmente Manasés era dueño de ese terreno, pero había alguien que lo estaba ocupando.

Anuncios

d) Les hago una pregunta: ¿Quién está ocupando tu herencia? ¿Quién persiste en habitar la promesa que te pertenece? (v.13) Pero cuando los hijos de Israel fueron lo suficientemente fuertes, hicieron tributario al cananeo, mas no lo arrojaron. ¿Cuánto tributo pedimos de esos pensamientos que persisten en habitar nuestra mente? Esa incredulidad, ese temor, esa falta de Fe, sea lo que fuere, forzamos a que sean tributarios.

e) Le hablamos versos de la Biblia, le damos órdenes en el nombre del Señor, atamos y desatamos, echamos fuera, yo creo que lo que el Señor nos está diciendo hoy es que no quiere que los hagamos tributarios, no quiere que sean nuestros esclavos, sino que El quiere que los echemos fuera de una vez por todas.

f) Muchas veces pensamos que debemos llevar cautivos nuestros pensamientos y nuestros temores, pero creo que ha llegado el momento en que debemos decir: No hay suficiente espacio para los dos y esta es mi propiedad, así que tienes que irte, no puedes quedarte aquí. (v. 14) Y los hijos de José hablaron con Josué, diciendo: ¿Por qué nos has dado por heredad una sola fuente y una sola parte, siendo nosotros un pueblo tan grande, y que Jehová nos ha bendecido hasta ahora?

g) Usted ha sido bendecido por Dios, ha crecido, ha aumentado, usted hoy está mejor que hace 12 meses, sin lugar a dudas, hay una evolución favorable, (v.15) Josué le contesta: Si sois un pueblo tan grande, subid al bosque, y haceos desmontes allí en la tierra de los ferezeos y de los refaítas, que el monte de Efraín es estrecho para vosotros.

h) Bueno, ellos consideran lo que Josué les sugiere y dicen: (v.16) No nos bastará a nosotros este monte. Dios nos da algo y decimos: No es suficiente, lógico, Dios nos da una parte y lo demás lo tenemos que conquistar y poseer nosotros, requiere un esfuerzo de nuestra parte, siguen diciendo. Todos los cananeos que habitan la tierra de la llanura, tienen carros herrados, son malos, son fuertes, están armados, tenemos temor. Josué les contesta: (v.17) Tu eres un gran pueblo, y tienes grande poder.

Anuncios

i) Eso es lo que nos dice Dios a nosotros: Tú tienes gran poder, no eres un debilucho cualquiera, tienes gran poder, si el enemigo puede intimidarte, tú pierdes tu poder, no te dejes intimidar por el enemigo, si el enemigo puede convencerte que no eres fuerte, que no puedes, no podrás, si te convence que no tienes autoridad, no tendrás autoridad, lo ha de encadenar, amarrar, lo ha de inutilizar.

j) Muchos dicen estar firmes en la Fe, la realidad es que están paralizados por el temor, haceos desmontes allí en la tierra, tomen la tierra, quiten el bosque, talen los árboles, posean su herencia, mire la promesa que Josué les hace y hoy Dios te la hace a ti: (v.18) Aquel monte será tuyo; pues aunque es bosque, tú lo desmontarás y lo poseerás hasta sus límites más lejanos.

k) Si vas al monte y lo desmontas, es tuyo, hasta sus límites más lejanos serán tuyos, es tuyo, tienes que desmontarlo, luego agrega: Porque tú arrojarás al cananeo, aunque tenga carros herrados, y aunque sea fuerte. (v.18) Les digo algo: Ese monte financiero que usted tiene que conquistar es difícil, no es pan comido, es algo difícil, usted tiene que desmontar ese monte y hacerle frente a esos cananeos, pero los ha de echar y ha de conquistar.

2. La tarea que nos toca a cada uno de nosotros

a) Usted lo ha de hacer, nadie lo hará por usted, pero ha de echar fuera ese cananeo, aunque sea fuerte, yo creo que tenemos que superar esa etapa tan infantil de decir: Ore por mí, no, ore por usted, venga a orar, levante su humanidad y venga a orar, he descubierto que la gente va donde quiere ir, se presta, se hace llevar, encuentra el tiempo para hacerlo, si, hemos de mencionar su nombre en oración, pero usted tiene que orar, si, hemos de interceder en oración por su necesidad, pero usted tiene que desmontar ese monte.

b) Las 24 hs. está abierto el Secreto para que usted ore, no sea flojo, no sea cómodo, es su monte, es su herencia, es su promesa, posea su posesión, herede su herencia, ocupe su espacio, haga su parte, que Dios ha de hacer lo que usted no puede hacer, no lo que usted no quiere hacer, no es nuestra habilidad en la batalla, sino nuestra voluntad en la batalla que nos da la victoria.

c) Dios nos ha dado todo lo que necesitamos para poseer, para ocupar, el título de propiedad es un concepto legal, filosófico y hasta teológico, es algo escrito, es un documento, es la parte teórica, ocupar es la parte práctica, la parte real del título de propiedad, uno no puede poseer, ser dueño, de algo que no ocupa.

d) Mientras no ponga su pie sobre ese monte, mientras no reciba la promesa que Dios le ha dado, mientras no tenga las llaves en la mano, usted solamente es propietario porque está escrito, pero no es propietario porque lo posee, no ha tomado posesión, no lo ocupa, Dios le dijo a Josué: Lo que pises es tuyo, en otras palabras, tienes que ir y pisar para poder poseer.

e) Lo que pises es tuyo, lo que dejes de pisar, no será tuyo, solo lo que pises, uno no puede poseer lo que no ocupa, lo que uno no toma posesión, hay los que tratan de poseer algo que no les pertenece, oyeron un buen testimonio y quieren usar la Fe de esa persona para poder obtener su respuesta, eso no es poseer, eso es utilizar a otros, eso es hacer una toma en un lugar que no te pertenece, Dios no nos llamó a que hagamos campamentos y tomas, sino que nos llamó a que heredemos.

f) Nos ha llamado a que seamos hijos suyos, nos ha llamado a que ocupemos lo que él ya ha comprado, ha pagado completamente, entonces, ¿Por qué no ocupamos lo que nos corresponde? ¿No estamos seguros que somos propietarios? ¿No estamos 100% seguros que cuando la Biblia habla de prosperidad y de bendición que se refiere a nosotros? Nos sentimos como hijos ilegítimos que no tenemos derecho a la herencia del padre.

g) Tengo en mi oficina documentos del banco que tuve que firmar para poder entrar en la casa que estoy, lo que me hace sentir como propietario de la casa no es que tenga esos papeles, sino que por la mañana me despierto en mi cama, en mi dormitorio, voy a mi baño, voy a mi cocina y trabajo en mi oficina en mi casa, no es que tenga los documentos, sino que estoy ocupando lo que ya poseo, tengo las llaves de la casa.

Acerca Daniel Tomas

Mi nombre es Daniel Tomas y hace más de 35 años sirvo al Señor. He asumido el compromiso de serle fiel cada día de mi vida y de sembrar mi corazón y ministerio en Su presencia y así llevar mucho fruto. Junto con toda mi familia en enero del año 1994 vinimos a Bariloche a servir en la Iglesia Catedral Familiar, de la Unión de las Asambleas de Dios, ministerio el cual amamos y donde Dios nos trajo para así alcanzar Su sueño, que es ver a esta ciudad y pueblos aledaños rendidos a los pies de Jesús.

Revise también

Predicas Cristianas... Defiende la Fe

Defiende la Fe

Predicas Cristianas... Debemos defender a Dios y a Su palabra con argumentos firmes ya que Dios ha provisto razones legítimas para creer en Él, y nos ha mandado...

Un comentario

  1. Excelente palabra! Gracias por compartirla. Que él Señor los siga usando grandemente. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *