Inicio / Predicas Cristianas / Con la expectativa de algo nuevo para Mí

Con la expectativa de algo nuevo para Mí

Predicas Cristianas – Predicaciones Cristianas

Texto: Éxodo 3: 4-10

Introducción:

Son días estos que debemos levantarnos de una manera diferente, porque los tiempos que estamos viviendo son muy intensos, desafiantes, de aceleración divina, y creo sin lugar a dudas que cada día hay algo de parte del Señor nuevo para cada uno de nosotros, por eso debes vivir con una expectativa renovada en cada momento.

1. Preparado para ser lanzado

a) Desde la antigüedad ha habido guerras, para ello se han utilizado armas de diferente índole, desde lanzas y escudos, hasta los artefactos más sofisticados de nuestro tiempo, esas guerras ocurren en el campo físico, en lo material; igual en el campo espiritual hay que combatir, por eso el cristiano tiene una guerra que ha de ganar primeramente en su corazón.

b) Dios va a colocar armas para que ganes tus propias batallas y puedas hacer tu estrategia de victoria; pero es importante entender que esas victorias, se alcanzarán obedeciendo los principios establecidos por Dios en su palabra, esos principios son los que nos sustentan en la vida, y de esa forma podemos tener, una visión correcta, para ello hay que tener en cuenta dos características importantes: Principios y Métodos, si tenemos esto en cuenta, nuestras victorias serán impresionantes, sucesivas y se mantendrán.

c) Tú no viniste a esta tierra buscando un propósito, fue Dios, quien te creó con un propósito y te trajo a la tierra, Dios encapsuló en ti una idea y un propósito, no eres un accidente buscando un lugar donde ocurrir, tú eres una idea de Dios, fuiste lanzado a un blanco, fuiste lanzado por el propósito de Dios a un objetivo, quizás por diversas circunstancias no logras alinear tus anhelos, con los resultados que obtienes, no obstante esto, es necesario que sepas que todo desafío se alcanza por etapas, es preciso que vivamos ese proceso el cual está definido en tres etapas:

d) 1° Preparación. Cuando decides vivir para Dios, estás en el mejor lugar del mundo, tu futuro tiene un precio y el precio es la preparación, puede que algo que estás buscando aún no se te da, pero aplazado no significa negado, Jesús fue preparado treinta años, para enseñar por tres años, Moisés fue preparado durante ochenta años, y comenzó su labor para Dios a los cuarenta.

e) Tú tienes que unirte al propósito de Dios, porque el propósito de Dios es interdisciplinario, no creas que Él solo te va a llamar a ser pastor o líder, tal vez te está llamando a desarrollar otra clase de profesión, tu grandeza consiste en lo que te diferencia de otras personas, nunca nadie es igual a ti, y cuando te mueras nunca nadie nacerá igual a ti, la preparación aumenta tu confianza en ti mismo.

f) Cuando pasas tu tiempo de preparación, tienes deseos de ser protagonista, tiene ganas de hacer las cosas porque quieres vivir el momento de conquista, la preparación también define tus relaciones interpersonales y es así como te juntas con personas importantes para tus logros, las cuales son puestas por Dios, en ese sentido debes tener en cuenta a tres tipos de personas, que son: Los tutores, o mentores, Dios siempre usa tutores para formar a sus ganadores.

g) Luego están los amigos, que son dados por Dios, los cuales te aceptan tal como eres; a diferencia del mentor que te ama tanto que te hace ver tus errores, porque quiere sacarte como una persona exitosa; el amigo te acepta como eres, el mentor no viene a tu vida para tener tus aplausos sino para hacer un trabajo específico a tu vida, la tercera persona que Dios levanta en tu vida son los enemigos, los enemigos sirven para que los derrotes y así, avances a un nuevo nivel de bendición.

h) La preparación te revela tiempos y costos, empiezas a valorar tus recursos, la preparación también te revela la manera más efectiva de llegar al éxito, toda la Biblia nos da ejemplos de gente forjada en diferentes luchas, para convertirse luego en victoriosos; todo porque pasaron por una buena preparación, por ejemplo: José, Ruth, Moisés, Abraham, TODOS pasaron por un tiempo de preparación.

i) 2° Retraimiento y Presión. En el retraimiento en vez de acercarte al arco, te alejas, en vez de ir veloz, debes ir despacio, en el momento que vas a ser lanzado, te aleja un poco pero luego te lanzará velozmente al objetivo de gloria, porque ningún problema, ninguna circunstancia, va a abortar el propósito en tu vida, pero luego Dios impulsa tu vida y serás lanzado a tu objetivo de gloria, no puedes tener bendición si no tienes presión, entre más anheles, más presión tendrás.

j) 3° Lanzamiento. Cuando Dios te lanza, la gente que no creyó en ti, te verá pasar con una fuerza impresionante, lograrás cosas que nadie antes había logrado nunca, te verán también que no lo podrán creer, sin embargo, es importante que sepas que hay cosas de las cuales debes guardarte y son: La indecisión, la ignorancia, desenfocarse del propósito y la tibieza espiritual.

k) La indecisión es muy peligrosa, debes aprender a tomar decisiones radicales, no permitir que otros tomen decisiones por ti, la ignorancia, es peligrosa en el sentido de que te puede llevar a algo equivocadamente y no al propósito anhelado, desenfocarse del objetivo, es tan peligroso como las anteriores, porque te lleva a la distracción y no alcanzas tus metas.

L) Por último, la tibieza espiritual, aún más peligrosa que todas las anteriores, porque definitivamente esto te puede llevar a la mediocridad, tan importante como es la preparación, igual es entender que todo obedece a unos principios marcados por Dios en su Palabra, a través de métodos, que nos obligaran a fortalecernos aún más y a tener mucho cuidado en practicar esos principios adquiridos en nuestra preparación.

Ll) Cuanto más grande sea la victoria a alcanzar, más fuerte será la presión y obviamente el lanzamiento será impresionante, igual como el arco cuanto más tenso, más grande la distancia a la cual caerá la flecha, Dios te lanza con un propósito específico, pero tu compromiso es prepararte, porque estos años 2010 y 2020, son tiempos de grandes avances, recuerda que estás en el mejor lugar en el cual Dios te ha podido colocar.

2. Hay algo nuevo de Dios para mi vida

a) Dios no terminó con tu vida, hay algo nuevo de Dios para ti, sanidad nueva, unción nueva, prosperidad nueva, bendición nueva, cuando levanto mi nivel de expectativa estoy construyendo, estoy poniendo otro ladrillo a mi puente de oro por donde vendrá mi bendición.

b) Dios bendice a quienes tienen altos niveles de expectativa, gente que dice: Estoy pasando por pruebas pero espero algo de parte del Señor, Es verdad que estoy enfermo pero estoy esperando un milagro del Señor, Es verdad que soy pobre pero estoy esperando prosperidad de Dios, Es verdad que estoy en crisis pero estoy construyendo un puente por donde Dios mandará su provisión para mi vida.

c) Largo camino te resta, levanta tus expectativas, si estás deprimido, si perdiste cosas, cosas más grandes Dios te dará, hay gente que no tiene expectativas y dice: Perdí muchas cosas en la vida (casa, coche, familia, tiempo) Moisés era alguien muy importante en Egipto criado bajo la sombra del faraón, allí el ve a un egipcio maltratar a un judío y toma acción, lo mata, lo esconde y alguien lo ve, entonces Dios lo saca de allí y lo manda al desierto.

d) De pronto, de un minuto para el otro, Moisés pasó de tener todo a no tener nada, Dios lo mandó al desierto porque en Egipto iba a morir, Dios te va a sacar de gente, de relaciones abusivas, de situaciones para que no mueras en ese lugar, te llevará al desierto y en el medio de la nada escucharás nuevamente una voz que te llamará: Moisés, Moisés, hay algo nuevo de parte mía.

e) Hoy Dios te llama y te dice que hay algo nuevo, algo grande de Su parte, es verdad que perdiste cosas pero fue para ganar otras más grandes, porque en Dios siempre hay algo nuevo, nunca se pierde, siempre hay una nueva oportunidad, Dios sacó a Moisés al desierto porque en Egipto lo matarían, Dios te sacó de ese trabajo porque si seguías allí, te ibas a morir; si seguías con esa relación abusiva te mataría; si seguías con esa mentalidad, esa mentalidad te iba a destruir; pero Dios lo sacó al desierto para que Egipto salga de su corazón y en medio del desierto Dios lo llevó al monte.

Acerca Daniel Tomas

Mi nombre es Daniel Tomas y hace más de 35 años sirvo al Señor. He asumido el compromiso de serle fiel cada día de mi vida y de sembrar mi corazón y ministerio en Su presencia y así llevar mucho fruto. Junto con toda mi familia en enero del año 1994 vinimos a Bariloche a servir en la Iglesia Catedral Familiar, de la Unión de las Asambleas de Dios, ministerio el cual amamos y donde Dios nos trajo para así alcanzar Su sueño, que es ver a esta ciudad y pueblos aledaños rendidos a los pies de Jesús.

Revise también

Predicas Cristianas.. Aceptar el propósito de Dios

Contentamiento: un rechazo a la ambición y al conformismo

Predicaciones Cristianas Escritas... La expresión que resumen el contentamiento cristiano es: Dios y lo que Dios me da, es todo lo que necesito...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *