Inicio / Predicas Cristianas / ¿Qué hay acerca de tu Futuro?

¿Qué hay acerca de tu Futuro?

Predicas Cristianas – Predicaciones Cristianas

Texto: Mateo 6:25-34

Introducción:

El futuro siempre ha sido un tema de interés para la humanidad, todos queremos saber qué sucederá mañana, un pastor, Dan Mercaldo es pastor de una gran iglesia en Nueva York, una noche él despidió a su congregación como lo hace todos los domingos, sin nunca imaginarse que 48 horas después varios de los que estaban en el culto iban a ser vaporizados por el atentado criminal del 11 de Septiembre en Nueva York, nadie sabía que iba a suceder.

Anuncios

1. ¿Cómo nos enfrentamos con el futuro?

a) Todos queremos saber lo que nos trae el futuro ¿Qué sucederá mañana? ¿Qué sucederá el año que viene? La verdad es que nadie sabe lo que ha de suceder mañana, de hecho, nadie sabe lo que ha de suceder esta noche ¿Que nos dice Dios en cuanto al futuro? Hablemos del futuro, pero en primer lugar, hablemos de que no hacer frente al futuro.

b) 1° No nos jactemos del futuro. (Prov. 27:1) No te jactes del día de mañana; porque no sabes que dará de sí el día. Muchos de los que se encuentran bajo las ruinas del último terremoto habían hecho planes para el futuro, iré a tal sitio, haré tal cosa, me compraré esto y aquello ¿Cómo puede uno jactarse de donde ha de ir mañana, cuando uno no tiene la certeza de estar vivo mañana? ¿Cómo puede uno jactarse de lo que estará haciendo o donde estará viviendo dentro de 10 años, si en realidad no tenemos ni la menor idea de si vamos a tener vida dentro de 10 minutos?

c) El mañana no es una garantía, nadie lo tiene asegurado, Dios no quiere que sepamos lo que viene en el futuro, no quiere que sepamos lo que hay para nosotros mañana o la semana que viene, si hace 10 años alguien le hubiera dicho que iba a pasar por pruebas financieras, que seres queridos y amigos de la infancia iban a pasar a mejor vida, que personas lo iban a engañar, a defraudar, a traicionar, usted no lo hubiera podido soportar.

Anuncios

d) Prefiero vivir cada día con sus problemas y no asumir los problemas, los desafíos, los conflictos del mañana también, por eso, Dios no nos permite saber los detalles del mañana, esa es la misericordia de Dios, El quiere que vivamos un día a la vez, tal vez alguien me pregunte ¿Cómo nos jactamos del mañana? Nos jactamos del mañana cuando hacemos planes, pero no oramos, cuando hacemos planes sin consultar con Dios, eso es presunción, es jactancia.

e) Decimos: Esto es lo que he de hacer mañana, o dentro de un año, o en el futuro, pero no consultamos con Dios, eso es jactancia y presunción, cuando hacemos eso, no consideramos el propósito que Dios tiene para nuestra vida, saltamos la opinión de Dios y nos lanzamos en aventuras que no tienen ni la cobertura divina ni la bendición de Dios y luego nos quejamos que las cosas no salieron como pensamos, que nos engañaron, que perdimos dinero, que nadie nos quiere, lógico, te lanzaste solo.

f) No presumamos del futuro. Tratemos de no meternos en situaciones donde estamos presumiendo que el futuro ha de traernos las finanzas que necesitamos, esperando que el negocio nos vaya bien, que la suegra muera pronto y podamos heredar, que las inversiones que hemos hecho realmente han de producir los dividendos esperados, luego, no dormimos por la noche porque pensamos en ¿cómo hemos de producir ese dinero para cubrir un cheque que vence en pocas horas? no hipotequemos el futuro.

g) 2° Que no cunda el pánico. No mire al futuro con temor, con pánico, con miedo. ¿Me permite decirles algo? No se afane, no tema, la Biblia dice: No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre de ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. Nada nos puede separar de su amor, ni siquiera la muerte, ni los terroristas, ni los aviones que chocan contra edificios, ni la guerra, ni los terremotos, nada me puede separar de su amor.

h) ¿Le digo algo? Estados Unidos no es el reloj de Dios, Alemania no es el reloj de Dios, el Mercado Común Europeo no es el reloj de Dios, Afganistán no es el reloj de Dios, China tampoco, ni siquiera Rusia, los palestinos no son el reloj de Dios, los Árabes tampoco, el reloj de Dios es Israel. ¿Quiere saber algo acerca del futuro? Mire a Israel, no a Washington o Nueva York, no estamos en la gran tribulación, Bin Laden no es el anticristo, porque ya está muerto, no estamos en Armagedón, ni se terminará el mundo mañana.

Anuncios

i) Y si se terminara, igual la diestra de Dios me ha de sustentar, El no me ha de abandonar, así que no dejemos que el pánico se apodere de nosotros, vivamos un día a la vez, dejemos que Dios tenga el futuro en sus manos, no nos afanemos pensando lo que el futuro nos ha de traer, Dios nos dice que no nos afanemos, el afán es nuestro intento de dominar y manejar el futuro, algo que obviamente, no podemos hacer.

j) No podemos cambiar el pasado, no podemos dominar el futuro, el afanarse es usurpar el sitio de Dios, el afanarse no mejora el futuro, simplemente empeora el presente, si el preocuparse y afanarse resolviera las cosas, entonces sentémonos todos a afanarnos y preocuparnos, pero Dios nos da el futuro en porciones pequeñas, que podemos digerir, que podemos masticar, que podemos dominar.

k) El nos da el futuro en porciones pequeñas que nosotros sí podemos controlar, podemos controlar un segundo a la vez, no más que eso, cuando Cristo enseñó a sus discípulos a orar, el no dijo: El pan nuestro de cada año dánoslo hoy, sino dijo, el pan nuestro de cada día dánoslo hoy, entonces recibimos de Dios en una forma diaria, así que no cunda el pánico, no usemos las energías de hoy, preocupándonos por las dificultades de mañana.

L) No tratemos de cruzar el puente de mañana antes de llegar al mañana, vivir la vida en forma anual o mensual, o semanal, es difícil, pero cuando la vivimos momento a momento, es mucho más fácil, tomemos la vida un paso a la vez, un suspiro a la vez, un centímetro a la vez, un segundo a la vez, no nos jactemos del mañana, ni nos llenemos de afán y de pánico mirando el futuro.

Ll) 3° No lo dejes para mañana. (Ecl. 11:4) El que al viento observa, no sembrará; y el que mira a las nubes, no segará. Si esperamos que las condiciones sean ideales para hacer algo, nunca lo hemos de hacer, tantos hay que están esperando que las condiciones sean perfectas y no hacen nada, hay los que esperan el momento ideal para entregar su vida a Dios, hay los que esperan casarse, otros esperan tener tal trabajo, otros esperan que venga tal evangelista o tal pastor.

m) No espere que las cosas sean más claras o mejor para hacer las paces con Dios, hoy es el día, esta es la hora, no hay otro momento mejor o más adecuado, aproveche la ocasión, no la deje pasar, no se jacte del mañana, no se afane por el mañana, no lo deje para mañana, hágalo hoy, bueno, eso es todo en cuanto a lo que no debo hacer. ¿Cómo debo encarar el futuro? Dios nos da la pauta, nos da consejos, nos dice cómo hacerlo.

2. Miremos a Josué

a) El es el encomendado a cruzar el río Jordán y tomar posesión de la promesa de Dios, pero no es tan fácil, no es tan simple cruzar el río, la tierra prometida es propiedad de siete naciones, cada una de ellas más grande y más poderosa que Israel, Israel no tenía mucha experiencia en batallas, no era una nación de guerreros, durante el trayecto a la tierra prometida, fueron protegidos por Dios de tal manera que nunca entraron en un conflicto mayor, solo algunas escaramuzas.

b) Pero Dios le dijo a Josué: Toma esta nación y posee la tierra prometida, pero hay 7 naciones, todas ellas fortalecidas, ciudades fuertes, con muros altos, con ejércitos capacitados, con experiencia en el campo de batalla, pero Dios le dijo a Josué, conquista la tierra, no importa si ellos tienen más experiencia y sus ciudades son poderosas y sus ejércitos mejor preparados, conquista, Dios les dijo: Yo te voy a enseñar cómo vencer al enemigo, Yo te diré cómo hacerlo y dos veces en (Josué cap. 1) Dios le dijo a Josué que si hacía 3 cosas, le garantizaba la victoria.

c) Eso me llama la atención, si Dios le da la pauta a Josué de cómo conquistar naciones que son superiores, haciendo 3 cosas, eso me interesa, porque mis enemigos son mayores que yo, mis desafíos son más poderosos que yo, mis conflictos son más fuertes que yo, mi circunstancia me abruma, yo necesito el mismo consejo que Josué recibió, yo creo que hay muchas personas hoy, en esta sala, que necesitan tomar esos tres pasos también.

d) 1° Establezca una meta. Hay que tener un plan, el planificar es de Dios, el improvisar no lo es, Dios planifica y diseña, Dios no improvisa, Dios no es sorprendido por las circunstancias, Dios sabe hacia dónde ir, Dios sabe cómo llegar hasta la meta, Dios sabe cuando ha de llegar a la meta, Dios tiene un plan para este mundo, Dios tiene un plan para este país, Dios tiene un plan para esta ciudad, Dios tiene un plan para esta iglesia, Dios tiene un plan para cada uno de nosotros.

Acerca Daniel Tomas

Mi nombre es Daniel Tomas y hace más de 35 años sirvo al Señor. He asumido el compromiso de serle fiel cada día de mi vida y de sembrar mi corazón y ministerio en Su presencia y así llevar mucho fruto. Junto con toda mi familia en enero del año 1994 vinimos a Bariloche a servir en la Iglesia Catedral Familiar, de la Unión de las Asambleas de Dios, ministerio el cual amamos y donde Dios nos trajo para así alcanzar Su sueño, que es ver a esta ciudad y pueblos aledaños rendidos a los pies de Jesús.

Revise también

Predicas Cristianas.. Tiempos y cambios

Tiempos y cambios

Predicas Cristianas.. El cambio es inevitable y también es un principio de la vida, lo que significa que todo aquello que esté vivo cambiara e incluso...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *