¿Qué valor le das a tu vida?

Predicas Cristianas

Predicas Cristianas Texto Biblico: 2 Corintios 6:1-10

Introducción

Gracias a Dios por su Don inefable, gracias a Dios por su amor y misericordia, porque nuevas son cada mañana y grande es su fidelidad. El es Dios, él es Inmutable y no cambia, nosotros somos los que cambiamos.

Hay veces por nuestra actitud, por nuestro carácter, porque somos humanos y como humanos le fallamos a nuestro creador. Y es por eso que cuando fallamos necesitamos ayuda, necesitamos a los demás, y Dios a nuestro lado, siempre lo necesitamos. La palabra dice; «se fiel hasta la muerte y yo te daré la corona de la vida» (Apocalipsis 2:10). También dice; «Yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo» (Mateo 28:20). 

Anuncios

1. Dios es el dador de la vida, según Génesis 1:26

Dios quiere que le seamos fieles, así como Él lo es para con nosotros, porque Él nos dio el aliento de vida, y ahora Él nos ayuda también en nuestras debilidades, nos enseña, nos guía, nos fortalece. Y es por eso que nuestros labios debemos de usarlo para bendecir y no para maldecir.

Nuestros cuerpos están constituidos por órganos vitales, y muchas veces con ellas pecamos, tales como la boca, los ojos, los oídos, las manos, los pies, el corazón, la mente que controla nuestros pensamientos etc. ejemplo: dice el sabio Salomón:

Proverbios 4:20-27 «Hijo mío, esta atento a mis palabras; inclina tu oído a mis razones, no se aparten de tus ojos; Guárdalas en medio de tu corazón; porque son vida a las que la hallan, y medicina a todo su cuerpo. Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él mana la vida. Aparta de ti la perversidad de la boca, y aleja de la iniquidad de los labios. Tus ojos miren lo recto, y diríjase tus párpados hacia lo que tienes delante. Examina la senda de tus pies, y todos tus caminos sean rectos. No te desvíes a la derecha ni la izquierda; aparta tu pie del mal

Necesitamos tener mucho cuidado con lo que Dios nos dio, como él nos formo, pero para usarlos como Dios manda.

El hombre y la mujer pecaron desde un principio, y cayeron en pecado. Dios les tenía en un lugar especial allí en el huerto del Edén, pero ellos no valoraron las cosas que Dios les había dado. Tenían todo cuanto querían, y cuando querían comer algo, solamente extendían las manos y la tomaban. 

Anuncios

Pero querían mas, querían conocer algo más, y no se conformaron con todo y estar en plena comunión con Dios. Dios bajaba y platicaba con ellos. Buenos Días, ¿Adán estás ahí? Eva, ¿como amaneciste hoy, no les falta algo? Que precioso es estar en comunión con el Padre, porque él nos habla, y nos dice: Buenos Días, porque hoy es un nuevo día.

Pero hermano, ¿qué esta diciendo? ¿Ud. dice que Dios nos habla? Si, nos habla, nos basta con ver cada mañana, la naturaleza que Él formó, como es salir el sol, oír cantar a los pájaros, las primeras palabras de un niño. Es Dios hablándonos mostrándonos de Su amor y su misericordia.

Cuantas veces nosotros también somos como aquellos en el principio, no valoramos lo que tenemos. Tenemos vida, salud, alimento, un país libre y soberano. Hay países que se están muriendo de hambre, hay países que están en guerra.

Hay personas que están postrados en una cama y desean su sanidad, y no la tienen. Hay hogares destruidos por el enemigo, y anhelan la unión de la familia, y no la tienen. Solo basta dar una mirada a tu alrededor y ves las cosas que no te gustaría, y no me gustaría estar en sus zapatos.

2. Ser agradecidos con Dios.

Si tienes un hogar, una familia, unos hijos dale gracias a Dios por ellos, ámalos, mira y vela por ellos, que por ello te irá bien. Salmo 127:3 «He aquí, herencia de Jehová son los hijos; cosas de estima el fruto del vientre.«

Anuncios

3. Es urgente valorar lo que Dios te ha dado.

Es urgente valorar de todo lo que el Señor nos ha dado, estar conscientes, dice el salmista que «de Jehová es la tierra y su plenitud el mundo y los que en él habitan«. Salmos 24:1

Hay gente que no duerme bien por lo que posee, las riquezas no lo dejan dormir. Mientras más tiene, mas quiere. Avaros; en cambio, el que tiene lo necesario duerme bien, y en la mañana hasta ni se quiere levantar, por la paz que tiene, y más si busca de Dios.

«Dulce es el sueño del trabajador, coma mucho, coma poco; más al rico no le deja dormir la abundancia.» Eclesiastés 5:12

La vida del hombre es de gran precio, nosotros como cristianos debemos de cuidarla, protegerla de los malos hábitos, dormir bien, comer bien, vestir bien, asearse bien. Como hombres y mujeres de Dios, aquí cabe mencionar cuando vas a la casa de DIOS vístase bien.

Usa tu mejor ropa, es la casa de DIOS. Porque si te invitan a una fiesta del mundo, a una boda, hasta te consigues un traje y corbata para ir. Pero hermano, Dios ve los corazones y no lo de afuera, si; pero la gente si te ve y dar lugar a crítica.

Acerca Central de Sermones

Central de Sermones; colección de predicas cristianas, mensajes cristianos, estudios biblicos, y bosquejos biblicos.

También Revise

Predicaciones Cristianas - La experiencia del sufrimiento

¿Por qué sufre la humanidad?

Si un Dios benévolo y omnipotente controla todo lo que ocurre en el mundo, entonces ¿por qué él permite que los inocentes sufran, que haya..?

Un comentario

  1. Amén es de edificación para mi vida, justo ahora estoy pasando por un duro valle pero a través de este mensaje Dios me recuerda que está conmigo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *