!Crecer!

Predicas Cristianas – Predicaciones Cristianas

El crecer cuesta mucho trabajo, crecer duele, crecer es difícil. Cuando tenemos que tomar decisiones lo hacemos de acuerdo a lo que hemos aprendido, nos fue enseñado, lo que los demás dicen que es bueno o malos, a las presiones de los amigos o familiares y para no sentirnos humillados o menos que ellos terminamos haciéndolo. Y claro cuando no salen bien las cosas entonces la culpa es de todos los demás menos nuestra incluso decimos ¡Dios por qué no me ayudas! ¡Por qué pasa esto! ¡Por qué no estás conmigo!

En la biblia dice la importancia de crecer en Lucas 2:52 encontramos:

“…Y Jesús crecía en sabiduría y en estatura, y en gracia para con Dios y los hombres…”

Aquí vemos tres aspectos que el mismo Jesús vivió y fueron muy importantes en su crecimiento:

1. Crecía en sabiduría, que representa la sabiduría en el mundo, pues el conocimiento del hombre, la lógica la astucia, la voluntad del hombre. Contrario a lo que espiritualmente nos enseña el libro de Salmos 111:10

“…El principio de la sabiduría es el temor de Dios; Buen entendimiento tienen todos los que practican sus mandamientos…”

Nada que ver con la sabiduría del mundo que se basa en el “yo puedo”, “yo hago”, “yo soy”

Dice la palabra, ¡Jesús crecía en sabiduría! Es decir obedecía, respetaba y amaba a Dios.

2. Crecía en estatura, esto tiene que ver con el aspecto físico, el aspecto corporal, crecemos en tamaño, nos hacemos jóvenes y adultos, vamos madurando, ya no pensamos igual cuando tenemos 15 años que cuando tenemos 6, o cuando tenemos 40 ya no pensamos igual a cuando teníamos 20. A estos dos puntos se le llama experiencia, eso lo puedo entender pero ¿el tercer aspecto?

3. Crecer en gracia; cuantos pueden levantar su mano y decir yo voy a crecer en gracia, yo creo que crecer en gracia es un concepto difícil de entender, ¿Por qué, que es la gracia? es un regalo de Dios inmerecido para nosotros, no es algo que yo pueda ganar, no es algo por lo que me pueda esforzar, no es algo que se pueda comprar. Porque cuantos de ustedes conocen el dicho Nadie es monedita de oro.

Es algo que nos da Dios, crecer en gracia es crecer en lo espiritual, la gracia nos lleva a tener un principio que vamos a conocer, crecer nos tiene que doler, y su objetivo principal es formar en nosotros un carácter espiritual.

¿Cómo se forma el carácter? es el resultado de la formación del aprendizaje que tenemos en nuestra niñez, el carácter no se forma cuando somos adultos empieza a forma desde que estamos en el vientre de nuestra madre hasta como a la edad de 6 a 8 años, cuando hay rechazo, cuando hay aceptación, cuando hay tristeza y alegrías, de tal forma que los primeros años son los más importantes en la formación de nuestro carácter, lo cual depende de las personas que nos rodean, del medio ambiente en el que nos desenvolvemos, de las circunstancias o el tiempo en el cual nosotros hemos crecido, actualmente los niños van mucho más rápido y totalmente distinto a cuando nosotros crecimos.

Dios nos da cuando nacemos un temperamento y por eso algunos somos coléricos, flemáticos, melancólicos o sanguíneos, pero estos temperamentos tienen cualidades y defectos, nosotros tenemos que trabajar en esos temperamentos para exaltar las cualidades, el carácter va a regir en nuestro temperamento. Si yo crecí con rechazo, pongo una barrera de agresividad, agredo para que no me lastimen, y así es como vamos creciendo con esas deficiencias de carácter porque así me enseñaron y así me va resultando algunas veces mal, otras menos peor.

Dice la biblia, que yo tengo que ser conforme a la voluntad de Dios que yo tengo que menguar para que Él sea exaltado, es por eso sufrimos, porque queremos hacer nuestra voluntad a pesar de que conocemos la palabra de Dios y sabemos que es bueno y que es malo, no le preguntamos a Dios que debemos hacer, ni siquiera nos acordamos, debemos aprender este principio: Un hombre no puede ser una bendición a los demás, si no tiene un origen divino.

Que quiere decir esto, un origen divino es un nacimiento nuevo, en la biblia dice en 1ª Juan 5:4

“…Porque todo aquello que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe…”

Cuando nacemos de nuevo entonces puedo tomar decisiones que traigan a mi vida y a la de los que amo, paz, alegría, gozo y prosperidad, aun cuando no sea lo que yo quiero, son las que Dios quiere para mi.

Cuando lo leía no lo captaba porque hay otro versículo que dice en 1ª Juan 3:8-9

“…El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo. 9 Todo aquel que es nacido de Dios, no practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él; y no puede pecar, porque es nacido de Dios…”

Yo no entendía esto, si somos nacidos de Dios, entonces ¿porque pecamos?, ¿porque estamos pensando mal de los demás?, ¿por qué juzgamos a quien está en autoridad?, decimos mira como actúa, y se dice cristiano, ya se siente muy santo, sabemos que se enoja, que grita, y está bien porque es humano pero está tratando de cambiar y nosotros todavía no los que tenemos que morir para volver a nacer somos nosotros.

Todo lo que es nacido de Dios vence al mundo, y ¿por qué pecamos?; te voy a decir porque el Señor dijo todo, y ¡todo es todo!, entonces si el hombre está constituido de tres partes espíritu, alma y cuerpo, y el día en que todo tu espíritu, toda tu alma y todo tu cuerpo, renazcan de nuevo ese día ya no vamos a pecar,

Cuando renazcamos de nuevo en la carne entonces ya no sufriremos y esto solo será cuando estemos en la presencia de Dios ahí ya no tendremos dolor, hambre, sed, frio, calor, enojo, ira, critica, etc., vamos a ser glorificados.

Entonces como mi cuerpo no ha sido glorificado este se va a degenerar, pero si dejamos a un lado el cuerpo que pasa con el alma, tampoco ha sido glorificada, pero ¿que hay en mi alma?, ahí están mi voluntad, mis pensamientos, mi intelecto, mi lógica, mi razonamiento.

Por eso pecamos, porque lo único que es nacido de nuevo es mi espíritu, por eso somos salvos cuando conocemos al Señor, pero entonces ¿porque sigo pecando?, pues porque mi carnota, mi cuerpesote contamina mi espíritu y entonces detiene el crecimiento de mi vida, no puedo tomar decisiones adecuadas, tengo un espíritu renovado pero mi voluntad interfiere con lo que Dios dice, cada vez que vamos a tomar una decisión y estamos en contacto con Dios si está equivocada, Dios nos redarguye, y entonces decidimos si la tomas o no, pero a veces decimos ¡bueno pues a ver que sale!, es como decirle a Dios voy a hacer mi voluntad y no la tuya, entonces es cuando las cosas salen mal y decimos ¡Señor porque me castigas!; es porque no he muerto a mi carne.

Acerca José Luis Rábago G.

15 años de servir al Señor y recibir sus misericordias, solo se pueden agradecer amándolo, respetándolo y obedeciendolo

Revise también

¡Es porque te amo tanto! - Predica Cristiana

¡Es porque te amo tanto!

Predicaciones Cristianas - Cristo hizo algo para Lázaro que no hizo para nadie más en la historia de la humanidad, no solamente lo resucitó de entre los muertos, algo que...

3 comentarios

  1. Buena enseñanza dada con la sabiduria de Dios . Edificando mi espiritu y mi alma . Dios continue bendiciendo y usando su vida para Su Gloria…

  2. cruz gregorio vazquez

    Bendiga el Padre celestial a su ciervo que nos a ministrado por este medio me gozo por esta palabra .,gracias amado ciervo.

    • José Luis Rabago

      Amén Dios edifica nuestras vidas gracias por leer la enseñanza que nuestro Señor nos ha dado, esperamos poder seguir sirviendo a nuestro Señor para que Él sea glorificado,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *