Inicio / Predicas Cristianas / El hombre herido en el camino

El hombre herido en el camino

Predicas Cristianas – Predicaciones Cristianas

Lucas 10:25-37

INTRODUCCIÓN:

El muy osado predicador Henry Morgenthau, de Londres, contó una historia de unos hombres que fueron al zoológico y decidieron hacer una apuesta para ver cuantas ratas podía matar un perro Terrier. Ellos comenzaron sus apuestas en la misma forma que otros las hacían para las peleas de gallo, de caballo o de perros galgos.

La apuesta la hicieron para ver cuantas ratas podía matar un Terrier en un determinado tiempo. Tomaron, pues, a un perro y lo metieron en una jaula con 25 ratas furiosas. El perro mató unas cuantas ratas pero no lo suficiente.

El amo perdió su dinero y le dio una paliza al perro, lanzándolo cerca de la jaula de un león, pensando que éste lo devoraría. El viejo león se acercó y miró al pobre perro pisoteado y sangrante. Lo olfateó, lo mimó. Entonces puso sus garras sobre él como protegiéndolo. En ese momento se apareció el cuidador del zoológico y dijo: “¿Quién hizo esto? ¿Quién tiró a ese perro en la jaula?”.

El amo confesó que lo hizo porque estaba furioso, pero le dijo que por favor se lo devolviera. El cuidador actuó como si no lo hubiera escuchado. Y el hombre se volvió agresivo, y le exigía que le devolviera su perro. Entonces el cuidador le dijo: “Así que quiere su perrito. Pues bien, voy a abrir la jaula y entonces usted puede ir a buscarlo”.

El evangelista hizo esta aplicación. “Yo estaba también así: golpeado, molido y herido por Satanás y el pecado, hasta que el León de Judá, el Señor Jesús, vino para ser mi protector y salvador”.

Bueno la presente parábola, considerada una de las más grandes dicha por Jesús, es una clase magistral que pretende evaluar muy hondamente el tamaño de nuestro amor por las personas necesitadas. Hay tres personajes que tienen que ver con el hombre que desciende de Jerusalén a Jericó.

Cada uno de ellos nos muestra tres filosofías distintas acerca del hombre herido en el camino. Cada una de ellas nos muestra grandes lecciones. Veamos cuáles son.

I. LA FILOSOFÍA DE LOS LADRONES DICE QUE LO TUYO NOS PERTENECE POR ESO TE LO QUITAMOS

1. “Un hombre descendía de Jerusalén a Jericó…” vers. 30b.

Los historiadores hablan que aquel era un camino peligroso, conocido como “camino de sangre” por los continuos asaltos a los viajeros. Esta es una de esas pocas parábolas donde se dan nombres de lugares lo cual no es muy usual en ellas. Aquel hombre parece haber mostrado resistencia, toda vez que lo dejaron despojado de sus bienes, especialmente de su ropa, herido y medio muerto (vers. 30). No sabemos si aquel hombre era un negociante que venía de haber llevado su mercancía y descendía gozoso por el pan que podía traer a su casa.

Pudo ser un simple obrero que trabaja también en Jerusalén y descendía solo. Algunos dicen que, a menos que la persona tuviera una urgente necesidad, no era muy prudente haber hecho ese viaje solo. Literalmente era exponerse a un peligro y un riesgo innecesario.

Una de las recomendaciones que se daban era que, por ser un lugar tan peligroso, seria mejor viajar en caravanas como era la costumbre de esos tiempos. Así que este hombre fue directamente a exponer su vida en lugar prohibido por cuanto iba solo y sería presa de ese mundo de maldad que estaba representado en un camino incierto. Así anda el hombre en este mundo.

2. “Caer en manos de los ladrones…” vers. 30c.

Cualquier otra mano será placentera, pero caer en manos de ladrones le aseguro que no serán manos que nos abrazan ni nos acarician. Las manos de estos hombres están llenas de sangre. Nada bueno podrá esperarse de esas manos, ni aún aquellos que al principio tienen buenas intenciones (Ilustración del ladrón que me robó el anillo).

¿Cuál es el “modus operandi” de los ladrones? Bueno, lo primero que hacen es despojar a sus víctimas de todas sus pertenencias. Hay casos donde ellos le van diciendo a sus víctimas lo que tiene que ir haciendo para ponerlo en sus bolsas.

Si la víctima pone resistencia lo despojan de su vida; eso está sucediendo a menudo en países donde hay una violencia desatada. Y esto confirma la definición que el mismo Cristo dijo al referirse a los ladrones: “El ladrón no viene sino para matar, hurtar y destruir…” (Juan 10:10b). Recuerde, pues, que el ladrón no le tocará su puerta para interesarlo en algún seguro de vida. No vendrá con una Biblia para ofrecerle “buenas nuevas”. Vendrán a despojar a sus víctimas porque “lo tuyo nos pertenece”.

3. “Hiriéndole, se fueron, dejándole medio muerto” vers. 30d.

El ladrón siempre huye porque es cobarde. A ellos no les importa la víctima que cae sino las pertenencias que él tiene. En esto hay algo que debe aplicarse. La pregunta que surgen en esta parábola es ¿a quiénes representan los ladrones que despojan a las persona?

En la vida tenemos hombres echados en el camino porque otros le han despojado. Cuántas hay con sentimientos robados, cuántas víctimas con la paz robada, cuántos hogares con la armonía robada, cuántos hijos con el propósito robado, cuántas vidas con la esperanza robada.

Algunos a título personal dicen: “Mi mala decisión me despojó de mi familia”; “el vicio me despojó de mi salud” o “mi falta de disciplina me despojó de alcanzar mis sueños”. Al final muchos tendrán que ver a un “ladrón” que le ha robado su felicidad. Jesús habló del ladrón y mentiroso de Satanás que comenzó su obra en el Edén.

Él lo ha descrito como aquel que viene a “matar, hurtar y destruir”. Su objetivo final será el de despojar a sus víctimas para que alcancen la vida eterna. Él es que ha dicho: “Lo tuyo me pertenece por eso te lo arrebato”. Por esta razón hay un hombre herido en el camino.

II. LA FILOSOFÍA DEL SACERDOTE Y EL LEVITA DICE QUE LO MÍO ES MÍO NO TENGO PORQUE COMPARTIRLO

1. El sacerdote que vino y siguió de largo vers. 31.

A estas alturas de la parábola el intérprete de la ley tuvo que haber sentido el impacto de la descripción. El escándalo tuvo que producirse en su mente. Él estaba muy ligado al mundo del sacerdote y del levita. Ellos eran los encargados de hacer la “hermenéutica” para que estos dos ministros la presentaran al pueblo. Ellos conocían muy bien Levítico 19:18 y Deuteronomio 6:5 que hablan de amar al prójimo. ¡Que oportunidad para aplicar esta palabra oída! Pero para ellos lo suficiente era presentar los sacrificios y escuchar las lecturas del día.

Alguien ha dicho que el sacerdote iba a presentar una conferencia sobre cómo ayudar al hombre despojado en el camino y se le hacía tarde, por eso siguió de largo. Paradójicamente la persona llamada a ayudar al hombre echado en el camino siguió de largo.

Acerca Julio Ruiz

Pastor en Virginia en los Estados Unidos, con 42 años de experiencia de los cuales 22 los dedicó en Venezuela, su país de origen. Otros 9 años los dedicó a pastorear en Vancouver, Canadá y los últimos 9 años en Columbia Baptist Church en su ministerio hispano, donde estuvo hasta agosto del (2015). A partir de octubre del mismo año (2015) comenzó una nueva obra que llegó a constituirse en iglesia el 22 de mayo de 2016 bajo el nombre de Iglesia Bautista Ambiente de Gracia en la ciudad de Burke, Virginia. El pastor Julio es Licenciado en Teología y ha estudiado algunas cursos para su maestría en Canadá. Además de haber sido presidente de la convención bautista venezolana en tres ocasiones, también fue profesor del seminario teológico bautista. El pastor Julio por espacio de unos 18 años publica sus sermones y artículos por estos medios. Es casado con Carmen Almera Ruiz y tiene tres hijas y una nieta: Laura, Oly, Sara e Isabella. Si usted quiere comunicarse con el pastor Julio, llámelo al (571) 251-6590.

Revise también

Predicas Cristianas.. Aceptar el propósito de Dios

Legado del padre ante la oportunidad de su hijo hacer grandes cosas.

Predicaciones Cristianas... Cuando vas a guiar a tus hijos en el camino de la vida, este es el precepto que has de seguir: Dios está en primer lugar.

Un comentario

  1. Excelente. Dios le bendiga grandemente.
    Gracias por compartirnos de lo que Dios le ha dado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *