Inicio / Predicas Cristianas / Expectativa de lo mejor de Dios sobre mí

Expectativa de lo mejor de Dios sobre mí

Predicas Cristianas – Predicaciones Cristianas

Texto: Hebreos 11:6

Introducción:

Para alcanzar lo mejor de Dios y poder ser aprobado por Dios en todo lo que tú haces, debes vivir en un nivel extraordinario de Fe, donde toda las cosas para ti serán posibles.

1. Cuando los ojos del Señor están puestos sobre ti

Este es un tiempo iglesia en que debes aprender a observar milagros en vez de estar viendo tantos problemas, la Biblia nos dice que cuando nos proponemos a servir a Dios, Él nos hará prosperar, significa esto que repentinamente podremos lograr lo que no se podía alcanzar anteriormente. (Deuteronomio 28:8) dice que: Dios bendecirá todo lo que toquemos.

No importa si tu crianza fue muy negativa, o si tu familia vivió una cosa mala tras otra, tal vez ninguno de tus parientes se graduó en la universidad, ese no tiene que ser tu caso, porque puede que no haya dinero para pagar tus estudios, pero si el deseo de tu corazón es prepararte y usted vive para Dios, entonces El hará que tus esfuerzos prosperen.

Es posible que tus circunstancias hasta este mismo día pueden haber sido malas, pero cuando los ojos de Dios están sobre tu vida, entonces todo lo que tú toques se volverá bendecido, lo que cualquiera diga que usted no puede hacer, usted comenzará a andar en ello con capacidad sobrenatural, cuando los ojos de Dios se posan sobre usted, debe comenzar a esperar lo milagroso.

La Biblia nos dice que Dios nos observa cuidadosamente, como sus hijos somos la niña de sus ojos, hubo un tiempo para el pueblo del Señor, en que el diablo usó todas sus desilusiones y el cautiverio pasados como una forma de disminuir su expectativa de una intervención sobrenatural, entonces, en lugar de tener Fe respecto de un milagro, temían no recibirlo, porque pareció no recibirlo en una ocasión anterior.

En lugar de ver una sanidad, se prepara para una tragedia, debido a lo que le enseñó una experiencia del pasado, decimos que creemos en que Dios nos observa, pero nuestros actos y palabras expresan temor a lo desconocido o temor a lo que no podría pasar. ¡No lo crea! Cuando Dios observa algo, Él hace milagros y hace que las cosas prosperen.

Él toma una vida que antes estaba invadida por el diablo y la eleva sobrenaturalmente, Dios no nos observa y luego se cruza de brazos allí en el cielo mientras nos ahogamos, simplemente para ver cuánto tiempo aguantamos, a eso es lo que la religión nos ha llevado a creer, la verdad es que: ¡Él observa para poder ingresar e intervenir milagrosamente en lo que no podemos realizar por nosotros mismos!

El motivo por el que no vemos más sobre su intervención es porque no esperamos que suceda, si Dios nos está observando, entonces debemos cambiar ¿qué estamos observando nosotros?

Eso significa cambiar lo que se ve internamente, entonces comience a observar lo sobrenatural, conozco a personas que hacen preguntas como por ejemplo: ¿Por qué parece que no oigo a Dios?

Bien, puede haber una cantidad de razones por las que cree no oírlo, pero se comienza por esperar oírlo, si usted cree que no lo hará, entonces no lo hará, ese principio se aplica a cada parte de su vida, es absolutamente necesario, si es que se va a volver a levantar, que observe milagros en lugar de observar problemas, dice (Jeremías 31:28) Y así como tuve cuidado de ellos para arrancar y derribar, y trastornar y perder y afligir, tendré cuidado de ellos para edificar y plantar, dice Jehová.

En otras palabras, usted puede recibir este versículo para decir que cualquier victoria que haya ganado antes debe ser ahora su vara de medir, así como el Señor lo guió antes por situaciones imposibles, así Él lo observará esta vez con ese mismo nivel de intervención, deje de hacer referencias a las desilusiones y comience a observar las bendiciones inusuales.

Así como Dios lo observa, comience a observarlo usted, levántese por la mañana y diga: Este es un día para que Dios sane a alguien o Este es el día en que mi familia se salvará, comience a ver un milagro y hable sobre él, a mí me gusta decirlo así: El lo hará si o si, si no tiene el hábito de observar la intervención milagrosa de Dios, entonces incluso cuando esta llegue no lo advertirá.

Pero si este hábito se desarrolla en usted, los verá manifestarse, sepa que de la misma manera en que El milagrosamente derrotó la obra del diablo en el pasado, esta vez hará los mismos milagros, y más, porque esto es lo que debe suceder cuando los ojos del Señor están puestos en usted.

2. ¡Sí, tú puedes experimentar un grito de alegría!

(Salmo 30:5) Porque un momento será su ira, pero su favor dura toda la vida. Por la noche dudara el lloro, y por la mañana vendrá la alegría. Quién no se ha equivocado en la vida, es tan fácil cometer errores, y no siempre se producen por una actitud negativa de nuestro corazón o de soberbia en la vida, sino también por ignorancia, por falta de sabiduría, inmadurez propia del crecimiento y desarrollo de la vida.

Tampoco podemos evitar sufrir las consecuencias de habernos equivocado, el dolor de alguna caída ¿Quién no la ha sufrido? David el rey que tenía un corazón conforme a Dios escribió este Salmo, había sufrido las consecuencias de haber errado, y de su experiencia escribió estas palabras: Porque por un momento será su ira, pero su favor dura toda la vida.

El tomo una mala decisión, y eso le dio resultados equivocados, el había comprendido que la mayoría de nuestros errores no solo nos afectan a nosotros mismos, sino que muchas veces dañamos y afectamos a los demás incluyendo nuestra descendencia, y que por sobre todas las cosas afectamos a Dios, y su Propósito creador sobre nuestras vidas.

¿Un error puede dejar huellas y afectar hasta la cuarta generación? Sí, ¡Que tremendo!

Sus consecuencias se pueden perpetuar, pero no es esto lo que nos dice nuestro texto, el texto nos dice: Porque por un momento será su ira. Dios no quiere que perpetuemos las consecuencias de nuestros errores.

El si quiere que tomemos conciencia de habernos equivocado y que ello produzca una reacción para bien sobre nuestras vida, Dios nos ama, nos perdona, no es su voluntad que carguemos el sufrimiento y el dolor perpetuamente, su voluntad es darnos su favor, y que este dure toda la vida.

Jesús contó una historia para ilustrar el corazón de Dios Padre por nosotros: Un hijo  exigió a su padre su parte de la herencia y se fue lejos a disfrutarla y a vivir perdidamente con sus amigos hasta que todo se acabó, este error le trajo mucho dolor y pesar, le hizo olvidar sus alegrías pasajeras y lo sumió en un pozo de desesperación.

Acerca Daniel Tomas

Mi nombre es Daniel Tomas y hace más de 35 años sirvo al Señor. He asumido el compromiso de serle fiel cada día de mi vida y de sembrar mi corazón y ministerio en Su presencia y así llevar mucho fruto. Junto con toda mi familia en enero del año 1994 vinimos a Bariloche a servir en la Iglesia Catedral Familiar, de la Unión de las Asambleas de Dios, ministerio el cual amamos y donde Dios nos trajo para así alcanzar Su sueño, que es ver a esta ciudad y pueblos aledaños rendidos a los pies de Jesús.

Revise también

Mensajes Cristianos... La uncion

Busca la uncion

Predicas Cristianas. busca esa unción que desciende de cielo; mientras adoras deja que esta vez el llene el templo, tu templo, el templo donde el Espíritu Santo...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *