Inicio / Predicas Cristianas / La visión genera dirección

La visión genera dirección

Predicas Cristianas – Predicaciones Cristianas

Texto: Habacuc 2:2-3

Introducción:

Es la visión lo que permite a cada persona, organización y nación proyectarse y trabajar en pos de un mejor futuro.

Anuncios

1. La visión cambia tu perspectiva

Estuve viendo un video de Nick Vujicic, un persona que no tiene piernas ni brazos, pero tiene visión; le faltan sus miembros pero tiene gozo y paz, es un hombre emprendedor, empresario, enseña, predica, contagia a la gente con un positivismo tal, porque es un hombre que cree en Dios, el declara: Yo no tengo límites, quieren que yo esté triste pero no puedo estarlo porque no tengo límites, lo único que me falta son los brazos y las piernas, ¡es lo único que me falta!

Es un hombre que ha encontrado propósito en la vida, ha encontrado visión, y es triste ver a muchos cristianos que no ven por dónde salir, no encuentran una puerta que abrir para salir adelante, y es triste decir que ellos creen que la culpa la tiene Dios, o su padre, su madre, su tía, su abuela o su suegra, vea usted ¡Dios ha inventado el personaje de la suegra para que podamos echarle la culpa de todo!

El tema de la visión es muy importante: Quien no tiene visión, no avanza o no sabe hacia dónde ir; o va pero no sabe a dónde va a llegar. ¡Sin visión no hay dirección! Si estás estancado o estancada, si ves que no avanzas y siempre estás en el mismo lugar, pídele a Dios que te dé visión, no digas que es tu familia la que te impide o que el país donde te encuentras te lo impide.

Anuncios

¿Qué hace una visión? Hace que yo me motive, genera ardor, fuego, pasión, si yo digo, por ejemplo: No hay trabajo en Bariloche ¿Me voy a levantar para salir a buscar trabajo? ¡No! ¿Para qué voy a salir a buscar trabajo si digo que no hay? O si digo: Todos los trabajos son malos, todos los jefes son malos y pagan mal, se gana muy poco ¿Qué voy a hacer? No voy a buscar empleo porque pienso que no vale la pena trabajar, porque todos los trabajos son malos, los jefes son malos y pagan muy poco. ¡Pero cuando tú tienes visión, ésta te motiva!

La visión provoca pasión y acción, como reza el dicho popular: Ojos que no ven, corazón que no siente, cuando tú ves, comienza a palpitarte el corazón, la visión provoca que las personas comiencen a planificar; éstas se motivan y se vuelven activas en la dirección de la visión ¿Te das cuenta que la visión es importante? Pero no me refiero a la visión de los ojos, aunque también es importante.

Hay dos niveles de visión: Está el nivel humano y el nivel divino; hay algunos que son visionarios humanamente hablando, mas yo quiero hablarte de la visión de Dios, debes saber que Dios tiene una visión divina para cada persona y es sobrenatural, no se mueve en el nivel chato sino en un nivel superior ¡La visión de Dios es extraordinaria y es eterna!

Cuando tú abrazas la visión de Dios no te detienes más de aquí y hasta la eternidad, porque Dios comienza a moverte y se empieza a generar dentro tuyo un potencial que si no tienes esa visión jamás podrás desarrollarlo porque, ese potencial que hay adentro del hombre es como una bomba atómica y solamente se desarrolla si la visión es de Dios.

Si la visión es de Dios ya nada te detiene, de lo contrario sólo estás entretenido en tonterías; te detienes, te amargas, te preocupas, te asustas; pero cuando tienes la visión de Dios, ¿quién te va a parar? En todo se necesita visión, en cualquier cosa, pero algunos tienen mucha visión y otros menos, cualquier cosa que uno emprenda es excitante si uno logra ver con claridad aquello que está haciendo.

Anuncios

La visión te saca para arriba, cuánto más si tienes una visión de Dios. ¡Yo estoy loco con la visión de Dios! ¡Me encanta ver lo que Dios hace con la gente! Me maravilla al ver para atrás, la obra que Dios ha hecho en estos años de ministerio, pero quiero más, si no tienes visión, ¿a dónde vas? ¿Qué haces? ¿De qué te sirve ser cristiano si estás estancado como cualquier persona, si estás patinando en el mismo barro de siempre?

2. Moisés y la visión de la zarza

(Hechos 7:30-32) «…Pasados cuarenta años, un ángel se le apareció en el desierto del monte Sinaí, en la llama de fuego de una zarza. Entonces Moisés, mirando, se maravilló de la visión; y acercándose para observar, vino a él la voz del Señor: Yo soy el Dios de tus padres, el Dios de Abraham, el Dios de Isaac, y el Dios de Jacob. Y Moisés, temblando, no se atrevía a mirar…»

Moisés era un creyente cualquiera, había metido la pata cuando era joven, se había apresurado al llevar a cabo un deseo que había en su corazón, y que era de Dios; él quería defender a su pueblo y terminó matando a un egipcio, por lo que tuvo que huir yéndose a vivir al desierto por cuarenta años; allí se casó y se dedicó a cuidar las ovejas de su suegro, cuarenta años cuidando ovejas en el desierto, más aburrido que chupar clavos.

Se levanta a la mañana, va a ver las ovejas, les abre la puertita, y les dice: Afuera, afuera, las lleva a pastar y las trae de regreso; cuarenta años va y viene, va y viene. ¿Qué visión no? Un buen día, Dios lo atrae; Moisés vio que se quemaba un arbusto, pero no le llamaba la atención porque lo ha visto más de una vez.

Después de un rato el arbusto sigue ardiendo y Moisés estaba intrigado porque no se acababa de quemar, entonces dice: Subiré e iré y veré esta visión, qué pasa con esta zarza que arde y no se consume, Dios usó eso para atraerlo hacia sí, cuando Moisés llegó a la zarza que estaba ardiendo, ahí estaba Dios, y el estaba más cerca que nunca de Dios.

En ese lugar Dios le habló y le dijo: Moisés quítate el calzado de tus pies porque el lugar que estás pisando santo es, Moisés temblaba, no se animaba ni a mirar, ahora estaba en la misma presencia de Dios, se quitó el calzado, y Dios le dijo: Bien he visto la aflicción de mi pueblo, y he visto cómo sus exactores lo oprimen; he visto sus lágrimas y su gemido, por tanto, ahora, ve a Egipto y libera a mi pueblo.

Ese día se le terminó a Moisés la visión de las ovejas, como un día se me terminó a mí la visión de la electrónica; ese día, Moisés tuvo un encuentro con Dios, el que le cambió la vida y la visión, nunca más fue el mismo, y nunca más siguió haciendo lo mismo, porque Dios lo transformó en el libertador del pueblo hebreo.

Conclusión: Mientras más cerca estoy de Dios, más clara es la visión para mi vida, la intimidad con Dios produce visión porque cerca de Él hay luz, y cada cosa se ve del color que verdaderamente es, si quieres tener una buena visión y que tu vida tenga sentido, sea excitante y que valga la pena ser vivida, acércate a Dios y Él te alumbrará el camino por el que debes andar.

Si no ves bien en el mundo espiritual, resuelves mal las cosas, supongamos que eres una creyente que sufre dolores de cabeza, que tiene opresiones, te sientes mal y no sabes qué te pasa; tú no entiendes qué te sucede, no ves bien cuál es el problema, pero para tratarlo te tomas una pastilla de Valium, pero tú no tienes visión, no ves que detrás de tu problema hay un demonio y tú estás tratando al demonio con Valium.

La falta de visión es terrible, es catastrófico no poder ver qué es lo que me pasa o qué es lo que sucede en una situación dada, no poder ver en el mundo espiritual, qué triste cuando los creyentes no tienen discernimiento y no saben entender qué es lo que les sucede, muchas veces le explico a alguien: Mira, en tu vida pasa esto y esto y me responde: ¿A usted le parece pastor? Le achacamos a Dios nuestra falta de visión, Dios quiere salvar mucha gente, créemelo.

Acerca Daniel Tomas

Mi nombre es Daniel Tomas y hace más de 35 años sirvo al Señor. He asumido el compromiso de serle fiel cada día de mi vida y de sembrar mi corazón y ministerio en Su presencia y así llevar mucho fruto. Junto con toda mi familia en enero del año 1994 vinimos a Bariloche a servir en la Iglesia Catedral Familiar, de la Unión de las Asambleas de Dios, ministerio el cual amamos y donde Dios nos trajo para así alcanzar Su sueño, que es ver a esta ciudad y pueblos aledaños rendidos a los pies de Jesús.

También Revise

Luchando con Dios - Predicas Cristianas

Alcen la mirada y reciban creyendo

Predicas Cristianas.. Atrévete a alabar Dios con todo tu corazón, alábale a cambio de nada, exprésate con un corazón lleno de gratitud, y sorprendentemente..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *