Inicio / Predicas Cristianas / Tiempo de Cambios

Tiempo de Cambios

Predicas Cristianas… Predicaciones Cristianas

Texto: 2° Corintios 3:18

Introducción:

Lo decíamos en una reunión pasada, estamos como iglesia entrando en un cambio de guardia, donde hay cosas que el Señor ha de transformar en la vida de la iglesia, para eso debes estar preparado.

Anuncios


1. Tienes que conocer tu verdadera personalidad

Quiero compartir con ustedes algunas impresiones que el Señor me ha estado dictando en mi espíritu, algunas de estas instrucciones requieren cambios, y como les compartía la última ocasión todo cambio es difícil de realizar, saca de dentro de nosotros el verdadero contenido que hay en nuestro corazón.

Para sumergirnos en el tema del día de hoy quiero llevarte a recordar la historia de Abram, Dios le dijo a Abram cuando ya era un viejito, prepárense porque lo mejor está por venir a tu vida aun en este tiempo, porque no será en tu tiempo sino en el tiempo del Señor, iglesia lo mejor del Señor aun está por venir.

Orando y buscando a Dios, me preguntaba ¿cuánto tiempo nos toma conocernos a nosotros mismos, entender el propósito de nuestra existencia, descubrir ¿por qué y para que estamos en este mundo? nadie te enseña esto, pareciera como si fuera tan sencillo saber y reconocer quienes somos, pero la verdad es que no es así de fácil, y meditando en esto, llego a la conclusión que nos puede llegar a tomar casi toda la vida.

Podemos pasar la mayor parte de nuestra vida, poder llegar a reconocer quien verdaderamente soy yo, quien verdaderamente eres tú, para el momento en que reconoceremos que es bueno, que es malo, que es o no pecado, que me conviene, que no me conviene, como hablar, de que hablar, que es valioso y que es desperdicio, con qué tipo de personas debo relacionarme y con qué tipo de personas alejarme, que comer y que no comer.

Anuncios


En fin para cuando una persona se realiza en la vida, y reconozca que es lo bueno y lo distinga de lo malo, lo más seguro es que es una persona con ya algunos añitos de edad, le pase la vida llegando a encontrar una respuesta a esto, por lo general muchos dejan su existencia y nunca supieron porque estuvieron.

Vea usted, Abraham no entendió esto hasta que era un viejito, Dios se le aparece y le dice: Abram… (Ahora entendamos que Abram significa Padre Exaltado), por lo tanto cada vez que le llamaban por su nombre le están diciendo Padre Exaltado, pero entiendan que le han estado llamando padre exaltado a alguien que ni siquiera tenía ni un hijo.

Así que ni siquiera ha vivido o experimentado lo que su nombre significa o lo que la gente lo ha llamado desde su nacimiento, cuando niño, en su adolescencia, en su etapa de la juventud, como adulto, y ahora ya es un viejito con un montón de limitaciones y todavía no ha vivido lo que su nombre significa.

Y entonces viene Dios con su sentido del humor sobrenatural y le dice Abram ya no serás llamado Padre Exaltado, desde ahora te llamaras Abraham, que significa Padre de muchas naciones, y es ahí donde Abram le dice: Señor…todavía no he aprendido a sentirme cómodo en la barca, y ahora ¿me estas pidiendo que salga al mar?

Anuncios


Y es que debes prepárate iglesia, porque eso no es todo lo que Él ha de compartir contigo, cuando aprendas a caminar con Dios será muy diferente, tu todavía estas tratando de figurar como hacer ciertas cosas bien, como fluir en cierto ministerio, como servir, pero se aparece Dios en tu camino y te dice como te lo vino a decir en esta noche, momento….eso no es todo lo que tengo para ti, aun hay mas, porque ¡conmigo todo es posible!

Ahora Dios lo llama el padre de muchas naciones y el no tenía ni un hijo en ningún lado, ni siquiera hijos espirituales, o discípulos, y es que lo que está pasando en ese momento, es que Dios estaba llamando lo que está dentro de el, para que el conozca a uno que ni siquiera el mismo conoce, y le dice ese no eres tú, este, el que tienes aquí dentro eres tú, esa es tu verdadera personalidad, ese potencial que habrá que despertar y que está dentro de ti.

En este momento el paradigma entra en un tiempo de cambio, Dios le cambia el nombre a un viejito, y le dice todo, lo que revela quien tú has sido hasta hoy, está limitado, la verdad es que hay uno dentro de ti que es el verdadero tu, y será en este nuevo tiempo que realizaras, comprenderás, vivirás y valoraras que es vivir dentro de la libertad que El vino a traer sobre tu vida.

2. Ser sensible a los cambios de Dios

Tú has vivido débil, atemorizado, intimidado, toda tu vida, pero hay otro tú dentro de ti, y dice Dios estoy dispuesto a llevarte de una dimensión a un tiempo de cambio, hacia otra dimensión y si lo puedes soportar todo en tu vida va a cambiar, pero el problema es que, la razón por la cual tenemos problema para cambiar, lo que te impide cambiar el la gente con la que te rodeas, con los que te juntas.

El día de hoy tienes que reconocer, que si quieres cambiar tendrás que cambiar tu dirección, tu número de teléfono, tu facebook, tus amistades, y no solo es que sean gente que vienen a CFN, sino amistades de calidad, que sino agregan a mi vida, y lo único que hacen es confundirme con sus doctrinas raras, es que en realidad Dios me está llamando a salir de Egipto de la esclavitud.

La realidad es que estamos en medio de un tiempo de cambios, estas entrando en una etapa nueva CFN, como iglesia, como hijos de Dios, estamos entrado en un terreno nuevo literalmente, estamos entrando en un tiempo de cambios, te has llamado Abram pero ahora Dios te cambiara y te llamaras Abraham, gracias a Dios Abraham no está estaba casado con una persona que no estaba dispuesta a someterse al cambio.

Porque Sarai dijo, mi amor si tu estas dispuesto a entrar al tiempo de cambios en tu vida, yo también entrare en el cambio yo misma, y de Sarai cambió su nombre a Sara.

Toca a tu vecino y dile, cambia conmigo… dile estoy en medio un tiempo de cambios en mi vida, Abram cambio de Abram a Abraham y Sarai cambio de Sarai a Sara.

Anuncios


Ahora a diferencia de Abraham, Jacob tuvo que pelear, tuvo que luchar, porque su nombre era torcido, chueco, tramposo, y ha sido eso toda su vida y ahora está en la cima de la montaña y Dios le dice Jacob tu nombre será Israel, que significa príncipe, en otras palabras Dios le estaba diciendo, voy a cambiar al torcido y voy a sacar al príncipe que tienes dentro, y le hace una advertencia, no será fácil, vas a tener que pelear por ello.

Voy a sacar riqueza de tu pobreza, así que no tienes el dinero todavía, pero mientras estas pobre, quiero que apliques el cambio y declares rico soy, quizá el día de hoy todavía estas débil, pero Dios te dice aunque estés débil, desde ahora quiero que el débil diga fuerte soy, porque te estoy llamando a ponernos de acuerdo con Dios, en el medio del cambio, aun si no lo puedes ver todavía, pero tienes que creerlo, porque la Fe es la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve, Abram y Sara hicieron un cambio de nombres, pero no solo nombres, ellos decidieron cambiar su destino, su posición.

Vea usted una cosa, cuando se registran temblores, la tierra sufre movimientos y los contenientes y los países se relocalizan, me dicen los estudiosos que la última serie de temblores que hubo en Japón, causaron que en Nueva Zelandia hubiera temblores secundarios, fue tan grande tan poderoso, que el país entero, la extensión de tierra completa de ese país se movió considerablemente hacia Australia.

Acerca Daniel Tomas

Mi nombre es Daniel Tomas y hace más de 35 años sirvo al Señor. He asumido el compromiso de serle fiel cada día de mi vida y de sembrar mi corazón y ministerio en Su presencia y así llevar mucho fruto. Junto con toda mi familia en enero del año 1994 vinimos a Bariloche a servir en la Iglesia Catedral Familiar, de la Unión de las Asambleas de Dios, ministerio el cual amamos y donde Dios nos trajo para así alcanzar Su sueño, que es ver a esta ciudad y pueblos aledaños rendidos a los pies de Jesús.

Revise también

Predicaciones Cristianas - El décimo tercer pasajero

El peligro de hacer lo correcto por motivos incorrectos

Predicaciones Cristianas - Muchos andan preocupados en discernir los motivos de otros y nunca examinan los suyos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *