Inicio / Predicas Cristianas / Correspondamos a la oportunidad de Dios

Correspondamos a la oportunidad de Dios

Predicas Cristianas… Predicaciones Cristianas

Lucas 13:1-9

Texto clave: “…El encargado le dijo: “Señor, deje usted la higuera un año más. Aflojaré la tierra a su alrededor, y le pondré abono. Si el próximo año da higos, la dejará vivir; si no, puede ordenar que la corten.”»…” (TLA).

Propósito: Que la iglesia Eben-Ezer, reflexione sobre la gracia de Dios, que de nueva cuenta se le ofrece en esta nueva edad, y cobre conciencia sobre su producción y se resuelva a cambiar de actitud y dar los frutos que Dios realmente espera de ella, como iglesia suya.

Introducción:

Todo hombre ha pedido, ha recibido y le han obsequiado oportunidades en la vida. El sólo hecho, de estar saludables, vivos, con un buen trabajo, familia, esposas e hijos, es una nueva oportunidad que Dios en su gracia nos presta. El trabajador, ante el incumplimiento de metas de producción; es amenazado de ser despedido por el patrón, por esa falla o descuido, entonces, inmediatamente solicita una oportunidad, para mostrar que si puede dar lo que se espera de él.

En una relación de noviazgo de igual manera, se dan nuevas oportunidades. Cuando alguno de los dos deja de cumplir las condiciones de la relación amorosa y la relación se torna estéril. Entonces, el que cometió tal falta, va ante su chica con un ramo de rosas o chocolates, y con su cara del yo no fui, pero perdóname este error, solicita una chance más.

Ahora bien, después de conseguir esa oportunidad ¿cuál es la actitud que se asume ante esa gracia? ¿Cómo correspondemos a esa nueva oportunidad? ¿Qué actitud deberíamos poner de manifiesto, para reflejar que realmente estamos apreciamos ese nuevo chance en la vida?

Hoy como iglesia Eben-Ezer estamos recibiendo un nuevo chance de parte del Dueño y Señor de todo. Por tanto, si anhelamos vivir lo con real aprecio, necesitamos situarnos ante la palabra con actitud reflexiva. Para saber cómo vivir agradecidos ante esta nueva edad que se nos presta.

Desarrollo:

El médico Lucas, nos pone a pensar sobre las exigencias de Dios sobre el presente; Israel había sido electa por Dios como su especial pueblo. Sin embargo, con el paso del tiempo cayeron en un relajamiento espiritual y en consecuencia en improductividad. Pese a esta esterilidad, aun así se creían y sentían ser lo mejor. Al grado de mirar con espíritu de superioridad y arrogancia a los pueblos y aldeas. (Lucas 13:1-4)

Estos dos incidentes que a Jesús le proponen por algunos ciudadanos judíos, Él, lo aprovecha para retarlos a cambiar, para sacarlos de su engañoso relajamiento religioso. Para provocar conciencia del descuido e indiferencia en relación con el real propósito que tenían como pueblo escogido de Dios.

Entonces Israel es el pueblo escogido, que defraudo a Dios. (Isaías 5:1-7)

Defraudo a su Dios, porque pese a de que fue sembrada en ladera fértil, e hicieron en favor de ella todos los trabajos necesarios para que dé los frutos que Dios anhelaba. Sin embargo, esto no resulto así. Durante todo el desarrollo de la historia bíblica, vemos a Dios, haciendo un trabajo arduo con su pueblo, por medio de todo el menú de Profetas que tuvieron.

Isaías 5:7 “..»Mi viña, mi plantación más querida, son ustedes, pueblo de Israel; son ustedes, pueblo de Judá. Yo, el Dios todopoderoso, esperaba de ustedes obediencia, pero sólo encuentro desobediencia; esperaba justicia, pero sólo encuentro injusticia»…” (TLA)

Al faltar a su real propósito el pueblo de Dios, comenzó a ocupar un lugar de balde. Al extraviarse de su razón de ser y quehacer, la iglesia deja de ser apta y necesaria para su sociedad y el propósito de Dios. En consecuencia, sólo ocupa un terreno o un lugar, que podría ocuparse para otros fines más productivos.

Así como el pueblo de Israel, cayó en un relajamiento espiritual y dejo de producir frutos para Dios, me temo que las muchas iglesias del presente, estamos en caída libre hacía esta triste situación de relajamiento espiritual e improductividad.

Pero, ¿estamos condenados a vivir, sin fruto o poco fruto? Dios como supremo Dueño y Señor de su viñedo, hace un análisis y se da cuenta de la improductividad de su pueblo. Y dice: Lucas 13:7: “…Entonces le dijo al encargado del viñedo: “Tres años seguidos he venido a ver si esta higuera ya tiene higos, y nunca encuentro nada. Córtala, pues sólo está ocupando terreno…”

Ante esta sentencia dictada por el Dueño, el encargado de aquel huerto interviene y aboga por la higuera, y se compromete a trabajar de nueva cuenta en favor de esta estéril ella. Lucas 13:8 “…El encargado le dijo: “Señor, deje usted la higuera un año más. Aflojaré la tierra a su alrededor, y le pondré abono…”

Lucas 13:9 “…Si el próximo año da higos, la dejará vivir; si no, puede ordenar que la corten.»..”

Ante los fallos e indiferencias que como pueblo hemos cometido ante Dios al no producir lo esperado, al dejar en segundo plano nuestro objeto misional y discipuladora. Al hacer poco o nada de misericordia en la iglesia y sociedad.

Conclusión.

Lucas 13:3 “..¡De ninguna manera! Y si ustedes no cambian su manera de vivir ni obedecen a Dios, de seguro morirán…”

Ya hemos visto que hay un chance más. Y la gran mayoría sabemos cómo este pueblo aludido en este pasaje respondió a esta gran oportunidad. Ellos, respondieron con indiferencia. Ahora bien, pero la cuestión no son ellos ahora, sino somos nosotros la iglesia del presente, que esta de igual manera recibiendo un chance más.

A nosotros nos toca la responsabilidad de decidir cómo corresponderemos a esta gracia que en Cristo día a día se nos ofrece.

En esta noche de celebración de los XXXII años de existencia en este lugar, hemos reflexionado sobre la urgente necesidad de dar frutos como iglesia local Eben-ezer. De cuidar de no caer en ese enfermo relajamiento espiritual-religioso, en el que cayó el pueblo de Israel. Es por ello, que al tener conciencia clara de lo que Dios espera de nosotros como pueblo suyo, en este nuevo chance.

Entonces te invito en nombre de Cristo, que nos:

1. Armémonos con un buen espíritu de serio compromiso para retomar nuestro sentido misional.

2. Respondamos con pronto amor y misericordia a las necesidades de nuestros hermanos y de toda nuestra sociedad.

3. Atrevámonos a abrazar con diligente humildad, el cambio que Dios en Cristo en esto nuevo chance nos ofrece.

Al final de todo, esto es una actitud que pone de manifiesto que como iglesia, si, hemos aprendido a apreciar la nueva oportunidad que Dios hoy, nos concede. Y que con acciones prácticas mostramos que estamos agradecidos con él.

© Reyes Saúl Bak Poot

Acerca Saúl Reyes B. Poot

Ministro de culto en la INPM Ebe-Ezer de la isla de Cozumel Q. Roo

Revise también

Mensajes Cristianos... La uncion

Busca la uncion

Predicas Cristianas. busca esa unción que desciende de cielo; mientras adoras deja que esta vez el llene el templo, tu templo, el templo donde el Espíritu Santo...

Un comentario

  1. es un estudio grandioso que nos hace reflexionar sobre nuestro caminar en Cristo Jesús….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *