Inicio / Predicas Cristianas / Embajadores Serie “Nuevo Comienzo”

Embajadores Serie “Nuevo Comienzo”

Predicas Cristianas… Predicaciones Cristianas

Embajadores Serie “Nuevo Comienzo”

2 Corintios 5:17-20

En la pasada intervención hablando de fe radical les dije: Es necesario renovar nuestra mente y conocer la mente de Dios, sus planes, su diseño, su provisión en la cruz. Nunca cambiaremos lo que creemos hasta que nuestro sistema de creencias no pueda producir algo que tú quieres.

Anuncios


“…Por eso, hermanos míos, ya que Dios es tan bueno con ustedes, les ruego que dediquen toda su vida a servirle y a hacer todo lo que a él le agrada. Así es como se le debe adorar. 2 Y no vivan ya como vive todo el mundo. Al contrario, cambien de manera de ser y de pensar. Así podrán saber qué es lo que Dios quiere, es decir, todo lo que es bueno, agradable y perfecto…” Romanos 12:1-2 (TLA)

Es importante que entendamos que la mente de Cristo esta en el nuevo hombre, y que nuestra manera de pensar tiene que ser totalmente opuesta a lo que pensábamos, hablábamos o a la de cómo nos comportábamos.

Dígale a alguien: ese soy yo, ya no pienso igual, ya no hablo igual y ya no me comporto igual.

Recuerde siempre como dice Efesios 1:7 “…en quien tenemos redención por su sangre el perdón de pecados según las riquezas de su gracia…” Así que dentro de la obra maravillosa de Cristo nuestros pecados anteriores no deben estar vigentes.

Quiero decir y anticiparles que cuando entregamos nuestras vidas fuimos regenerados, en otras palabras, hubo cambios espirituales simultáneos;

Anuncios


1. Él cambió nuestra posición, nos liberto del reino de las tinieblas. Colosenses 1:13 “…Pues él nos rescató del reino de la oscuridad y nos trasladó al reino de su Hijo amado…”

2. Cambío nuestra identidad; estamos definidos por Dios y sólo Dios. Él nos identifica como propio.

  • 2 Corintios 1:22 “…el cual también nos ha sellado, y nos ha dado las arras del Espíritu en nuestros corazones…”
  • Juan 1:12 “…Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios….”
  • Efesios 2:19 “…Por lo tanto, ustedes ya no son extraños ni extranjeros, sino conciudadanos de los santos y miembros de la familia de Dios…”

3. Cambío de función, nos transformó en embajadores o representantes de Dios en la tierra. Alguien aquí debe comenzar a creer lo que Dios está diciendo de ti.

Tú no estás definido por tus sentimientos ni por las opiniones de los demás, o por tus circunstancias, ni por tus éxitos o fracasos. Tú estás definido única y exclusivamente por Dios, y el sacrificio de Cristo que te habilita para todo lo que es de Dios.

Anuncios


Dele su mejor adoración.

Lo que esto significa es que hoy tú abandonas cualquier imagen de ti mismo que no provenga de Dios. Tú dejas de aceptar lo que otros han dicho sobre ti, cómo otros te han etiquetado, y cómo otros te han definido. Dígale a alguien: hoy yo declaro y creo que soy un embajador del reino.

Dígale a alguien: hoy me voy a otro nivel, dejo la silla de solo ser salvo para ser usado.

¿Qué es un embajador?

Un embajador es el representante de un país ante el mundo, Es el que tiene amplios poderes y actúa en el nombre de un gobierno, tiene la autoridad y capacidad de firmar un tratado de paz o declarar una guerra.

No me está entendiendo, por eso es que es tiempo que dejes la silla y te conviertas en un embajador; alguno de ustedes están ahí sentados y el enemigo sabe de qué sabe que son un cartucho de dinamita, pero como están sentados gozando su salvación, cantan, aplauden, lloran y eso los hace sentir tranquilo.

Pero mi biblia dice en Mateo 11:12 “…predicar hasta ahora, el reino de Dios avanza a pesar de sus enemigos…” (TLA). Sólo la gente valiente y decidida logra formar parte de él. ¿Donde están los guerreros del reino que saben que tienen autoridad?

En la iglesia hay tres tipos de personas: las que quieren que hagan para ellos ver, los que espera que algo los sorprenda, y los que dicen aaaaaa, mi fe me dice que tengo posición, tengo autoridad y tengo al vencedor conmigo. Ya pasamos de ser liberados por la gracia, a tener autoridad bajo el nombre de Jesucristo al cual representamos.

Efesios 1:20-23 “…Esta fuerza operó en Cristo, resucitándolo de los muertos y sentándolo a su derecha en los lugares celestiales, 21 sobre todo principado y autoridad, poder y señorío, y sobre todo nombre que se nombra, no sólo en este siglo, sino también en el venidero. 22 Y sometió todas las cosas debajo de sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia, 23 la cual es su cuerpo, la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo…” (RVR1995)

Anuncios


Un embajador de Cristo, reúne ciertas características que lo identifican a donde vaya:

Debe escuchar y dejarse guiar por la voz de Dios (Mateo 4). Como embajadores debemos tener integridad en nuestra posición, Jesús fue llevado con propósito al desierto, el enemigo buscaba que Jesús quebrantó el propósito que como embajador fue enviado. Antes de ser enviado escucho una voz que reiteró su identidad.

Expandir

Reconoce que el adversario fue derrotado en la Cruz del Calvario (Colosenses 2:14-15; Isaías 41:10-13). No tenemos que andar haciendo alardes de que somos grandes guerreros en el Reino de Dios, pues el Guerrero de guerreros, Jesús de Nazaret, ya peleó por nosotros y derrotó a los principados y potestades que tenían derechos en nuestras vidas, exhibiéndolos y avergonzándolos en la cruz del Calvario, esto suena bonito pero si no lo cree y lo aplica siempre estará peleando

Más importante, tiene un mensaje. 2 Corintios 5:19 “…que Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuenta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación…”

LA RECONCILIACIÓN

LA DEFINICIÓN DE RECONCILIACIÓN. La definición de Vine de “reconciliar” (del griego, katallasso)

“Indica en forma apropiada cambiar, canjear”. Es decir Dios utiliza su mensaje para reconciliar al hombre consigo, y para eso tenemos que usar el mensaje de la cruz.

El hecho que Dios nos “ruegue” y que Cristo nos “implore” a ser reconciliados nos dice algunas cosas que son muy importantes para que las llevemos a cabo.

a. La reconciliación no es incondicional (¡debemos responder!)
b. La reconciliación no es universal (¡algunos se perderán!)

Ciertamente, ¡la gracia y la misericordia de Dios ofrecida en la muerte de Su Hijo no deben ser recibidas en vano! Pablo decía

2 Corintios 6:1 “…Así, pues, nosotros, como colaboradores suyos, os exhortamos también a que no recibáis en vano la gracia de Dios…”

La imagen que damos, el lenguaje que usamos y la manera en que nos comportamos determinan la manera como otros ven al que nos envió.

Cierro con esto:

Debemos vivir conscientes de que representamos a Cristo todo el tiempo, sea en nuestra casa, en el trabajo y en el colegio, en nuestra iglesia y en nuestro vecindario.

Sentir que somos embajadores de Cristo nos cambia de varias maneras:

1. La manera de vernos a nosotros mismos: No hay lugar para complejos de inferioridad ni de superioridad. Valemos mucho porque Cristo nos escogió para representarle. Pero nos escogió por su gracia, no porque éramos tan maravillosos.

2. La manera de reaccionar frente al sufrimiento: Algunos de los contratiempos e inconvenientes que vivimos nos pasan porque representamos a Cristo. Dios puede permitir dolor y sufrimiento para hacernos mejores representantes de aquel “varón de dolores”.

3. La manera de percibir el Pecado: Nuestro pecado no sólo amarga nuestra comunión personal con el Señor, sino que también afecta la manera en que otros ven de Jesús. ¡Nuestro mal testimonio puede alejar a otros de Jesús!

© 2016, Luis M. Cintron

Acerca Luis M. Cintron

Senior Pastor Ministerio Guerreros del Reino.

Revise también

Predicas Cristianas.. Sufrimiento en primavera

Sufrimiento en primavera

Predicas Cristianas. la profecía de Isaías mostraba que Jesús, el Cordero de Dios, seria crucificado. Mensaje cristiano para semana santa; la muerte de Cristo..

Un comentario

  1. Gracias por su ayuda.
    Desde Chile reciba Bendiciones de Dios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *