Inicio / Predicas Cristianas / La ira de Dios revelada

La ira de Dios revelada

Predicas Cristianas… Predicaciones Cristianas

Romanos 1:18-32

INTRODUCCIÓN:

¿Cuál tema  le gusta  escuchar más el amor de Dios o de la ira de Dios? Bueno ya sabemos cuál será la respuesta. Lo último que deseamos saber  es de un Dios airado. Le aseguro que este no será el tema de los predicadores de la teología de la prosperidad, ni tampoco será el tema de los teólogos liberales.

Anuncios

Nadie quiere pensar en un Dios que se llena de ira porque nos parece que es contrario al Dios que nos han enseñado. De allí, pues, que este mensaje es un poco extraño. Pero no le extrañe saber que la ira de Dios es uno de sus atributos.

El evangelio estaría incompleto si no hablamos de la ira de Dios. Cuando logramos entender que fue la ira de Dios  la que  descargó en su Hijo santo al entregarlo a la peor muerte, entonces nos daremos cuenta que así como Dios es amor también es “fuego consumidor”.

Claro está, y para bendición nuestra, que Dios es lento para la ira y grande en misericordia. Esa es la mejor noticia para el pecador porque como bien lo han dicho los profetas y los escritores del Nuevo Testamento, Dios no quiere la muerte del impío, pero también que es paciente para con los hombres, no queriendo que ninguno se pierda sino que procedan al arrepentimiento.

De manera, pues, mis amados hermanos que necesitamos hablar de este atributo divino. Romanos capítulo uno nos dibuja un cuadro dantesco donde Dios  revela su ira desde el cielo. Pablo habla como si estuviera delante de un basurero en estado de descomposición al referirse  a la impiedad de los hombres y ahora se propone, como  ningún otro lo ha hecho, a exponer las razones por las cuales la ira de Dios se revela desde el cielo. De eso queremos hablar hoy. Cuándo se revela la ira de Dios desde el cielo.

Anuncios

I. CUANDO LOS HOMBRES CAMBIAN LA GLORIA DE DIOS POR LA CORRUPCIÓN DE SU CORAZÓN

a. Esto hace la impiedad del corazón vers. 18.

Este pasaje pareciera desnudar dos caracteres totalmente opuesto, el de Dios que es santo y puro, y el del hombre que es corrupto e impío. De esta manera podemos que ver que la ira de Dios se revela contra la maldad del corazón del hombre.

Pablo pareciera conectarse con Isaías 1 donde el profeta ha descubierto una llaga putrefacta cuando le toca hablar de la condición del hombre, pero no cualquier hombre, sino la de su propio pueblo. Observe los versículos 23, 25, 26, 2, 29-31.

La razón por la cual la ira de Dios se revela es porque la maldad tiene como fin impedir que la verdad se manifieste. Y la razón  de esto  es precisamente para que la humanidad no se vuelva a él quien desea su propia  salvación.

Anuncios

¿Qué es lo que estaba pasando con la generación que Pablo describe aquí? Que  su corazón se había atestado de corrupción  y por lo tanto estaba alejado del Señor. Era una sociedad como la de ahora que le dio la espalda a Dios por las apetencias del mundo. Preferir la gloria de Dios por la del mundo es un pecado de rebeldía.

b. Esto hace la falta de gratitud vers. 21.

Pablo ahora introduce un texto que es muy revelador en este asunto y con ello explica las razones de la ira revelada desde el cielo. Lo primero que nos dice es que la gente a quienes se dirige habían “conocido” al Creador pero no le dieron la gloria.

Cuando un hombre dice haber conocido a Dios y no le da la gloria debida a su nombre, ni tampoco le da gracias, lo que finalmente sucederá es que él mismo se debatirá en sus propios razonamientos. Por un lado se nos dice que cuando el hombre no le da la gloria a Dios tiende a pensar que la gloria suya es la que más vale, y por lo tanto se envanece. Hay una vana gloria y esa es la del hombre.

Cuando se exalta el alma por encima del espíritu, el corazón se llena de tinieblas y esto hace más difícil comprender y experimentar la gloria de Dios. Esto no ha sido nuevo. Nuestros padres Adán y Eva se extraviaron de la gloria de Dios cuando Satanás les puso en duda  lo que Dios les había dicho que no hicieran.

Cada vez que los hombres ignoran a Dios en sus vidas se convierten en ciegos en sus razonamientos con el resultado que Dios los deja en su condición siendo su estado peor que el primero.

c. Esto hace la idolatría vers. 23.

Si bien es cierto que a Dios nadie lo vio jamás, Pablo hace una magnifica revelación de él en dos textos de este capítulo (verss. 19, 20). Nos dice que su eterno poder y deidad se han hecho manifiesto a través de la creación por un lado, pero también a través de la encarnación de Jesucristo por el otro lado.

Tal consideración nos hace ver que el Dios invisible se ha hecho presente para que se le reconozca y se le adora. ¿Qué fue lo que pasó entonces? Bueno, que los hombres cambiaron la gloria incorruptible de Dios por una representación de hombres y animales.

Pablo tiene en su mente la figura de un cuadro moralmente descompuesto. A quienes dirige la carta les advierte de su desvío. Los tales comenzaron a poner su confianza en lo que podían ver. Las más grotescas figuras comenzaron a ser objeto de culto.

La idolatría llega a ser algo sin sentido, porque quien esto hace tiene que tomar de lo que ya Dios ha creado, una imagen, para tratar de representarle. Pero quien esto hace no solo cambia la gloria del creador sino que se expone a su ira santa.

II. CUANDO LOS HOMBRES CAMBIAN  LA  VERDAD DE DIOS POR LA MENTIRA  DEL MUNDO

a. La mentira de una adoración sin Dios vers. 25.

A pesar de haber conocido la verdad acerca de Dios los hombres se han empeñado en ignorarla. Esto es lo que se conoce como una descarada falta de sometimiento a la autoridad de Dios, rechazando con esto  su palabra y tratando de evitar las consecuencias que trae conocerla.  Una traducción más cercana de este versículo sería que ellos “mudaron la verdad de Dios en mentira”.

Acerca Julio Ruiz

Pastor en Virginia en los Estados Unidos, con 42 años de experiencia de los cuales 22 los dedicó en Venezuela, su país de origen. Otros 9 años los dedicó a pastorear en Vancouver, Canadá y los últimos 9 años en Columbia Baptist Church en su ministerio hispano, donde estuvo hasta agosto del (2015). A partir de octubre del mismo año (2015) comenzó una nueva obra que llegó a constituirse en iglesia el 22 de mayo de 2016 bajo el nombre de Iglesia Bautista Ambiente de Gracia en la ciudad de Burke, Virginia. El pastor Julio es Licenciado en Teología y ha estudiado algunas cursos para su maestría en Canadá. Además de haber sido presidente de la convención bautista venezolana en tres ocasiones, también fue profesor del seminario teológico bautista. El pastor Julio por espacio de unos 18 años publica sus sermones y artículos por estos medios. Es casado con Carmen Almera Ruiz y tiene tres hijas y una nieta: Laura, Oly, Sara e Isabella. Si usted quiere comunicarse con el pastor Julio, llámelo al (571) 251-6590.

Revise también

Predicas Cristianas.. El Dios que cuenta tus cabellos

El Dios que cuenta tus cabellos

Predicas Cristianas.. Uno de los pasajes donde vemos a Jesús fungiendo como el gran Consolador antes que llegara el Espíritu Santo. La vida está llena de muchos...

2 comentarios

  1. Manuel Avila Rincon

    que buen tema mi hermano. Dios lo bendiga por su valentia, por que pocos pastores y pocos evangelistas hablan de este tema.

  2. Dios le bendiga pastor Ruiz, siga llevando mensajes de vida eterna, el Espiritu Santo le ilumine siempre, sea nuestro Señor Jesucristo alabado como el verdadero rey y salvador del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *