Inicio / Predicas Cristianas / La tentacion prueba mi fe

La tentacion prueba mi fe

Predicas Cristianas… Predicaciones Cristianas

Serie de Sermones: “Lo que Dios me enseña acerca de las tentaciones”

 Sub-Tema: La tentación prueba mi fe.

Lectura Bíblica: Mateo 23:23 “…Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque diezmáis la menta y el eneldo y el comino, y dejáis lo más importante de la ley: la justicia, la misericordia y la fe. Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello…”

 Introducción:

Algunas personas tienen  buena apariencia. Ellos visten bien, actúan bien, todo en ellos parece bien porque tienen buenas maneras y están bien educados. Pero un problema con tales personas es que a veces, eso es todo lo que ellos son. Soy maestro en una escuela primaria.

A veces hay en mis clases una niña con el pelo bien trenzado con cuidado, ropa limpia y fina, y una sonrisa agradable. Su mamá obviamente tomó mucho tiempo prepararle para la escuela. Ella parece una estudiante perfecta. Y entonces yo pregunto para su tarea y ella me dice, “No la hice.”

Su madre tomó el tiempo para que estuviera hermosamente vestida, y el tiempo de trenzar el pelo, pero no tomó el tiempo de ayudarla para hacer lo que es realmente importante en la escuela—su tarea.

Twitter te hace pensar que eres sabio, Instagram que eres fotógrafo, Facebook que tienes amigos. Pero solo el evangelio te dice la verdad eres un pecador y necesitas a Cristo

Jesús trató frecuentemente de alcanzarlos, pero nunca abandonaron sus ideas tradicionales y nacionalistas.

Ellos constantemente trataban de asaltarlo con preguntas. Sus preguntas, que por lo general estaban enfocadas en las controversias entre: (1) las escuelas rabínicas de Hillel (liberal) y Shammai (conservador) o (2) los romanos y el pueblo judío. Ellos esperaban que Jesús se alineara a un grupo o a otro.

Aquellos personajes eran tan meticulosos y llegaban tan lejos en el cumplimiento de la práctica de contribuir con la décima parte de sus posesiones, que la aplicaban a las más pequeñas especias como la menta, el eneldo y el comino. Pero habían descuidado los Temas más importantes de la Ley, que podrían haberles conducido hacia la persona de Jesucristo.

Guardamos los detalles menos importantes y descuidamos los más importantes

Lo que necesitamos no es solamente tener la buena apariencia por afuera. Necesitamos un cambio de dentro de sí. Y por eso Cristo dice en versículo 26, “..¡limpia primero lo de dentro del vaso y del plato, para que también lo de fuera se haga limpio!..”

La razón de que Jesucristo llama a estos hombres hipócritas es porque ellos declararon que eran creyentes en Dios, pero la manera en que guardaron la ley mostró que no era la verdad. O, sí, ellos hablarían acerca de Dios, y ellos dijeron que guardaron los detalles de la ley porque adoraron a Dios, pero si los corazones hubieran cambiado realmente, ellos no habrían descuidado los asuntos más valiosos de la ley—el juicio, la misericordia, y la fe.

A veces no sabemos precisamente la aplicación exacta de la ley de Dios a una situación específica, pero si el Señor vive en nuestros corazones, tenemos una conciencia santa que nos lleva en la dirección del juicio, de la misericordia, y de la fe. Pero si el Señor no vive en nuestros corazones, podemos mantener unos aspectos externos de la ley, pero cuando venga una prueba moral verdadera, vamos estar perdidos, porque no entendemos de verdad el propósito y la razón para la ley.

Así que también la ley tiene como su propósito mostrarnos que es el amor verdadero—primeramente el amor para Dios y también el amor para los hombres. Y entonces mostrarnos nuestra necesidad de un Salvador, cuando no podemos mantener perfectamente esa ley. Pero si se mira a la ley como un método o modo de salvación, no se tiene esperanza, y de verdad, se ha traicionado a Dios en torcer a su ley.

Yo voy a la iglesia y vasta—–estoy sirviendo en este ministerio—- esta persona está sumamente ocupada en la obra de Dios—yo canto bien— o yo le canto—o predico bien–

Debemos saber que venir a la iglesia no nos hace salvos, es el instrumento como dijo Lutero sin la Iglesia no hay salvación hablando del instrumento pero el que nos hace salvos es Cristo.

No porque estés en el ministerio todos los días quiere decir que eres salvo o vives una vida recta.

O porque no tengas tiempo y estés ocupado en su obra eres salvo recuerda a Judas estuvo metido con Jesús camino administro seguía un ministerio encomendado fielmente pero en su corazón estaba la codicia el amor al dinero.

Yo canto no basta la vida del cristiano va más allá que el canto recuerda que muchos alababan a Jesús en la entrada triunfal pero sus corazones estaban muy lejos del  maestro, tenemos que tener una transformación a través de Jesús para poder practicar l justicia la bondad y la misericordia.

Puedes tener un buen y extraordinario conocimiento de la palabra pero si no se vive y no se practica no hay efecto.

Los golpes te enseñan más que los aplausos, las derrotas te forman más que las victorias y las traiciones te enseñan que solo Dios es fiel.

Dios conoce tu necesidad, por eso no te mando dinero del cielo, mando a Cristo porque el dinero pasa, Cristo es eterno y glorioso

Asegúrate que lo más importante en tu vida sea Dios, si no es así, Él se encargara de recordártelo

© 2016. Jorge Gaspar Dzul Itzá

Acerca Jorge Gaspar Dzul Itza

Soy pastor de la Iglesia Nacional Presbiteriana de México, inicie mi formación en el Seminario "Baluarte de verdad" en la ciudad de Campeche por tres años, seguidamente inicie mis estudios Teológicos en el seminario San Pablo de ciudad de Mérida, Yucatan, actualmente estoy estudiando mi maestría en divinidades en el seminario MINTS, al mismo tiempo una maestría en divinidades teológicas en el seminario San Pablo, estoy como pastor desde el año 2008 en la Iglesia Nacional Presbiteriana de México Getsemani de Becal, Campeche, soy Maestro del seminario Berith de la ciudad de Campeche donde imparto las materias de Teología sistemática, credos y confesiones, liderazgo cristiano y consejería bíblica.

Revise también

Predicas Cristianas.. Aceptar el propósito de Dios

Legado del padre ante la oportunidad de su hijo hacer grandes cosas.

Predicaciones Cristianas... Cuando vas a guiar a tus hijos en el camino de la vida, este es el precepto que has de seguir: Dios está en primer lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *