Inicio / Predicas Cristianas / No llores, Jesús esta aquí

No llores, Jesús esta aquí

Predicas Cristianas… Predicaciones Cristianas

Texto: Lucas 7:11-17

Introducción:

Estos son Días desafiantes, determinantes, decisivos, acelerados, estamos viviendo un tiempo de cosas nuevas, o de aquellas que creímos que perdimos, El las vuelve a la vida, celebramos pascua, y son tiempos de resurrección en el mundo, en el reino también, El está a punto de hacer recitar todo lo que se había muerto en nosotros.

1. Esta mujer y la generación que representa

Vea usted una cosa, a esta mujer la muerte la ha golpeado dos veces, primero con su esposo, le arranco la proyección de su propósito en la vida, el disfrute de sus años, su pasaporte a la consumación de sus sueños, su protección, cuidado, sustento, porque el varón no solo es que da todas esas cosas, sino que es el que brinda afecto, cariño, atiende, suple, y sabe ser cariñoso con la persona que tiene a su lado.

Quedar viuda era muy triste en Israel y en cualquier parte del mundo, no es grato estar sola, mas cuando se ha vivido una gran parte de la existencia con el hombre que amaba, y como si esto fuera poco, también le fue arrebatado su hijo, y junto con su hijo le quito su futuro, su mañana, su esperanza, el pasaporte a una vida diferente.

Y lo que tenemos aquí son dos muertes, dos veces ella está haciendo el camino que la muerte a trazado para su vida, el dolor que sin duda tiene es inmenso, su corazón está destrozado, quizás ella está haciendo preguntas ¿Por qué a mí?

Porque eso es lo primero que uno se pregunta cuando sufre una tragedia en la vida, es decir, no podía ser otro, porque a mí.

Esta acompañada de una gran multitud pero está sola, y lo que tiene esta mujer es un pasado de dolor, un presente sombrío y un futuro incierto, esta mujer representa a gente que las circunstancias las golpearon duramente, todo su mundo sacudido, gente que lo único que les quedaba les fue arrancado, robos, secuestros, expropiaciones, hogar, familia, divorcio, sueños para el futuro, de repente el devorador todo le ha arrancado.

Podrá haber gente que te acompaña alrededor, pero por dentro estas sola, sienten lastima pero no pueden ir más allá, y eso representa una generación, un país, que fluirán golpeado por la avaricia y falta de visión de sus líderes, generación que sufrió los 60, 70 y de repente en los 90, 2000, todo les fue sacudido arrancando, gente del mercado que sufre la pérdida de todo lo que ha construido.

Ella sabía en el fondo de su espíritu que tenía que recurrir a Dios

Hermano mío, si estas pasando un momento difícil, tienes que buscar a Dios, hermanos, cuando uno ora no es para convencer a Dios, resucítame a mi hijo// cuando uno ora es para decir: Señor no entiendo pero me someto a tu plan.

Es decirle, Señor me pongo bajo tu autoridad, aquí está mi anhelo, aquí está el sueño más querido, pero me someto a tu voluntad, orar no es solamente sometimiento, es buscarle a Él.

Ella podría haber hecho cualquier otra cosa, pero no, ella busco al Señor porque sabía que el único que podía solucionar su problema era Él, ¡Hey el único que tiene la salida a tu crisis, es el Señor!

Yo hoy quiero decirte que aquello por lo que estas orando, Jehová te lo dará.

Él cumplirá todo lo que te ha prometido, aquello por lo cual pedías a Dios, Él te lo dará, esta mujer supo ser fiel, pon en esta noche ese anhelo, ese sueño, en Dios, habrá gente que no te entienda, pero Dios si, cuanta gente se ha burlado, cuantos religiosos tal vez no has sabido interpretar tu corazón

Pero en esta noche te digo de parte del Señor, derrama tu alma porque en esta noche Dios sacará toda muerte de tu espíritu y te preñara con cosas grandes dice Dios, vamos vuelve a hacer un pacto nuevo, un voto con Dios, dile: Dios dame lo que mi alma desea porque aunque tardare en ti esperare confiado.

2. Lo que representa este joven difunto

Representa a toda una generación, avasallada por la cultura de la muerte, avasallada por la violencia y la muerte, la perdida de esperanza y del propósito, gente que terminan en un cajón, lugar, estudio, esclavos, muertos a los sueños, que puede ser muerte física también, que terminan arrancando a miles de jóvenes, matrimonios, familias, de nuestro país por inseguridad.

Todos alguna vez tuvimos sueños que no hemos podido dar a luz, y cuando tenemos frustración es porque hay algo que hubiésemos querido tener y no tenemos, hay algo que no hemos logrado, esa ausencia, nos trae frustración.

Es posible que hayamos pasado una frustración económica, afectiva, familiar, espiritual, todos en algún momento hemos pasado o pasaremos y en esos momentos es donde aparecen algunos sentimientos

Lo que primero aparece es la impotencia, nos da bronca porque hacemos lo que hacemos y no viene la solución que esperamos, nos da bronca porque hemos intentado, orado, hablado, ayunado y comido mas, sin embargo el anhelo del corazón no se cumple, esa bronca se acumula y aparece un sentimiento de ira que nos hace explotar por dentro o a veces explotamos por fuera y lo hacemos mal.

Una impotencia que tenemos dentro del corazón, de la cual no sabemos qué hacer, cuando nos sentimos frustrados, nos da vergüenza, no queremos que nadie nos vea, que nadie se entere, queremos meternos en nuestra casa y no salir más, cuanta gente hay que por frustración en su vida afectiva, económica, familiar, espiritual, no vienen mas a la iglesia.

Acerca Daniel Tomas

Mi nombre es Daniel Tomas y hace más de 35 años sirvo al Señor. He asumido el compromiso de serle fiel cada día de mi vida y de sembrar mi corazón y ministerio en Su presencia y así llevar mucho fruto.Junto con toda mi familia en enero del año 1994 vinimos a Bariloche a servir en la Iglesia Catedral Familiar, de la Unión de las Asambleas de Dios, ministerio el cual amamos y donde Dios nos trajo para así alcanzar Su sueño, que es ver a esta ciudad y pueblos aledaños rendidos a los pies de Jesús.

Revise también

Predicas Cristianas - Barro en manos del alfarero

En las manos del Artesano – Parte 3

Predicaciones Cristianas... Esta predicacion tiene como propósito conocer la soberania de Dios. Saber que él actuara ante nuestra manera de vivir ya sea temerosa o necia...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *