Inicio / Predicas Cristianas / Permaneciendo en lo que has aprendido

Permaneciendo en lo que has aprendido

Predicas Cristianas…. Predicaciones Cristianas

2 Timoteo 3:1-15

INTRODUCCIÓN:

¿Han oído la historia del joven que estaba a punto de graduarse y que quería como regalo de graduación un auto deportivo? Bueno, aquel joven sabiendo que su padre podía comprárselo, le dijo que ese  era todo lo que quería. Como se acercaba el día de graduación su padre lo llamó para que fuera a su oficina.

Anuncios

Le dijo lo orgulloso que se sentía de tener un hijo tan bueno y lo mucho que lo amaba. El padre tenía en sus manos una hermosa caja de regalo. Curioso y algo decepcionado, el joven abrió la caja y encontró una hermosa Biblia, con cubierta de piel y con su nombre finamente escrito en letras de oro. Enojado le gritó a su padre diciendo: “¿Con todo el dinero que tienes y lo que me das es esta Biblia?.” Salió de su casa y no regresó más.

Pasaron muchos años y el joven se convirtió en un exitoso hombre de negocios. Tenía una gran casa y una bonita familia, pero cuando supo que su padre, que ya era anciano, estaba muy enfermo, pensó visitarlo. No lo había vuelto a ver desde el día de su graduación. Antes de que pudiera partir a verlo, recibió un telegrama donde decía que su padre había muerto y le había heredado todas sus posesiones.

Su corazón se llenó pronto de tristeza y arrepentimiento. Empezó a ver todos los documentos importantes que su padre tenía y encontró la Biblia que en aquella ocasión su padre le quiso obsequiar. Con lágrimas en los ojos, la abrió y empezó a hojear sus páginas.

Su padre cuidadosamente había subrayado un verso en Mateo 7:11 que decía textualmente:  “Y si vosotros siendo malos, sabéis dar cosas buenas a vuestros hijos, cuanto más nuestro Padre Celestial dará a sus hijos aquello que le pidan“. Mientras leía esas palabras, unas llaves de auto cayeron de la Biblia. Tenía una tarjeta de la agencia de autos donde había visto ese auto deportivo que había deseado tanto. En la tarjeta estaba la fecha de su graduación y las palabras: “TOTALMENTE PAGADO”.

Anuncios

Esa historia tiene muchas lecturas y aplicaciones, pero para los efectos de lo que hoy estamos celebrando, lo más importante es el lugar que la Biblia tendrá en la vida de los graduados de hoy. Yo sé que sus padres o esposos no le regalaran un auto deportivo en su graduación, pero le dirán que lo que les hará hombres y mujeres triunfadores será la importancia de permanecer en este libro hoy. Esto lo dice el texto de hoy.

I. EL TEXTO NOS REVELA LAS RAZONES PARA PERMANECER EN LO  APRENDIDO

a. Los tiempos son peligrosos (vers. 1)

Timoteo fue un discípulo de primera línea. Sin bien Pablo fue educado a los pies de Gamaliel, Timoteo lo fue a los pies de Pablo. Fue tan especial para el apóstol que le dedicó dos cartas pastorales. Timoteo fue un egresado del Instituto Bíblico “Apóstol Pablo”. ¡Qué privilegio el de ese estudiante!

Al parecer Pablo sabía que su discípulo se iba a enfrentar a situaciones difíciles una vez “egresara” de su escuela teológica. De allí pues que le advierte de esos tiempos peligros que vendrán. Pero note que tales tiempos no serán por algún desastre natural que se haya profetizado. Tampoco por alguna guerra u otro tipo de conflicto entre los hombres.

Anuncios

Note que los tiempos peligrosos a los que Pablo hace alusión son por la actitud de los hombres mismos. Los tiempos no cambian. La larga lista que Pablo hace de aquellos hombres las tenemos hoy. El ministro del Señor se enfrenta a esa realidad social.

De allí que el llamado a permanecer en lo que has aprendido es una forma de decir  que toda esta capacitación sirva para reconocer la corrupción que hay en el mundo y como  enfrentar estos tiempos peligrosos. Los tiempos  hoy son igual a los de ayer.

b. “Porque habrá hombres amadores de sí mismos…” (vers. 2)

Este es el más grande reto al que se enfrenta el que pretende servir a los hombres a través de la predicación del evangelio. Bueno sería que al comenzar un ministerio nos enfrentáramos a gente que ya aman a Dios pues eso haría más fácil el trabajo. Pero no es así. El campo donde está la mies, lista para la cosecha no es fácil.

Será mejor que los hombres amaran otra cosa y no se amaran así mismo porque eso hace que sus corazones se endurezcan más. Un resumen de este texto nos muestra que hay hombres que se han declarado amor a ellos mismos. Esto forman la lista de los llamados “egoístas” vers. 2. ¿Conoce a alguien muy cerca de usted que es egoísta? Que tal un esposo, padre, jefe o un niño  egoísta.

El otro grupo pertenece a los que aman el dinero. Este es otro grupo difícil representado por la gente avara. La Biblia sentencia que la “raíz de todos los males es el amor al dinero”. Al parecer los hombres avaros  llegan a ser los peores en esta lista. Bueno, Pablo le dice a su discípulo que se cuide de ellos. El otro grupo son los amadores del placer más que de Dios. Este es el síntoma de la sociedad que nos toca ministrar. De ellos debemos cuidarnos, pero a ellos debemos ministrar. Para eso servimos.

II. EL TEXTO NOS COMISIONA A PERSISTIR  EN LO QUE HEMOS APRENDIDO

a. Persistir como secreto del triunfo (vers. 14)

Ahora Pablo le dice a su discípulo Timoteo que considere la importancia de la persistencia si quiere ser un ministro victorioso. Por supuesto que Timoteo tenía las opciones en saber que era lo mejor para su vida y persistir en ello, pero él le recuerda que hay prioridades a las que debiera dar importancia si quería ser un hombre victorioso.

Por todos es sabido que el secreto del triunfo radica en el valor que le doy a la persistencia en lo que hago. Se dice que cuando Thomas Edison inventó la bombilla, no le salió a la primera vez, sino que realizó más de mil intentos, hasta el punto de que un discípulo suyo le preguntó que por qué persistía en construir una bombilla si había hecho 1000 intentos  y en todos había  fracasos.

Edison  respondió: no son fracasos, he descubierto 1000 formas de cómo no se debe hacer una bombilla. Al final descubrió cómo hacerla. La persistencia es hija legítima de un obrero victorioso. Pablo le dijo a Timoteo que persistiera en lo que había aprendido. Mis amados graduados de nuestro Instituto Bíblico, ustedes han aprendido muchas cosas en estos cuatro años de estudios, por favor persistan en lo que han aprendido.

b. Persistir en lo que hemos recibido de otros (verss. 14b, 15a)

Timoteo fue un hijo afortunado. Tuvo tres profesores en el “Instituto de su vida”. Tuvo por abuela a una mujer llamada Loida profundamente piadosa por la forma como Pablo la menciona. Ella tuvo que darle al niño Timoteo las primeras lecciones de la ley de Dios. Bienaventurado los hombres que tuvieron una abuela piadosa que les ayudó en su formación espiritual.

Acerca Julio Ruiz

Pastor en Virginia en los Estados Unidos, con 42 años de experiencia de los cuales 22 los dedicó en Venezuela, su país de origen. Otros 9 años los dedicó a pastorear en Vancouver, Canadá y los últimos 9 años en Columbia Baptist Church en su ministerio hispano, donde estuvo hasta agosto del (2015). A partir de octubre del mismo año (2015) comenzó una nueva obra que llegó a constituirse en iglesia el 22 de mayo de 2016 bajo el nombre de Iglesia Bautista Ambiente de Gracia en la ciudad de Burke, Virginia. El pastor Julio es Licenciado en Teología y ha estudiado algunas cursos para su maestría en Canadá. Además de haber sido presidente de la convención bautista venezolana en tres ocasiones, también fue profesor del seminario teológico bautista. El pastor Julio por espacio de unos 18 años publica sus sermones y artículos por estos medios. Es casado con Carmen Almera Ruiz y tiene tres hijas y una nieta: Laura, Oly, Sara e Isabella. Si usted quiere comunicarse con el pastor Julio, llámelo al (571) 251-6590.

Revise también

Predicas Cristianas.. El Dios que cuenta tus cabellos

El Dios que cuenta tus cabellos

Predicas Cristianas.. Uno de los pasajes donde vemos a Jesús fungiendo como el gran Consolador antes que llegara el Espíritu Santo. La vida está llena de muchos...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *