Inicio / Predicas Cristianas / Gástate Correctamente

Gástate Correctamente

Predicas Cristianas.. Predicaciones Cristianas

Texto: Lucas 9:23

Introducción:

Esta debería ser la oración de todos nosotros, es raro pero todos pasamos por lo mismo, el mismo número de horas, vivimos más de 360 días dentro de cada año, 12 meses de tiempo que jamás recuperaremos, el único beneficio, es el que vemos en las vidas de aquellos que pudimos tocar e impactar.

Anuncios

1. La vida es como una moneda

Hay maquinas tragamonedas en casinos y tiendas, maquinas de refrescos, de coca-cola, pepsi o sprite, maquinas de helados o nieve, maquinas de chicles y caramelos, maquinas para tratar de sacar un peluche o juguete, parquímetros, caballitos, carritos para pasear a los niños, video juegos, de hockey y deportes, etc. Lo cierto es que…

La vida cuando ya tienes algunos años, te darás cuenta que es como una moneda, la puedes gastar en lo que quieras y como quieras, pero solo la podrás gastar una vez, y una vez que la gastes no hay devolución de moneda, lo hecho, hecho esta, invierte tu vida correctamente, Gástate Correctamente.

Cuando nuestro Señor Jesús estaba con sus discípulos, en varias ocasiones veía hacia el futuro, era el único que podía ver lo que vendría y los preparaba con palabras no solo verdaderas sino también sabias, por eso el doctor Lucas toma todo esto y lo refleja en este capítulo, hay una parte breve del dialogo que cautivo mi atención, me gusto porque fue corto pero además apropiado, muy especifico.

Anuncios

Primero les leo el contexto del (capítulo 9 verso 18) Parafraseo, les preguntaba ¿quien dice la gente mientras andas por ahí sobre mi persona, quien dicen que soy? Cuando el tema de conversación es mi nombre, ¿quién dice que soy? ¿Qué dicen? Un numero variado de comentarios se muestran por parte de sus discípulos pero entre todos se levanta Pedro y da la respuesta correcta, ¡Tu eres el Cristo de Dios!

La palabra Cristo significa el ungido, conocido como mesías, tu eres el mesías, haz venido de Dios, pero es en este preciso momento que Jesús empieza a hablar de algo que no estaban preparados a escuchar, es en este momento que Jesús presenta por primera vez un tema nuevo que no se había mencionado y es precisamente Lucas quien lo escribe por primera vez, el tema de la cruz.

No es hasta el capitulo 9 verso 23 de Lucas que el tema se había mencionado y de repente sale a la luz ¡La Cruz! Me imagino que los dejo locos, volados, atontados, quizá algunos hasta lo vieron como algo demasiado, religioso, radical, violeto, no sé, pero me imagino que al escuchar (Lucas 9:22) Es necesario que el Hijo del Hombre padezca muchas cosas, y sea desechado por los ancianos, por los principales sacerdotes y por los escribas, y que sea muerto, y resucite al tercer día.

Para, para, para, detente, ¿cómo? Hemos dejado nuestras costumbres, nuestros trabajos, ya no recojo los impuestos, ya deje la medicina, ya dejamos la pesca, hemos dejado nuestras casas, hemos dejado nuestras familias, hemos dejado tiempo con nuestras esposas y aun con nuestros hijos por seguirte, hemos invertido nuestro tiempo, nuestro dinero, nuestras vidas en tu vida, en tu misión y ahora nos dices que debemos morir, Porque tú te vas ¿a dónde?

Pero antes de que pudieran hacer estas preguntas y hablar de mas, El les dice, no solo tengo que enfrentarme a la cruz, sino que ustedes también, esa parte es la que me impacto, antes de ir mas adelante, usted tiene que removerse del siglo 21 y el concepto actual de la cruz y volver al siglo primero y se dará cuenta que el concepto de la cruz de hace 200 años no tiene que ver con joyería, ni en medallas, ni en anillos, ni con la cruz en la cobertura de nuestras biblias.

Anuncios

Tampoco tiene que ver, ni con las cruces gigantes que colocamos en las iglesias y edificios, ni con paisajes y pinturas que hoy en día vemos plasmadas en cuadros y fotografías, el único motivo por el cual una cruz aparecía en ese tiempo en los hombros de cualquier persona era porque iba a morir.

(Lucas 9:23-26) Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame. Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, éste la salvará. Pues ¿qué aprovecha al hombre, si gana todo el mundo, y se destruye o se pierde a sí mismo? Porque el que se avergonzare de mí y de mis palabras, de éste se avergonzará el Hijo del Hombre cuando venga en su gloria, y en la del Padre, y de los santos ángeles.

2. ¿Cómo vas a planificar tus días?

En estos días nos encontramos meditando, pensando, reflexionando, analizando y soñando sobre cómo podría ser los meses que nos están quedando de este 2017, comenzamos por hacer una lista larga de resoluciones, pensamos en que comenzaremos una nueva dieta, haremos ejercicios, tendremos más tiempo para la familia, empezaremos a ahorrar y a diezmar, a salir de las deudas, a dejar los vicios que todavía nos atan.

En fin, llenos de esperanza establecemos muchas metas que al poco tiempo abandonamos porque volvemos a nuestras costumbres y malas costumbres, luego de esto nos empezamos a quejar, a enojar y llenos de desilusión porque no alcanzamos nuestras metas, Dios quiere que usted tenga éxito en todo lo que hace, que todo lo que emprenda en la vida y en las relaciones prospere grandemente.

¿Sabía usted que la vida que siempre ha deseado está al alcance de su mano? Cuando leemos el (Salmo 1:3-4) Es como el árbol plantado a la orilla de un río que, cuando llega su tiempo, da fruto y sus hojas jamás se marchitan. ¡Todo cuanto hace prospera!

Lo que usted se da cuenta allí, es que el éxito en la vida no es por casualidad, sino por decisión.

William Jennings dijo: El destino NO es cuestión de casualidad sino de elecciones, no es algo que hay que esperar, sino algo que hay que perseguir. Tú tienes que provocarlo con tus acciones, quizás quieras iniciar un negocio, casarte con la persona que amas, tener un hijo, comprar una casa, un automóvil, probablemente ganar más dinero, como también ser un mejor padre, esposa, un servidor en la casa de Dios.

Tú eliges lo que quieres alcanzar, y lo puedes lograr si sigues la dirección de Dios, quiero compartirte cinco lecciones sencillas para comenzar esta etapa.

1° Dios es el primero en la vida. Sin Dios nada podemos hacer, Él no es el último recurso cuando las cosas van mal, ni el 911, sino el primero para que todo salga bien en la vida, Jesús nos enseño: Buscad primeramente el Reino de Dios y su justicia y todas las demás cosas vendrán por añadidura.

2° Dios te ha regalado un cuerpo. A pesar de que si te gusta como se ve ese cuerpo o no, es un regalo que Dios te dio por el resto de tu vida, empecemos a ser agradecidos y buenos mayordomos del cuerpo que Dios nos ha dado cuidando la forma como comemos, lo limpiamos y lo vestimos, no olvidemos que nuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, por eso no olvides como también lo santificamos.

3° Usted siempre aprenderá lecciones en la vida. Usted está inscrito en una universidad que se llama: La vida, cada día en esta escuela tendrá la oportunidad de aprender nuevas lecciones, una lección es repetida hasta que ella es aprendida.

Acerca Daniel Tomas

Mi nombre es Daniel Tomas y hace más de 35 años sirvo al Señor. He asumido el compromiso de serle fiel cada día de mi vida y de sembrar mi corazón y ministerio en Su presencia y así llevar mucho fruto. Junto con toda mi familia en enero del año 1994 vinimos a Bariloche a servir en la Iglesia Catedral Familiar, de la Unión de las Asambleas de Dios, ministerio el cual amamos y donde Dios nos trajo para así alcanzar Su sueño, que es ver a esta ciudad y pueblos aledaños rendidos a los pies de Jesús.

Revise también

Predicas Cristianas.. El Dios que cuenta tus cabellos

El Dios que cuenta tus cabellos

Predicas Cristianas.. Uno de los pasajes donde vemos a Jesús fungiendo como el gran Consolador antes que llegara el Espíritu Santo. La vida está llena de muchos...

Un comentario

  1. Buenisima predica Pastor!! Sabiduría de lo alto!! Dios lo eligió para ser un Gran siervo !! Y lo esta haciendo!! En gran manera!! Le abrazo en el Señor!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *