No te defraudará

Predicas Cristianas

Predicas cristianas predica de hoy: No te defraudará

Predicas cristianas lectura bíblica de hoy: Jeremías 17:5-10

Introducción

A veces cometemos el error de creer que hay personas buenas y que jamás te harían daño, entonces pones tu confianza en esas personas, piensas que son parte de tu vida y de pronto te das cuenta que todo era una mentira, y aquella persona que tenías como una excelente persona, ahora se ha convertido en lo peor de tu vida, y el problema es que cometemos errores aun sabiendo que no tenemos que cometerlos.

Pero debemos entender que por medio de todas las situaciones difíciles, y que parecen imposibles de pasar que vives ahora, es la forma en que podemos ir comprendiendo lo que significa descansar en el poder soberano de Dios y en sus promesas.

Ahora…., descansar en Dios, no implica quedarse quieto, ni ser negligente

Descansar en Dios implica actuar con responsabilidad y diligencia en lo que nos corresponde, pero con la convicción que Dios hará aquello que está fuera de nuestro alcance; entonces, debemos actuar acuerdo a las indicaciones que Dios nos da a través de Su Palabra, aunque humanamente hablando parezca estar todo en contra.

Eso que Dios te ha ordenado en estos días es lo que debes de hacer, aunque la lógica o la sociedad te indiquen lo contrario, pues del resto se encargara Dios con su poder sobrenatural y soberanía; ¿Cómo lo hará?, eso no te toca saberlo, únicamente debes creerlo.

Leamos la Palabra de Dios en Jeremías 17:5-10

Así ha dicho Jehová: Maldito el varón que confía en el hombre, y pone carne por su brazo, y su corazón se aparta de Jehová. Será como la retama en el desierto, y no verá cuando viene el bien, sino que morará en los sequedales en el desierto, en tierra despoblada y deshabitada. Bendito el varón que confía en Jehová, y cuya confianza es Jehová. Porque será como el árbol plantado junto a las aguas, que junto a la corriente echará sus raíces, y no verá cuando viene el calor, sino que su hoja estará verde; y en el año de sequía no se fatigará, ni dejará de dar fruto. Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá? Yo Jehová, que escudriño la mente, que pruebo el corazón, para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras”.

Parece duro el Señor al leer ese pasaje, pero es más triste darnos cuenta de que a veces nosotros depositamos más nuestra confianza en un hombre, en nuestra posición, o en nuestra economía, que en las promesas de Dios, y tenemos las grandes decepciones de los hombres.

Como cristiano debemos de tener conciencia que sin importar cuanta confianza y sinceridad nos demuestre una persona, tarde o temprano nos fallara, pues como ser imperfecto que es cometerá algún error a través del cual nos sentiremos defraudados; pero si dejamos de verla como perfecta e incapaz de fallarnos, todo cambiaria.

Jesús nos enseña que debemos perdonar a aquellos que nos han fallado.

En una ocasión “se le acercó Pedro y le dijo: Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete?. Jesús le dijo: No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces sieteMateo 18:21-22, por lo que si esa persona te falla, no puedes acusarlo, porque como él, tú también eres imperfecto y también estas propenso a hacerlo.

Por lo que el Señor nos dice: “Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfectoMateo 5:48, dentro de su perfección nos da dones y está atento a nuestras necesidades, entonces “No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos?”, son los incrédulos los que no confían en el Señor sino en sus propios pensamientos, los que van detrás de estas cosas porque no creen que el Padre que está en el cielo sabe lo que necesitan, y el plan que tiene para tu futuro es el mejor y está siempre lleno de esperanza, “Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáisJeremías 29:11.

El problema es que por el pecado nos alejamos del Señor y rechazamos su amor, por la falta de fe creemos que nos defraudará como cualquier humano, y esto nos lleva a hundirnos más “También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita2 Timoteo 3:1-4.

Para ver la decepción, basta con ver las disputas y enfrentamientos para darse cuenta de que en el mundo cada uno esta en lo suyo  y busca su propia satisfacción personal, pero también hay cristianos que sufren estas decepciones porque se olvidan que “Ninguno que milita se enreda en los negocios de la vida, a fin de agradar a aquel que lo tomó por soldado2 Timoteo 2:4; pero no enredarse en los negocios de la vida no significa que no se deba participar de ellos, sino que se puede participar pero sin quitarle el lugar del Señor, entonces puedes tener un negocio, tu profesión, trabajar, formar una familia, etc, pero evitar que estas cosas te alejen de Dios.

Muchos creyentes no pueden agradar al Señor

Es decir, servir a Dios, debido a las complicaciones que tienen en su vida, entonces si tienes enredos laborales y vives siempre corriendo, no podrás dedicar tiempo y calidad de servicio al Señor, aunque en algunos casos no es cuestión de mucho trabajo, sino de no organizarlo bien para dedicar el tiempo necesario también al Señor.

No podrás servir adecuadamente a Dios, aunque muchas veces no es falta de tiempo sino de no saber dar prioridades en la vida, de organizar las tareas que debes realizar y de no desperdiciar el día.

Si tienes enredos económicos y vives tapando agujeros no podrás ejercer tu ministerio como corresponde, aunque muchas veces no es cuestión de falta de recursos sino de falta de sabiduría en la administración de lo que el Señor te entrega.

Dios quiere que podamos perdonar a aquellos que nos fallan para que nuestro corazón pueda estar limpio, sin rencor, odio o cualquier sentimiento negativo que pueda evitarnos avanzar en la vida cristiana, y por esa razón quiero motivarte en primer lugar a perdonar a aquellos que te han fallado, debes perdonar a esa persona y sobre todo aprender a que no puedes depositar tu total confianza en una persona, porque nosotros los humanos somos imperfectos y nos es fácil fallar.

Aprendamos a confiar solamente en Dios, pues jamás te defraudara, Él es un amigo fiel y su fidelidad es incomparable, y “Si fuéremos infieles, él permanece fiel2 Timoteo 2:13, entonces, descansa en sus brazos, apóyate en Él, porque siempre estará allí para levantarte de cualquier situación.

Fija tu mirada en Dios

No pongas la mirada en las circunstancias que amenazan hundirte, o en las que ya te están hundiendo, pues si lo haces fracasarás; pon tu mirada en el Dios real, Eterno y Todopoderoso para quien nada es imposible, y en sus promesas.

Ahora….., ¿A quién le vas a obedecer?, ¿A tu lógica?, ¿A tus sentimientos?, ¿A tus deseos?, ¿A quiénes te rodean?; o vas a obedecer a las indicaciones claras y precisas que Dios te está dando ahora por medio de su Palabra.

Piensa que con todo lo que te sucede Dios te está enseñando a ver más allá de las circunstancias, para que en medio de ellas le creas y obedezcas sin condiciones ya que Dios no defrauda a aquellos que le creen y le obedecen sin condiciones, pues “es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotrosEfesios 3:20.

Solamente ten paciencia y a su tiempo todo cambiará, ten fe y cree que así será…, ahora, pesar de todo…., echa a andar tu fe, sabiendo que “Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se veHebreos 11:1.

Conclusión

Dile ahora como el salmista: “Oh Jehová, tú me has examinado y conocido. 2 Tú has conocido mi sentarme y mi levantarme; Has entendido desde lejos mis pensamientos. 3 Has escudriñado mi andar y mi reposo, Y todos mis caminos te son conocidos. 4 Pues aún no está la palabra en mi lengua, Y he aquí, oh Jehová, tú la sabes toda. 5 Detrás y delante me rodeaste, Y sobre mí pusiste tu mano…. 15 No fue encubierto de ti mi cuerpo, Bien que en oculto fui formado, Y entretejido en lo más profundo de la tierra. 16 Mi embrión vieron tus ojos, Y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas Que fueron luego formadas, Sin faltar una de ellasSalmos 139:1-5, 15-16.

En esta mañana nos dice el Señor “Yo, la luz, he venido al mundo, para que todo aquel que cree en mí no permanezca en tinieblas. Al que oye mis palabras, y no las guarda, yo no le juzgo; porque no he venido a juzgar al mundo, sino a salvar al mundo. El que me rechaza, y no recibe mis palabras, tiene quien le juzgue; la palabra que he hablado, ella le juzgará en el día postrero”  Juan 12:46-48, y está esperando que le hables.

Dios no te defraudará “Pues la Escritura dice: Todo aquel que en él creyere, no será avergonzado. Porque no hay diferencia entre judío y griego, pues el mismo que es Señor de todos, es rico para con todos los que le invocanRomanos 10:11-12, y hoy quiere mostrarte su fidelidad, solo pide que le hables, diciéndote: “Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conocesJeremías 33:3.

© Ricardo Hernández. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Predicas Cristianas Escritas

Acerca Ricardo Hernandez

Ricardo Hernández
Servidor de nuestro Señor Jesucristo. Entregue mi vida a Cristo hace más de 20 años, y me gusta compartir los mensajes cristianos que Dios pone en mi corazón.

También Revise

Más fruto

Más fruto

Predicas Cristianas .. Nuestra misión es dar más fruto. El Señor no te llamó para ser un árbol o una rama seca y sin fruto; Él te eligió para llevar..

Un comentario

  1. job montes santos

    Gracias por esas reflexiones o predicas que realmente son muy importantes aplicarlas en nuestra vida cotidiana como hijos de Cristo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *