Inicio / Predicas Cristianas / Un desconocido transformado

Un desconocido transformado

Predicas Cristianas… Predicaciones Cristianas

TEMA: UN DESCONOCIDO TRANSFORMANDO A UN CONOCIDO

Hechos 9:1-3

Lo grande y tremendo que Dios hace, pasa de repente, Él no entra en estructura en religiosidades, repentinamente puede cambiar tu realidad. Es palabra la uso al recibir el día de Pentecostés las personas el bautismo del Espíritu Santo. Hechos 2:2 “y de repente vino del cielo como un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados; (vers. 4) y fueron todos llenos del Espíritu Santo…”

Anuncios

Hechos 9:4-13

Imagínense este cuadro, Jesús le pide que vaya a casa de Judas; (en realidad no dice la Biblia que sea la casa de Judas Iscariote), pero si imagínense esto, que Jesús le pedía para ir con aquel que odiaba a los cristianos, que los llevaba presos, que los mataba (Hechos 8:1-3; vean algo de lo que hacía este hombre).

Quiero dejarte algo muy en claro, porque la palabra de Dios lo hizo muy claro en muchas ocasiones. En el reino de Dios, lo que se me pide no necesariamente me va gustar, no necesariamente será lo que yo planee. En su reino es lo que a Él le gusta, y lo que Él planeo. Por eso muchos no dejan su vieja manera de vivir, sus estructuras para servirle.

  • -Es el reino de Dios, no mi reino ni tu reino.
  • -Es su voluntad, no tu voluntad.
  • -Es su propósito, no tu propósito.
  • -Son sus planes y sueños, no mis planes y sueños.

Hoy quiero hablarte de este hombre que tuvo una discusión con el Señor, un discípulo de Jesús.

Le estoy hablando de un hombre como usted y yo, llamado Ananías. Este hombre aparece de la nada en la Biblia y desaparece una vez cumplida su misión. Antes de este relato no se habla de este Ananías (Digo este, porque aparecen algunos otros en la Biblia, uno fue esposo de Safira, otro fue un sumo sacerdote que interrogó a Pablo).

Anuncios

Un discípulo llamado Ananías:

  • -Él no era de los más conocidos
  • -De hecho no se menciona otra cosa trascendente que haya hecho.
  • -No era ni siquiera de los 12 discípulos de Jesús. No lo fue en la primera elección, ni cuando reemplazaron a Judas.

De este personaje tenemos mucho que aprender. Quiero hablarle hoy de tres puntos, que como Ananías, Dios también puede y nos quiere usar.

Todos podemos ser el Ananías del Señor:

Su nombre significa “Dios se ha revelado”, o “Dios ha obrado con gracia”, en la antigüedad se acostumbraba poner nombres que tenía significados relacionados a lo que los hombres hacían o iban a hacer. Obviamente sabemos que el nombre no hace a la persona, la persona hace al nombre.

No sabemos la profesión de Ananías, sobre su familia, sus gustos, lo que sabemos que era discípulo de Cristo, y para que alguien sea discípulo de Cristo tiene que haber creído en Cristo como su Salvador. Esto va para aquellos que quizá se sintieron menos por no ser de los más mencionados o reconocidos, pero que tremendo que Cristo haya llamado a este hombre y no a uno de los grandes apóstoles de ese tiempo.

Anuncios

¿Estas listo? En cualquier momento Dios puede encomendarte una misión.

Todos podemos oír la voz del Señor:

A veces escuchamos de personas que dicen haber oído a Dios, y esto nos sorprende, quizá no siempre fue una voz audible, pero algo que en el interior uno reconoce perfectamente.

Hay muchas maneras en las que Dios nos puede hablar, claro que puede ser de forma audible, sin embargo, El nos puede hablar en sueño, visión, éxtasis, por su palabra, por boca de otro hermano/a. De hecho Dios habló al profeta Balaam por un burro, al rey Belsasar por una escritura hecha con una mano humana en la pared. Dios no tiene límites para hablar a los hombres.

Dios constantemente nos está hablando, el problema es que en ocasiones nosotros no le escuchamos o no le queremos escuchar.

Hay algunos obstáculos que debemos vencer, es más, son mentiras que el diablo pone en nuestras vidas, para que no oigamos Su voz.

Pensamos que no somos alguien especial para que Dios nos hable. Ananías tampoco era alguien especial, él era un discípulo de Cristo como vos y yo. Y en realidad estas equivocado si pensas que no sos especial para Dios, porque para Dios sos real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Él. Para Dios cada uno de nosotros es especial, no por lo que vos haces, sino por lo que Él hizo.

Porque estamos muy afanados. Y el afán nos desenfoca de Dios. Filipenses 4:6. Al estar afanados, nos concentramos en tantas cosas, menos en Dios.

Por falta de oración. Orar es hablar con Dios. Si no tenemos tiempo para hablar con el ¿Cómo podremos oírle? O solo hablamos y no dejamos que El nos hable.

No conocer su voz. Dios nos habla, pero nosotros pensamos que es nuestra mente. A veces escucho personas decir “algo me dijo que haga esto o lo otro”, cuidado con no tener ningún conocimiento de la voz de Dios. Hagamos un alto hoy y analicemos si conocemos o no su voz, para conocer su voz tenemos que conocer lo que la Biblia dice, porque todo lo que “escuchemos” debe pasar por el cedazo de la palabra de Dios, porque algunos supuestamente tienen algo que Dios les dijo, pero que va en contra de la palabra de Dios.

Vos y yo al igual que Ananías podemos escuchar la voz de Dios.

Todos podemos responder al llamado del Señor:

Hay un llamado de Dios para cada uno de nosotros para su servicio. Hay quienes piensan que limpiar la iglesia no es un servicio a Dios, piensan que servir a Dios es solamente estar parados aquí en frente y ser vistos por los demás. En el cuerpo de Cristo todo es igual de importante. Nadie ve quien compro la pila, pero si no la compraba a tiempo y cuidaba ese detalle hoy no iban a escuchar este mensaje, si no se ponían vasos no ibas a tener con que tomar agua.

Muchas bendiciones nos son robadas por falta de conocer la voz de Dios. Al no conocerla dudamos y no actuamos ni obedecemos al llamado de Dios.

Dios tiene un llamado para cada uno de nosotros. Y debemos hacerlo con gozo, sabiendo que no lo hacemos para los hombres, sino para Dios.

Si Dios te esta llamando para algo Él te va a capacitar.

Es un craso error pensar que Dios solo llama al pastor y a los que están en alabanza. Dios le llamo a uno a multimedia, a otro a sonido, a otro a protocolo, a otro a enseñar niños.

CONCLUSION:

No es realmente importante por medio de quien venimos al Señor, lo importante es venir al Señor y venir pronto.

Dios al llamarte te irá diciendo exactamente que hacer, donde hacerlo, y como.

Cualquier pastor hubiese querido ser el que ore por Pablo y subirlo a las redes sociales para recibir los aplausos de la gente, quizá por eso Cristo mando a Ananías y no a otro. Y es probable que así como lo hizo con Ananías lo haga contigo para traer a personas que Dios usará grandemente para extender su obra.

¿Te vas a dejar usar por Dios? ¿O le seguirás ignorando o diciendo que no?

© Esteban Wiens

Acerca Esteban Wiens

Casado con Romina Diez Perez, padre de 2 hijas. Pastor de jóvenes en la Iglesia Centro Familiar de Adoración de Ciudad del Este. Escritor de los libros “Algo por Contar”, “De Sueños Si se Vive”. Conductor de los programas televisivos “Debate Final” y “Punto de Encuentro” y del programa radial “Franca Conversación”.

Revise también

Predicas Cristianas.. El Dios que cuenta tus cabellos

El Dios que cuenta tus cabellos

Predicas Cristianas.. Uno de los pasajes donde vemos a Jesús fungiendo como el gran Consolador antes que llegara el Espíritu Santo. La vida está llena de muchos...

Un comentario

  1. Brian aurelio jimenez santos

    Bendiciones pastor buena enseñanza he aprendido a escuchar la voz de Dios. Vamos hacer lo que el quiere que agamos. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *