Inicio / Predicas Cristianas / El uso que Jesús hace de su poder

El uso que Jesús hace de su poder

Predicas Cristianas… Predicaciones Cristianas

Tema general: “Jesús principia su ministerio”

Propósito general: Evangelismo y desarrollo cristiano

Título: “El uso que Jesús hace de su poder”

Lectura bíblica: Marcos 4:35-41, 5:41-42

Texto clave: Mar 4:39 Jesús se levantó y ordenó al viento y al mar que se calmaran. Enseguida el viento se calmó, y todo quedó completamente tranquilo. (TLA)

Idea clave: En la realidad de nuestros días todos hemos visto y oído sobre el mal uso del poder que hacen tanto líderes religiosos, como líderes políticos. Ningún hombre caído ha podido esquivarse del mal uso del poder que Dios al crearlos configuro en ellos como sus criaturas. En consecuencia oprimen, invaden, arrebatan y se adueñan de las pocas y pobres pertenencias de su prójimo, hacen guerras a sangre fría matan; dejando en su paso por la vida dolor, inseguridad, traumas y miedos innecesarios. Sólo Jesús en su naturaleza humana nos pone de manifiesto el buen uso de su divino y soberano poder, ya que él, al usarlo lo pone al servicio de nuestro cuidado y desarrollo humano.

Propósito específico: Que los creyentes reflexionen sobre el poder que Jesús ejercita en toda su creación y se resuelvan a descansar obedientes y confiados en su amante cuidado.

Introducción:

  • Salmo 89:8 Señor y Dios del universo, ¡no hay Dios como tú, tan fiel y poderoso!
  • Salmo 89:9 Tú dominas el mar embravecido, y calmas sus olas agitadas.
  • Salmo 107:29 Cambia la tempestad en sosiego, Y se apaciguan sus ondas.
  • Salmo 107:30 Luego se alegran, porque se apaciguaron; Y así los guía al puerto que deseaban. (TLA)

¿En que lo usa? ¿Para qué lo usa? ¿Qué provoca cuando hace uso de su poder? ¿Cuál es el efecto en su entorno al usar su divino y soberano poder?

Proposición: Jesús al usar su soberano y divino poder, lo usa para glorificar a su padre y servir a todos sus débiles semejantes.

Jesús, usa su divino poder y autoridad soberana para bien de todas sus criaturas.

Al acercar nuestra mirada al quehacer de Jesús en su ministerio terrenal podemos fácil concluir que Él usa su poder y soberana autoridad de modo adecuado o correcto, es decir lo usa santamente y no corruptamente como la criatura caída en pecado.

Pero, ¿qué significa usar el poder y divina autoridad de correcta manera? Veamos y respondamos algunas preguntas claves:

I. ¿Para qué Jesús usa su divino y soberano poder? Verss. 37-39

a) Jesús usa su divino y soberano poder; no para mostrarnos que Él domina sobre todo, sino lo usa para glorificar a su padre, sirviendo en todo momento a sus semejantes.

b) En medio de su placentero y humano descanso se levanta ante la desesperación y miedo de sus íntimos seguidores y pone a disposición su divino poder para con ello garantizarles vida y seguridad en aquella ida para el cumplimiento ministerial. Vers. 35

“Aquel que los había invitado a pasar al otro lado para cumplir las tareas del reino, también pone todo su divino poder al servicio de ellos, para garantizar el ejerció del apostolado, Él que los invito a ir en aquel viaje ministerial; también desplegó todo su poder para asegurar que no naufraguen y mucho menos se ahoguen en medio viaje ministerial”

Jesús, no sólo tiene un llamativo lema ministerial, sino que Él lo hace real al poner su divino poder al servicio de los suyos: “Mar 10:45 Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.

El usa todo su poder y voluntad, en interés y seguridad de vida para los suyos…

Por otro lado, Jesús usa su divino poder para provocar que los suyos crezcan hacia una fe inteligente, Jesús muestra su divino poder para que los suyos en medio de las difíciles situaciones de vida y ministerio no se queden sin fruto de fe, sino al contrario progresen hacia una madurez productiva. Vers. 39

Ahora bien, hemos reflexionado sobre el fin que Jesús tuvo y tiene al hacer uso de su divino y soberano poder, y también estamos conscientes que los suyos no sólo fueron asistidos con divino y soberano poder, sino que además fueron investidos con el Soberano poder del Espíritu Santo. Hechos 1:8

Entonces podemos formular las siguientes preguntas de reflexión y cambio de acción.

1. ¿Cómo viven su fe la gran mayoría de creyentes frente las diferentes situaciones y experiencias de vida? ¿Temblando, miedosos, inseguros? ¿Viven actualmente los seguidores de Jesús, desesperados y ansiosos también, cuando las difíciles situaciones llegan y amenazan con ahogarlos?

2. ¿Tiene real conciencia la iglesia, del poder que tiene de parte de Dios?

3. ¿Pone la iglesia su poder al servicio de las miserias de todos sus semejantes, como su maestro lo hizo?

4. ¿Cómo usa el poder el creyente actual frente su prójimo? Lo usa para oprimirlo o lo usa para servirlo.

Conclusión:

Para finalizar podemos resumir lo siguiente: Jesús al usar su soberano y divino poder, lo usa siempre para glorificar a su padre y servir a todos sus débiles semejantes.

Oración: Padre ayúdanos como iglesia a tener conciencia clara que tú eres soberano y que todo lo creado te obedece, y que tienes todo el poder y control ante cualquier situación de vida. Danos esa seguridad y paz frente estas ansiosas realidades de vida, cosas que a muchos de nosotros nos arrinconan y nos hacen improductivos como iglesia, ayuda a nuestra fe, para que el poder que nos has dado con tu Espíritu Santo lo sepamos poner al servicio de todos nuestros semejantes, por medio de acciones objetivas de misericordia, ayúdanos a no sólo hablar de tu amor sin temor, sino evidenciar tu amor con acciones que cambien las barrigas hambrientas y los cuerpos temblorosos de frío y soledad. Por favor ayúdanos a glorificarte con hechos y no sólo con estériles rituales religiosos.

© Reyes Saúl Bak Poot

Acerca Saúl Reyes B. Poot

Ministro de culto en la INPM Ebe-Ezer de la isla de Cozumel Q. Roo

Revise también

¡Es porque te amo tanto! - Predica Cristiana

¡Es porque te amo tanto!

Predicaciones Cristianas - Cristo hizo algo para Lázaro que no hizo para nadie más en la historia de la humanidad, no solamente lo resucitó de entre los muertos, algo que...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *