Inicio / Predicas Cristianas / La paciencia es el fruto del Espiritu Santo

La paciencia es el fruto del Espiritu Santo

Predicas Cristianas… Predicaciones Cristianas

Dios tiene un plan con nosotros y pase lo que pase, Él cumplirá su propósito; sólo debemos esperar pacientemente que, el que comenzó en nosotros la buena obra la perfeccionará hasta el fin.

Por eso se hace necesario que seamos pacientes con nosotros mismos y también que seamos pacientes con los demás; mostrando así, como buenos cristianos, los frutos del Espíritu Santo para bendecir a los demás.

LA PACIENCIA ES FRUTO DEL ESPÍRITU SANTO.

Gálatas 5:22. “Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe”.

Algunos dicen: “No pidas a Dios que te dé paciencia, porque seguro que te mandará una prueba”. Pero de una manera u otra Dios permitirá que pasemos por su escuela para ir formándonos a la imagen de Jesús.

Pidamos a Dios que se cumpla su Voluntad en nuestras vidas, todo depende de qué actitud tomemos ante cada circunstancia; ante la impaciencia, las mentiras de Satanás y una mente negativa, nuestra edificación y fe en Dios será destruida.

Pero ejercitando la paciencia, creyendo la verdad de Dios y una mente positiva seremos edificados y el fruto irá madurando.

Recordemos que Dios es el ejemplo máximo de paciencia, así que esperará y dispondrá todo hasta que cambiemos de actitud.

TENER PACIENCIA CON OTROS.

Probablemente has escuchado el dicho que dice: “La paciencia es una virtud”. Pero a juzgar por la sociedad que nos rodea, pareciera que no es una virtud que muchos quisieran desarrollar. A menudo escuchamos expresiones como “se me está acabando la paciencia” o “!no tengo paciencia para la gente como usted!”

¡Hoy en día pocos consideran que la paciencia sea una virtud!. ¡No queremos esperar, y definitivamente no queremos sufrir!

Dice en Efesios 4:2con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor”. Este versículo asocia la paciencia con trabajar pacientemente con los demás aunque no sea algo placentero para nosotros.

Una parte en Colosenses 3:12-13 utiliza el mismo lenguaje pero le agrega otro componente. Se nos dice que debemos vestirnos como escogidos de Dios…. “de paciencia; soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros”. Esta escritura nos indica que la paciencia está relacionada con el perdón. Estas dos escrituras vienen de secciones que describen cómo debe actuar el “nuevo hombre” lleno del Espíritu Santo.

Después de ver tantos conceptos encontramos una nueva definición para la Paciencia. ¿Qué es paciencia? Es la paciencia divina y la misericordia que debemos mostrar a los demás, que refleje lo más fielmente posible la paciencia y la misericordia que Dios tiene con nosotros. Es cuando toleramos a los demás, pasamos por alto sus errores y acciones desconsideradas y sinceramente los perdonamos por sus ofensas reales o imaginarias contra nosotros.

¿Por qué quiere Dios que seamos pacientes?

De la misma manera que ocurre con los otros frutos del Espíritu, Dios quiere que seamos como Él. Dios se preocupa por toda la humanidad; y lo hace con una compasión impresionante, misericordia y paciencia.

En Salmos 130:7, dice: “Espere Israel al Eterno, Porque en el Eterno hay misericordia, Y abundante redención con él”. Dios nos dio el ejemplo de misericordia y redención. Él espera pacientemente (y ha esperado) que nosotros como seres humanos nos arrepintamos y dejemos de destruirnos entre nosotros. Dios quiere que nos volvamos a él, y cuando lo hacemos, incluso nos promete que nos va a ayudar a vencer.

El proceso de pasar de una naturaleza humana egoísta (lo que la Biblia llama “el antiguo hombre”) a una nueva creación en Cristo puede ser lento y frustrante, pero Dios nos guía con amor y nos ayuda con una increíble paciencia. Y Él quiere que seamos como Él y seamos igual de pacientes con los demás.

En Lucas 17:3-4 vemos un ejemplo de cómo debería ser esto en nuestra vida diaria: “Mirad por vosotros mismos. Si tu hermano pecare contra ti, repréndele; y si se arrepintiere, perdónale. Y si siete veces al día pecare contra ti, y siete veces al día volviere a ti, diciendo: Me arrepiento; perdónale”.

¡Esto requiere de paciencia! Esta escritura no da excusas para un lado o el otro.

El pecado no debe ser tolerado y debe señalarse cuando sea nuestra responsabilidad hacerlo. Sin embargo, los pecados que se repiten deben ser perdonados pacientemente, ¡incluso si se repiten siete veces en el día! Esto es lo que Dios hace y quiere que nosotros hagamos. ¿Por qué? Si no aprendemos a mostrar una paciencia piadosa y perdón, Dios no va a perdonar nuestras ofensas en contra de Él .

Mateo 6:14-15. 14 Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; 15 mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas.

UN EJEMPLO QUE DEBEMOS IMITAR.

Jeremías, uno de los profetas más importantes del Antiguo Testamento, da un ejemplo asombroso de templanza y paciencia. A Jeremías le fue asignada la tarea aparentemente imposible de decirle al pueblo de Judá que Babilonia los iba a llevar cautivos porque ellos no querían arrepentirse de sus pecados —un mensaje no muy halagüeño.

Jeremías intentó una y otra vez que el pueblo de Dios se arrepintiera y dejara los malos caminos, incluso sufriendo un profundo dolor. Él escribió Jeremías 9:1: “¡Oh, si mi cabeza se hiciese aguas, y mis ojos fuentes de lágrimas, para que llore día y noche los muertos de la hija de mi pueblo!”.

¿Qué consiguió Jeremías con este sincero intento para que la gente se volviera del mal?

Acerca Moreiba Cabrera

Bendiciones a todos. Soy Moreiba Cabrera, pastora de la iglesia Nueva Vida de Madrid.

Revise también

Predicas Cristianas.. Aceptar el propósito de Dios

Contentamiento: un rechazo a la ambición y al conformismo

Predicaciones Cristianas Escritas... La expresión que resumen el contentamiento cristiano es: Dios y lo que Dios me da, es todo lo que necesito...

2 comentarios

  1. Maria de los santos Cahuich

    Muy interesante su mensaje ruego a Dios que me ayude a lograr vencer ese gran obstaculo en mi vida

  2. gilberto rafael requena cordero

    BUENOS DIAS, GLORIA AL SEÑOR DIOS, LE BENDIGA EN FAMILIA Y LE PROVEA LAS BENDICIONES QUE DESCIENDE DESDE EL TRONO DE LA GRACIA, DEL PADRE DE LAS LUCES. AMEN.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *