Inicio / Predicas Cristianas / El autentico amor

El autentico amor

Predicas Cristianas… Predicaciones Cristianas

Romanos 12:9-10

INTRODUCCIÓN:

Me llama la atención que este texto de Romanos 12, que trata temas tan variados incluyendo los dones espirituales y los deberes cristianos, aparezca la palabra “amor” en el centro como para unir y conectar a todo el pasaje. Qué significa esto.

Anuncios


Bueno si miramos hacia atrás en los primeros dos versículos donde hablamos de presentar nuestros cuerpos en sacrificio vivo, y luego que somos un cuerpo en Cristo, la conclusión es que nada de eso podrá ser real sino tengo amor.

¿Le llama la atención que este texto aparezca exactamente después que Pablo nos habló de por lo menos siete dones del Espíritu? ¿Y qué es lo que nos dice el mismo Pablo en 1 Corintios 13? ¿A caso no plantea para qué me sirven los dones espirituales si no tengo amor?

Pero siga leyendo usted Romanos 12 y se dará cuenta que todos los demás deberes del cristiano que se ejerzan dentro del cuerpo si no se ejercen bajo un auténtico amor no tiene ningún valor. Siga avanzando y descubrirá que si su amor no es auténtico nada de lo que hago tendrá valor. Será, como en efecto lo ha dicho Pablo, metal que resuena que hace ruido y nada más.

El resto de las palabras que usamos pudieran estar relacionadas con mentiras, falsedades, hipocresía, enemistades, pleitos y un largo etcétera, pero la palabra amor (el auténtico amor) rechaza todo lo que no es verdadero, lo que no es honesto, lo que no es sincero.

El verdadero amor es puro, amable es benigno, no tiene envidia, no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El auténtico amor “nunca deja de ser” (1 Cor. 13). Los deberes cristianos tienen que ejercerse bajo este mandamiento bíblico de Romanos 12:9-10. Veamos de qué se trata esto.

Anuncios


I. EL AUTÉNTICO AMOR ES SIN FINGIMIENTO

1. Es el amor que no hace nada indebido.

La palabra “fingimiento” estará siempre asociada con la palabra “engaño”. Es aquello donde vemos una especie de agenda escondida. Que bajo el disfraz del amor hay malas intenciones.

Un amor sin fingimiento es puro e inocente en el sentido de que el amor está a la vista. El amor sin fingimiento no busca sacar ventajas de los demás, eso no es amor. Nos llama la atención que la palabra “fingimiento” en griego es anupokritos que significa genuino, sincero, sin hipocresía. Pablo utiliza esta palabra para describir el amor que existe entre uno y otro.

Anuncios


Por otro lado la palabra hypokritos es la que se usa para “hipócrita” que representaba al actor que se pone una máscara. Eso es fingimiento. Lamentablemente el egoísmo hace que el amor sea fingido. Pablo nos recuerda que el auténtico amor “no hace nada indebido”.

Hay cosas que en el nombre del amor se hacen pero pudieran ser indebidas.

Cuando por ejemplo digo que amo a mi hermano pero por detrás hablo mal de él. Un gran enemigo del auténtico amor es la hipocresía. Nada le hace más daño al amor que esta fea actitud. Seamos trasparentes.

2. El amor todo lo cree.

Porque no tiene malicia. Esa clase de amor tiene un sentido de inocencia. Es el amor que yace en el corazón de un niño. Por cuanto no está contaminado con la sospecha o suspicacia. Esto significa que el amor verdadero y duradero se expresa a través de la fe.

Por lo tanto la fe y el amor se entrelazan porque el amor se basa en la confianza. Es aquello que dice: “Yo creo en ti. Yo confío en ti. Yo tengo la seguridad en ti”. Usted no puede amar a alguien en quien no confía. Esta es la esencia de un amor sin fingimiento. Tener confianza en una persona es el mejor regalo que uno puede tener.

¿Usted se imagina que de repente en el cuerpo comience a darse una desconfianza entre sus miembros? Qué tal que un día amanezca la mano desconfiando lo está haciendo el pie. O que tal un día la cabeza diga que no le manda más órdenes al corazón porque desconfía que hará otra cosa.

Bueno, sabemos que eso es imposible por la perfecta unidad que hay en el cuerpo. Pero, ¿no es esto lo que debiera haber en el cuerpo de Cristo? ¿Sabía usted que cuando usted confía en su hermano le está diciendo realmente que lo ama?

II. EL AUTÉNTICO AMOR BUSCA SIEMPRE LO BUENO

Anuncios


1. El auténtico amor aborrece lo malo.

Pablo nos sigue hablando del amor auténtico y nos trae ahora la declaración que ese amor “aborrece lo malo”. No podía ser de otra manera. Es ese amor que tiene su encarnación en Dios que no acepta el mal porque es contrario a su naturaleza.

La cultura de Pablo y la nuestra es perversa en toda sus manifestaciones. El asunto es que el amor no puede cegarnos hasta el punto de ser tolerantes con el mal. ¿Por qué el creyente debe aborrecer el mal? Porque es enemigo de Cristo y nosotros somos amigos de él. Porque Cristo murió para vencer el mal entonces sus seguidores, en lugar de tolerar el mal, deben aborrecerlo.

Hay palabras que salen de mi boca que debo aborrecerlas.

Hay pensamientos que salen de mi mente que debo aborrecerlos. Hay tentaciones a las que soy invitado que debo aborrecerlas. Y hay tendencias del corazón que debo aborrecerlas. Mi temor a Dios debe ser suficiente razón para aborrecer el mal. Proverbios 8:13 es un llamado a aborrecer cuatro cosas: el orgullo, la arrogancia, el mal camino y la boca perversa. Eso debe ser aborrecido.

Acerca Julio Ruiz

Pastor en Virginia en los Estados Unidos, con 42 años de experiencia de los cuales 22 los dedicó en Venezuela, su país de origen. Otros 9 años los dedicó a pastorear en Vancouver, Canadá y los últimos 9 años en Columbia Baptist Church en su ministerio hispano, donde estuvo hasta agosto del (2015). A partir de octubre del mismo año (2015) comenzó una nueva obra que llegó a constituirse en iglesia el 22 de mayo de 2016 bajo el nombre de Iglesia Bautista Ambiente de Gracia en la ciudad de Burke, Virginia. El pastor Julio es Licenciado en Teología y ha estudiado algunas cursos para su maestría en Canadá. Además de haber sido presidente de la convención bautista venezolana en tres ocasiones, también fue profesor del seminario teológico bautista. El pastor Julio por espacio de unos 18 años publica sus sermones y artículos por estos medios. Es casado con Carmen Almera Ruiz y tiene tres hijas y una nieta: Laura, Oly, Sara e Isabella. Si usted quiere comunicarse con el pastor Julio, llámelo al (571) 251-6590.

Revise también

Sermones Cristianos - ¿Qué tienes en tu mano? Usalo

¡El ángel del Señor ya está aquí!

Predicas Cristianas - La oración concertada y unida desbarata al enemigo, porque la oración no es el ejercicio de los más débiles ni minusválidos, es la acción de los generales de Dios...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *