Inicio / Predicas Cristianas / En las manos del Artesano – Parte 2

En las manos del Artesano – Parte 2

Predicas Cristianas

Jeremías 18:1-3

Esta segunda parte de nuestra serie de mensajes “En las manos del artesano” es muy interesante porque parece que el barro formado inicialmente por el alfarero “por alguna razón”, se echó a perder en su mano… lo que nos habla de existen “razones” en nuestro diario vivir que impiden que Dios forme en nosotros lo que El desea y toma la decisión de “volverlo a hacer”.

Propósito de este mensaje:

El propósito de este mensaje es detectar que razones pueden impedir que mi vida sea “el arte que Dios” quiere formar y como puedo dejarme quebrar por Dios para sus propositos.

Reflexión

Porque si mi vida está en las manos de Dios y soy salvo, y me encuentro en las manos del alfarero, el que sobre su rueda hace de mi vida su voluntad. ¿Por qué razón hay cosas que no encajan sobre su voluntad y sus promesas, sobre su misericordia y su soberanía?  Existe una explicación lógica para ello:

I. DIFERENCIA ENTRE EL BARRO (LITERAL) Y NOSOTROS (NUESTRA VIDA)

Una clara diferencia entre un barro literalmente es que el “barro” en su naturaleza, se somete a las manos del alfarero. Y nosotros en las manos de Dios, si podemos “resistirnos” a su voluntad y soberanía y por esa razón podemos ser formados de una manera distinta a lo que Dios quiere que seamos.

RAZONES POR LAS QUE UN BARRO SE QUIEBRA

  • Es quebrada por nosotros mismos (nuestra manera de vivir)
  • Es quebrada por las circunstancias (descuido espiritual)
  • Es quebrada “perfectamente por Dios” (sus manos, nos restaura)

Cuando nuestra vida no es “quebrada por Dios” también puede ser quebrada por nosotros mismos (nuestra manera de vivir). Y un estado muy común que afecta a los hijos de Dios es: ORGULLO ESPIRITUAL (SALMOS 10:4)

¿Qué es el orgullo espiritual? (o soberbia). Es un sentimiento de valoración de uno mismo por encima de los demás. Otros sinónimos son: soberbia, altivez, altanería, arrogancia, (definición). A pesar de que el Salmista lo define sobre los “malos” es posible que este “efecto” también pueda contaminar el corazón de un hijo de Dios, de tal manera que “que el orgullo lo impide buscar a Dios, y dejar de estar en sus pensamientos…”

Veamos que hace el orgullo espiritual en un hijo de Dios:

El orgullo nos hace sentirnos inteligentes (Isaías 5:21). Se considera lleno de comprensión y siente que no necesita aprender nada de nadie. No tienen necesidad de tomar un consejo del pastor, su esposo (a), su supervisor, sus padres, sus amigos, algún mentor.

El orgullo nos desvía de sus mandamientos (Salmos 119:21). Creemos que estamos tomando buenas decisiones, sabias decisiones, decisiones bíblicas, pero la realidad es que “nos hemos alejado de los principios bíblicos”

El orgullo es la lampara de los impíos (Proverbios 21:4). Llega un punto en donde el “orgullo” te controla a ti, te dirige a ti, te marca pautas, te marca caminos… pero la realidad es que dejas de ser dirigido como hijo de Dios por el Espíritu Santo.

Al final del día “su propio orgullo, lo humillara” (Proverbios 29:23). Es doloroso, ver como solo es cuestión de tiempo para ver los efectos “del orgullo espiritual” como termina lejos de Dios, lejos de su amor, su gracia, su bendición…

DAÑOS COLATERALES PRODUCIDOS POR EL ORGULLO EN LA BIBLIA

  • El orgullo de Saul lo llevo a cometer errores que le costó el trono (1 Samuel 31:4)
  • El orgullo de Nabucodonosor, o llevo a vivir como animal (Daniel 4:30-33)
  • El orgullo de David de no pedir perdón, lo llevo a envejecer sus huesos (Salmo 32:3)
  • Termina siendo quebrantado (quebrado el barro… pero no por Dios, sino por el mismo) Proverbios 16:18

EL REMEDIO PARA EL ORGULLO ESPIRITUAL

No contender con Dios (Dios le dijo esto a Job. Job 40:1). No luches mas con Dios, acepta su voluntad, alinéate a sus principios, entre mas te resistes te dañas a ti mismo. Tú lo sabes todo… le dijo Pedro a Jesucristo (Juan 21:15-17). “No nos creamos o actuemos” lo suficiente firme como si no fuéramos a pecar delante de Dios.

Sea pobre en espíritu (Mateo 5:3). Siempre esté atento a su palabra, a los consejos, a sus superiores, a sus padres, a un mensaje, a lo que sucede en la casa de Dios… etc. Deja que Dios dirija tu vida, es un signo de humildad (Salmos 25:9). Si el orgullo espiritual es sanado, otras cosas son fácilmente rectificadas. Nuestro cuidado principal debe ser rectificar el corazón y sacar la viga del orgullo de nuestro ojo y entonces veremos con claridad. Una segunda razón porque el barro se quiebra, pero no necesariamente por Dios.

II. CUANDO NUESTRA VIDA NO ES “QUEBRADA POR DIOS” TAMBIÉN PUEDE SER QUEBRADA “POR LAS CIRCUNSTANCIAS”

Y un estado muy común que afecta a los hijos de Dios es: DESCUIDOS ESPIRITUALES (Proverbios 6:4-5). ¿Qué es el descuido espiritual?

Es cuando usted deja de hacer o escuchar con atención las que sabe que están bajo su responsabilidad. Comúnmente son producidos por distracciones involuntarias y nos hace omitir lo que está bajo nuestra responsabilidad. Y llevarlo al ambiente espiritual, es similar, son esos momentos en donde “nos distraemos, omitimos o perdimos el enfoque en lo que nuestra vida espiritual debe procurar”

Ejemplos:

Cuando vamos manejando y hablando por celular puede producir un accidente por “distracción”
Cuando nos dormimos y no ponemos la alarma y su cuerpo está demasiado cansado por un día anterior, puede llegar tarde a sus responsabilidades del día

ALGO INTERESANTE SOBRE LOS DESCUIDOS, ES QUE COMÚNMENTE “LOS JUSTIFICAMOS”

Comúnmente los descuidos siempre son “justificados”

  • Llegue tarde a la escuela porque “mi mama” se quedó dormida
  • No hice la tarea porque “no tenía internet”
  • No fui a la fiesta porque “no tenía regalo”

Existen “descuidos muy comunes y constantes que los hijos de Dios experimentan en su diario vivir. Mencionare alguno de ellos:

  • Cuando nos dejamos de congregar. (Hebreos 10:25). Por trabajo, por salud, por problemas en casa.
  • Cuando tomamos a la ligera la santidad. No es pecado, no hay que alarmarse, otros también lo hacen.
  • Cuando no nos despejamos de todo peso y pecado que nos asedia (Hebreos 12:1). Las cargas las hacemos nuestras y no queremos dejárselas a Dios, y es porque consideramos que “nosotros” las podremos resolver.
  • Cuando dejamos de practicar la verdad, su palabra. Esto produce decaimiento espiritual, enfriamiento, crisis en tu vida y tu alrededor y termina quebrando tu vida en Dios, y el barro de tu vida se aleja de las manos del artesano para hacer de tu vida un instrumento de su alabanza…

III. REMEDIO PARA LOS DESCUIDOS ESPIRITUALES (Hebreos 12:12-13)

No pierdas tu valor ante los ojos de Dios. Tu salvación tiene gran precio (Hebreos 2:1-3) CUÍDALA, ABONALA, PROTEGELA AUN DE CUALQUIER CIRCUNSTANCIA QUE VENGA. (Romanos 8:35-37). Esta tercera razón porque se quiebra el barro, tiene sentido “dejarnos quebrar…” CUANDO NUESTRA VIDA ES “QUEBRADA POR DIOS” Y ES PARA HACERLA MEJOR (18:4b). QUIERE RESTAURARNOS. ¿Cómo trabaja el alfarero para volver a formar esa vasija que quiere quebrar? Es un procedimiento:

  • Vuelve a lavar y limpiar el barro de las impurezas
  • Lo deja en reposo (Mateo 11:28) deja que Dios sea tu reposo
  • Lo holla (lo pisotea) el material húmedo con los pies para hacerlo pastoso y manejable (Isaías 41:25)
  • Después era pasado por el fuego para producir una solidez que no fuera ser débil ante una alta temperatura.

¿Cómo puedo dejarme quebrar por Dios?

Es importante que con todo tu corazón estés dispuesto a obedecer su palabra, y fortalecer tu vida de oración ya que esto ayudara a tu diario vivir, para que cuando Dios, “cambie caminos” “abra o cierre puertas” vas a saber que Dios con sus manos de buen artesano está dando una forma “mejor y mayor” en tu manera de vivir y pensar.

Pídele con todo tu corazón que no deje de hacer su obra hasta que haya terminado contigo, no olvides que sus manos pacientemente te darán una forma mejor. Dios no destruirá tu vida, volverá a usar tu vida como el alfarero vuelve a usar el “mismo barro” para terminar su obra. Este es el mejor tiempo para que el “maestro por excelencia” forme arte con tu vida sin importar que tenga que volver a quebrar ciertas áreas de nuestra vida que impiden ser “ARTE EN SUS MANOS”

¡Bendiciones!

© Saul Castanon. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones.. Predicas Cristianas

Acerca Saul Castanon

Pastor y Maestro

Revise también

¡Es porque te amo tanto! - Predica Cristiana

¡Es porque te amo tanto!

Predicaciones Cristianas - Cristo hizo algo para Lázaro que no hizo para nadie más en la historia de la humanidad, no solamente lo resucitó de entre los muertos, algo que...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *