Anuncios

Inicio / Predicas Cristianas / Las Marcas de un Ganador

Las Marcas de un Ganador

Predicas Cristianas

Mateo 27:29

Introducción.

Existe, una gran satisfacción en la vida del ser humano cuando sentimos que las cosas; que hemos obtenido ya bien sean: estudios, trabajos, casas, hijos, alguna profesión, un vehículo, títulos universitarios, células, ministerios, entre muchas cosas más, se han tenido con el sello del sacrificio.

En otras palabras en la trayectoria rumbo hacia la meta, pasamos momentos de soledad donde al parecer todos te han dado la espalda,  de angustias, humillaciones, desvelo, frió, calor, zozobras, miedo al fracaso, pero por encima de toda circunstancia nos hemos mantenido mirando al Eterno y eso, te ha entregado la victoria a pesar de las marcas que hoy puedas tener en tu cuerpo.

Anuncios

Gálatas 6:17 (RVR 1960) “…De aquí en adelante nadie me cause molestias; porque yo traigo en mi cuerpo las marcas del Señor Jesús…”.

Lo que el apóstol Pablo le quería decir a la iglesia de Gálatas, nadie puede hablar que no me he esforzado, que he sido un holgazán, antes bien he dado todo por aquel que ama mi alma, y la señal de eso, es que llevo la marca de un ganador, porque me han perseguido los religiosos, queriéndome matar, me han azotado, me han encarcelado, he pasado por tormentas, desvelos, y aun a punto de morir, pero en todo soy más que vencedor.

Romanos 8:37 (RVR 1960) “…Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó…”. Presta atención a esto, el Padre me dijo: hijo mi marca fue; cuando mi hijo Jesús, estaba muriendo en la cruz, eso marco mi corazón de dolor en ese momento, pero esa marca; no fue en vano o de perdedor, hoy esa marca es la de un ganador, por eso a través de él, viene la salvación, sanidad, milagros, liberación, prosperidad, restauración, gozo, paz.

Romanos 8:32–33 (RVR 1960) “… El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas? ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica…”.

Y lo mismo, hoy día te ha sucedido a ti, hay cosas que han marcado tu espíritu, tu alma, mente y cuerpo, quizás ese abuso de pequeño, quizás el maltrato de tus padres o familiares, ese accidente que te ha dejado sin un miembro de tu cuerpo, o minusválido, quizás nadie cree en ti, pero vengo a decirte que esas marcas el Eterno las transformara en las marcas de un ganador. ¿Cómo así pastor? Que me quiere decir, que todo lo malo que he vivido el Padre lo puede tomar y transfórmalo a mi bien, eso mismo.

Enlaces Patrocinados

Romanos 8:1 (PDT) “…Sabemos que Dios obra en toda situación para el bien de los que lo aman, los que han sido llamados por Dios de acuerdo a su propósito…”. Solo deja que él sea, el que le dé forma a tu vida, en otras palabras tu pintor que le de colores a tu vida y; a la de tus familiares; deja ya de llorar porque por la mañana vendrá el gozo.

Salmos 30:5 (NBLH) “…El llanto puede durar toda la noche, Pero a la mañana vendrá el grito de alegría…”. Lo que David, expresaba era que en la noche (momento de angustia) será el lloro; pero vendrá un mañana; en otras palabras después de esa marca de dolor, viene una temporada de victoria, y gritos de alegría. Porque debes entender que la marca no será tu final.

La Marca no es tu Final.

Mateo 27:27–31 (NBLH) “… Entonces los soldados del gobernador llevaron a Jesús al Pretorio (Palacio), y reunieron alrededor de El a toda la tropa (Romana). Después de quitarle la ropa, Le pusieron encima un manto escarlata. Y tejiendo una corona de espinas, la pusieron sobre Su cabeza, y una caña; en Su mano derecha; y arrodillándose delante de El, Le hacían burla, diciendo: “¡Salve, Rey de los Judíos!” Le escupían, y tomaban la caña y Lo golpeaban en la cabeza. Después de haberse burlado de El, Le quitaron el manto, Le pusieron Sus ropas y Lo llevaron para ser crucificado…”.

El cuerpo de Jesús, llevo las marcas del amor del Padre por toda la humanidad, el llevo las marcas de los azotes, los espinos  y la caña, la marca de los clavos, de la lanza, todas están marcas que el sistema religioso junto a satanás y sus demonios, causaron en el cuerpo de Jesús, no eran de derrota, ellos pensaban lo crucificamos (Lo marcamos) y nos libramos de el para siempre, lo que no sabían era que las marcas que ellos causaron no era el final, al contrario era el comienzo de una nueva historia para la humanidad, de salvación, y reconciliación hacia el eterno.

Anuncios

Romanos 5:10 (RVR 1960) “…Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte (marca) de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida…”.

En otras palabras, lo que te quiero decir es, que la marca de soledad, dolor, desespero, hambruna que hoy  atraviesa el país, tu familia quizás, o tu personalmente no es el final, ese despido en el trabajo, no será el final, simplemente es la marca que te llevara para poder aperturar tu propia empresa que el Eterno te va a entregar es este tiempo, quiero decirte mira mas allá, de lo que estás pasando o te hicieron, porque el Padre colocara en primera fila, aquellos que anhelaron tu derrota, para que te vean cuando recibas el galardón y este en la cima, pero también verán tus marcas y reconocerán que fallaron.

Salmos 23:5 (DHH) “…Me has preparado un banquete ante los ojos de mis enemigos; has vertido perfume en mi cabeza, y has llenado mi copa a rebosar…”. David entendió, que las marcas lo llevaron a la posición de rey, sobre el pueblo de Israel.

1 Samuel 17:37 (LBLA) “…Y David añadió: El Señor, que me ha librado de las garras del león y de las garras del oso, me librará de la mano de este filisteo. Y Saúl dijo a David: Ve, y que el Señor sea contigo…”. Debes entender entonces, que en estos momentos y en los venideros, vendrán marcas a tu vida, pero eso te llevara a una transición de nuevos niveles en el Señor.

2. Ellas (Las marcas) Testificaran tu amor por el Eterno.

Romanos 5:8 (RVR 1960) “…Mas Dios muestra (testifica) su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros…”. Jesús, es la expresión más grande amor en los cielos, la tierra y a un debajo de ella, sus marcas hoy día después de miles de años testifican de él, al tal punto que lo inmortalizaron por la eternidad, y no hay poder de las tinieblas que lo pueda dañar, ¿Hoy te pregunto; Donde están tus marcas por él? Podrías expresarte tú como el apóstol Pablo, se expresó.

Gálatas 6:17 (RVR1960) “… porque yo traigo en mi cuerpo las marcas del Señor Jesús…”.

No hay hoy día, aun en los tiempos de Jesús, aun antes de él, quien el eterno lo allá llamado a servirle en su reino, y no tenga marcas, porque ellas nos han llevado a la madures, para no volver a equivocarnos una y otra vez, los apóstoles fueron marcados:

  • Esteban murió apedreado por los religiosos, después de anunciar una manifestación del Espíritu de Dios
  • Pedro murió crucificado
  • Juan el bautista fue decapitado
  • Isaías murió aserrado
  • Jeremías murió apedreado

Pero cuando mueres con las marcas, que te hicieron o pasaste por al amor al Eterno, resucitaras en gloria y poder, y una día tus ojos verán al rey de Gloria; y nunca más se escuchara el lloro, el lamento o angustia, sino voz de gozo y alegría eterna.

Isaías 60:18-20 (RVR 1960) “…Nunca más se oirá en tu tierra violencia, destrucción ni quebrantamiento en tu territorio, sino que a tus muros llamarás Salvación, y a tus puertas Alabanza. El sol nunca más te servirá de luz para el día, ni el resplandor de la luna te alumbrará, sino que Jehová te será por luz perpetua, y el Dios tuyo por tu gloria. No se pondrá jamás tu sol, ni menguará tu luna; porque Jehová te será por luz perpetua, y los días de tu luto serán acabados…”.

Apocalipsis 21:4 (RVR 1960) “…Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron…”.

Conclusión

Juan 8:3–4; 9-11 (RVR 1960) “…Entonces los escribas y los fariseos le trajeron una mujer sorprendida en adulterio; y poniéndola en medio, le dijeron: Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en el acto mismo de adulterio;  Pero ellos, al oír esto, acusados por su conciencia, salían uno a uno, comenzando desde los más viejos hasta los postreros; y quedó solo Jesús, y la mujer que estaba en medio. Enderezándose Jesús, y no viendo a nadie sino a la mujer, le dijo: Mujer, ¿dónde están los que te acusaban? ¿Ninguno te condenó? Ella dijo: Ninguno, Señor. Entonces Jesús le dijo: Ni yo te condeno; vete, y no peques más…”.

El proceso en la vida de esta mujer fue tan doloroso, que ella buscaba en el sistema de este mundo, lo que solo la eternidad le podía otorgar, y eso la llevo a que la sociedad, sus familiares, amigos, vecinos y aun su propio pueblo, la juzgara y eso la marco para toda su vida, a tal punto que cuando viene ante Jesús, no fue digna de levantar su mirada, pero un encuentro con el Eterno, marco para bien la vida de esta mujer y de adultera, fue una de las mujeres más fieles en el ministerio de Jesús, quizás enseño en su nombre, y; nunca mas fue adultera, y las marcas del mundo el Padre las trazo para su llamado, observa lo siguiente, si el mundo nunca la hubiese marcado, nunca hubiese llegado a los pies del maestro, por eso hoy día, el Padre te trajo aquí para quitarte la marcas de dolor del mundo y su sistema, y marcarte con su amor, y bendición para toda la vida, levanta la mirada, porque lo que tanto anhelabas está en sus manos.

© Jesús Villasmil. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones. Predicaciones Cristianas

Acerca Jesús Villasmil

Revise también

Estudios Biblicos - Para predicadores - Parte 1

Levántate.. Ve.. Pregona

Predicaciones Cristianas.. Al presente, la iglesia es como Jonás, que duerme a un lado del navío mientras el mundo es zarandeado en aturdimiento sin precedentes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *