Anuncios

Inicio / Predicas Cristianas / Corazón de Hijo vs Corazón de Bastardo

Corazón de Hijo vs Corazón de Bastardo

Predicas Cristianas

“…Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a hijos; porque ¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina? 8 Pero si se os deja sin disciplina, de la cual todos han sido participantes, entonces sois bastardos, y no hijos. 9 Por otra parte, tuvimos a nuestros padres terrenales que nos disciplinaban, y los venerábamos. ¿Por qué no obedeceremos mucho mejor al Padre de los espíritus, y viviremos?..”. (Hebreos 12:7–9)

Introducción

El propósito de la paternidad, del Padre sobre sus hijos, era que el varón fuese el sostén o cimiento de su familia, hogar, ministerio, iglesias, etc. No significa que el hombre lo gobierna todo, si no que es el responsable de todo.

“…Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra…”. Génesis 1:28 (RVR 1960)

Anuncios

Entonces la paternidad es la manera en que el Padre edifica y sostiene la familia humana. Su plan es que la tierra sea una extensión del reino celestial a través del hombre o hijo, pero, esto puede únicamente suceder cuando al hombre le es revelado el corazón del Padre, solo allí entenderá que la verdadera intención es, que crezcan, prosperen y tengan libertad.

“…No saben, no entienden, Andan en tinieblas; Tiemblan todos los cimientos de la tierra…”. Salmos 82: 5 (RVR 1960)

La ignorancia (tinieblas) es el resultado de no conocer la intención del Padre sobre nuestras vidas, y esa ignorancia está sacudiendo los cimientos (Paternidad) llevando a muchos de ser hijos, herederos al trono, hacer hijos ilegítimos o bastardos, llevados por las corrientes engañosas de este mundo.

“…En los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia…”. Efesios 2:2–3 (RVR 1960)

Una característica muy fuerte de un hijo bastardo es la desobediencia, lo contrario al hijo, a pesar de que, quizás estar en un momento de aflicción, agonía o muerte se mantiene firme en la convicción de que es hijo, y sobre él hay una promesa por cumplir.

Enlaces Patrocinados

“…Mientras Pedro hablaba, una nube brillante vino y se detuvo sobre ellos. Desde la nube se oyó una voz que decía: «Éste es mi Hijo, yo lo amo mucho y estoy muy contento con él. Ustedes deben obedecerlo…”. Mateo 17: 5 (TLA).

“…«Padre, si quieres, no me hagas beber este trago amargo; pero no se cumpla mi voluntad, sino la tuya…”. Lucas 22: 42 (NBD)

La paternidad en Jesús era inherente,  era algo que estaba en su ADN, y no tenía que demostrarle a nadie por palabras que era hijo, sus hechos lo convertían en un hijo legitimo del gran rey. “…Y vino a él el tentador, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan…”. Mateo 4:3 (RVR 1960)

La tentación vino del diablo, con la intención de convertir algo legitimo en ilegitimo, en otras palabras quería hacer de Jesús un bastardo, y sacarlo de la posición original de hijo del Eterno, lo mismo sucede hoy día, el diablo viene con tentaciones de rebelión, desobediencia, deshonra, mentiras, falta de sujeción,  para sacarnos de nuestra posición de hijo e hacernos unos bastardos, y llevarnos hasta lo más bajo “…y le dijo: Si eres Hijo de Dios, échate abajo…”. Mateo 4:6 (RVR 1960).

“…El hijo tenía tanta hambre que hasta quería comer lo que comían los cerdos, pero nadie le daba nada. Finalmente cayó en cuenta de que había sido muy tonto y se dijo: “¡Todos los trabajadores de mi padre tienen suficiente comida, y yo estoy aquí muriéndome de hambre…”. Lucas 15: 16–17 (PDT)

Anuncios

¿Cuantos hijos hoy en día, están operando bajo el corazón de un bastardo y ni siquiera se han dado cuenta? Hoy quiero por el Espíritu Santo revelarte el corazón de un hijo vs el corazón de un bastardo, como piensan, actúan y viven sus vidas.

1. Corazón de Hijo

“…Pues yo también he sido hijo: mi madre me amaba con ternura y mi padre me instruía de esta manera…”. Proverbios 4:3 (DHH)

El proverbista le está dando una enseñanza reveladora a los hijos, le está diciendo antes de tener un corazón de padre y querer sabérselas todas, necesitamos tener el corazón de un hijo, y poder experimentar el amor, la comprensión y corrección de papa.

“…No desprecies, hijo mío, la corrección del Señor, ni te desanimes cuando te reprenda. Porque el Señor corrige a quien él ama, y castiga a aquel a quien recibe como hijo…”. Hebreos 12:5–6 (DHH)

El hijo sabe que es amado por el Padre. “…Éste es mi Hijo, yo lo amo mucho y estoy muy contento con él…”. Mateo 17:5 (TLA)

El hijo entiende los planes del Padre. “…Desde ese momento, Jesús comenzó a decirles a sus discípulos lo que le iba a pasar: «Tendré que ir a Jerusalén, y los líderes del país, los sacerdotes principales y los maestros de la Ley me harán sufrir mucho. Allí van a matarme, pero tres días después resucitaré.» Entonces Pedro se llevó a Jesús aparte y lo reprendió por hablar así. Le dijo: ¡Eso no puede sucederte, Señor! ¡Que Dios nunca lo permita! Jesús se volvió y le dijo: ¡Pedro, estás hablando como Satanás! ¡Vete! Tú no entiendes los planes de Dios, y me estás pidiendo que los desobedezca…”. Mateo 16:21–23 (TLA)

El hijo sabe que pasara por momentos de dolor, pero traerá una gloria mayor. “…Lo que sufrimos en esta vida es cosa ligera, que pronto pasa; pero nos trae como resultado una gloria eterna mucho más grande y abundante…”. 2 Corintios 4:17 (DHH)

Pero por encima de cualquier circunstancia el corazón de un hijo, tiene revelado la esencia de la naturaleza del Padre, que es el amor.

“…Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás…“. Mateo 4:10 (RVR 1960)

Un hijo tiene revelado que heredara en esta vida y en la venidera. “…Y como somos sus hijos, tenemos derecho a todo lo bueno que él ha preparado para nosotros. Todo eso lo compartiremos con Cristo. Y si de alguna manera sufrimos como él sufrió, seguramente también compartiremos con él la honra que recibirá…”. Romanos 8:17  (TLA)

Acerca Jesús Villasmil

Revise también

Estudios Biblicos - Para predicadores - Parte 1

Levántate.. Ve.. Pregona

Predicaciones Cristianas.. Al presente, la iglesia es como Jonás, que duerme a un lado del navío mientras el mundo es zarandeado en aturdimiento sin precedentes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *