Anuncios

Inicio / Predicas Cristianas / La Paz del Reino de Dios

La Paz del Reino de Dios

Predicas Cristianas

Cita Base: Isaías 52:7

Introducción

No hay nada más anhelado por la humanidad que la paz, todo ser humano hoy día, busca la paz, el descanso, que le dará reposo a su alma y bienestar, los científicos y la tecnología se han encargado de gastar millones de dólares, euros, entre otros, buscando o creando lo que para su opinión es la paz, disfrazando así algo natural como el remedio para nuestra alma, sabiendo que la Paz es Sobrenatural, en otras palabras nunca algo de este mundo podrá producir la paz que solo Jesús te puede brindar.

Juan 16:33 (RVR 1960) “…Les digo todo esto para que encuentren paz en su unión conmigo. En el mundo, ustedes habrán de sufrir; pero tengan valor: yo he vencido al mundo…”.

Anuncios

El sistema de este mundo, está diseñado o manipulado por satanás, para vivir de continuo en lo externo o superficial, inflando así nuestro ego, y alejándonos de la esencia de la Paz, el Eterno. Por eso Jesús nos advirtió ustedes en el mundo van a tener que sufrir pero cuando se unan a mí a pesar de, tu circunstancia, adversidad, enfermedad, derrota, yo les daré el descanso y eso traerá una victoria contundente.

Éxodo 33:14 (RVC) “…Y el Señor le dijo: «Mi presencia irá contigo, y te haré descansar…”.

El Señor le había dado una orden a moisés, levántate y entra a la tierra que jure a tus antepasados, tierra que fluye leche y miel como ríos de aguas, yo enviare a mi ángel contigo, pero moisés le dijo al Eterno, si tu no vas con nosotros no, nos saques de este lugar, porque aunque voy a estar cómodo, en mi promesa, tu eres todo lo que necesito para ser distinto y diferente, no quiero una sola victoria, quiero toda una vida llena de victoria.

1 Corintios 15:57 (DHH) “…Pero gracias a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo…”. Ahora satanás, desde el principio ha querido distorsionar los planes del Padre sobre la humanidad, trayendo así en vez de paz, una vanagloria que a la larga produce sufrimiento.

Mateo 4:8–11 (NVI) “…De nuevo lo tentó el diablo, llevándolo a una montaña muy alta, y le mostró todos los reinos del mundo y su esplendor. Todo esto te daré si te postras y me adoras. ¡Vete, Satanás! —Le dijo Jesús—. Porque escrito está: “Adora al Señor tu Dios y sírvele solamente a él” Entonces el diablo lo dejó, y unos ángeles acudieron a servirle…”.

Enlaces Patrocinados

Satanás te quiere tener postrado, y adorando la misma situación de depresión, estrés, ansiedad, pero hoy dile: Vete… porque la Paz de Dios gobierna mi vida, y se que El está al control de todas las cosas.

¿Qué no es Paz?

  • La paz no es creer que cuando “todo está bien” o cuando tengamos todas las circunstancias a nuestro favor, entonces tendremos paz.
  • La paz no es un alivio momentáneo, y al poco tiempo vuelve lo mismo.
  • La paz no es tener un status social, no es tener millones de dólares en tu cuenta, u obtener todo en tu fuerza.
  • La paz sobrenatural no se encuentra en el sistema del mundo.

 ¿Qué es la Paz de Dios?

La palabra Paz en el original significa “SHALOM”  y Shalom significa un estado de “bienestar”, de “plenitud”, “estar completo”, “bendición”, “salud”, “prosperidad”, “integridad”, “paz”, “concordia”, “sosiego”, etc.

La Paz es algo que ocupa un lugar en la voluntad del Eterno para el hombre. Isaías 26:12 (NVI) “…Señor, tú estableces la paz en favor nuestro, porque tú eres quien realiza todas nuestras obras…”.

Anuncios

El problema es que queremos gobernarnos a nosotros mismo, y tenemos que dejar que el príncipe de paz nos gobierne. Isaías 9: 6–7 (NVI) “…Y se le darán estos nombres: Consejero admirable, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz. Se extenderán su soberanía y su paz, y no tendrán fin…”.

Ahora existen dos tipos o Fuentes de Paz.

Juan 14:27 (NVI) “…La paz les dejo; mi paz les doy. Yo no se la doy a ustedes como la da el mundo. No se angustien ni se acobarden…”.

1. La paz de Jesús

Ya te hable de esta paz, es sobrenatural, la obtengo cuando me uno a él, no está en este mundo,  no la produce el dinero, los objetos, sino la fuente inagotable de amor el Padre Eterno.

2. La Paz del Mundo

El tiempo donde Jesús vive al declarar esa palabra, era un mundo en el cual se vivía la llamada “PAX ROMANA” Esta paz, que duró aproximadamente unos 200 años, comenzó con el emperador Augusto en el 30 a.C. y termina en el 180 d.C. con la muerte del emperador Marco Aurelio.

Esta “PAX ROMANA” según los historiadores, no era más que una farsa de paz, pues por medio de la guerra y de la coacción, es como se podía preservar la “pax romana” al interior del imperio. De hecho, Cornelio Tácito, un famoso historiador romano de la época, decía: “Llaman falsamente paz a una servidumbre miserable”.

La paz que el mundo de aquella época ofrecía estaba basada en las circunstancias. Estaba basada en la política de “pan y circo”. El origen de la pax romana venía de cosas externas, y es este el tipo de paz que el mundo nos ofrece. Jesús dice que su paz es diferente, que él no la da como el mundo la da. Que no está basada en circunstancias externas.

Observa  la paz del mundo tiene una ventaja: Un alivio instantáneo (la puedes obtener rápidamente y de manera muy sencilla), pero esta ventaja no siempre resulta, ya que el “bienestar” o placer instantáneo, muchas veces ocasiona complicaciones fuertes a futuro.

Se necesita una paz que no sea volátil, que no cambie al ritmo de las circunstancias y la diferencia entre la paz del mundo a la del Eterno  es que una está basada en las circunstancias y la otra en el Padre Eterno.  Romanos 14:17 (DHH) “…Porque el reino de Dios no es cuestión de comer o beber determinadas cosas, sino de vivir en justicia, paz y alegría por medio del Espíritu Santo…”.

La Paz es uno de los Fundamentos Sobrenaturales para vencer las obras de satanás.

Romanos 16:20 (TLA) “…Así el Dios de paz pronto vencerá a Satanás, y lo pondrá bajo el dominio de ustedes. ¡Que Jesús, nuestro Señor, siga mostrándoles su amor.”.

Ha quiero decirte algo profético este día, deja de preocuparte, angustiarte, afligirte, vivir en zozobras eso le da autoridad a satanás que te mantenga oprimido, al momento que experimentas la paz del Espíritu de Dios, en ese mismo instante le envías un mensaje al Padre diciéndole; Tu eres Justo en tus promesas y las cumplirás, por eso estoy en Paz, y eso te llevara aplastarle la cabeza al diablo, y a todo lo que te oprime, a trasvés de la Paz dale autoridad al Eterno que de Obre a tu Favor.

  • Isaías 26:3 (DHH) “…Señor, tú conservas en paz a los de carácter firme, porque confían en ti…”.
  • Filipenses 4:11–13 (RVR 1960) “…No digo esto porque esté necesitado, pues he aprendido a estar satisfecho en cualquier situación en que me encuentre. Sé lo que es vivir en la pobreza, y lo que es vivir en la abundancia. He aprendido a vivir en todas y cada una de las circunstancias, tanto a quedar saciado como a pasar hambre, a tener de sobra como a sufrir escasez. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece…”.

¿Cómo recibo esa Paz? Por su sacrificio en la Cruz.

Isaías 53:5 (DHH) “…el castigo que sufrió (Jesús) nos trajo la paz, por sus heridas alcanzamos la salud…”.

Presta Atención a esto, el pago que trajo nuestra paz, fue el sacrificio de Jesús en un madero. En otras palabras si no vienes a Jesús, nunca obtendrás la paz y vivirás en constante castigo (Dolor) por tus propios pecados. ¿Qué pasa si desprecio esa paz? Vendrá sufrimiento a tu vida.

Lucas 19:41–42 (NVI) “… Cuando se acercaba a Jerusalén, Jesús vio la ciudad y lloró por ella. Dijo: ¡Cómo quisiera que hoy supieras lo que te puede traer paz! Pero eso ahora está oculto a tus ojos…”.

Conclusión

El mundo sigue ofreciendo su paz y una de las estrategias más sutiles es la ciencia y la tecnología llevando a la humanidad a colocar su confianza y paz, en algo natural, superficial pero aparentemente bueno para nuestro uso o beneficio, y con grandes resultados muy buenos a la verdad, pero que a la larga distorsionan o nos alejan del Padre.

Salmos 34:14 (DHH) “…Aléjate de la maldad, y haz lo bueno; busca la paz, y síguela…”. Y la Paz verdadera está en Jesús.

© Jesús Villasmil. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones. Predicaciones Cristianas

Acerca Jesús Villasmil

Revise también

Predicas Cristianas.. No todo es lo que parece

No todo es lo que parece

Predicaciones cristianas.. Los aspectos mienten, tengamos suprema cautela que no nos estemos mintiendo a nosotros mismos.  Tenemos que examinarnos a nosotros..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *