Inicio / Predicas Cristianas / Cosas buenas que pueden perder tu alma

Cosas buenas que pueden perder tu alma

Predicas Cristianas

Introducción.

La mayoría de los creyentes se cuidan de no hacer cosas malas, pero ignoran que hay cosas buenas que nos pueden apartar de Dios.

I. Cosas buenas y legítimas que nos quitan la mira de las cosas de Dios y la ponen en las terrenales.

Anuncios

Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra.  Colosenses 3:2

Recuerdo que mi hijo en una ocasión me dijo algo muy cierto. Íbamos hablando de la comida chatarra y el dijo, en realidad hasta las cosas buenas son malas cuando se toman en con exceso, el agua, el azúcar, la sal, la carne, el café, el arroz etc. Lo mismo se puede decir de otras cosas buenas tales como el deporte, el ejercicio físico es bueno pero si se ejercita en exceso no se da tiempo al organismo a regenerar los tejidos del musculo ejercitados. Hemos visto a súper atletas sucumbir en maratones y justas deportivas, hemos visto a boxeadores sobre entrenarse para dar el peso requerido para el encuentro.

Marta no estaba haciendo nada malo, por el contrario estaba entretenida en el servicio. Sin embargo, su esmero  y cuidado en lo secundario le hizo descuidar lo primordial.

Y aconteció que yendo, entró él en una aldea: y una mujer llamada Marta, le recibió en su casa. Y ésta tenía una hermana que se llamaba María, la cual sentándose á los pies de Jesús, oía su palabra. Empero Marta se distraía en muchos servicios; y sobreviniendo, dice: Señor, ¿no tienes cuidado que mi hermana me deja servir sola? Dile pues, que me ayude. Pero respondiendo Jesús, le dijo: Marta, Marta, cuidadosa estás, y con las muchas cosas estás turbada: Empero una cosa es necesaria; y María escogió la buena parte, la cual no le será quitada. Lucas 10:38-42 SRV

Anuncios

Y dijo a otro: Sígueme. Y él dijo: Señor, déjame que primero vaya y entierre a mi padre. Y Jesús le dijo: Deja que los muertos entierren a sus muertos; y tú, ve, y anuncia el Reino de Dios. Entonces también dijo otro: Te seguiré, Señor; mas déjame que me despida primero de los que están en mi casa. Y Jesús le dijo: Ninguno que poniendo su mano al arado mirare atrás, es hábil para el Reino de Dios. Lucas 9:59-62

Algunas hermanitas llevan a sus pequeños a piñatas y cumpleaños eso no es necesariamente malo, es más podría decirse que es bueno, pero para ello faltan a la reunión dominical de la iglesia. ¡Juzgue usted!

Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun también su vida, no puede ser mi discípulo. Y cualquiera que no carga su madero, y viene en pos de mí, no puede ser mi discípulo. Lucas 14:26-27

El siguiente texto menciona al menos dos cosas que no necesariamente son malas, a saber, los cuidados o afanes de la vida y los pasatiempos o placeres de la vida.

Y la que cayó entre las espinas, éstos son los que oyeron; mas yéndose, son ahogados de los cuidados y de las riquezas y de los pasatiempos(placeres) de la vida, y no llevan fruto. Lucas 8:14 versión SRV 1909

Anuncios

Por tanto os digo: No os congojéis por vuestra vida, qué habéis de comer, ó que habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir: ¿no es la vida más que el alimento, y el cuerpo que el vestido? Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni allegan en alfolíes; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No sois vosotros mucho mejores que ellas?. Mas ¿quién de vosotros podrá, congojándose, añadir á su estatura un codo? Y por el vestido ¿por qué os congojáis? Reparad los lirios del campo, cómo crecen; no trabajan ni hilan; Mas os digo, que ni aun Salomón con toda su gloria fué vestido así como uno de ellos. Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana es echada en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más á vosotros, hombres de poca fe? No os congojéis pues, diciendo: ¿Qué comeremos, ó qué beberemos, ó con qué nos cubriremos? Porque los Gentiles buscan todas estas cosas: que vuestro Padre celestial sabe que de todas estas cosas habéis menester. Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. Así que, no os congojéis por el día de mañana; que el día de mañana traerá su fatiga: basta al día su afán.Mateo 6:25-34

El entonces le dijo: Un hombre hizo una gran cena, y llamó a muchos. Y a la hora de la cena envió a su siervo a decir a los llamados: Venid, que ya está todo aparejado. Y comenzaron todos a una a excusarse. El primero le dijo: He comprado una hacienda, y necesito salir y verla; te ruego que me des por excusado. Y el otro dijo: He comprado cinco yuntas de bueyes, y voy a probarlos; te ruego que me des por excusado. Y el otro dijo: Acabo de casarme, y por tanto no puedo ir. Y vuelto el siervo, hizo saber estas cosas a su señor. Entonces enojado el padre de la familia, dijo a su siervo: Ve presto por las plazas y por las calles de la ciudad, y mete acá los pobres, los mancos, y cojos, y ciegos. …… Porque os digo que ninguno de aquellos hombres que fueron llamados, gustará mi Cena.    Lucas 14:16-24

II. Cosas buenas hechas con  la intención, propósito o actitud equivocada.

Algunos buscaban al Salvador por un beneficio material:

cuando vio pues la multitud que Jesús no estaba allí, ni sus discípulos, entraron ellos en las navecillas, y vinieron a Capernaum buscando a Jesús. Y hallándole al otro lado del mar, le dijeron: Rabí, ¿cuándo llegaste acá? Les respondió Jesús, y dijo: De cierto, de cierto os digo, que me buscáis, no porque habéis visto las señales, sino porque comisteis el pan y os saciasteis. Trabajad no por la comida que perece, sino por la comida que a vida eterna permanece, la cual el Hijo del hombre os dará; porque a éste señaló el Padre, que es Dios.
(Juan 6:24-27)

Y algunos, á la verdad, predican á Cristo por envidia y porfía; mas algunos también por buena voluntad. Los unos anuncian á Cristo por contención, no sinceramente, pensando añadir aflicción á mis prisiones; Pero los otros por amor, sabiendo que soy puesto por la defensa del evangelio. ¿Qué pues? Que no obstante, en todas maneras, ó por pretexto ó por verdad, es anunciado Cristo; y en esto me huelgo, y aun me holgaré. Filipenses 1:15-18

A menudo los famosos hacen grandes donativos (deducibles de impuestos) para aparecer en los medios de comunicación como benefactores de gran corazón. Sin embargo, los escándalos en que se ven envueltos así como su baja calidad moral los desmienten.

MIRAD que no hagáis vuestra justicia delante de los hombres, para ser vistos de ellos: de otra manera no tendréis merced de vuestro Padre que está en los cielos. Cuando pues haces limosna, no hagas tocar trompeta delante de ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las plazas, para ser estimados de los hombres: de cierto os digo, que ya tienen su recompensa. Mateo 6:1-2

Nadie puede negar que lavarse las manos antes de comer es un acto de higiene, algo bueno, sin embargo los fariseos lo habían convertido en algo tradicional y ritual. No hacer este ritual se consideraba algo malo

Se juntaron a Jesús los fariseos, y algunos de los escribas, que habían venido de Jerusalén; los cuales, viendo a algunos de los discípulos de Jesús comer pan con manos inmundas, esto es, no lavadas, los condenaban… Le preguntaron, pues, los fariseos y los escribas: ¿Por qué tus discípulos no andan conforme a la tradición de los ancianos, sino que comen pan con manos inmundas? Respondiendo él, les dijo: Hipócritas, bien profetizó de vosotros Isaías, como está escrito: Este pueblo de labios me honra, Mas su corazón está lejos de mí. Pues en vano me honran, Enseñando como doctrinas mandamientos de hombres. Porque dejando el  mandamiento de Dios, os aferráis a la tradición de los hombres: los lavamientos de los jarros y de los vasos de beber; y hacéis otras muchas cosas semejantes. Les decía también: Bien invalidáis el mandamiento de Dios para guardar vuestra tradición.  Marcos 7:1-9

Una anciana me pidió que le predicara a su esposo que estaba enfermo y no se le daba muchas posibilidades que viviera mucho. El no era cristiano pero ella tampoco.

Un estudiante oró mucho (buena obra), pero estudió pobremente. Dios no le ayudó a hacer una acción que correspondía exclusivamente al estudiante. Resultado obvio, el estudiante reprobó.

Moisés oró a Yahweh de  los ejércitos (la oración es algo muy bueno y piadoso), sin embargo no era tiempo de oración sino de acción porque  Faraón estaba a punto de darles alcance.

Entonces Jehová dijo á Moisés: ¿Por qué clamas á mí? Di á los hijos de Israel que marchen. Y tú alza tu vara, y extiende tu mano sobre la mar, y divídela; y entren los hijos de Israel por medio de la mar en seco. (Éxodo 14:15-16)

Y dijo también á unos que confiaban de sí como justos, y menospreciaban á los otros, esta parábola: Dos hombres subieron al templo á orar: el uno Fariseo, el otro publicano. El Fariseo, en pie, oraba consigo de esta manera: Dios, te doy gracias, que no soy como los otros hombres, ladrones, injustos, adúlteros, ni aun como este publicano; Ayuno dos veces á la semana, doy diezmos de todo lo que poseo. Mas el publicano estando lejos no quería ni aun alzar los ojos al cielo, sino que hería su pecho, diciendo: Dios, sé propició á mí pecador. Os digo que éste descendió á su casa justificado antes que el otro; porque cualquiera que se ensalza, será humillado; y el que se humilla, será ensalzado. Lucas 18:9-14

Mas ¡ay de vosotros, fariseos! que diezmáis la menta, y la ruda, y toda hortaliza, y pasáis por alto la justicia y el amor de Dios. Esto os era necesario hacer, sin dejar aquello.  Lucas 11:42

Acerca Pablo Ortega

Revise también

Predicas Cristianas... Más allá de lo que ves

Más allá de lo que ves

Predicas Cristianas.. ¿Qué sucede cuando vivimos las circunstancias desde nuestro espíritu? Mares se abren en dos para que pasemos intacto. Una columna de fuego..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *