Inicio / Predicas Cristianas / Honrando al Señor

Honrando al Señor

Predicas Cristianas

El hijo honra al padre, y el siervo a su Señor. Si, pues, soy yo padre, ¿dónde está mi honra? y si soy Señor, ¿dónde está mi temor? dice Jehová de los ejércitos a vosotros, oh sacerdotes, que menospreciáis mi nombre. Y decís: ¿En qué hemos menospreciado tu nombre? 7 En que ofrecéis sobre mi altar pan inmundo. Y dijisteis: ¿En qué te hemos deshonrado? En que pensáis que la mesa de Jehová es despreciable. 8 Y cuando ofrecéis el animal ciego para el sacrificio, ¿no es malo? Asimismo cuando ofrecéis el cojo o el enfermo, ¿no es malo? Preséntalo, pues, a tu príncipe; ¿acaso se agradará de ti, o le serás acepto? dice Jehová de los ejércitos.  Malaquías 1:6-8 (Reina-Valera 1960).

En su ignorancia y pecado creían que estaban dando algo bueno, en su concepto estaban haciendo lo que debían hacer, pero no era la forma de hacerlo.

Los animales que se presentaban para el sacrificio debían ser animales perfectos, sin defecto, debían ser animales gordos, sanos, lo mejor, lo más selecto debía ser ofrecido para el sacrificio.

Recordemos que estos animales representaban el sacrificio que haría tiempo después Cristo por nosotros, por eso decimos que Cristo es el cordero de Dios que quita el pecado, que fue un cordero sin mancha, sin defecto.

Pero estos sacerdotes habían perdido todo el respeto por Dios, solo hacían las cosas por cumplir, la ley demandaba un sacrificio por el pecado y eso era lo que ellos hacían presentar un animal, pero presentaban un animal que no cumplía con lo mandado pero a ellos eso no les importaba, ellos solo se limitaban a presentar un sacrificio y listo.

Es para nosotros también.

Tal vez usted piense bueno esto no es para mí, esto era para esos sacerdotes, yo no soy sacerdote.

1 Pedro 2:9 (RVR 1960) Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable

1 Pedro 2:9 (TLA) Pero ustedes son miembros de la familia de Dios, son sacerdotes al servicio del Rey, y son su pueblo. Dios mismo los sacó de la oscuridad del pecado, y los hizo entrar en su luz maravillosa. Por eso, anuncien las maravillas que Dios ha hecho.

Apocalipsis 1:6 (RVR 1960) y nos hizo reyes y sacerdotes para Dios, su Padre; a él sea gloria e imperio por los siglos de los siglos. Amén.

Apocalipsis 1:6 (TLA) Además, Cristo nos permite gobernar como reyes, y nos ha puesto como sacerdotes al servicio de Dios su Padre. Por eso, ¡alaben todos a Jesucristo, y que sólo él tenga todo el poder del mundo! Amén.

Como hemos visto nosotros también somos sacerdotes y como sacerdotes también podemos caer en el error de estos hombres que ofrecían cualquier cosa, que hacían las cosas por hacerlas.

Honra las vestiduras que te dieron

Honra las vestiduras que te dieron Dos hermanos gemelos vivían en el mismo pueblo. uno de ellos cometió un asesinato y la policía fue en su búsqueda. Al verse atrapado y delatado fue ante su hermanos gemelo y le explico que había cometido un crimen y que la policía lo estaba buscando para sentenciarlo.

Al ver su desesperación el hermano gemelo que era un fiel creyente le dice no te preocupes dame tus vestiduras que están manchadas con sangre y toma las mías. Cuando llego la policía arrestaron al que tenia las vestiduras manchadas de sangre y fue sentenciado a la pena de muerte.

Un día antes de su muerte le dijeron que tenia derecho a concederle una petición y el les dijo que quería que le entregaran una carta a su Hermano. Cuando su hermano recibió la carta la leyó y decía así: “Cuando leas esta carta ya habré muerto pero una sola cosa te pido, que honres las vestiduras que te di”.

Anuncios

Así a pasado contigo querido amigo, Cristo tomo el lugar que tu y yo debíamos pasar y el espera que de la misma manera honremos el sacrificio que el hizo por nosotros en la cruz de calvario.

Los deberes de los sacerdotes.

Como intermediarios entre Dios y el pueblo, los sacerdotes tenían la responsabilidad de reflejar las actitudes de Dios y su carácter.

Al aceptar sacrificios impuros, estaba llevando al pueblo a creer que Dios aceptaba esos sacrificios también.

Como cristianos, a menudo estamos en la misma posición de estos sacerdotes debido a que reflejamos a Dios en nuestras familias y con nuestros amigos. ¿Cómo refleja su carácter y actitud la imagen de Dios? Si usted acepta el pecado a la ligera, está siendo como estos sacerdotes de los tiempos de Malaquías

Anuncios

El error de los sacerdotes.

  • (1) Pensar solo en lo que les convenía: ser lo más barato posible,
  • (2) Ser negligentes: no les importaba lo que ofrecían en sacrificio,
  • (3) Desobedecer totalmente, ofreciendo sacrificios a su manera y no como Dios se los había ordenado.

Un llamado a que demos lo mejor para él

A veces podemos caer también nosotros en la monotonía de hacer las cosas para Dios solo por hacerlas, por costumbre o por simple rutina, cuando en realidad todo lo que debe ser ofrecido a Dios debe ser ofrecido con excelencia y dando lo mejor que tenemos.

En el principio de la historia humana, Abel hijo de Adán ofreció de lo mejor de sus ovejas, mientras Caín solo ofreció a Dios ofrenda. La Biblia no dice que la ofrenda de Caín era mala, pero tampoco era lo mejor que tenía, sin embargo sí menciona que Dios vio con buenos ojos la ofrenda de Abel: 

Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, de lo más gordo de ellas. Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda; pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya. Y se ensañó Caín en gran manera, y decayó su semblante. Génesis 4:4-5 (RVR 1960)

No era la ofrenda si no el corazón con el que dio esa ofrenda. Su actitud al darla.

Cuando mi actitud en mi corazón es buena, mi ofrenda es buena. No voy a dar cualquier cosa, voy a dar algo que me cueste.

Fue La actitud en el corazón de Abel lo llevo a dar esa ofrenda a Dios. Fue su amor por Dios lo que lo motivo a llevar lo mejor de él. Es nuestro amor por el lo que nos debe motivar a darle lo mejor. Miremos lo que dice Pablo.

Romanos 12:1 (RVR 1960) Así que, hermanos, os ruego por las misericordias de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro culto racional.

Romanos 12:1 (TLA) Por eso, hermanos míos, ya que Dios es tan bueno con ustedes, les ruego que dediquen toda su vida a servirle y a hacer todo lo que a él le agrada. Así es como se le debe adorar.

Dar lo mejor de nosotros, el apóstol dice presentense ustedes mismos a Dios como sacrificio vivo en contraste con los sacrificios muertos presentados a Dios en el antiguo testamento ahora debemos presentarnos vivos. ¿Conoce usted el significado de la palabra sacrificio? ¿Si les hablo de sacrificio usted piensa en algo que no cueste? ¿En algo fácil? ¿En algo liviano?

O en qué piensa, pensamos en algo que me cueste, en algo que me exija al máximo más de mi, eso es lo que debemos ofrecer al Señor. No como ofrecían los sacerdotes, ofrecían lo que no les costará tanto, ofrecían lo más barato. Lo que les representará a ellos menos pérdida Un becerro gordo sin defecto como lo debían presentar si lo vendían valía más que si vendían el cojo o ciego así que preferían vender el gordo sin defecto y llevar al Señor el cojo o ciego.

El apóstol dice ese tipo de sacrificios son un verdadero culto al Señor, son su mejor servicio, cuando damos algo con sacrificio.

1 Pedro 2:5 (RVR 1960) vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo.

Cada uno de nosotros debemos examinar lo que estamos dando delante de Dios. Porque sin darnos cuenta podemos estar cayendo en el error de ofrecer solo por ofrecer o por costumbre o por rutina, cuando en realidad cada ofrenda que va destinada a Dios en cualquier área de nuestra vida debe ser ofrecida con excelencia porque Dios se lo merece de esa manera.

  • Debemos darle al Señor lo mejor de nuestro tiempo, no solo lo que nos sobre.
  • Debemos buscarle en todo tiempo, no solo cuando estamos en crisis.
  • Debemos esforzarnos en buscarle así estemos cansados, así no hayan deseos de hacerlo, ese es sacrificio, cuando hacemos esto entonces estamos dando algo bueno a Dios.
  • Cuando venimos al lugar de reunión que haya gozo, que haya disposición, que haya respeto por su presencia.
  • Que en todo lugar donde estemos podamos representarlo bien a él.
  • Como miras a Dios

Al comienzo del pasaje Dios les dice a estos sacerdotes, los hijos honran a sus padres, los siervos a su Señor, si yo soy padre donde esta mi honra y si soy Señor donde esta mi temor.

Si de verdad para mí el es mi padre, si para usted Dios es su padre, entonces debemos honrarlo, darle su lugar como padre y si es nuestro Señor debemos temerle.

La palabra Señor significa amo y dueño de todo. Miras al Señor como tú dueño, como tú Dios realmente.

© Luis Ortiz. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Predicaciones Cristianas

Acerca Luis Ortiz

Soy líder de la iglesia Cruzada Cristiana en Villanueva, Casanare, Colombia, actualmente estoy encargado del establecimiento de una nueva iglesia.

Revise también

Predicas Cristianas - Jesucristo el unico fundamento

Jesús viene a transformar

Predicaciones Cristianas Escritas.. Solo un verdadero cristiano sabe lo que se siente al haber disfrutado del poder transformador de Jesús, pudiendo...

2 comentarios

  1. Orlando Castro Pacheco.

    Excelente Sermon doctrinal, Luis te felicito. Soy el Rev. Orlando Castro Pacheco, aquí de Mérida, Yucatan. Mexico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *