Inicio / Predicas Cristianas / Correr para ganar

Correr para ganar

Predicas Cristianas

1 Corintios 9:24-25 (RVR 1960) “¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis. 25 Todo aquel que lucha, de todo se abstiene; ellos, a la verdad, para recibir una corona corruptible, pero nosotros, una incorruptible“.

1 Corintios 9:24-25 (Biblia en Lenguaje Sencillo) “Ustedes saben que, en una carrera, no todos ganan el premio, sino uno solo. Pues nuestra vida como seguidores de Cristo es como una carrera, así que vivamos bien para llevarnos el premio. 25 Los que se preparan para competir en un deporte, dejan de hacer todo lo que pueda perjudicarlos. ¡Y lo hacen para ganarse un premio que no dura mucho! Nosotros, en cambio, lo hacemos para recibir un premio que dura para siempre“.

Introducción:

El apóstol usa una comparación entre lo que es una carrera con la vida cristiana, que bueno es esto porque podemos ver claramente el esfuerzo que requerimos para vivir en esta vida.

La iglesia de Corinto sabían bien de lo que el apóstol hablaba, en esta ciudad se realizaban cada 3 años los juegos istmicos que eran diferentes a los olímpicos, en estos juegos era común ver a atletas corriendo en el estadio, así que el apóstol al igual que Jesús uso está comparación para ilustrar una gran verdad del cristianismo.

El comenzar una carrera no garantiza la victoria.

Un deportista al comenzar a competir sabe que el hecho de participar de la carrera no es garantía que obtendrá la victoria, una cosa hace, se esfuerza.

Así mismo usted y yo, vamos a tener que esforzarnos todos los días por llegar hasta el final, el hecho que hoy estemos corriendo esta carrera cristiana no es garantía que llegaremos al final, antes sino nos esforzamos quedaremos al mitad del camino, no terminaremos, no obtendremos el premio.

Dios no solo nos llamo a usted y a mi a correr esta carrera sino que nos llamo a terminarla, nos llamo a llegar a la meta y optener el galardón que tiene preparado para todo aquel que venciere

Una batalla todos los días.

Los deportistas saben que cada día es una batalla para lograr su objetivo. El ciclismo de ruta se realiza por etapas, todos los días que dure la carrera es una batalla que deben librar para llegar al final. Cada día es una nueva batalla contra otros competidores que querrán impedir que ganen.

Cada uno de nosotros aunque no peleamos con otras personas, el apóstol dice no es con carne ni sangre pero si tenemos luchas con ataques diabólicos que tratarán de destruirnos, Tratarán de robarnos la fe.

Pablo decía a Timoteo

1 Timoteo 6:12 (RVR 1960) “Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo fuiste llamado, habiendo hecho la buena profesión delante de muchos testigos“.

1 Timoteo 6:12 (Biblia en Lenguaje Sencillo) “Imita al deportista, que se esfuerza por ganar la competencia: haz todo lo posible por ser un buen discípulo de Jesucristo, y recibirás el premio de la vida eterna. Dios te llamó y te prometió esa vida cuando, delante de mucha gente, anunciaste que habías confiado en Dios“.

2 Timoteo 4:7 (RVR 1960) “He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe“.

2 Timoteo 4:7 (Biblia en Lenguaje Sencillo) “He luchado por obedecer a Dios en todo, y lo he logrado; he llegado a la meta, y en ningún momento he dejado de confiar en Dios“.

Pablo dijo estas palabras para animar a Timoteo y a nosotros, de que no importa cuán difícil parezca la pelea, hay que seguir peleando. Descubriremos, cuando estemos con Cristo, que todo habrá valido la pena.

El apóstol está diciendo he dado todo de mi, he batallado hasta el final, la carrera que Dios me llamo a correr la he terminado y en todo ese caminar siempre confíe en Dios. He guardado la fe, la confianza.

Está hablando un hombre que había pasado por circunstancias difíciles y al final de su vida está diciendo desde adquirí un compromiso con el señor hasta ahora he permanecido fiel, mi confianza en el señor ha sido intacta.

La negación propia, que renuncia a todo lo que le estorba

Esto es interesante, los deportistas tienen una autodisciplina estricta, se abstienen de muchas cosas que les perjudicara para tener un óptimo desempeño, se abstienen de comidas, de bebidas, de trasnochar y muchas cosas más.

El apóstol dice si ellos hacen todos esos sacrificios para obtener una corona corruptible cuanto más deberíamos hacerlo nosotros para una corona incorruptible, para un galardón eterno.

Hebreos 12:1 (RVR 1960) “Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante

Hebreos 12:1 (Biblia Nueva Traducción Viviente) “Por lo tanto, ya que estamos rodeados por una enorme multitud de testigos de la vida de fe, quitémonos todo peso que nos impida correr, especialmente el pecado que tan fácilmente nos hace tropezar. Y corramos con perseverancia la carrera que Dios nos ha puesto por delante“.

Es interesante como el apóstol parece nuevamente estar viendo una carrera y ve como los deportistas para poder correr y no cansarse se despojaban del mayor peso que tuvieran, no solo en indumentaria osea lo externo sino de grasa corporal es decir lo interno.

Ve como los deportistas para poder aspirar a ganar deber ser livianos de lo contrario sería imposible intentar competir así pesados.

Y el les dice así mismo nosotros para correr debemos despojarnos de pesos, de cargas, del pecado que tan fácilmente se adhiere.

No es fácil correr esta carrera si estamos desanimados, no es fácil nos cansamos si estamos afanosos todo el tiempo, nos cansamos si hay envidias, nos cansamos si hay temores en nuestras vidas, nos cansamos si hay orgullos, nos cansamos si hay altivez, nos cansamos si hay falta de fe, si no creemos si hay duda, nos fatigamos y se dificulta avanzar si hay falta de perdon, no corremos bien si existe sentimientos de culpa, no podremos llegar si hay amargura.

Con razón Jesús dijo en Mateo 11:29-30

“….Venid a mi todos los que estáis….”

Un yugo era un pedazo de madera que se colocaba en el cuello de los bueyes y era símbolo de sometimiento, Jesús está diciendo sometase a mis enseñanzas que son ligeras, te harán la vida más fácil.

Un yugo era para dos, una parte voy yo, ¿sabe quién está al otro lado?.

La decisión y entrenamiento

Estos deportistas colocan todo su empeño y esfuerzo en cada carrera y no solo al momento de ella sino anterior a la carrera se preparan, entrenan porque saben que si no lo hacen, sino entrenan duro difícilmente podrán aspirar al premio final.

Los que participaban en la carrera itsmica de Corinto se preparaban con diez meses de anterioridad, es más ellos debían demostrar que realmente lo habían hecho.

Hay una frase que dice entrena tan duro que al momento de la carrera sea fácil de llevar.

Como cristianos tenemos que entrenarnos igualmente, si un deportista lo hace por competir en una carrera terrenal, cuanto más nosotros que competimos en una celestial.

¿Cual seria una buena rutina de entrenamiento de un creyente? La paciencia, que día tras día comienza de nuevo el trayecto

El deportista se prepara para una carrera de varios días en la cual cada día que pasa es solo uno más de esa gran meta que tienen por delante, saben que si no pudieron ganar esa carrera aún así pueden ganar el trofeo final.

En el tour de Francia que pasó este año, el ganador del tour, no ganó ni una sola etapa pero siempre estuvo entre los primeros en cada una de ellas. Con paciencia consiguió que cada día contará para obtener ese galardón que tenía.

El pasaje de hebreos que leímos dice corramos con paciencia, con perseverancia la carrera que tenemos por delante.

  • Tienen una meta clara.
  • El deportista sabe su objetivo, sabe porque compite.
  • El deportista avanza todos los días hacia esa meta. ¿Avanzamos nosotros así?.
  • No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto (Filipenses 3:12)

Testimonio del ciclista.

Después de una larga carrera sus piernas no las aguantan, lo único que remediar ese dolor en ellas es salir y montar cicla, seguir haciendo eso que los apasiona.

© Luis Ortiz. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Predicaciones Cristianas

Acerca Luis Ortiz

Soy líder de la iglesia Cruzada Cristiana en Villanueva, Casanare, Colombia, actualmente estoy encargado del establecimiento de una nueva iglesia.

Revise también

Predicaciones Cristianas - Cuidado con el suicidio

Una iglesia sin arrepentimiento

Predicas Cristianas - a mayor crítica a la iglesia de Tiatira no es la participación de la idolatría y la fornicación. El problema más grave es la falta de arrepentimiento...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *