Inicio / Predicas Cristianas / Promesas y demandas de la obra misionera

Promesas y demandas de la obra misionera

TEXTO: GÉNESIS: 12: 1-3

TÍTULO: PROMESAS Y DEMANDAS DE LA OBRA MISIONERA

Objetivos: Dar a conocer la importancia de estas grandes promesas y demandas de su obra. Para concientizarnos de la necesidad del mundo sin Cristo.

Anuncios

INTRODUCCIÓN:

Enfáticamente se afirma que es Dios quien inicia un acto especial en su plan de salvación para la humanidad. En vez de abandonar a la humanidad en su pecado, ha usado a hombres y mujeres que a través de la historia han sido llamados para instrumentar humanamente el plan redentor de Dios. Cada llamado de Dios tiene condiciones específicas, pero todos ellos demandan una obediencia completa y sincera. El llamado también implica pruebas que se presentan en toda clase de circunstancias. Las condiciones no siempre son favorables al cumplimiento del propósito de Dios.

Y algo que nunca se nos debe olvidar es que en medio de todas las demandas y los momentos de crisis que pasemos por los compromisos en su obra hay promesas que él nos ha dejado las cuales son fieles y dignas de ser tomadas en cuenta.

I. LAS DEMANDAS DE LA OBRA MISIONERA

Anuncios

Muchos han sido los que han querido cumplir la tarea misionera en el mundo y han vuelto con los ánimos caídos por la derrota recibida, cualquiera al ver esto dirá no tenía llamado de Dios, la verdad no es precisamente eso, lo que realmente sucede es que muchas veces se hace sin antes analizar las demandas o requisitos de Dios para un fiel cumplimiento de esta noble tarea. Analicemos sus demandas en dos aspectos.

A. Las demandas en cuanto a la relación con Dios. Nunca debemos pasar por alto que todo el éxito o el fracaso de nuestro trabajo depende del grado de dependencia o búsqueda de su Gloriosa presencia. Dios demanda que cualquiera que desee ardientemente cumplir la gran comisión, una:

1.  Una dependencia genuina de él. Esto implica que debemos estar:

a) Estar seguros de él porque iremos al campo de las misiones.

b) Estar convencidos quien y que nos motiva.

Anuncios

·Es el hombre.
·Es el dinero
·Es la fama.
·Es Dios.

c) Estar preparados para movernos con solvencia en las dificultades, amparados en su Gloriosa majestad.

·Saber que si Él nos ha llamado no nos dejara caer

·Saber que si él nos ha llamado respaldara su obra en tiempos difíciles.

2.  Una vida consagrada. Innumerables son las personas que pasan por alto la consagración al señor olvidando lo que dice: Efe 4:24.  La consagración implica dos cosas:

·Vivir apartados del pecado. (2ª Cor. 5:17)

·Vivir dedicados al servicio de su obra

B.  Las demandas en cuanto a la relación con los demás. Dios desea con todo su corazón que la Iglesia que es su cuerpo llevemos a cabo la gran comisión, pero han pasado los tiempos y no ha sido así, es por eso que Dios demanda de su Iglesia, que:

1. Sentimos dolor profundo por las personas sin cristo. Si tan solo abriésemos nuestro corazón a escudriñar la gran necesidad de las personas en el mundo sin cristo, nos diéramos cuenta que estamos lejos cumplir aun lo que nos ha encomendado, mientras nosotros estamos aquí comiendo tres tiempos de comida y muchas cosas. Nos alimentamos con la palabra de Dios todos los días algunos ni desean saber más del mensaje de Dios muchas personas, en otros lados se están muriendo sin Dios y sin esperanzas y nosotros aquí como que no pasa nada, es hora de salir del anonimato y levantar bandera del evangelio.

2. Hagamos todo lo posible por compartir el mensaje de Dios. Este es un problema serio, todos deseamos llenarnos del mensaje de Cristo, pero pocos desean compartir lo que recibimos del Señor, se nos llama a hacer las misiones locales y nos hacemos los oídos sordos, se nos llama a orar y no queremos guerra espiritual, se nos llama a ofrendar y no tenemos dinero. El tiempo de los campos se ha llegado y debemos dejar los imposibles y movernos en fe, para olvidar los obstáculos.

3. Dejemos aun nuestra patria por cumplir el propósito divino. Muchos dejan su partía por intereses materiales no les importa dejar familia por conseguir lo que desean, si la Iglesia del Señor fuera o hiciera lo mismo viviéramos tiempos diferentes donde el hacer la voluntad del Señor fuera lo principal y no habría tanta necesidad del evangelio en el mundo, es trágico que las doctrinas heréticas se hallan expandido por el mundo y nosotros no queramos salir de nuestras tierras por un propósito más importante que cualquier cosas en esta tierra, es hora de ver por los intereses del reino que los nuestros, pues recompensa grande hay reservada en los cielos para los que trabajan de lleno en su obra.

II. LAS PROMESAS DE DIOS EN CUANTO A LA OBRA MISIONERA.

De la misma manera como Dios nos demanda a que cumplamos con algunos requisitos para hacer su obra de la misma manera también nos ha dado poderosas promesas para los que se atrevan a cumplir con el propósito de su llamado, promesas que no son de hombres si no del Reino Eterno, las cuales son fieles y verdaderas, solo resta que nosotros nos aferremos a los pies del Señor y nos daremos cuenta que ellas mismas dicen:

A. Yo estaré con vosotros hasta el fin del mundo. Juan. 14:15 una de la promesas más gloriosas es que el Espíritu Santo estaría con todos nosotros hasta el fin del mundo siempre y cuando aprendamos a obedecerle. Si nosotros decidimos ir al campo de la obra misionera existe la promesa de Jesús de no separarnos nunca jamás esto implica:

1. En medio de la escasez económica. Muchas veces los misioneros se ven en la necesidad económica en el campo pero es ahí donde viene la promesa de buscar primero el Reino de Dios y las demás cosas serán añadidas. Mat. 6:33

2. En medio de la enfermedad. Hay una promesa inescrutable en cuanto a esto dice el Salmo: 91: 6 que no podemos pasar por alto, nunca jamás.

3. En medio de las dificultades. No hay  problema que Dios no pueda solventar, su promesa es clama a mí y yo te responderé. Jer. 33:3

B. Nadie te podrá hacer frente. Josué: 1:5.

C. Bendecir el fruto de nuestro trabajo. Deuteronomio: 28:11-12

CONCLUSIÓN:

Las misiones son algo muy lindo e importante, ahora es tiempo de reaccionar y ver al mundo perdido,  hay una gran necesidad y tú y yo somos los encargados de llevar a cabo esta tarea, no sin antes observar las responsabilidades que tenemos con Dios.

Acerca Victor Estrada

Revise también

Predicas Cristianas.. El Dios que cuenta tus cabellos

El Dios que cuenta tus cabellos

Predicas Cristianas.. Uno de los pasajes donde vemos a Jesús fungiendo como el gran Consolador antes que llegara el Espíritu Santo. La vida está llena de muchos...

Un comentario

  1. Hermoso mensaje para edificación de nuestro diario vivir y ser mejores hijos de Dios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *