Inicio / Predicas Cristianas / Un Nuevo Año

Un Nuevo Año

Predicas Cristianas

El comienzo de un nuevo año siempre es importante, Dios creo los tiempos e hizo que el sol gire una vuelta completa alrededor de la tierra en un año, pasó otro año y queda un año menos para su segunda venida.

Pero también para nuestra vida espiritual es estratégico el comienzo de un nuevo año porque podemos reorganizarnos, planear y solucionar todo lo que paso en este año que termina, y comenzar correctamente uno nuevo.

Estamos en guerra espiritual pues el enemigo de nuestras almas, satanás, también se nos opone, pero en este nuevo año debemos comenzarlo como dice:

Proverbios 24:5-6El hombre sabio es fuerte, Y de pujante vigor el hombre docto. Porque con ingenio harás la guerra, Y en la multitud de consejeros está la victoria”.

Es bueno saber que algunos han aprovechado bien el tiempo, han trabajado, han crecido en la fe, han obedecimos a Dios en todo cuanto pudieron aunque con alguna caída y desanimo, pero se volvieron a levantar; los que cumplimos sabemos que la victoria está en nosotros, podemos mirar atrás y decir: Misión cumplida, hice todo lo que pude con la fe puesta en el Señor, crecí, maduré, testifiqué, avancé, ayudé, trabajé, y prosperé de su mano.

Y si este no es tu caso pues quizás el año que termina no fue tan bueno, no aprovechaste tanto el tiempo, fueron demasiados los tropiezos, en cuanto a tu madurez espiritual te sientes igual o peor, y aunque intentaste llegar al fin de año en victoria no pudiste.

Sea cual fuere tu balance del año que paso, este nuevo año que comienza debe ser literalmente nuevo, entonces pregúntate: ¿Cómo haré que sea este un nuevo año para mí?.

Leamos la palabra de Dios en:

 Salmo 40:1-5Pacientemente esperé a Jehová, Y se inclinó a mí, y oyó mi clamor. Y me hizo sacar del pozo de la desesperación, del lodo cenagoso; Puso mis pies sobre peña, y enderezó mis pasos. Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios. Verán esto muchos, y temerán, Y confiarán en Jehová. Bienaventurado el hombre que puso en Jehová su confianza, Y no mira a los soberbios, ni a los que se desvían tras la mentira. Has aumentado, oh Jehová Dios mío, tus maravillas; Y tus pensamientos para con nosotros, No es posible contarlos ante ti. Si yo anunciare y hablare de ellos, No pueden ser enumerados”.

Cuando va a comenzar un año Dios dice: Viene un nuevo tiempo para tu vida, prepárate por que viene un tiempo nuevo; y en esto debemos ser como Caleb y no como los otros diez espías que eran negativos, pesimistas, y además eran mentirosos porque si bien habían hombres de gran estatura ellos decían que la tierra se los tragaba, mientras que:

Caleb hizo callar al pueblo delante de Moisés, y dijo: Subamos luego, y tomemos posesión de ella; porque más podremos nosotros que ellosNúmeros 13:30.

Caleb le creyó al Señor como nosotros debemos vivir por lo que creemos no por lo que estamos viviendo para no ver las cosas como los otros las ven, debemos seguir lo que Dios nos ha dicho, las promesas de Dios que va a cumplir en nosotros, Su pueblo.

El mundo verá a gigantes que vienen a destruirles la economía, la salud, la familia; y muchas veces para nosotros también las pruebas se vuelven gigantes pero eso no nos debe importar, y aunque hayan aflicciones debemos de creerle a Dios pues es quien nos va a librar de todo lo malo y sabemos que viene un nuevo tiempo.

Pedro y Juan subían juntos al templo a la hora novena, la de la oración. Y era traído un hombre cojo de nacimiento, a quien ponían cada día a la puerta del templo que se llama la Hermosa, para que pidiese limosna de los que entraban en el templo. Este, cuando vio a Pedro y a Juan que iban a entrar en el templo, les rogaba que le diesen limosna. Pedro, con Juan, fijando en él los ojos, le dijo: Míranos. Entonces él les estuvo atento, esperando recibir de ellos algoHechos 3:1-5.

Hoy quiero decirte que quizás sin darte cuenta te pierdes las bendiciones que Dios te trae en cada reunión porque no estás atento como esperando recibir algo, aunque lo que suceda afuera este interesante, hoy te invito a que estés atento como esperando recibir algo, hoy va a pasar algo, hoy Dios va a hacer algo por ti.

Sabemos que “muchas son las aflicciones del justo, Pero de todas ellas le librará JehováSalmo 34:19, de manera que debemos estar creyendo, y con buena actitud esperando ver la obra de Dios en nuestra vida; debemos mantenernos atentos y creyendo que hoy Dios tiene algo para mí, hoy Dios va a hacer algo, por eso estoy atento y esperando ver su obra, hoy vienen mis bendiciones y una nueva oportunidad para mí.

Dios ha prometido algo nuevo para el año que comienza y debemos aferrarnos a sus promesas porque si Él ha dicho, Él lo va a hacer; si ha dicho que viene un nuevo tiempo para ti, todos los días, y en todo momento lo debes de creer pues quien hace la obra es Dios, de quien los hombres y mujeres que le servimos somos instrumentos que sin su bendición nada podemos hacer.

Debemos dar gracias a Dios por las bendiciones alcanzadas, pero viene un nuevo tiempo que debemos administrar sabiamente para que lo que Dios ha planeado no se pierda, sino que seamos testigos e instrumentos de la gloria de Dios, y sin importar cuáles sean los obstáculos, siempre Dios será más grande y “la gloria postrera de esta casa será mayor que la primera, ha dicho Jehová de los ejércitos; y daré paz en este lugar, dice Jehová de los ejércitosHageo 2:9, pero se necesita pasión y anhelo de la presencia de Dios, además de perseverancia a pesar de las dificultades para que esto suceda.

Mientras busquemos la voluntad de Dios para nuestras vidas, el Espíritu Santo nos fortalecerá para hacer su buena voluntad “porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntadFilipenses 2:13

Esto es importante porque debemos tener claro a dónde queremos llegar, y si deseas salvación para tu familia, deberás clamar por ellos y ayudarlos para que rindan su vida a Cristo; si tus metas son ministeriales planifícalas en el servicio y con la verdadera motivación, la de ganar almas, amar a las personas y edificarlas en el Señor, aunque algunos se confunden porque no saben bien lo que quieren y lo que están dispuestos a dar para que el propósito del Señor se cumpla en ellos.

Hay cristianos que se atreven a creerle a Dios, saben que lo que Dios ha prometido a Moisés y a Josué también es para ellos sin que tenga que venir un profeta y repetírselo treinta veces, ni necesitan pedir treinta confirmaciones, si Dios lo ha dicho, Dios lo va a cumplir; y tú también debes de creer que lo malo que estás viviendo es temporal, y va a pasar porque lo que viene es mejor, mañana va a ser mejor que hoy.

En la tierra prometida los racimos de uvas los tenían que transportar entre dos personas de tan grandes que eran, eran frutos de la tierra donde fluía leche y miel, y así son las bendiciones que estamos esperando los cristianos para este año que comienza, así que comienza a soñar con ese nuevo tiempo y deja ese desierto en que vienes transitando.

La Biblia dice:

Deléitate asimismo en Jehová, Y él te concederá las peticiones de tu corazón. Encomienda a Jehová tu camino, Y confía en él; y él hará. Exhibirá tu justicia como la luz, Y tu derecho como el mediodíaSalmo 37:4-6

Vemos entonces que lo primero es amar a Dios, ponerlo a Él primero en nuestros planes y en nuestra vida; además, Jesús dijo que el que le hace caso a Sus Palabras es como el que edifica sobre la roca firme y aunque vengan tiempos de tormenta, todo lo que construyas estará seguro pues “toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variaciónSantiago 1:17.

Declara ahora que Dios va a cumplir lo que le ha prometido y que lo vas ver porque Dios cumple lo que promete, aunque también estarán esos negativos que dicen que es mejor regresar a las cosas del mundo porque es solo una ilusión que terminará destruyéndote.

Muchas veces pasa igual con el pecado, estas creyendo y llegan los negativos que te invitan a caer en el pecado que ellos arrastran, llegan por que quieren compartir el pecado donde ellos se ensuciaron, pero en ese momento debes pararte y decir: Yo no voy, yo le creo a mi Dios y sé que voy a llegar a la tierra prometida y yo voy a ver ese nuevo tiempo que Él prometió.

No permitas que tu año sea la continuación de malas historias, nuestro calendario interno debe cambiar y debe ser un nuevo tiempo, un nuevo comienzo, porque aunque haya sido bueno lo que vivimos igualmente las cosas se tienen que renovar, tenemos que ir por más, las cosas que Dios tiene para nosotros son nuevas, digamos no al estancamiento y propongámonos una gran meta a alcanzar con la voluntad y sabiduría de Dios.

Piensa en grande, visiona a largo plazo, ponte metas a la medida de Dios, y ten la seguridad de que toda oración que sea conforme a la voluntad de Dios, Él la escuchará y contestará a su tiempo.

© Luis Coria. Todos los derechos reservados

Central de Sermones.. Predicaciones Cristianas

Acerca Luis Coria

Mi nombre es Luis Alberto Coria, estoy casado con Nora Griselda Correa y tenemos cuatro hijos; llegué a los pies de Cristo en el año 1996.

Revise también

Predicas Cristianas - El hombre vs. la gracia de Dios

La gracia visible en la iglesia

Predicas Cristianas Escritas.. Una cosa es hablar de la gracia de Dios y otra muy distinta es ver la gracia manifestada en la vida de otros. Lo primero puede..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *