Inicio / Predicas Cristianas / Un corazón transformado

Un corazón transformado

Predicas Cristianas

Lucas 6:45 – El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno; y el hombre malo, del mal tesoro de su corazón saca lo malo; porque de la abundancia del corazón habla la boca”.

La pregunta sería en este día: ¿Sobre que tesoro estoy edificando mi vida?; nos dice la Palabra de Dios que de la abundancia del corazón habla la boca.

Anuncios

El corazón es lo que expresa el carácter de la persona, en esta palabra, Jesús compara el corazón del hombre con un cofre; dentro del cofre encontramos los tesoros que guardamos que son:

Los pensamientos, las palabras y recuerdos; conforme con que lo estemos alimentando es lo que hallaremos, por eso Jesús nos dice que nuestras palabras muestran lo que somos, entonces, seamos buenos o malos lo demuestran los dichos de nuestra boca, Proverbios 18:21: “La muerte y la vida están en poder de la lengua, Y el que la ama comerá de sus frutos”.

La Palabra de Dios nos enseña hasta que punto nuestras palabras tienen poder, no solo para nuestras vidas, sino para todos los que nos escuchan, la forma de saber que hay en nuestro corazón es la forma de escucharnos hablar cada uno de nosotros, y ser conscientes cada uno de como afectan nuestras palabras.

Las predicas cristianas y mensajes cristianos nos enseñan que nuestras palabras están directamente conectada a nuestro corazón y pensamientos por eso nos dice la palabra de Dios en Marcos 7:21 – Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos

Anuncios

El corazón es transformado cuando es convertido a Cristo, y comenzamos a vivir conforme a los consejos que nos da Dios a través de Su Palabra.

La Palabra nos dice que la fe es por el oír y el oír por la Palabra de Dios, la palabra entra por la fe en nuestro corazón, en la mente es procesada, y el resultado de conocer la Palabra de Dios, creerla en nuestro corazón, meditar en ella, en nosotros producirá obediencia a la Palabra de Dios y nos dará una nueva forma de pensar, hablar y obrar.

Las predicas cristianas y mensajes cristianos nos enseñan que primeramente la Palabra de Dios influye en nuestra persona dándonos vida, edificándonos, enriqueciéndonos, y luego edificamos y enriquecemos a los que nos oyen, siempre y cuando nuestro corazón se haya convertido en un tesoro donde abunda la Palabra de Dios.

En estos tiempos que estamos viviendo, el mundo está muy convulsionado, son pocas las buenas noticias, abundan las palabras negativas, destructivas, engañosas, perjudiciales, malintencionadas, y desalentadoras; si escuchamos los medios de comunicación, son todas malas noticias, todo es robo, violencias, muerte, suicidios, violaciones, no es que no tengamos que estar al tanto de lo que pasa en el mundo que nos rodea, sino que debemos filtrar las informaciones y las malas noticias que llegan a nuestros oídos para que no nos afecte, o deprima, o amedrenten, porque de ella también alimentamos nuestro corazón.

Otras de la cosas que nos debemos cuidar es con quién elegimos pasar nuestro tiempo, y cómo lo pasamos, Mateo 15:11 – “No lo que entra en la boca contamina al hombre; mas lo que sale de la boca, esto contamina al hombre

Anuncios

Y ya que nuestro tiempo es precioso, no lo desperdiciemos sino que sea provechoso, muchos dejan las cosas importantes de la vida por pasar tiempo que no aprovecha para nada sino que nos hace decrecer en nuestras vidas espirituales.

Y el resultado es que dejamos de ir a la iglesia, de leer la palabra de Dios, de orar o tener comunión con nuestros hermanos por ver la novela, o tomar mate con la vecina, o por cualquier deleite del mundo, es decir, dejamos las cosas más importantes y que se relacionan con cuidar nuestra preciosa salvación.

Otra pregunta sería: ¿Cómo podemos darnos cuenta si nuestro corazón está siendo transformado por el poder de la Palabra de Dios?, y la respuesta la debemos buscar preguntándonos:

  • ¿Cuánto abunda la Palabra de Dios en tu corazón?
  • ¿Cuánto obedeces la Palabra de Dios?
  • ¿Cuánto es el tiempo que le das a Dios?
  • ¿A qué le entregas tu tiempo?
  • ¿Qué llena tu pensamiento?

Allí podemos encontrar la respuesta a nuestra pregunta,

  • Mateo 6:21 – Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón
  • Mateo 12:35 – El hombre bueno, del buen tesoro del corazón saca buenas cosas; y el hombre malo, del mal tesoro saca malas cosas

Entonces, cada uno meditemos donde está puesto nuestro corazón, y de qué lo estamos alimentando, y la respuesta a cada una de estas preguntas nos dará el resultado en nuestra propia vida de lo que abunda en el corazón, si nuestro corazón a sido, o no, transformado por la poderosa palabra de Dios.

Tenemos gran poder en nuestras palabras, sea para bendecir o para maldecir, Santiago 3:10 – De una misma boca proceden bendición y maldición. Hermanos míos, esto no debe ser así

Podemos hacer que cambien los pensamientos negativos, cambien los sentimientos y cambie la forma de vida, porque la Palabra de Dios tiene poder

Las predicas cristianas y mensajes cristianos nos enseñan que para cualquier momento que estemos pasando aflicción, necesidad, o circunstancia que estemos atravesando, Dios tiene su perfecta respuesta para darnos la solución a nuestros problemas; deberíamos pensar que efecto e influencia tiene en nuestras vidas, y en los demás, nuestras palabras.

La palabra en la boca del necio son muchas veces mal usada, Proverbios 28:26: “El que confía en su propio corazón es necio”, usa sus palabras confiando en si mismo, según su parecer, según su propio criterio, con ligereza habla, usa sus palabras para castigar, para criticar, desalentar, para herir, dañar, acarrean dolor, amargura, ira, enojos, tristeza, aflicción, duda, incredulidad, derrota, debilidad, destrucción, lastiman, avergüenzan, humillan, ofenden.

No así los hijos de Dios que tienen un corazón transformado por la poderosa Palabra de Dios pues siempre con sus palabras bendice, Proverbio 16:23-24:

El corazón del sabio hace prudente su boca, Y añade gracia a sus labios. Panal de miel son los dichos suaves; Suavidad al alma y medicina para los huesos”.

La Palabra en la boca del sabio es medicina, te da vida, sana, exalta, te valora, te levanta y te da fuerza, te ayuda, te conforta, te anima, te consuela, fortalece, te da confianza, seguridad, te edifica, trae honra, gloria y alabanza a ti y a quienes te escuchan.

Las predicas cristianas y mensajes cristianos nos enseñan que un corazón transformado por la Palabra de Dios tiene gran poder para sanar y restaurar por medio de una palabra llena de la gracia, del amor, de la verdad de Dios que es en Cristo Jesús.

Amada de Dios se sabia, pues con la sabiduría de tu corazón edificas tu casa y a todos aquellos que te escuchan, has sido llamada por Dios para ser de bendición; del buen tesoro de tu corazón, sacarás lo bueno, y de la abundancia de la Palabra de Dios hablará tu boca, serás edificada bajo la preciosa bendición de Dios, tendrás una vida plena del Espíritu Santo de Dios.

© Central de Sermones. Todos los derechos reservados.

Central de Sermones… Predicas Cristianas Escritas

Acerca Central de Sermones

www.CentralDeSermones.Com está dedicado a llevar el evangelio de Jesucristo y la Palabra de Dios al mundo. Índice de predicas cristianas, sermones, predicaciones, mensajes cristianos, estudios biblicos, bosquejos y otros recursos cristianos basados en la biblia que le ayudaran a evangelizar y en su crecimiento espiritual. Los mensajes cristianos, predicaciones, sermones, estudios biblicos, y otros recursos cristianos en nuestro índice fueron publicados por fieles creyentes en Jesucristo, de diferentes denominaciones quienes han deseado compartir sus predicas cristianas, sermones, estudios biblicos, bosquejos, y mensajes cristianos.

Revise también

Predicas Cristianas.. El Dios que cuenta tus cabellos

El Dios que cuenta tus cabellos

Predicas Cristianas.. Uno de los pasajes donde vemos a Jesús fungiendo como el gran Consolador antes que llegara el Espíritu Santo. La vida está llena de muchos...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *